sábado, 11 de mayo de 2019

ACTUALIZACIÓN, "EL REPUBLICANO LIBERAL II”, SÁBADO 11-05-2019,

TRINO MÁRQUEZ, UNA RELACIÓN INTELIGENTE CON LOS MILITARES

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 4 minutos
El reto político e intelectual más exigente que tienen los demócratas consiste en tramar una relación inteligente con la FAN. Esta exigencia se tornó aún más urgente luego de la fallida insurrección del 30 de abril. Ese día se sobreestimó el peso de los militares en el proceso de recuperación de la democracia, según Juan Guaidó lo admitió en su entrevista con The Washington Post. Se pensó que la FAN implotaría. Que la mayoría de sus componentes se sumaría al llamado de Guaidó y Leopoldo López, quienes habían logrado convencer a algunos miembros del Sebin para que participaran en la... más »

ALFREDO M. CEPERO, TRES TIRANÍAS EXTINTAS

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 15 minutos
Para un hombre como Donald Trump, que ha hecho fortuna construyendo rascacielos y sobreviviendo bancarrotas hasta convertirse en multimillonario, resulta una tentación irresistible convertirse en campeón de la libertad en todo el Continente Americano Las tiranías de Cuba, Venezuela y Nicaragua tienen los días contados. Son una especie de dinosaurios políticos e ideológicos que se niegan a aceptar dos realidades contundentes. La primera que los pueblos de América Latina se han cansado de las tiranías y la segunda, quizás la más importante, que el cadáver de un socialismo fracasado ... más »

GABRIEL BORAGINA, LA ESCUELA AUSTRÍACA DE ECONOMÍA (3° PARTE)

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 23 minutos
"Proposición 3: Los “hechos” de las ciencias sociales son aquello que las personas creen y piensan. A diferencia de las ciencias físicas, las ciencias humanas involucran los planes y propósitos de los individuos. Mientras que la eliminación de los propósitos y planes en las ciencias físicas condujo al progreso en la investigación, en la medida en que ello permitió superar el problema del antropomorfismo, en las ciencias sociales, la eliminación de los planes y propósitos de los individuos da como resultado la extirpación, en la ciencia de la acción humana, de su materia de estudio ... más »

JORGE V. ORDENES-LAVADENZ, CUANDO FRANCIA QUISO REDUCIR LA INFLUENCIA DE EEUU EN MÉXICO

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 39 minutos
En 1800, Talleyrand persuade a Napoleón Bonaparte a que establezca un nuevo imperio francés en la Louisiana (que Francia por tratado había adquirido de España) pero, dados sus compromisos guerreros en Europa, no puede… y la vende a EEUU en 1803 por $11.350.000. Pero la ambición de Francia perdura en siglo XIX esta vez en México que, luego de la Guerra Civil de la Reforma (1858-60), su economía está quebrada, la confusión crece, la anarquía pulula y cuando Benito Juárez (1808-1872) es electo presidente en 1861 se ve obligado a suspender pagos de intereses de deuda externa por dos año... más »

ROMÁN IBARRA, RACIONALIDAD,

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 55 minutos
El ritmo de la destrucción de las condiciones de vida de los venezolanos en general ha adquirido velocidad de vértigo en estos tiempos del régimen de corrupción y mediocridad del comunismo militarista que impera en nuestro país. Esa destrucción que acaba con nuestra gente no tiene capacidad de espera por la resolución de los conflictos políticos de un país polarizado que todavía no se pone de acuerdo para encontrar una salida a la crisis. Internamente es un horror que conocemos todos los venezolanos, pero que también se hace más conocido en el mundo por su gravedad inocultable co... más »

CARLOS VILCHEZ NAVAMUEL, GUAIDÓ, LA LÍNEA ROJA HACE RATO SE PASÓ, PIDA LA COLABORACIÓN MILITAR EXTRANJERA YA

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó fue entrevistado hace solo unos días por el periodista Fernando del Rincón de CNN en español, ante la pregunta de su interlocutor sobre qué era lo que se necesitaba para pedir una intervención (ayuda) extranjera, dado los constantes atropellos del gobierno de Maduro, Guaidó afirmó que esto lo contemplaría, si el gobierno se radicalizara. Un día después, el gobierno de Maduro ordenó detener sin fundamento alguno al diputado y vicepresidente de la Asamblea Nacional, Édgar Zambrano, por lo que Juan Guaidó, señaló en una conferencia de... más »



TRINO MÁRQUEZ, UNA RELACIÓN INTELIGENTE CON LOS MILITARES

El reto político e intelectual más exigente que tienen los demócratas consiste en tramar una relación inteligente con la FAN. Esta exigencia se tornó aún más urgente luego de la fallida insurrección del 30 de abril. Ese día se sobreestimó el peso de los militares en el proceso de recuperación de la democracia, según Juan Guaidó lo admitió en su entrevista con The Washington Post. Se pensó que la FAN implotaría. Que la mayoría de sus componentes se sumaría al llamado de Guaidó y Leopoldo López, quienes habían logrado convencer a algunos miembros del Sebin para que participaran en la liberación de López y en la Operación Libertad. El plan abortó.

Tejer un lazo inteligente con los militares no significa someterse a ellos, o tratarlos como si fuesen marcianos u oligofrénicos que ignoran lo que ocurre en Venezuela, o no entienden el proceso de destrucción incontenible al que está siendo sometido el país. Desde luego que conocen muy bien la realidad nacional. La sufren sus cuadros medios y bajos y su entorno familiar y social más inmediato. La brecha entre los altos mandos y los oficiales de menor rango es abismal. La seguridad social de los militares, al igual que la de los empleados de Pdvsa, la CVG y todas las empresas públicas, ha desmejorado. La hiperinflación, el deterioro de los servicios públicos y la calidad de vida, afectan a todos los grupos sociales. Sólo el pequeño sector colocado en el centro de la corrupción, no padece las calamidades que azotan a Venezuela. A los militares no hay que explicarles nada de eso. No hay que pintarles el mapa del país, ni hacerles llamados piadosos de conciencia. Tampoco hay que estarles recordando que sobre ellos se levanta el único soporte real que sostiene a Maduro y su gente.

  La radiografía de Venezuela la tienen en sus manos. Saben la condición de cada hueso y cada músculo. Están conscientes de que los colectivos y la milicia bolivariana se evaporarían, si la FAN decide acabar con la pesadilla.

Apoyan a Nicolás Maduro, no por desconocimiento o ingenuidad, sino por todo lo contrario: por complicidad con el régimen. Forman parte consustancial del sistema construido con paciencia y tesón durante veinte años por los cubanos y otros actores de la izquierda autoritaria del planeta. Venezuela se convirtió en pieza clave de un proyecto mundial de relanzamiento de la izquierda extremista y del antinorteamericanismo más agresivo. De ese proyecto, un componente esencial es la entrega de la mayor parte de la riqueza y los negocios del país a la cúpula  militar. Esta transferencia estamos viéndola. Pdvsa, la CVG y el Arco Minero representan una muestra de la alianza cívico militar.

El nexo entre la élite civil y militar no se reduce a los privilegios que el gobierno les concede a los uniformados. El intercambio incluye la vigilancia sobre los negocios y movimientos de los militares. El miedo cerval, los chantajes y amenazas a los militares y sus familiares, forman parte de la presión dirigida a impedir cualquier movimiento de ruptura o disidencia. La ideologización, luego de dos décadas de trabajo continuo, también ha dado resultados. El régimen ha logrado homogeneizar el discurso socialista, sectario, fanatizado, de la FAN. Desde Padrino López hasta el infeliz agente que quemó la Ley de Amnistía en La Carlota en presencia de unos ciudadanos desarmados, todos repiten las mismas consignas grandilocuentes y ampulosas. Los intereses materiales se combinan con valores ideológicos, para tramar una malla impenetrable para los demócratas.

Entonces, ¿cómo relacionarse de forma inteligente con unos señores que disfrutan de un amplio conjunto de privilegios, que están infiltrados y amenazados, y, por añadidura, han sido tomados  por el morbo de la fanatización?

La estrategia norteamericana ha sido errática. Fernando Mires señala que son demasiados los voceros que declaran. Excesivas y contradictorias las amenazas. Tiene razón. Un día unos funcionarios  dicen una cosa, y al día siguiente otra diferente u opuesta. El desconcierto impera. El apoyo de Rusia y China a Maduro ha desajustado las piezas del tablero  

La mayor parte de los países se inclina por una salida pacífica y negociada a la fenomenal crisis que vivimos. El centro de las propuestas se ubica en la convocatoria a un nuevo proceso electoral que sustituya el realizado el  20 de mayo del año pasado, desconocido por la mayoría de las naciones democráticas. Esta es la proposición que reúne el apoyo más amplio.

Da la impresión de que la lucha por elecciones libres con supervisión internacional y un programa de transición que regule el cambio de la situación actual a un nuevo e incluyente escenario, en un plazo perentorio y con condiciones acordadas y garantizadas por la comunidad internacional,  es la consigna que puede aglutinar a todos los actores de esta compleja trama. 

El padre Luis Ugalde ha asomado algunas proposiciones interesantes en esa línea. Unificar  la nación en torno de esa exigencia podría animar a los militares a sumarse a la corriente renovadora. Sus sectores más sanos serían protagonistas y garantes de la estabilidad. No se trata de avanzar hacia una democracia tutelada por la FAN, sino de crear un nuevo estadio en el que los uniformados se sientan parte de una colectividad que reconstruye la nación. Una relación inteligente.

Trino Márquez 
@trinomarquezc

ALFREDO M. CEPERO, TRES TIRANÍAS EXTINTAS

Para un hombre como Donald Trump,  que ha hecho fortuna construyendo rascacielos y sobreviviendo bancarrotas hasta convertirse en multimillonario, resulta una tentación irresistible convertirse en campeón de la libertad en todo el Continente Americano

Las tiranías de Cuba, Venezuela y Nicaragua tienen los días contados. Son una especie de dinosaurios políticos e ideológicos que se niegan a aceptar dos realidades contundentes. La primera que los pueblos de América Latina se han cansado de las tiranías y la segunda, quizás la más importante, que el cadáver de un socialismo fracasado en todos los rincones del mundo hace rato que fue enterrado en el cementerio de la historia. Los únicos que insisten en vender ese cadáver putrefacto son los tiranos y los fanáticos. Los primeros por avaricia y los segundos por ignorancia.

Por eso les digo a los pusilánimes y los incrédulos que se equivocan cuando dudan de la decisión de Donald Trump de erradicar del continente a unos anacronismos políticos cuyos gobernantes se mantienen en el poder a base de terror, miseria y opresión. La agenda puesta en marcha por Washington desde el mismo momento en que ungió a Juan Guaidó como Presidente Interino no se propuso realizar un milagro inmediato sino iniciar un proceso hacia la libertad en Venezuela que demanda persistencia y tiempo.

Aunque los usurpadores lo nieguen, las protestas del primero de mayo rompieron el dique que mantiene en el poder a la tiranía de Nicolás Maduro. Hubo militares que traicionaron a Maduro y faltaron a la palabra dada a los promotores de Juan Guaido. Traidores por partida doble en quienes ya nadie confía. Pero pronto habrá otros que darán el paso hacia el cambio para salvar el pellejo y proteger sus prebendas. Por eso estoy convencido de que estamos en camino a un desenlace favorable a la causa de la libertad en Venezuela y en América. Lo que indica que, para venezolanos, cubanos y nicaragüenses, la suerte está echada y no puede haber marcha atrás porque la historia está de nuestra parte y a nosotros nos corresponde hacerla.  

Pero, volvamos por un momento al hombre y a la nación sin cuya iniciativa no se habría iniciado un proceso que ya ha sido respaldado por más de 50 naciones del mundo. Me refiero a Donald Trump y a los Estados Unidos. Porque, hablemos claro, sin los americanos no se mueve una ficha ni se cae una hoja en el panorama mundial. Son una gente que ha cometido abusos e incurrido en errores a través de su historia, pero libraron al mundo de los horrores del nazismo alemán y del fascismo japonés. Y de paso, reconstruyeron a esas naciones y no se quedaron con un solo metro de terreno. Años después liberaron al mundo del flagelo del comunismo sin disparar una bala.

En el caso específico del Presidente Trump, es importante tomar en cuenta su idiosincrasia y su conducta a través de su ya larga vida. No cabe duda alguna que ambas ejercen un  impacto considerable en sus decisiones como presidente. Para un hombre como Donald Trump,  que ha hecho fortuna construyendo rascacielos y sobreviviendo bancarrotas hasta convertirse en multimillonario, resulta una tentación irresistible convertirse en campeón de la libertad en todo el Continente Americano. 

Sus proyectos, como su ego, tienen dimensiones galácticas. Por eso estoy convencido de que seguirá adelante hasta derrocar a estos tiranos. Raúl Castro, Nicolas Maduro y Daniel Ortega deben apresurarse a hacer las maletas si no quieren terminar como Muammar Gathafi, Saddam Hussein o Nicolae Ceaușescu, escondidos en una alcantarilla o suplicando por sus vidas.

Por otra parte, Trump no es presidente de América sino de los Estados Unidos y, como tal, tiene que promover y defender los intereses de la nación que preside y del pueblo que lo eligió. El primero de ellos la seguridad nacional de los Estados Unidos. Esa seguridad nacional está amenazada por la presencia en Venezuela de organizaciones terroristas como las FARC, el ELN y Hezbollah. Sobre todo esta última, financiada y dirigida por los clérigos fanáticos de Teherán que no le perdonan a Trump la anulación del acuerdo suscrito con Irán durante el gobierno de Barack Obama. De hecho, el secretario de Estado Mike Pompeo acusó el domingo pasado a Irán de prestar apoyo "sobre el terreno" al régimen de Nicolás Maduro.

De mayor peligro para los Estados Unidos es la presencia de China Comunista  y de sus empresas estatales en Venezuela. Los chinos ya no se conforman con robar secretos tecnológicos de países adelantados como los Estados Unidos. Se proponen superar a los norteamericanos en el campo del poderío militar. En 1938, en medio de la campaña para imponer el comunismo en China, el líder Mao Zedong escribió: "Aquel que tiene el ejército tiene el poder".

Xi Jinping está siguiendo el consejo de Mao. Para ello, ha acelerado el proceso de transformar a las tradicionales fuerzas terrestres en unas gigantescas fuerzas navales. La idea es convertir a China en una potencia naval que desplace a los Estados Unidos de la zona de Asia-Pacífico. Un paso de importancia en este sentido es la construcción de seis islas artificiales en el Mar del Sur de la China, por donde pasa la tercera parte del comercio mundial. No se puede permitir que los chinos hagan algo similar en nuestro continente.

Por su parte, Vladimir Putin sigue empecinado en restaurar el poderío del antiguo imperio soviético y, de paso, poner banderillas al toro de los Estados Unidos. Pero todo se limita a retórica sin posibilidades reales de impactar los acontecimientos. Pudo anexarse a Crimea en el otro lado del mundo durante el gobierno del timorato Barack Obama, pero muy poco puede hacer en este continente frente a un belicoso Donald Trump. Ante la ausencia de una numerosa fuerza militar rusa en Venezuela, la reunión del 5 de mayo entre los ministros de exteriores Lavrov y Arreaza quedará como un gesto simbólico que en nada cambiará el desenlace final del derrocamiento de la tiranía. Vaticino que ni los chinos ni los rusos serán un obstáculo a las gestiones de los Estados Unidos y sus aliados para llevar la libertad a Venezuela. China y Rusia se irán a sus esquinas sin presentar combate.

Sin embargo, totalmente distinta es la situación de la tiranía cubana. Trump les ha advertido que tienen que sacar a sus represores de Venezuela o atenerse a las consecuencias, pero todas las opciones son nefastas para la tiranía castrista. Si abandonan a Maduro pierden las regalías que reciben de Venezuela, sin las cuales el régimen sería incapaz de sobrevivir. Si desafían a Trump y siguen apoyando a Maduro serán objeto de sanciones drásticas por parte de los Estados Unidos que conducirían a la caída de la tiranía.

Hasta hace una semana todo indicaba que la tiranía venezolana sería la primera en caer. Pero todo cambió después de los acontecimientos del primero de mayo. Cuando los cipayos cubanos en Venezuela impidieron la fuga de Maduro y la restauración de la libertad por medios pacíficos, Donald Trump comprendió que mientras haya presencia militar cubana será muy difícil lograr una solución al conflicto. Raúl Castro es quien se encuentra ahora en "capilla ardiente". Da lo mismo que se vayan o se queden en Venezuela las fuerzas cubanas. Todo indica que las primeras fichas del dominó empezaran a caer en La Habana.

Alfredo M. Cepero
@AlfredoCepero 

GABRIEL BORAGINA, LA ESCUELA AUSTRÍACA DE ECONOMÍA (3° PARTE)

"Proposición 3: Los “hechos” de las ciencias sociales son aquello que las personas creen y piensan. A diferencia de las ciencias físicas, las ciencias humanas involucran los planes y propósitos de los individuos. Mientras que la eliminación de los propósitos y planes en las ciencias físicas condujo al progreso en la investigación, en la medida en que ello permitió superar el problema del antropomorfismo, en las ciencias sociales, la eliminación de los planes y propósitos de los individuos da como resultado la extirpación, en la ciencia de la acción humana, de su materia de estudio primordial. En las ciencias humanas, los “hechos” del mundo son lo que los actores creen y piensan."[1]

Este párrafo alude a la discrepancia en materia de metodología de la investigación entre las ciencias naturales y las ciencias sociales. Las primeras operan bajo el sistema hipotético deductivo, en tanto que en las sociales la sistemática de investigación es a través del procedimiento axiomático deductivo. Se inicia el análisis desde un axioma básico -que es la acción humana- y, a partir del mismo, se van desarrollando los otros teoremas que se deducen de la ciencia. En ciencias naturales se comienza con hipótesis, que pueden ser de las más diversas entre sí. Cabe puntualizar que estas hipótesis se basan en observaciones, pero siempre hay un trabajo teórico previo necesario (por mínimo que este pudiere parecer) para elaborar tales hipótesis. Es decir, la volición humana y la actividad mental ocupan un lugar preponderante, tornándose -desde nuestro punto de vista- en un elemento común a ambos campos de investigación.

"El significado que los individuos dan a las cosas, las prácticas, los lugares y las personas determina la forma en que se orientarán a sí mismos en la toma de decisiones. El objeto de las ciencias de la acción humana es la inteligibilidad, no la predicción. Las ciencias humanas pueden lograr este objetivo porque nosotros mismos somos lo que estudiamos, o porque somos capaces de tener un conocimiento intrínseco de la acción humana. Por el contrario, las ciencias naturales no pueden perseguir un objetivo de inteligibilidad intrínseca puesto que se apoyan en un conocimiento extrínseco. Nosotros somos capaces de comprender los planes y propósitos de otros actores porque nosotros mismos somos actores humanos."[2]

El objeto de estudio de la acción humana es el hombre, considerado en su faz autoexhortativa. Se lo supone dotado de libre albedrio, y lo que concierne a ella no son las motivaciones psicológicas de la acción, sino la acción en sí misma, no tanto lo que provoca la acción, sino las consecuencias de ella. Tampoco busca predecir la acción.

Frente a determinados fenómenos sociales, no es competencia del campo de la acción humana predeterminar ni explicar de qué manera los hombres se comportarán ante los mismos en el futuro. El objetivo de la economía no es profetizar, sino comprender lo que sucede cono fruto del humano actuar. En definitiva, analiza y se interesa por conocer los resultados prácticos de la conducta humana. El objeto de estudio (a contraste de las ciencias naturales) es el hombre mismo en su interacción social, es decir, nosotros nos estudiamos a nosotros mismos. Y esto es posible porque el concepto de acción es esencialmente inteligible, desde el momento que podemos proceder por introspección. Somos capaces de observarnos a nosotros mismos y, además, conscientes de que actuamos y -a partir de esta premisa- podemos elaborar los teoremas dentro del campo de la acción.

"El ejemplo clásico utilizado para ilustrar esta diferencia esencial entre las ciencias de la acción humana y las ciencias físicas es el siguiente: imaginemos a un marciano analizando los “datos” que le ofrece la observación de la Estación Central (Grand Central Station) de New York [4]. Nuestro marciano podría observar que cuando la pequeña aguja de un reloj que cuelga en la pared apunta hacia un número, el ocho, se produce un gran movimiento de cuerpos que salen de unas cajas en movimiento. Asimismo, cuando esa pequeña aguja señala el número cinco, el marciano observa que un gran número de cuerpos vuelven a introducirse en esas enormes cajas. El marciano podría desarrollar toda una teoría predictiva acerca de ese pequeño círculo colgado en la pared –el reloj– y la relación de movimiento de los cuerpos con respecto a las cajas. Pero, a menos que el marciano logre entender los planes y los propósitos de esas personas (el significado de expresiones como “ir al trabajo”, “volver del trabajo a casa”), su comprensión “científica” de los datos obtenidos en la Grand Central Station será muy limitada."[3]

Lo que limita al marciano en las conclusiones de tu "teoría" no son ni el reloj, ni las cajas, que -en suma- no se tratan más que de objetos que no revelan (ni pueden hacerlo) "comportamiento" de ninguna naturaleza. Sino el elemento restrictivo es su falta de comprensión o desconocimiento completo de la capacidad de decisión que está guiando a esos "cuerpos", que no son más que seres humanos, cada uno con su propio impulso de la voluntad e intencionalidad. La tarea del marciano se complicaría aún más si descubriera que cada uno de esos "cuerpos" difieren entre sí en cuanto a propósitos y planes (todos van a "trabajar" en el ejemplo, pero no todos van al mismo trabajo, y esos trabajos se han elegido -a su vez- por muchas desiguales razones de cada una de esas personas).

Las teorías deterministas se oponen a las de la acción humana, porque llegarían conclusiones similares a la del ejemplo del marciano que nos pone el autor que estamos comentando. Establecen relaciones causales que prescinden de los elementos volitivos humanos y que diversifican el estudio de ambos campos de la ciencia. El establecimiento de nexos causales en ciencias sociales no puede desechar nunca la premisa del libre albedrío en el hombre, de lo contrario la conducta humana debería ser estudiada de la misma manera que se lo hace por ejemplo del comportamiento de los animales, pero esto -a su turno- sería imposible, porque supondría que hay un observador externo que no se comporta como un animal. Y ese observador externo es el ser humano.

[1] Peter J. Boettke. *Hacia una Robusta Antropología de la Economía**La Economía Austriaca en 10 Principios* Instituto Acton Argentina. Trad: Mario Šilar..
[2] Boettke, ibídem.
[3] Boettke, ibídem.

Gabriel S. Boragina 
gabriel.boragina@gmail.com
@GBoragina  

JORGE V. ORDENES-LAVADENZ, CUANDO FRANCIA QUISO REDUCIR LA INFLUENCIA DE EEUU EN MÉXICO

En 1800, Talleyrand persuade a Napoleón Bonaparte a que establezca un nuevo imperio francés en la Louisiana (que Francia por tratado había adquirido de España) pero, dados sus compromisos guerreros en Europa, no puede… y la vende a EEUU en 1803 por $11.350.000. Pero la ambición de Francia perdura en siglo XIX esta vez en México que, luego de la Guerra Civil de la Reforma (1858-60), su economía está quebrada, la confusión crece, la anarquía pulula y cuando Benito Juárez (1808-1872) es electo presidente en 1861 se ve obligado a suspender pagos de intereses de deuda externa por dos años, pero los acreedores España, Francia e Inglaterra, reunidos en Londres, forman la Triple Alianza con el fin de invadir y cobrar. En diciembre de 1861 tropas españolas desembarcan en Veracruz seguidas de francesas e inglesas en enero. Avanzan hasta Orizaba. Pero estas dos negocian y se retiran.

Napoleón III de Francia percibió a los mexicanos receptivos y a México como rescatable de la creciente influencia estadounidense. El historiador mexicano José Vasconcelos, en Breve historia de México (1956), dice: “Maximiliano comprendía que no iba a fundar una dinastía… sino  a servir de puente para la creación de un gobierno nacional, independiente del anglosajonismo.” A fines de 1861 una numerosa flota francesa asalta y toma Veracruz donde desembarca batallones franceses varios de ellos veteranos triunfadores en Sebastopol, y contra los austriacos en Solferino y Magenta. Juárez se repliega. Es la segunda intervención francesa de México.

Seis mil franceses al mando del general Charles L. de Lorencez se aprestan a atacar Puebla, cercana a la ciudad de México. Juárez envía a Puebla 2.000 mexicanos al mando del general Ignacio Zaragoza para defenderla. La fortifican y esperan a los franceses que temprano el 5 de mayo, 1862, atacan por el norte con artillería con el plan de tomar Puebla rápidamente creyendo que la población los ayudaría. Pero los mexicanos resisten hasta el anochecer cuando los franceses comienzan a retirarse después de sufrir como 500 bajas, contra 100 de los mexicanos. Un año después Francia envía 26.000 hombres que entran en Puebla luego de un sitio de dos meses que agotan las provisiones de los defensores muchos de los cuales simpatizaban con los políticos conservadores que pugnaban contra los liberales liderados por Juárez. Los franceses entran en la capital sin disparar un tiro. Pese a que la guerra continuó y los franceses ganaron batallas hasta instalar a Maximiliano como emperador… que trata de avenirse con Juárez… éste lo rechaza, igual que una gran parte de los mexicanos.

Juárez tenía un gobierno itinerante. Había mandado a su esposa, hijos y emisarios a Nueva York con la comisión de ir a Washington para asegurarse una alianza contra Francia… y contra España si fuese necesario. Pese a estar enfrascados en la guerra civil de norte y sur, EEUU hizo saber a España que si intervenía a favor de Francia, EEUU intervendría a favor de los republicanos de Juárez. En 1867 y ante la presión de EEUU que ya estaba más en paz que en guerra consigo misma después de la Guerra Civil, Francia se retira de México… pero Juárez detiene a Maximiliano, que había sido nombrado emperador de México por Napoleón III en 1864, y es ejecutado por orden de Juárez el 19 de junio, 1867. La victoria mexicana de Puebla del 5 de mayo, 1862, se celebra en México sonadamente desde entonces.

Jorge V. Ordenes-Lavadenz
@JvordenesV 

ROMÁN IBARRA, RACIONALIDAD,

El ritmo de la destrucción de las condiciones de vida de los venezolanos en general ha adquirido velocidad de vértigo en estos tiempos del régimen de corrupción y mediocridad del comunismo militarista que impera en nuestro país. 

Esa destrucción que acaba con nuestra gente no tiene capacidad de espera por la resolución de los conflictos políticos de un país polarizado que todavía no se pone de acuerdo para encontrar una salida a la crisis. 

Internamente es un horror que conocemos todos los venezolanos, pero que también se hace más conocido en el mundo por su gravedad inocultable con una cifra de hiperinflación anualizada que supera el 1.350.000 %; una barbaridad inimaginable. 

Más allá de las razones y argumentos expuestos por los bandos en conflicto, debemos advertir que el régimen con su fuerza militar y paramilitar no ha podido derrotar a la oposición, ni ésta con su fuerza popular creciente a diario, ha podido derrotar al régimen comunista. 

Los errores de la antipolítica le han dado oxígeno y larga vida a un sistema que desde el 2002 estaba derrotado en el ánimo de la ciudadanía. El paro petrolero; la huelga indefinida; la plaza Altamira; el Carmonazo; la abstención parlamentaria de 2005; la salida; las guarimbas y trancazos; la abstención en las municipales; y presidenciales 2018, dan cuenta de que al régimen no le importa la democracia y si le dejan espacios vacíos, los toma sin contemplaciones. 

Los éxitos de la oposición solo están referidos a la lucha electoral; esto significa que cuando la oposición hace política, avanza. 

Por vía electoral derrotamos la propuesta de reforma constitucional de Chávez en 2007, y también por la vía electoral ganamos los dos tercios de la Asamblea Nacional en 2015, la cual, a pesar de los ataques arteros del régimen sigue de pie, y ha tenido la sucesión de cuatro presidentes en el desarrollo de su período, como son: Henry Ramos Allup; Julio Borges; Omar Barboza, y Juan Guaidó. 
Entonces es bueno recordar que el liderazgo de Juan Guaidó de hoy tiene origen electoral, y ello demuestra que ese es el camino que nos conviene a todos, y no el de la violencia, o la antipolítica. 

No podemos seguir jugando al  ̈comecandelismo ̈, y a la posibilidad de una guerra auspiciada por fuerzas internacionales que no van a venir, según las palabras de los propios voceros de los países aliados. Mientras algunos siguen pidiendo la participación de una fuerza militar que no quiere llegar, los venezolanos de a pie siguen muriendo de hambre; a la buena de Dios en nuestros destartalados hospitales, y hasta en las calles por pobreza o inseguridad. 

Lo mejor que nos podría ocurrir es que de una vez por todas dejemos de estar amenazándonos los unos a los otros, y busquemos caminos que nos permitan allanar una solución permanente y durable a nuestro conflicto. 

No es con odios y venganzas como se va a resolver la situación. Se requiere negociar con la fuerza de la razón el final de la diatriba y conseguir en un plazo más o menos breve, una salida pacífica y electoral. 

Se requiere un gobierno de transición y unidad nacional para parar la destrucción socioeconómica mientras se organiza un proceso electoral transparente; con nuevo CNE; con observación internacional; con la depuración del REP, y con una justicia transicional profesional; independiente y autónoma que juzgue a quienes resulten responsables de la comisión de crímenes de lesa humanidad, y corrupción. 

Alcanzar estos objetivos es posible, pero hace falta madurez y serenidad para negociar. Debemos renunciar al odio y la venganza. Es el tiempo de la racionalidad! 

Román Ibarra
@romanibarra 

CARLOS VILCHEZ NAVAMUEL, GUAIDÓ, LA LÍNEA ROJA HACE RATO SE PASÓ, PIDA LA COLABORACIÓN MILITAR EXTRANJERA YA

El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó fue entrevistado hace solo unos días por el periodista Fernando del Rincón de CNN en español, ante la pregunta de su interlocutor sobre qué era lo que se necesitaba para pedir una intervención (ayuda) extranjera, dado los constantes atropellos del gobierno de Maduro, Guaidó afirmó que esto lo contemplaría, si el gobierno se radicalizara. 

Un día después, el gobierno de Maduro ordenó detener sin fundamento alguno al diputado y vicepresidente de la Asamblea Nacional, Édgar Zambrano, por lo que Juan Guaidó, señaló en una conferencia de prensa que su país  ya pasó la "línea roja" para requerir cooperación militar extranjera, aunque ha destacado que el mecanismo depende de los países que decidan prestar ayuda en esta materia. Además, calificó de "golpe al Parlamento" la detención de su vicepresidente y el procesamiento de 10 diputados”. Y añadió "la emergencia" del país "es obvia".

Y dejó muy claro lo que expresó así; "Fíjense la palabra que utilicé, cooperación militar en suelo venezolano, no hay posibilidad de intervención ¿por qué? Porque la intervención ya existe, militares cubanos ejerciendo de inteligencia y contrainteligencia en Venezuela, militares rusos", ha continuado”. http://www.rtve.es/noticias/20190509/guaido-senala-venezuela-ya-paso-linea-roja-para-requerir-cooperacion-militar/1934334.shtml

Por donde quiera que se analice, está visto que la actuación del gobierno de Maduro se ha radicalizado, las muertes y atropellos a los derechos humanos de los venezolanos es el diario vivir en Venezuela, la persecución a la oposición es sistemática, los van minando uno a uno, Maduro no dejará el poder por las buenas y quién piense eso, es un iluso o un progre ignorante, la persecución contra los diputados de oposición se ha agudizado a límites intolerables.

¿Cuánto más esperará el presidente encargado de Venezuela para pedir la colaboración militar extranjera? ¿Cuáles son sus límites? ¿Esperará acaso, a que la Asamblea Nacional sea desmantelada por el régimen dictatorial? ¿No se da cuenta que atrasar la solicitud de ayuda militar es fortalecer a Maduro y su pandilla? 

Recordemos aquí que el problema en Venezuela no es solo la persecución política, en este país se vive la mayor crisis de su historia, en los últimos 20 años han muerto más de 300.000 personas por actos violentos, desde hace algún tiempo la gente se muere por falta de atención médica y de medicinas, el hambre azota en todo el país, más de 4 millones de personas han emigrado y la gente huye a pie a otros países vecinos, la corrupción en ese país no tiene comparación alguna, y el desgobierno se convirtió en un Estado socio del narcotráfico, de la guerrilla colombiana, de terroristas musulmanes fundamentalistas y lo que es peor el chavismo le cedió su soberanía al gobierno de los hermanos Castro de Cuba.

Suponemos que cuando Juan Guaidó asumió la responsabilidad como presidente encargado de Venezuela sabía a lo que estaba enfrentándose, hasta el momento lo ha hecho bien, ha demostrado no solo ser un hombre muy valiente, sino también tener el conocimiento para el rol que emprendió, además logró -por fin- unir a esa oposición tan ambigua que existe en Venezuela, consiguió el apoyo de la gran mayoría de países democráticos  y se convirtió en muy poco tiempo en un extraordinario líder.

Sin embargo, debemos señalar que el momento de tomar las grandes decisiones ha llegado, no más dilataciones, no más diplomacia, no más mediadores de socialistas como el español Rodríguez Zapatero que lo único que quieren es proteger a Maduro, la oposición debe de entender que el régimen no dejará el poder por las buenas, es ahora o nunca, Guaidó tiene que tomar, quizás, las dos decisiones más importantes de su vida política, la primera será convencer a la oposición de solicitar la colaboración militar y la segunda solicitar la ayuda y planificar el cómo hacerla para no fallar. 

Carlos Vilchez Navamuel 
@carlosvilchezn