lunes, 3 de diciembre de 2018

ACTUALIZACIÓN LUNES 03-12-2018, EL REPUBLICANO LIBERAL

  ********ACTUALIZACIÓN LUNES 03-12-2018 ********             
EL REPUBLICANO LIBERAL 
DIARIO DE OPINIÓN
Promoción  mediante mail list, twitter y Facebook
http://elrepublicanoliberalii.blogspot.com/
Al retwittear  aumentas tu número de lectores
"Hay dos maneras de difundir la luz, ser la lámpara que la emite, o el espejo que la refleja”
UN RECONOCIMIENTO MUY ESPECIAL A QUIENES NOS ENVÍAN  SUS DECIDORES ARTÍCULOS A NUESTRAS REDES, A LOS QUE NOS ESTÁN APOYANDO ECONÓMICAMENTE Y A LOS LECTORES QUE NOS RETWITTEAN
PARA SU VOLUNTARIO  APORTE FINANCIERO ENVIAR UN MENSAJE A: carpa.carpa@outlook.es 

CARLOS ALBERTO MONTANER, EL ÉXODO ES LA CONSECUENCIA DE LA DESESPERANZA


La imagen del siglo XXI es la de multitudes que huyen. ¿Quién puede olvidar la foto de Alan Kurdi, el niño de tres años ahogado en el Mediterráneo mientras su familia sirio-kurda intentaba huir del infierno organizado por los rusos para sostener al déspota Assad? Parecía que estaba dormido, (más bien “dormidito”, era tan pequeño y bonito el crío).  O las imágenes de las caravanas de centroamericanos, especialmente hondureños, que intentaban cruzar la frontera rumbo a Estados Unidos. O la de los negros subsaharianos que viajan hacinados en pateras rumbo a un incierto destino europeo de drogas, prostitución o, en el mejor de los casos, de venta de mercancías falsificadas en improvisados tenderetes.



Hay que hacer algo. El fenómeno es universal. Los pobres, los perseguidos y machacados por la represión política, saben que hay un mundo mejor y que está en otra parte al alcance de una balsa, de un camino intrincado o de un río limítrofe. El cine, la televisión, las redes sociales dan noticias constantes de esas naciones felices en las que es posible soñar con un futuro distinto. Cuando se sabe que estamos condenados a vivir mediocremente bajo las botas de los opresores surge la necesidad psicológica de escapar. 

Fue lo que ocurrió en 1980 cuando Fidel Castro anunció que le quitaba la protección a la embajada de Perú en La Habana para que se asilara quien quisiera. El Comandante pensaba que serían unas pocas docenas. Entraron once mil personas en pocas horas. Todas las que cabían milímetro a milímetro. Fue un drama insólito. Era la avanzadilla audaz de los millones de cubanos que se habían cerciorado de que sus vidas serían inevitablemente miserables y nada podían hacer por mejorarlas porque el gobierno se interponía con sus prohibiciones y controles absurdos. 

Irse del país para siempre se parece a la decisión de los suicidas. Los suicidas se quitan la vida cuando no les ven salida a sus desdichas. Fue esa urgencia la que nutrió a las caravanas centroamericanas. Eran sociedades fallidas sin esperanzas de mejorar. No es la pobreza. Pobres hay en Panamá y en Costa Rica y no hay naturales de esos países en medio de la riada de inmigrantes centroamericanos. Panamá y Costa Rica, a trancas y barrancas, son democracias liberales en las que es posible soñar con un futuro mejor. Pobres había en la Venezuela prechavista y el país seguía recibiendo ilusionados inmigrantes. El éxodo es la consecuencia de la desesperanza. 

¿Qué se puede hacer? Lo primero, es aliviar a las víctimas. Curarlas. Alimentarlas. Devolverles la dignidad perdida. Lo sé porque fui una de esas víctimas. En septiembre de 1961 llegué a Miami desde La Habana en un vuelo que traía asilados de la embajada de Venezuela en Cuba. Tenía 18 años. No me dijeron lo que tenía que hacer, sino me dieron los instrumentos para que yo decidiera cómo procuraba mi propia felicidad y la de mi familia. 

Desgraciadamente, esto es algo que no se puede dejar al método democrático. Las sociedades suelen ser inclementes con los extraños. Tal vez es parte de nuestra carga genética. La única gran concentración que conocieron los cubanos en 1939 fue convocada para cerrarles el paso a los pobres judíos que huían del horror nazi. Dicen los periódicos de la época que 40 000 habaneros se congregaron a oponerse a esta inmigración. La imagen de los habitantes de Tijuana tirándoles piedras a las caravanas centroamericanas son una elocuente expresión de estos rechazos atávicos. 

La falsa idea de que “nos quitan los trabajos”, o el cálculo mezquino de que “vienen a utilizar nuestros limitados recursos públicos” suele prevalecer ante el débil instinto solidario. Por eso no se puede dejar al buen juicio de la mayoría. La mayoría es muy cruel cuando se trata de personas que adoran a otros dioses, tienen un color diferente o hablan otra lengua. Pero hay que hacer algo.

Carlos Alberto Montaner
montaner.ca@gmail.com

JOSÉ LUIS MÉNDEZ LA FUENTE, LA OPOSICIÓN Y LOS ESPACIOS VACÍOS


A raíz de las últimas actuaciones  de la administración de justicia estadounidense por las cuales se conocen  dos nuevos casos de lavado de dinero por personajes relacionados con el gobierno venezolano, se ha venido resaltando, en los medios, el vacío de la oposición sobre el tema.

La verdad sea dicha, es que ni toda la dirigencia opositora ha permanecido callada, ni mucho menos la oposición en general, que es mas grande y amplia que el minúsculo conjunto que representan sus tradicionales voceros. Basta con mirar las redes sociales para darse cuenta que la gente está enardecida y que lamenta, mas bien, que las sentencias impuestas por los jueces norteamericanos sean tan exiguas.

Pero ese silencio, en todo caso, no es nuevo, como tampoco lo es la corrupción en sus distintas manifestaciones, durante los gobiernos de Chávez y Maduro. El problema en Venezuela, es que se pierde la memoria muy rápido, hasta el punto que los protagonistas y los hechos se olvidan, para luego desparecer.

Ese enmudecimiento, a veces con determinadas acciones o palabras, otras sin ellas, en varios momentos álgidos, ha estado planeando sobre la política venezolana a lo largo de estas dos décadas. Asuntos como el de la ilegitima Asamblea Nacional Constituyente de 1999; los resultados del referéndum revocatorio del 2004, o los de las elecciones presidenciales del 2006 o 2013, puestos en duda primero y posteriormente avalados sin mas explicaciones o con explicaciones algunas sorprendentes; la postura condescendiente frente a la inconstitucional transición por la que Maduro sucedió a Chavez en la presidencia en el 2013, o la desidia manifestada para impulsar la realización del referéndum revocatorio contra Maduro en el 2016, con una previa recolección de firmas que timó la buena fe de mucha gente, por solo mencionar los de mayor relevancia, son algunos ejemplos de como se puede amortiguar o acallar el ruido de un tren en marcha si necesidad de pararlo, y a los cuales hemos hecho referencia en varios de nuestros artículos anteriores.

Ahondando un poco en el tema y recordando como se inició todo este largo proceso de acomodamiento a las circunstancias políticas del momento, se hace imprescindible recordar que para el año 1999, cuando Chávez inicia su periodo presidencial, la oposición al nuevo gobierno ya no se encontraba liderada unicamente por las organizaciones políticas de la derecha tradicional representada por Acción Democrática y COPEI, sino también por algunas nuevas, como Convergencia, Proyecto Venezuela, Un Nuevo Tiempo y Primero Justicia, surgidas de la deriva de las primeras. Una circunstancia de dispersión importante y a tener en cuenta, que influyó en el apoyo brindado al proyecto constituyente de Chávez, 
piedra angular de su campaña electoral. Algo sin mucho sentido, en cierta forma, pues no parecía muy creíble haberse opuesto electoralmente en 1998, a Chávez, el candidato de la izquierda, para participar  unos meses mas tarde, en unos comicios espurios, propulsados por él, ahora como presidente, con el  propósito de elegir a los miembros de la Asamblea Nacional Constituyente, encargados de redactar la nueva constitución y echar las bases del nuevo régimen jurídico-político 

Pero el objetivo, si queremos denominarlo así, de no perder espacios, una especie también de gen, común en todos los políticos, pero que se desarrolla más fuertemente en quienes ya saborearon las delicias del poder o tienen una gran vocación de servicio, condujo a que desde ese mismo comienzo de la presidencia de Chávez, la dirigencia opositora de entonces, se plegase a unas votaciones nominales, para las cuales las Bases Comiciales, que sustituyeron a la legislación electoral aún vigente, y al propio Consejo Supremo Electoral, solo permitían diez votos, no obstante escogerse a nivel nacional a veinticuatro constituyentes; de hecho, los mas importantes de todos. Esto unido a la planificada  
estrategia, consecuencia de lo anterior, de convertir, por medio de los famosos Kinos, aquellos comicios en elecciones de planchas, hizo que no hubiese casi chance, o ninguno, de ser electo viniendo desde cualquier sector de la oposición. Aún así nadie dijo nada y, aunque era previsible, los resultados fueron  tan arrolladores, que la oposición apenas contó con cuatro puestos de aquel total nacional de veinticuatro, en dicha Constituyente; exactamente los que Chávez quiso dejarles.

De allí en adelante, la oposición ha continuado avalando al gobierno, con la práctica de participar, salvo en las legislativas del 2005 y en las del 2017 para conformar la segunda Asamblea Constituyente adulterada, en cada elección convocada, la mayoría de las veces sin auténtico chance de ganarlas. Lo que le molesta al ciudadano, después de todos este tiempo transcurrido, es que cuando hubo oportunidad de ganar algún proceso comicial importante, el mismo no se se produjo, siendo sustituido por una inmensa oquedad, como sucedió patéticamente con el frustrado revocatorio del 2016; o que cuando se produjo,  
como ocurrió en algunas presidenciales, se le crearon expectativas al votante que resultaron falsas o que simplemente no se defendieron, no obstante los resultados. Pero obviamente que lo de mayor trascendencia fue lo del año 1999, pues habiéndose completado un auténtico fraude no se dijo ni una sola palabra al respecto, ni antes, ni después, de instalada la Constituyente.

Veinte años mas tarde nada ha cambiado, aunque el silencio parezca diferente y llene otros espacios vacíos.



José Luis Méndez La Fuente,
@xlmlf

HERNÁN BONILLA, ¿QUÉ ES UN LIBERAL?


Muchas veces en el entrevero del debate de ideas se dan por supuestas algunas definiciones sobre las que en realidad las personas tienen distintas acepciones. Un caso típico, y el que nos incumbe, es qué entendemos por liberal.

Muchas veces en el entrevero del debate de ideas se dan por supuestas algunas definiciones sobre las que en realidad las personas tienen distintas acepciones. Un caso típico, y el que nos incumbe, es qué entendemos por liberal.

Una constatación inicial es que nada tiene que ver el liberalismo con el “neoliberalismo” que es un invento de la izquierda para deslegitimar adversarios sin ningún contenido y sin posible respuesta ya que no existen los neoliberales. Así como para demostrar que existen los marcianos habría al menos que encontrar a uno, deberíamos hallar a un “neoliberal” para afirmar que son reales.

Y la razón por la que nunca apareció es sencillamente porque el “neoliberalismo” no existe. Es la caja de Pandora que los socialistas han inventado para colocar todo lo que ellos y cualquier ser humano bien nacido encuentra despreciable, como la corrupción, el desinterés por el prójimo, la maldad intrínseca, entre otras cualidades.

Una dificultad, más seria, consiste en las distintas interpretaciones que tiene la misma palabra liberal en distintos contextos de espacio y tiempo. Nuestra definición es la de aquellas personas que le otorgan a la Libertad un lugar preferente en el orden de sus valores, por encima de otros por cierto también apreciables. Esa libertad debe entenderse como ausencia de coerción arbitraria sobre el proyecto de vida de cada persona en la medida que no afecte derechos de otros. A su vez esa coerción debe ser la mínima posible, y solo ejercerse a efectos de asegurar un orden institucional estable basado en un Estado de Derecho con reglas universales, de aplicación general y conocidas de antemano.

A diferencia de lo que piensan conservadores y socialistas, para los liberales la Libertad que merece escribirse con mayúscula es una e indivisible. En efecto, incluye necesariamente la libertad política y la económica ya que defiende la democracia como forma de gobierno así como la necesidad de que cada persona pueda disponer libremente de sus bienes para seguir los fines que desee. El vínculo entre ambas libertades es evidente ya que la exclusión política pone en riesgo la libertad económica y la ausencia de libertad económica impide la participación libre en el proceso político.

Otro aspecto para distinguirlo de otras visiones, es que para los liberales, dentro del marco institucional reseñado, el futuro es impredecible y producto del orden espontáneo que es resultado de la acción pero no del designio de los hombres. De allí su rechazo a la idea de “modelos de país” o cualquier limitación a las infinitas posibilidades de surgen del acuerdo voluntario entre las personas.

Los socialistas creen que la realidad puede moldearse al antojo de sus divagues, despreciando la tradición, que es fuente de información indispensable sobre la forma en que los seres humanos fueron resolviendo sus dificultades y los derechos de las personas, que para los liberales son naturales e inviolables. Así han llevado a algunas sociedades a los más horrendos crímenes del siglo XX.

A su vez los conservadores son adversos al cambio per se, por eso lo resisten y son una fuerza retardataria. No son capaces de definir un rumbo más allá de aferrarse a lo que ya fue, sin concebir que el futuro puede ser (y seguramente será) distinto.

Hernán Bonilla
@Hernan_Bonilla

GERÓNIMO FIGUEROA F., UNIVERSIDAD DE CARABOBO UN ESPEJO PARA MIRARSE


Para los que todavía, no sabemos si conscientes o inconscientemente pero lo hacen, se dan golpes de pechos y gritan a todo pulmón que hay que participar en las elecciones que convoque el régimen de Nicolás Maduro, es bueno que se vean en el espejo de lo que fueron las elecciones estudiantiles en la Universidad de Carabobo donde los resultaron fueron 85% a favor de las fuerzas democráticas y solo el 15% para los representantes de la peste roja que azota a Venezuela desde hace 20 años. Los tipos hicieron como el propio jalisco, perdieron por paliza y arrebataron.

Si eso es en unas elecciones estudiantiles que pudiéramos considerar como la parte micro, pero no por su importancia porque unas elecciones estudiantiles son muy importantes, sino por su representación en la densidad electoral del país, no respetan los resultados, que se puede esperar en unas elecciones presidenciales convocadas por la fraudulenta asamblea constituyente encabezada por Diosdado Cabello y ejecutadas por el CNE rojito secuestrado por Tibisay Lucena y sus comadres. Quien en sano juicio o con dos dedos de frente puede imaginar ver a Tibisay anunciando un nombre diferente al de Nicolás Maduro como ganador de las elecciones. Creer eso, sería de pendejos o de colaboracionista.

El Drácula que ejerce como gobernador de Carabobo lo primero que hizo fue enviar matones armados para amedrentar a los estudiantes violando la autonomía universitaria establecida en la Constitución Nacional, pero como no lo lograron porque la mayoría de los estudiantes votaron sin miedo contra la formula de la peste roja, entonces los tipos recurrieron a Miraflores desde donde dieron la orden al tsj juramentado por la fraudulenta asamblea constituyente para que voltearan los números y con sentencia sin soporte jurídico por falta de jurisdicción ni pruebas electorales, pusiera a ganar a la plancha del jalisco rojo rojito. Eso es un espejo donde los come flores deben verse.

A veces es bueno recordar el pasado para entender el presente, sin embargo, hay quienes se hacen los pendejos o desmemoriados. En 2008 @alcaldeledezma ganó limpiamente la alcaldía metropolitana de Caracas derrotando a Aristóbulo Isturiz, pero como no pudieron voltear los números, inmediatamente el intergaláctico ordenó que bandas de malandros asaltaran las oficinas y a los diputados de la época para que aprobaran una ley que le quitó las competencias y el 98% de los recursos financieros. Luego en 2013 @alcaldeledezma es reelecto por los caraqueños y poco tiempo después Maduro ordenó meterlo preso. Como no pudieron ganarla la cerraron, dejando desempleados a mas de seis mil padres y madres de familias.

También hay recordar a los desmemoriados que en 2015 en una histórica votación el pueblo democrático venezolano produjo un resultado de una mayoría calificada de 112 diputados en la Asamblea Nacional, pero inmediatamente desde Miraflores dieron la orden al mismo tsj que hoy secuestra el proceso electoral estudiantil en la Universidad de Carabobo, para que con acciones leguleyas la sala electoral emitiera una resolución que permitió inhabilitar a la representación de amazonas, dejando a ese estado hasta la fecha sin representación en el parlamento nacional. Es otro abuso de poder que los que se dan golpes de pechos diciendo que pueden derrotar al régimen en elecciones, no quieren ver.

Todavía tenemos clarito, como si fuese hoy, cuando Maduro después de perder la Asamblea Nacional, dijo en cadena de radio y televisión que mas nunca convocaría elecciones para perder. Preguntó a las focas que ponen al frente para que le hagan coro y todos lo apoyaron. Ya conocemos como actuó Tibisay Lucena en las elecciones de gobernadores de 2017 cuando cuarenta y ocho horas antes del proceso movieron a mas de tres millones de electores de sus centros y los mandaron a otros que ni siquiera sabían donde quedaban. No hubo protesta por parte de los “opositores” que participaban como candidatos sino que dijeron que debían ir a votar, pero la gente no les hizo caso.

No hay dudas que el 9 de diciembre el resultado será que los veinte alcaldes opositores, de los 335 que hay en el pais, Tibisay como caramelos les otorgará mayoría mínima en las cámaras municipales para que sigan diciendo que si se puede derrotar en elecciones al régimen madurista. Igualmente, para que los come flores o colaboracionistas de siempre sigan generando falsas esperanzas diciendo que a maduro se le termina el mandato el 10 de enero 2019 y que es necesario dialogar para que se produzca otras elecciones presidenciales. Es casi una copia de cuando dijeron en 2016 que solo le quedaban seis meses a maduro en el poder, pero ya estamos pisando los talones del 2019. Amanecerá y veremos.

GerónimoF.Lodicetodo
@Lodicetodo

OMAR ÁVILA, SEAMOS HONESTOS CON EL PAÍS


Es increíble que a algunos les sorprenda la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia sobre elección de la Universidad de Carabobo. Hay que ser inocente para esperar que un régimen autoritario actúe respetando derechos. 

Las elecciones de la UC demuestran que si eres mayoría, votando se gana. Ahora, si tu plan llegaba hasta ahí, es posible que te quedes como pasó con los diputados de Amazonas o con la gobernación del Zulia. Si enfrentaste los comicios sabiendo esto, no podías tomar la elección como un fin en sí mismo. En el caso de la UC no ha terminado. 

Esta sentencia es una muestra de debilidad y un gran error del gobierno al arremeter contra el sector más aguerrido de la sociedad: Los estudiantes. Ha llegado la hora y esta es la oportunidad para que nos unamos y que demostremos con hechos que el país está primero. Este es un buen comienzo apoyar en esta lucha a los estudiantes. 

Hay que buscar los puntos de encuentro y hacer sinergia. La propuesta que venimos haciendo desde Unidad Visión Venezuela es clara: generar presión para provocar el verdadero quiebre en el bloque de poder. Y eso se logra escalando el conflicto. Para eso hay que contar con un plan que haga uso de todas las herramientas. 

Desde un sector de la sociedad, una fracción cada vez más pequeña insiste en que votar, a sabiendas de que tu decisión no será respetada, es ser colaboracionista. 

Habemos quienes creemos que el “colaboracionismo” es no darse cuenta de que si no votas, ni siquiera te tienen que robar. Es como regalarle tu celular al malandro de la cuadra porque igual, tarde o temprano, te va a robar. 

Robarse unas elecciones no legitiman al ladrón, al contrario aumenta exponencialmente el costo de mantenerse en el poder. 

Urge organizarse. Retomar la ruta electoral que necesita tiempo, pero si no se inicia el camino siempre estará igual de lejos. 

Además algunos vienen diciendo que esos votos de la UC no los contó el Consejo Nacional Electoral, eso es quitarle méritos a la organización, disciplina, gallardía y compromiso con la democracia del movimiento estudiantil. Así como otorgarle un aura de invencibilidad a la tiranía de Maduro. Algo totalmente absurdo. 

Porque el voto masivo y la defensa del mismo, obligaría al régimen a tener que hacer trampa, enfrentarse a una sociedad que ya no aguanta más; y enfrentarse a una Comunidad Internacional que vería esto muy claramente. 

En fin, recuperar la confianza en el voto es tarea imperiosa. Difícil si, pues depende de remontar el recelo versus partidos y dirigentes, de neutralizar el radicalismo destructivo. Pero lo importante es que con todo esto, hay hambre de esperanza, por encima de la retórica. 

Por ahora, solo les dejo para que piensen en lo siguiente: El gobierno después del 2015 no ha hecho elecciones cuando sabe que las puede perder. Simplemente las hace cuando sabe que la gente no votará. Cuando siente que si lo harán, las suspende como hizo con las elecciones regionales de 2016 o con el referendo revocatorio. Y por eso adelantó las presidenciales de este año. 

Basta de hacer política para intentar destruir a los diferentes. De lo que en realidad se trata la política, es de convencer. Hagan propuestas, no insulten, dejen de difamar, no repitan informaciones como loros sin verificar su veracidad, en fin, no se preste para destruir la imagen del otro. Seamos honestos con el país.       

Omar A. Ávila H.
@OmarAvilaVzla

JESUS ELORZA, EN EL PAÍS DE LOS CHOROS, EL TUERTO ES REY.


Dos milicianos pertenecientes a la guardia pretoriana de Nicolás, conversaban animadamente sobre las noticias provenientes del imperio, en donde resaltaban hechos de corrupción que involucraban a personas vinculadas al gobierno revolucionario.

-Camarada, usted que está mejor informado que yo, pudiera decirme quien coño ese que llaman “El Tuerto” y que carajo fue lo que hizo, preguntó uno de los milicianos. 

Ese cuento es largo, pero voy a resumírselo. Alejandro José Andrade Cedeño, fue uno de los revolucionarios que acompañó a nuestro Difunto Eterno en el golpe de estado del 4 de febrero de 1992. Posteriormente, cuando nuestro comandante Chávez se incorpora a la campaña electoral, este personaje aparece en el escenario político como uno de sus guardaespaldas. 

Al quedar Chávez electo como presidente, Andrade paso a ser miembro del circulo primario de seguridad de nuestro comandante y se la pasaba pa’ arriba y pa’ bajo con él. 

-Pero explícame como un simple guarda espaldas alcanzó tanto poder como señala la prensa imperialista. 

Bueno, déjeme decirle camarada que la suerte acompañó al personaje. 

-¿Cómo así? 

En uno de esos días en que nuestro comandante andaba ladillao, invito a Andrade a jugar chapita en los jardines del palacio de Miraflores…. 

-¿Chapita, que vaina es esa?? 

Chapitas es similar al béisbol, pero con la diferencia de que se juega con chapas de refrescos o cerveza, en lugar de una pelota; y con un palo de escoba que sirve como bate. 

-¿Y qué pasó en esa caimanera? 

En el desarrollo del juego, Andrade hacía de pitcher, mientras que Chávez se encontraba al bate, y resultó que cuando bateó, la chapa dio el ojo derecho de Andrade, siendo el impacto de tal gravedad que terminó perdiéndolo y a partir de ese momento lo llaman “El Tuerto” 

Para compensar la falta, nuestro comandante, llevó de la mano a su compañero a ocupar cargos en los diferentes estamentos políticos del país. 

En ese mismo año, Andrade formó parte de la Asamblea Nacional Constituyente como subsecretario. En 2001 presidió el Fondo del Pueblo Soberano y el Fondo Único Social. Para el año 2007 fue designado como Tesorero de la nación, cargo que simultáneamente ejerció siendo presidente del Banco de Desarrollo Económico Social (Bandes) y también viceministro de Gestión Financiera del entonces Ministerio de Economía y Planificación Financiera. Por si fuera poco, Chávez designó a Andrade en 2009 como presidente del Banco de Fomento Regional Los Andes (Banfoandes). 

-Carajo camarada, en esa carrera meteórica lo pusieron donde haiga, dijo el miliciano. 

Así fue, y El Tuerto no aguantó dos pedidas para meterse en los negocios. Entre 2007 y enero de 2011 ocupó el máximo cargo dela Oficina Nacional del Tesoro en Venezuela. Y desde allí, utilizó su posición como Tesorero Nacional venezolano para seleccionar a sus compinches testaferros para realizar transacciones de cambio de moneda para el gobierno venezolano. Se calcula que Andrade recibió a través de sobornos y lavado de capitales ¡¡¡más de mil millones de dólares (1.000.000.000$)!!! 

-Vergación, dijo el miliciano. ¿Y que hizo con tanto real? 

La Dolce Vita, entre otras menudencias; se compró aviones, 17 caballos, 13 vehículos, 5 propiedades de bienes raíces en Wellington, Palm Beach y Del Ray, en Florida, cuentas bancarias en Suiza y Estados Unidos y 35 relojes de muy buenas firmas.

-Camarada acláreme algo, si el Tuerto era un revolucionario porque todas sus propiedades las tenía en el imperio. 

Bueno, además de tuerto, era un rolo ‘e vivo. Cuando se dio cuenta que la enfermedad del comandante eterno era de fase terminal., hecho el pendejo entró en contacto con el gobierno norteamericano y a cambio de información logró protección. 

En diciembre de 2017 se declaró culpable de lavado de dinero y haber recibido sobornos por el orden de mil millones de dólares ante la fiscalía del sur de la Florida. Explicó cómo utilizó su cargo de Tesorero para favorecer a quienes le pagaban las coimas con asignación de contratos y bonos para el cambio de divisas, operación que controla el gobierno venezolano desde 2003 y que ha provocado grandes escándalos de corrupción. 

Desde ese momento, Andrade colabora con la justicia para reducir su pena, pero un revés por incumplimiento del estricto acuerdo de colaboración, provocó la decisión Fiscalía de incautarle al menos 70 propiedades y artículos para que sean vendidos de acuerdo a lo establecido en las leyes. 

-Si ese bichito, hubiese tenido los dos ojos sanos, se hubiese llevado hasta el queso que había en la mesa…ese barbarazo acabo con to’, dijo el miliciano al mejor estilo de Wilfrido Vargas.

Así es, “En el país de los choros revolucionarios, El Tuerto es Rey”. 

Jesus Elorza
@jesuselorza