viernes, 26 de abril de 2019

ACTUALIZACIÓN, "EL REPUBLICANO LIBERAL II”, VIERNES 26-04-2019,

MIBELIS ACEVEDO DONÍS, HACIA EL FUTURO

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 4 minutos
Como una dolencia bien acomodada en eso que el romanticismo nacionalista alemán llamó el “Volksgeist”, el ahistórico e imperturbable “espíritu del pueblo”, la sujeción a los referentes del pasado no duda en tullir nuestro presente, en paralizarlo. A contramano de la evolución registrada durante el siglo XX (no en balde Manuel Caballero celebra el visible ingreso de las masas a nuestra historia, cuando los venezolanos deciden bajar del caballo, tomar la calle y dejar constancia fáctica de su existencia en la polis) pareciera que el atasco desempolva la tentación del salto-atrás, el h... más »

TRINO MÁRQUEZ, EL GOBIERNO NO QUIERE NEGOCIAR: RAZONES

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 40 minutos
La solución ideal, óptima, de la terrible crisis que vive el país, sería la concreción de unos acuerdos negociados entre el régimen de Nicolás Maduro y la oposición, liderada por Juan Guaidó, quien es evaluado positivamente por 70% de los venezolanos, mientras su oponente exhibe esa misma cifra, pero de rechazo. Maduro se encuentra aislado en el plano internacional. Las elecciones del 20 de mayo fueron criticadas por la mayoría de las naciones democráticas del planeta. Su legitimidad de origen ha sido cuestionada. Se encuentra en bancarrota. Cercado financieramente. Carece también d... más »

AL COMPÁS DE LA CIENCIA GIOCONDA CUNTO DE SAN BLAS, CONTRA EL ATRASO, EDUCACIÓN

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 58 minutos
Mi amigo João era niño cuando vino con sus padres de Portugal en busca de un mejor destino. Al llegar a Venezuela se prometió a sí mismo aprovechar las oportunidades de estudio que este país le ofrecía y así, con 11 años y sin el respaldo paterno que lo quería en casa para trabajar, logró ser aceptado en la escuela cercana a su casa. Comenzó sus estudios cuando todavía no dominaba el español y no se detuvo hasta culminar al cabo de los años un doctorado en una prestigiosa universidad europea, con una beca de la Fundación Gran Mariscal de Ayacucho, luego retribuida a la nación con s... más »

JORGE V. ORDENES-LAVADENZ, SALE AL-BASHIR, QUEDA SU ESTELA EN SUDÁN,

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
El dictador, general Omar Hassan al Bashir gobernó y el pueblo lo soportó 30 años, más tiempo que ningún otro líder desde que el país devino independiente en 1956. Fue visto internacionalmente como un paria. En los 1990 agasajó a Osama bin Laden lo que hizo que EEUU activase sanciones que en 1998 incluyeron el bombardeo de una fábrica en Jartum por considerarla allegada a Al Qaeda. Gobierna los 21 años que dura la desastrosa guerra del sur de Sudán en la que hace arrojar bombas de barril de aviones en poblaciones indefensas, incendia iglesias cristianas, niega enviar alimentos a ha... más »

HERMANN TERTSCH, CUENTA ATRÁS EN LA HABANA

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
El régimen comunista cubano está tan herido de muerte como el venezolano. Se equivocan los medios europeos cuando titulan desde el miércoles que «Trump impone graves medidas contra Cuba» o «EE.UU. prepara una ofensiva anti-Cuba». Recuerda a cuando el diario «Pravda» acusaba al físico disidente Andrei Sajarov de «actividades antisoviéticas» o a Lech Walesa y a Juan Pablo II de «ofensiva antipolaca». Cuando habla de Donald Trump, la prensa europea se parece mucho a aquella máquina de mentir que era el órgano comunista soviético «Pravda». Sus dictados ideológicos, fobias y deseos ecli... más »

ORLANDO VIERA-BLANCO, ES VENEZUELA HIJO: ¡ENTIENDELE!

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
«El sacrificio de la mujer venezolana por estos días es gigantesco. Le ha tocado sobrevivir y cuidar a su familia en un país devastado. Es sumarle a la soledad y desarraigo, la indignación.» Llegué a casa [en el exterior] que no es mi hogar. Uno de los destinos que abrigan esa palabra complicada:Tránsito, de paso, temporal. ¿Hasta cuando tanta transitoriedad? Un episodio me alegró y estremeció la vida. Mamá y papá habían decidido venir a casa a pasar Semana Santa. Al menos podía amanecer en transitoriedad(solo estaría 48 horas en casa), disfrutando su compañía y un café único: el q... más »



MIBELIS ACEVEDO DONÍS, HACIA EL FUTURO

Como una dolencia bien acomodada en eso que el romanticismo nacionalista alemán llamó el “Volksgeist”, el ahistórico e imperturbable “espíritu del pueblo”, la sujeción a los referentes del pasado no duda en tullir nuestro presente, en paralizarlo. A contramano de la evolución registrada durante el siglo XX (no en balde Manuel Caballero celebra el visible ingreso de las masas a nuestra historia, cuando los venezolanos deciden bajar del caballo, tomar la calle y dejar constancia fáctica de su existencia en la polis) pareciera que el atasco desempolva la tentación del salto-atrás, el husmeo angustioso en un pasado de gloria que dé razones para despachar a la política. La Edad de los héroes, dominada por la imaginación y la fantasía, ese tiempo de quienes remitían “toda ley a la punta de su lanza”, tiende a rebrotar crónicamente entre nosotros. 

Da la impresión de que nuestro fragmentado imaginario navega entre dos aguas. El mito democrático, por un lado, nos lleva a añorar ese interludio de civilidad anudado a la “consciencia popular de la propia fuerza”, como dice Caballero. Ese nervio que se manifestó “en el 52 contra la dictadura, en los 60 contra la guerrilla, y por supuesto el 23 de enero de 1958 y el 14 de febrero de 1936”, no deja de repiquetear en la memoria como prueba de la madurez de la que fuimos capaces. Se trata de nuestro luminoso ingreso a la Edad de los hombres, aquella en la que, como anuncia Vico, la razón y la reflexión prevalecen sobre la imaginación. Sí, en un momento dado superamos el atavismo dictatorial, soñamos, construimos y ejercimos la democracia, y nadie puede decirnos lo contrario. 

Pero por otro lado, escarbando en el foso de nuestros miedos, deseos y carencias, el mito heroico (del cual bebió abundantemente el chavismo) sigue haciendo fiesta. “Hay pasados que no terminan de irse; el pasado venezolano es uno de ellos”, escribe Ana Teresa Torres: acá “el futuro siempre será, paradójicamente, pretérito”. Los héroes no dejan de reencarnar entre nosotros, invocados por la tribal expectativa, por la sensación de desamparo y la incertidumbre, por el desgaste de esa noción de autonomía que se va borrando junto con el ciudadano.

Así que en tanto “hijos de Bolívar”, como algunos nos bautizaron -herederos también de una frustración, del ideal trunco, de una gesta incompleta- no es raro que nos fijemos no en la devastación que dejó la guerra de independencia, no en sus saldos trágicos, no en la desestabilización en la que sumió a un país; sino en la grandiosidad de ese patriarca infalible, en su divina virtud, que a la vez nos es tan esquiva. Nuestra condición de mortales sometidos por la fatalidad encuentra en el mito heroico un pulcro refugio. La intervención del padre, el protector, el audaz guerrero, nos brindaría excusas para desdeñar las pacíficas gestiones del ciudadano. Al lado de los brincos con garrocha de esos intrépidos conductores, el paso-a-paso de quienes apuestan a la eficacia de la política luce más bien timorato. El rechazo a la violencia muta así en inquietud de blandengues, la invitación a apelar al logos en pecaminoso inmovilismo. 

A expensas de esos mitos se debate el ser deseante, y eso abre grietas en lo identitario, nos hace víctimas de un desacompasado concierto de expectativas en lo político. Ay, la contradicción no puede ser mayor: pues la fortaleza que exhibe el liderazgo surgido en estos tiempos -fruto de la fragua institucional del Parlamento- parece estar recordándonos a cada instante su condición de civilidad. 

Pero eso no ha bastado para ahuyentar las quimeras empeñadas en desordenarnos los referentes. El discurso de esa dirigencia opositora, aunque ajeno a las desgreñados modos del liderazgo populista y su vis autoritaria, sigue sin precisar el alcance de su compromiso estratégico, cebando expectativas tan heterogéneas que terminan por restar peso a la cualidad de los procedimientos. El fantasma de la intervención, por ejemplo -delirio en el que se columpia el extremismo, cuyo apego a la adopción de medidas de fuerza arrastra consigo la justificación implícita o explícita de la violencia- se resiste a ser desalojado. A sabiendas del interés de los aliados en la salida política, la posibilidad de un cambio empujado también por la necesidad de una negociación urgente y la exigencia de elecciones libres, vuelve a ser desplazada por el ardor de la insurrección popular, la épica de la calle, el fulminante deadline. Las señas del mito revolucionario, en fin, no dejan de reproducirse. 

Entretanto, la crisis nos engulle, aprieta los tiempos. La falta de resultados pide replantear algunas cosas: ¿hasta dónde es posible eludir la obligación ética del presente, mientras seguimos enganchados en las inexactas claves del pasado? Quizás conviene reubicarnos en medio de esa borrasca, exprimir las ventajas de la presión disponible; y fluir junto con las potentes fuerzas que, según Walter Benjamin, empujan al ángel de la historia hacia adelante, hacia el futuro. 

Mibelis Acevedo Donís
@Mibelis

TRINO MÁRQUEZ, EL GOBIERNO NO QUIERE NEGOCIAR: RAZONES

La solución ideal, óptima, de la terrible crisis que vive el país, sería la concreción de unos acuerdos negociados entre el régimen de Nicolás Maduro y la oposición, liderada por Juan Guaidó, quien es evaluado positivamente por 70% de los venezolanos, mientras su oponente exhibe esa misma cifra, pero de rechazo. Maduro se encuentra aislado en el plano internacional. Las elecciones del 20 de mayo fueron criticadas por la mayoría de las naciones democráticas del planeta. Su legitimidad de origen ha sido cuestionada. Se encuentra en bancarrota. Cercado financieramente. Carece también de legitimidad de desempeño. Sin embargo, rechaza negociar con la oposición, olocada en el punto más alto de reconocimiento internacional y apoyo interno desde 2015, cuando se realizaron las elecciones para la Asamblea Nacional.

Ese negativa, por supuesto, no es frontal. El estilo insolente de Diosdado Cabello ha sido sustituido, en parte,  por el tono más amable de Héctor Rodríguez, el joven gobernador de Miranda, o el talante más cínico e inescrupuloso de Jorge Rodríguez, quienes formulan vaporosas ideas globales sobre un hipotético diálogo. Según las piadosas expresiones de esos personajes, el gobierno quiere ‘dialogar’ con la oposición. 

¿De verdad quiere hacerlo? Si en realidad estuviese interesado en mantener una relación fluida con sus oponentes, podría tomar algunas medidas. Menciono solo las siguientes. Liberar algunos presos políticos y líderes sindicales detenidos de forma arbitraria; allí se encuentran Iván Simonovis, los comisarios de la Policía Metropolitana, Juan Requesens, a quien se le violó la inmunidad parlamentaria, y Rubén González, a quien se le quebrantó el fuero sindical. Levantar las sanciones que pesan sobre Henrique Capriles y  María Corina Machado, inhabilitados  por ese ente fantasmal que es la Contraloría General. Permitir la incorporación a la Asamblea Nacional de los tres diputados de Amazonas, excluidos del Parlamento por una decisión caprichosa e inaceptable en un Estado federal descentralizado como el que define la Constitución del 99. Reconocer la legitimidad de la Asamblea Nacional y devolverle sus competencias, entre ellas aprobar el Presupuesto Nacional. Debe mostrar algún gesto que indique la posibilidad de cambiar la composición del CNE. 

En resumidas cuentas: Nicolás Maduro tendría que dar algunas pistas concretas de querer negociar una salida pacífica a la grave situación nacional, que destruye al país, afecta a los grupos más humildes y erosiona cada vez más las bases sociales del gobierno. Las proposiciones abstractas que plantean los voceros del régimen lo único que provocan son sospechas. Se nota que lo único que buscan es ganar tiempo para el que temporal amaine, para que decline el efecto Guaidó o para que ceda la presión internacional. Son tretas burdas que intentan evadir la resolución del conflicto medular: el rechazo que produjo la elección del 20-M y el intento de Maduro de perpetuarse en el poder mediante malas mañas.

Nicolás Maduro sabe que él representa el obstáculo fundamental y que mientras permanezca en Miraflores  los problemas persistirán. ¿Por qué, entonces, no negocia su salida ordenada del poder? Porque no se siente suficientemente débil, ni ve a sus rivales con la fuerza necesaria para desplazarlo.
Todavía controla las FAN. Su cúpula, apunta Michael Penfold, se transformó en una poderosa corporación de negocios económicos. Actúa como una compañía anónima que resguarda sus intereses financieros. Por esa razón, se hacen los locos frente a la destrucción de su propia institución, el avance del paramilitarismo, el fortalecimiento de los colectivos y de la milicia, cuerpos armados y violentos del madurismo. El régimen ejerce la represión, con el beneplácito de las FAN, a través de esos grupos irregulares.

Mediante la hegemonía y el chantaje comunicacional, Maduro ha logrado invisibilizar o desvirtuar en cierta medida la crisis eléctrica y de agua y reducir su carga explosiva. Las grandes estaciones de  televisión tratan con una sutileza irritante las penurias de la población. A los circuitos radiales se les prohibió reportar en vivo el drama de los habitantes de las ciudades y pueblos, sometidos al látigo de los cortes intempestivos y prolongados de agua y electricidad. Las protestas populares son sofocadas de inmediato y con virulencia. El gobierno viola los derechos humanos de la población, entre ellos el derecho a estar bien informado. Los periodistas han sufrido los rigores del sadismo oficial.

El Psuv todavía cuenta con cerca de 30% de apoyo popular. Es el partido que aglutina la mayor cantidad de militantes o simpatizantes dentro del espectro político nacional. Esta fortaleza relativa del partido de gobierno permite que Maduro  cuente todavía con alrededor de 25% de aceptación. Estos números, que en otro contexto, obligarían al Presidente a negociar, Maduro los asume como una fortaleza. Se considera una minoría, pero una minoría significativa frente a la dispersión de los partidos opositores.

Maduro es poyado por las dictaduras más oprobiosas de la Tierra y por grupos guerrilleros y terroristas internacionales. Considera esta, otra ventaja.
Por estas razones, no negocia. Solo es posible obligarlo.

Trino Márquez
@trinomarquezc

AL COMPÁS DE LA CIENCIA GIOCONDA CUNTO DE SAN BLAS, CONTRA EL ATRASO, EDUCACIÓN

Mi amigo João era niño cuando vino con sus padres de Portugal en busca de un mejor destino. Al llegar a Venezuela se prometió a sí mismo aprovechar las oportunidades de estudio que este país le ofrecía y así, con 11 años y sin el respaldo paterno que lo quería en casa para trabajar, logró ser aceptado en la escuela cercana a su casa. Comenzó sus estudios cuando todavía no dominaba el español y no se detuvo hasta culminar al cabo de los años un doctorado en una prestigiosa universidad europea, con una beca de la Fundación Gran Mariscal de Ayacucho, luego retribuida a la nación con servicios de alto nivel en la industria petrolera.

Traigo esta historia a colación para destacar el contraste de oportunidades de ascenso social hace medio siglo entre una Venezuela que se abría paso hacia el desarrollo en democracia y Portugal, entonces una nación bajo la férrea dictadura de António de Oliveira Salazar, un país subdesarrollado y depauperado, con el mayor analfabetismo de Europa a mediados del siglo XX.

Cincuenta años más tarde, la situación ha revertido. La calidad de la educación en Venezuela ha ido disminuyendo ostensiblemente, en paralelo con la crisis general del país, al tiempo que los niños portugueses reciben ahora una educación de alta factura, comparable a la de los países más adelantados de Europa, tanto que ese país tan cercano cultural y afectivamente a nosotros se ha convertido en un referente mundial en mejora educativa y pedagogías innovadoras. A lo largo de los últimos 15 años, con gobiernos de diferentes corrientes políticas e ideológicas, se ha respetado la decisión del ministerio de educación portugués de dar continuidad a las políticas concebidas para aumentar la exigencia y el rigor en establecer objetivos, metas curriculares, programas bien fundamentados científicamente, mayor exigencia hacia alumnos y profesores en los distintos cursos escolares

La evolución entre 2000 y 2015 es significativa: la renta económica y el estatus socioeconómico y cultural de las familias aumentaron en este periodo. Portugal ha tenido una mejora continua en las pruebas PISA (pruebas trienales, respaldadas por la OECD, que se hacen desde el año 2000 a jóvenes de 15 años en muchos países; la última publicada en 2015 contó con la participación de 70 países), situándose en todas las pruebas por encima de la media OECD. En el año 2000 la brecha entre Finlandia y Portugal era de 76 puntos, reducida a 25 en las pruebas de 2015 (ya se hizo otra prueba PISA en 2018; resultados todavía inéditos), un rendimiento que se ha traducido en millones de euros sumados al crecimiento económico, lo cual ha incidido en una mejora de la percepción actual de las familias sobre la importancia de una buena educación

Al igual que en otros países exitosos en materia educativa, uno de los factores de superación del sistema portugués  es la formación docente. Los educadores portugueses han visto cómo las condiciones de acceso a la docencia se hacen más estrictas: ahora tienen una formación inicial de cinco años, formación continua obligatoria, refuerzo específico en los currículos de ciencias y formación específica en metodologías de carácter innovador. Recientemente se han introducido diferentes formas progresivas de evaluación del profesorado, evaluaciones externas y autoevaluaciones.

Se ha creado el programa de Territorios Educativos de Intervención Prioritaria que busca mejorar los modelos de aprendizaje, paliar el abandono y el ausentismo, fomentar la disciplina o facilitar la transición al mercado laboral. En 2008 la tasa de abandono era del 34%, en 2016 era del 14%, acercándose así a la meta del 10% para 2020, propuesta por la ONU en sus objetivos del desarrollo sostenible.

Liderando todo este proceso está la figura del Ministro de Educación, Tiago Brandão Rodrigues, de 38 años, doctorado en Bioquímica, quien renunció a su cargo de investigador científico en oncología en Cambridge para asumir el reto de elevar la calidad del sistema educativo de su país a niveles competitivos con los de los países europeos de mayor exigencia. Y lo está logrando.

Este ejemplo, cercano a nosotros culturalmente, debemos tenerlo presente mientras elaboramos los temas educativos en el Plan País bajo criterios de excelencia propios del siglo XXI, a ser aplicados cuando en un futuro, ojalá próximo, emprendamos el camino de la civilidad y el desarrollo que nos ha negado el régimen a lo largo de dos décadas. 

Gioconda San-Blas 
gsanblas@gmail.com
@davinci1412

JORGE V. ORDENES-LAVADENZ, SALE AL-BASHIR, QUEDA SU ESTELA EN SUDÁN,

El dictador, general Omar Hassan al Bashir gobernó y el pueblo lo soportó 30 años, más tiempo que ningún otro líder desde que el país devino independiente en 1956. Fue visto internacionalmente como un paria. En los 1990 agasajó a Osama bin Laden lo que hizo que EEUU activase sanciones que en 1998 incluyeron el bombardeo de una fábrica en Jartum por considerarla allegada a Al Qaeda. Gobierna los 21 años que dura la desastrosa guerra del sur de Sudán en la que hace arrojar bombas de barril de aviones en poblaciones indefensas, incendia iglesias cristianas, niega enviar alimentos a habitantes de las montañas Nuba, tortura prisioneros víctimas de la terrible “Janjaweed,” la milicia del gobierno, en tanto EEUU, Reino Unido, Unión Europea, Unión Africana, China, Rusia y los países del Golfo buscan luego maneras de avenirse con él. En 2011 el país se divide y Sudán del Sur consigue su independencia. Pero al-Bashir sigue la lucha brutal con rebeldes en otras regiones del país. Incluso envía miles de soldados a conflicto de Yemen donde todavía están… y se ignora si serán repatriados.

El pueblo de Sudán acaba de sacar a al-Bashir. Pero otro general, A. Auf, ministro de defensa y confidente de al-Bashir, toma el poder, ambos acusados de haber cometido crímenes en Darfur lo que hace que la Corte Penal Internacional los impute por crímenes de guerra. Auf dura 24 horas y es reemplazado por otro general, A.B. Burhan, lo que no satisface al pueblo y sus años de descontento, meses de protestas, docenas de muertos en manos de las fuerzas de seguridad, y perennes demandas populares de “cambio,” para por desgracia caer en manos de militares cómplices de al-Bashir. Éstos dizque anuncian que liberarán a los prisioneros políticos, y que se inicia un período de dos años de transición en que se suspende la vigencia de la Constitución, y que el proceso será dirigido por un consejo militar que por el momento disuelve el gobierno y declara toque de queda a partir de las 10 de la noche.

La proclama y sus bemoles enardecen a la población que entre otras cosas denuncia “el reemplazo de un ladrón… por otro,” y las redes sociales proclaman: “si cayó uno… caerá otro…” como también ocurrió recientemente en Argelia donde el clamor popular depone al dictador lo que, junto a lo acontecido en Sudán, es posible que represente una nueva “primavera árabe” que de 2010 a 2013 demanda libertades civiles y políticas en los países árabes. Comienza el 17, diciembre, 2010 en Túnez donde la policía decomisa la mercadería y cuentas de ahorro del vendedor ambulante, Mohamed Boauzizi, que opta por inmolarse en protesta. Durante su agonía de días, el pueblo se rebela contra el dictador de Túnez, Zine el Adibine Ben Ali, que dimite. 

El mundo árabe imita a Túnez y los líderes de Egipto (Mubarak), Libia (Gadafi, con la ayuda de la OTAN), Argelia (Buteflika) pasan a la historia. En Siria y Yemen (el conflicto continúa, y se ven seriamente afectados Al Assad, y Saleh, respectivamente. Solo Catar y los Emiratos Árabes Unidos se vieron inafectados.

Como editorializa el Washington Post: “El señor Trump debe aprender de la caída del señor al-Bashir. Lo que ha acontecido en Argelia y Sudán muestra que el ciego apoyo de su administración a autócratas árabes como al-Sissi, de Egipto, y bin Salman, de Arabia Saudita, es apostar mal.” Ya podía activar las sanciones globales de la ley estadounidense Magnitsku para juzgar y sentenciar a culpables de corrupción y abusos en Sudán.

 Jorge V. Ordenes-Lavadenz
@JvordenesV 

HERMANN TERTSCH, CUENTA ATRÁS EN LA HABANA

El régimen comunista cubano está tan herido de muerte como el venezolano.

Se equivocan los medios europeos cuando titulan desde el miércoles que «Trump impone graves medidas contra Cuba» o «EE.UU. prepara una ofensiva anti-Cuba». Recuerda a cuando el diario «Pravda» acusaba al físico disidente Andrei Sajarov de «actividades antisoviéticas» o a Lech Walesa y a Juan Pablo II de «ofensiva antipolaca». Cuando habla de Donald Trump, la prensa europea se parece mucho a aquella máquina de mentir que era el órgano comunista soviético «Pravda». Sus dictados ideológicos, fobias y deseos eclipsan toda realidad. Porque Trump no impone medidas contra los cubanos ni contra Cuba. Impone medidas contra  el aparato de la dictadura para forzar a esta a reformas para el respeto los derechos y la libertad de los cubanos. Aquello que cándidamente se buscó con el embargo-que ridículamente algunos llaman bloqueo-.

El intento de liberar Cuba en 1963 en la Bahía de Cochinos, fue el último esfuerzo real de cambio de régimen. Todo indica que el segundo es ya el principio del fin del régimen castrista. Las empresas europeas, muchas españolas que se han beneficiado de las condiciones de la tiranía para sus negocios, habrán de optar entre su complicidad con los comunistas de la isla o la probidad necesaria para otros mercados como el de EE.UU. Sucedió con la Sudáfrica del apartheid. Pretender, como hace el gobierno de Pedro Sánchez que la Unión Europea y sus miembros hagan de la defensa del régimen criminal comunista una bandera de guerra contra EEUU, es una insensatez propia de Sánchez, de Podemos y de algún comunista en el aparato de Bruselas que podría salir cara.

En marcha por tanto las leyes contra el régimen que tiene al país secuestrado en la tiranía, el terror, la miseria y la necesidad desde hace 60 años. Y secuestra otros países como Venezuela. En Washington, la coincidencia de la crisis venezolana y un Trump que prepara su segundo mandato han llevado a una conclusión cierta y letal para el régimen cubano. La Venezuela comunista es un peligro para la región y EE.UU. y lo es como colonia del régimen cubano. Sea o no necesaria una intervención militar en Venezuela, lo cierto es que la intervención militar allí la hizo Cuba hace veinte años. Y para acabar con el régimen de Maduro hay que apuntar a la cabeza. Que está en La Habana. 

Operación en marcha. Se intensifica con la limitación de transferencias monetarias y otras sanciones que tendrán efectos económicos, políticos y psicológicos importantes. Como lo tuvo el boicot al régimen del apartheid sudafricano. El régimen comunista atenta como el racista contra la dignidad humana. Y se impone la convicción de que es inaplazable acabar con el régimen comunista de Cuba. Entre los cargos acumulados en 60 años están el envenenamiento de sociedades enteras, exportación de crimen y odio ideológico, saqueo de pueblos cercanos, narcotráfico, promoción de inestabilidad y corrupción y proyectos totalitarios y asesinos.

La ley Helms-Burton había sido aprobada bajo Bill Clinton. Y parcialmente en suspensión por lo mismo que se han ignorado las violaciones de los derechos humanos en Cuba y sus actividades criminales en el hemisferio. Todos querían evitar tensiones con aliados que han protegido a la dictadura de los Castro en Europa e Iberoamérica. Eso ha cambiado. En Iberoamérica hay un consenso contra la dictadura comunista de Cuba como jamás lo hubo. Las únicas salvedades son el delincuente nicaragüense Daniel Ortega que puede acabar ante el Tribunal de La Haya junto a Nicolás Maduro y el descartado López Obrador que parece empeñado en naufragar antes de haber navegado. Los hijos izquierdistas españoles que han comprado casa en Cuba podrían tener desagradables sorpresas. Los cubanos honrados no lo lamentarán.
Fuente: ABC

Hermann Tertsch
@Hermann2124

ORLANDO VIERA-BLANCO, ES VENEZUELA HIJO: ¡ENTIENDELE!

«El sacrificio de la mujer venezolana por estos días es gigantesco. Le ha tocado sobrevivir y cuidar a su familia en un país devastado. Es sumarle a la soledad y desarraigo, la indignación.»

Llegué a casa [en el exterior] que no es mi hogar. Uno de los destinos que abrigan esa palabra complicada:Tránsito, de paso, temporal. ¿Hasta cuando tanta transitoriedad? Un episodio me alegró y estremeció la vida. Mamá y papá habían decidido venir a casa a pasar Semana Santa. Al menos podía amanecer en transitoriedad(solo estaría 48 horas en casa), disfrutando su compañía y un café único: el que prepara mamá…

LA PROCESIÓN VA POR DENTRO

Son las 5:30 am. Siento el aroma a café Caraqueño. Es mamá que desde hace media hora está en la cocina colando el culto milagroso. Su proceso es clásico. No el café instantáneo sino con greca y leche evaporada. Me voy directo a la cocina. Mamá está ahí como lo ha estado desde que nací. Encarando el amanecer. De pronto va al cuarto al lado de la cocina. Mientras hierve el café, va a chequear a papá quien sufre un párkinson espástico avanzado…Llego a la habitación y la veo contemplando a papá. Parada, de brazos cruzados, cabeza gacha, mirada dulce a medio camino entre llorar y reír. Lágrimas que contiene, al ver a quien fue siempre un roble ahora con sus ramas lánguidas y dobladas. Risa que aflora, porque aún vive, reconoce y habla.

-¿Qué haces mamá? Pregunto. «Ya te estoy preparando tu café», responde como si se tratara de una orden-sic-!que no lo es!. ”Vine a ponerle un poco de música a tu papá» Boleros tocados a Piano por el prodigioso Cubano de Cien Fuegos, Enrique Chía [Otro talento en el exilio con Cuba en su corazón]. ¡Cuanta alegoría! “A él le gustan porque los murmura, ahora con menos voz y oído. Le veo acostado [a mi padre] y me quedo como mamá. A medio camino, entre reír y llorar. Muy delgado, mirada voluntariosa entre fatiga, olvido y vejez. Me ve y me dice bromeando: “¡Excelentísimo, dios te bendiga!”. Cuanta alegría recibir al menos unas gotas de lucidez y buen humor. “Como están todos; Gabi, las niñas, los niños. ¿Cómo ves al muchacho [Guaidó] y Venezuela?» Le respondo: ¡Vamos muy bien padre! Pero tú: ¿Cómo vas?. «Bueno paseando como la manzana: de la sala al comedor.”

De pronto quiere salir y tomar aire. Mamá de inmediato se inclina para sobreponerle. Está muy rígido. Poco mueve sus piernas. Traté de intervenir pero desconozco “la técnica”. No puedes jalarlo sopena de lesionarlo. Tiene su método. A pesar de estar delgado, pesa. Mamá con una destreza única, lo incorpora. ¿De dónde una mujer tan frágil y pequeña con más de siete décadas a cuesta, saca fuerza y destreza para vencer aquella inmovilización? Pues no puede venir de otro lugar que de un amor inmenso e infinito que confiere el poder de Goliat a quien parece un colibrí […] El café anuncia que está a tono. Sale rápidamente de la habitación. Dice que sostenga a papá que va por el café. No tarda más de 5 minutos y regresa con dos tazas. La otra es para papá. Le da un sorbo, le termina de levantar, y se lo lleva a dar una vuela. Hábilmente, trepidante, heroicamente. No pude tomarme el café. Me senté desplomado en la cama y pensé: Venezuela, un matriarcado de linaje imbatible, no merece otro desenlace que la misma nobleza materna y poderosa que nos distingue. Es hora de sanear un país que intitula tanta historia de libertad y honor. Es hora…

NUESTRA MUJERES SON ÚNICAS

El sacrifico de la mujer venezolana por estos días es gigantesco. Le ha tocado sobrevivir y cuidar de su familia en un país devastado. Es sumarle a la soledad, desesperanza y desarraigo, la indignación. Pero no se permiten ni llorar ni ser consoladas. Su misión es dar alegría, paz y vida aún a cuenta de la propia. ¡Cuando sentido de honestidad, de entrega, de lealtad! Es la denominada justicia de vientre materno. !Imbatible!

No he visto en nuestra mujeres expresión de derrota. Pueden estar cansadas pero no capitulan. Tampoco recuerdo queja que no venga acompañada de una sabia reflexión…Siendo un niño de 7 años caí de un árbol tratando de salvar un gato de meses que no sabía como bajar. En el intento de llegarle la rama colapsó y caí torpe al cemento. Recibí un fuerte golpe en la espalda que asustó a mi padre como a todo médico cuando el paciente es él o un familiar. También se enfadó por “la travesura” cuya razón desconocía. Mamá en silencio sólo dijo cuatro sabias palabras: ”Es tu hijo. Entiéndele…»

(…) Mamá llegó «del paseo» [10 minutos] de vuelta con papá. Aún no había probado el café. Estaba pensativo, triste. ¿Por qué nos tocó vivir tanta separación en momentos que demanda necesitamos tanta unión? ¿Por qué aún no alcanzamos el derecho a vivir o morir en nuestros en nuestro jardín? Ayudo a acostar a papá nuevamente. Ella sonrió. Es que nuestras madres en los momentos más difíciles, no tienen nada más para sus hijos y para la vida, que una sonrisa, una palabra de aliento y un dios te bendiga. Le dije: ¡Mamá llevas muy consentido a papá. ¡Le haces todo! Y me respondió con sus cuatro sabias palabras: Es tu papá. Entiéndele…

Así son mujeres: únicas. Mujeres santas de tierra de gracia. Mujeres abnegadas, madres de la decencia, de la bondad y el amor. Con ese linaje y con esa majestuosa huella perenne ¿quién pierde la esperanza, la fuerza y el espíritu de lucha?.

Cuando dije a mi madre que a veces me siento un poco cansado y ansioso, ya todos sabéis que me respondió… «Es Venezuela hijo. Entiéndele…» Y no es una orden…

Orlando Viera-Blanco
@ovierablanco 
Embajador de Venezuela en Canadá