lunes, 28 de enero de 2019

ACTUALIZACIÓN, DE "EL REPUBLICANO LIBERAL II”, LUNES 28-01-2019


CARLOS RAÚL HERNÁNDEZ RUGIDO DE RATÓN

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 18 minutos
La incapacidad, la arrogancia, la fatuidad y la soberbia, cuatro jinetes apocalípticos que en realidad son como quince, llegan periódicamente en estos veinte años con sus trompetillas a neutralizar éxitos posibles y generar tragedias. Pero en vez de montar imponentes bucéfalos, andan a horcajadas en chivos, mulas, burros y hasta cochinos para llegar a la feria. La falta de memoria colectiva, de opinión pública, de sentido crítico, ayuda a que esta cabalgata estrafalaria siga impune, porque quienes deberían evaluar sus acciones son fans. Hoy aparece con Juan Guaidó una llama a la qu... más »

GUSTAVO TOVAR-ARROYO, ¿QUIÉN ES JUAN GUAIDÓ?

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 40 minutos
EL NUEVO PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA: Si aspiras a conocer la abundante carrera curricular (académica y política) de Juan Guaidó Márquez esta entrega no es para ti. Te recomiendo que busques en Wikipedia. Si por el contrario deseas conocer, aunque sea someramente, al ser humano, al sereno pero corajudo y valiente venezolano que es el nuevo presidente de la república de Venezuela, esto te servirá, te dará una noción más cercana sobre el ser humano. Al menos, eso intentaré. OTRO TIBURÓN RENACIDO DE LA CENIZA Juan Guaidó es un guaireño de pura cepa, no deja de hablar de las maravillas... más »

OMAR ÁVILA, DETRÁS CÁMARA DE #GUAIDÓCHALLENGE

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 40 minutos
Esta última semana ha sido muy movida, las cosas han pasado tan rápido que no ha dado tiempo de reaccionar ni de un lado, ni del otro. Y es que con el paso de los días continúa aumentando la presión exterior contra el gobierno, aunque a lo interno cuente con el apoyo militar. Lo cierto es que en apenas unas horas renació la confianza y con ella la esperanza ante un colega poco conocido en la política nacional, al punto de que en las primeras de cambio, el régimen –de manera peyorativa- lo calificó de “muchacho”. Uno de los eventos más resaltantes, y que ha mantenido a la gente con... más »

GONZALO VILLAMIZAR ADARME, EL REGIMEN CHAVEZ MADURO

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
Casi la mitad de los médicos venezolanos se ha exiliado en búsqueda de trabajo En veinte años este gobierno ha destruido a Venezuela, crimen que Hugo Chávez, por su odio a la propiedad privada, inició gritando “exprópiese”, imitando a Stalin, para abatir 600 haciendas de agricultura y ganadería entregándolas a delincuentes, acabando con la Soberanía Alimentaria; cierre de 4.500 empresas grandes y pequeñas que elaboraban medicamentos y todo tipo de utensilios; agresión a un país de treinta millones de habitantes, en este momento de 26 amillones porque cuatro salieron en vergonzoso ... más »

LUIS FUENMAYOR TORO, LA LUCHA POR EL PODER

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
Los últimos 20 años del modelo instalado en 1959 fueron de gran deterioro de las condiciones de vida de los venezolanos. A muchos les disgusta que se les recuerde esta verdad, pues estuvieron entre sus causantes o sus cómplices, o incluso entre quienes la “disfrutaron”, como hoy son muchos quienes disfrutan de la miseria y necesidades de sus compatriotas. Pero fue así, y aquella situación de descomposición fue la que permitió ocurrieran todos los hechos políticos de finales de siglo, desde el caracazo en 1989 hasta la victoria electoral de Chávez en 1998, pasando por las movilizaci... más »

GUILLERMO RODRÍGUEZ GONZÁLEZ, ¿QUÉ ES EL SOCIALISMO EN SENTIDO AMPLIO Y POR QUÉ ES TAN DESTRUCTIVO?

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
Para refutar los dogmas socialistas, es menester conocer, sin romanticismos, sus postulados. Comenta la periodista Vanessa Novoa, que mientras observaba cómo del cubo de basura de un puesto callejero de comida una persona lamía escasos restos de comida, pensó en todas las personas que morirán hoy en Venezuela: asesinados por bandas armadas, por la falta de medicinas e insumos médicos en los hospitales, enfermos por epidemias que ya habían sido erradicadas, vencidos por el hambre. Víctimas de un régimen comunista. Explica que los líderes del socialismo opositor no quieren ver la dim... más »


CARLOS RAÚL HERNÁNDEZ RUGIDO DE RATÓN


La incapacidad, la arrogancia, la fatuidad y la soberbia, cuatro jinetes apocalípticos que en realidad son como quince, llegan periódicamente en estos veinte años con sus trompetillas a neutralizar éxitos posibles y generar tragedias. Pero en vez de montar imponentes bucéfalos, andan a horcajadas en chivos, mulas, burros y hasta cochinos para llegar a la feria. La falta de memoria colectiva, de opinión pública, de sentido crítico, ayuda a que esta cabalgata estrafalaria siga impune, porque quienes deberían evaluar sus acciones son fans. Hoy aparece con Juan Guaidó una llama a la que debe protegerse de estos y muchos otros asedios.

Porque vienen montados en sus cuadrúpedos entre ruidos variados, y pueden devastar a punta de arrebatos y torpeza sistemática cualquier posibilidad de cambio, cualquier esperanza. Lo más probable es que después de cada trastada, de nuevo no aparezcan los responsables porque siempre se agachan a la hora de rendir cuentas. Cada vez que actúan dejan un hueco en el ozono, una oleada de depresión colectiva y familias enlutadas. Muchachos que mueren detrás de un sueño fatuo que se paga con sangre. Esta vez fueron veintiséis los cadáveres. La acción política toma la forma perversa de crear problemas sin resolver ninguno.

Desde 2005 el chavismo se coge las instituciones sin disparar un tiro. Por el otro lado le levantaron la mano a Carmona y le soplaron el decreto fatal. La antipolítica inaugura un mundo de aprendices de brujo y vuelve rampante en las elecciones municipales y presidenciales de 2017 y 2018. Se disloca el proyecto de acumulación de fuerzas, de toma territorial del país y la casa deviene cenizas. En los muros de las ruinas están las inscripciones de la prédica ingenua, infantil. Reaparecen para continuar con los argumentos en 2018 y pretenden marcar la pauta a la AN. Pero Guaidó existe gracias a que elegimos la AN. De no ser así, no habría sino carbón.

Sexo de los ángeles

Se promueve una discusión constitucional sobre si Maduro es legítimo, usurpador, un vacío de poder ambulante, un “no lo llames presidente”, una distracción. Argumentan que tenía la AN que destituirlo, nombrar una “junta de transición” y Presidente de la República. Afincado en décadas de insolvencia política se mantiene un poder que debería haber cambiado. Pese a las advertencias de no crear nuevas fantasías, se presentaron el 10E y luego el 23E, fechas mágicas, encrucijada de destinos. Los militares a los que enviaron mensajes apaciguadores ven síntomas que minan la confianza.

De ser cierta la violación del compromiso con los aliados… ¿cómo creer las promesas de amnistía que pretendieron borrar en un mes las diatribas de veinte años? Da a pensar que los excluidos prospectivos en su nuevo régimen no serán solo los chavistas, sino también todos los demás partidos políticos. Encima de birlar a sus aliados, quedó en evidencia la pretensión de un selecto estamento de cogerse el país. El gobierno ha creado una sociedad mendicante, angustiada, desprotegida, sin futuro, por su empeño en no dar marcha atrás a un modelo económico que debió desaparecer con los cromagnones.

Desestiman que chinos y rusos lo abandonaron hace décadas, y los bolivianos ni se le acercan. El 23 de enero de 2019 lo que antes se llamaba pueblo chavista demostró en las calles de nuevo que toda revolución es una desgracia, la peor que puede atravesar cualquier país y que si los gobernantes no dan un viraje hacia la realidad, estamos en el preámbulo de la destrucción, del Estado fallido. No se entiende que un grupo en el poder que explotó la demagogia del amor a los pobres, demuestre la más gélida insensibilidad ante la tragedia social.

Entendimiento nacional

Además esa pulsión insólita de romper relaciones y amenazar a EEUU con un rugido de ratón es para preocuparse. Sin la menor simpatía por la presencia de los militares en la política, pienso que la única respuesta racional de estos días la dio el general Padrino aunque se esperaba que se levantara la mano a sí mismo para juramentarse, (según los chismes estaba defenestrado) Pese al inconstitucional grito de “¡Chávez vive!”, después de la experiencia en días de demencia polimorfa, ubicua, exuberante, su declaración hace pensar que la FAN teme a la anarquía que rechina en las cabezas y que estimulan factores internacionales.

Tampoco el ministro debió callar sobre los veintiséis asesinatos. Entre los extremos que representan Putin y Trump y sus operadores locales, el ministro expuso un elemento central para conseguir el camino: el entendimiento, el diálogo, que deberían haber planteado Guaidó y Maduro, y coincide con la UE. La división de las FAN significaría una guerra civil y la posible fragmentación territorial de Venezuela, la puesta en peligro del Golfo, y países vecinos podrían cobrar su presa. Por eso, luego de suficientes insania democráticamente distribuida, los militares deben estar preocupados por quien podría quedarse con la llave de la casa.

Deben estar alarmados por tener que lidiar con semejantes presiones. Sorprendente efecto colateral de la declaración de Padrino, es que algunos que se dedicaron a acusar y encanallar de colaboracionistas a quienes hablan de diálogo y entendimiento desde hace años, ahora dicen que una de las ganancias de esta última y estruendosa opereta es que el gobierno llama al diálogo. Ahora todos serán colaboracionistas.

Carlos Raúl Hernández
@CarlosRaulHer

GUSTAVO TOVAR-ARROYO, ¿QUIÉN ES JUAN GUAIDÓ?


EL NUEVO PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA: Si aspiras a conocer la abundante carrera curricular (académica y política) de Juan Guaidó Márquez esta entrega no es para ti. Te recomiendo que busques en Wikipedia.

Si por el contrario deseas conocer, aunque sea someramente, al ser humano, al sereno pero corajudo y valiente venezolano que es el nuevo presidente de la república de Venezuela, esto te servirá, te dará una noción más cercana sobre el ser humano.
Al menos, eso intentaré.

OTRO TIBURÓN RENACIDO DE LA CENIZA

Juan Guaidó es un guaireño de pura cepa, no deja de hablar de las maravillas de La Guaira o del estado Vargas, incluso cuando no hay razón para hacerlo. En su argot, el rostro de Venezuela (La Guaira) y sus curiosidades rurales y urbanas son una constante. Su memoria del deslave de Vargas es a un tiempo escalofriante e inspiradora, literalmente renacer de las cenizas.

Cuando lo conocí venía uniformado de tiburón, iniciábamos actividades con el movimiento estudiantil y Guaidó era el representante de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB). Si no hubiese sabido que nuestra actividad era clavar cruces blancas por todos los rincones de Caracas y pintarrajear siluetas de fallecidos en las calles como protesta por tanta muerte chavista habría pensado que nos preparábamos para un juego de pelota. Pero no, no era béisbol lo que nos acontecía, era política, iniciábamos el movimiento cívico más importante del siglo XXI en Venezuela: el movimiento estudiantil.

“¿En qué puedo ayudar y servir, señor?”, fue lo primero que me dijo.

PARÉNTESIS SOBRE EL SEÑOR TOVAR

(Nunca les permití que me dijeran “señor”, nunca. De ahí que me llamaran “el Gus”, “poeta”, “Gandalf”, o cualquier vaina que se les ocurriese menos “señor”. Yo era uno más en la lucha, otro de ellos, un venezolano más que aspiraba a la libertad y luchaba como joven por alcanzarla. Siempre intuí que para derrocar al chavismo sería la juventud la protagonista. Siempre creí en ellos. Conociéndolos los confirmé: son muchísimo mejores que uno, son espíritus arrechísimos. Por eso los apoyé como un hermano mayor alcahueta. Todo lo que necesitaban –y más– intentaba procurárselos. El destino de Venezuela estaba en sus manos, ¿cómo no hacerlo? Por eso mi casa, mis recursos (y el de algunos gentiles amigos), mi vida estaba a su orden. Lucharía con ellos y por ellos, de ahí que no aceptaba que me dijeran “señor”: entre los que luchan no hay distancias sociales ni políticas, no hay categorías ni formalismos: hay hermandades. Juan lo entendió de inmediato y desde entonces me llamó “poeta” –y decir que no he dado aún con el poema que honre semejante alteza…, pero ese es otro tema. Sigo.)

¿MUCHACHO?

Me sorprendió del joven Guaidó su temple imperturbable, su serenidad. Amigable, conciliador y siempre dispuesto a ayudar y servir. Es miembro fundador de la prehistoria lúcida del movimiento estudiantil y miembro insigne de su historia, digamos, de su período clásico: 2007. Es decir, tiene años, muchos años, de experiencia como activista social y político. Por eso me burlo de los sesudos o magistrales habladores de huevonadas cuando lo llaman: “muchacho”. No tienen la más remota idea de lo que dicen. Juan Guaidó ha luchado desde que tenía frenillos o pepas en la cara contra la dictadura. Como joven fue uno de los estrategas principales en la única derrota electoral de Hugo Chávez en 2007. Sí, él fue uno de los “generales” que le metieron al dictador aquella memorable revolcada. Lleva esa insignia en su espíritu. Tenía 24 años.

¿Muchacho? No jodan, investiguen…

EL LÍDER

Por ejemplo, recuerdo con especial curiosidad que después de las inolvidables discusiones ideológicas o políticas que se dieron en el seno del movimiento estudiantil –antológicas las de Yon Goicoechea y Stalin González– Juan Guaidó, quien participó activamente en ellas, aunque no apareciese en reflectores, decía: “Bueno, ¿ahora qué hacemos? ¡Ejecutemos, líderes!”

Líder es una palabra recurrente entre los jóvenes de la generación 2007, así se llaman unos a otros. El líder para ellos era aquél capaz de idear y ejecutar la idea, era quien arriesgaba la vida y la libertad por un principio, el que no temía desafiar a la dictadura, pero, sobre todo, el líder era quien estaba al servicio de la causa de la libertad. Juan Guaidó representa a cabalidad la palabra “líder”.

¿Alguna duda?

EL CONCILIADOR

Cualquiera de los líderes de aquella generación: Guevara, Stalin, Goicoechea, Pizarro, Olivares, Diamanti, Mejía, Smolansky, Guaidó, exceptuando acaso a Ricardo Sánchez (a quien siempre le distraían los lujos, las putas y otras nimiedades capitalistas), podría estar liderando este momento histórico con la misma determinación, temple e inteligencia que lo está haciendo el actual Presidente de la República, quizá la única diferencia sea que en el caso especial de él (Guaidó) y de Guevara ambos representaban la urgida conciliación en el movimiento, eran los conciliadores.

Juan Guaidó, el conciliador, tiene años de experiencia cumpliendo ese rol. Lo hizo con el movimiento estudiantil que derrotó electoralmente a Chávez en 2007; lo hizo entre los partidos políticos que en 2015 derrotaron al chavismo en las elecciones de la Asamblea Nacional.

No por casualidad Juan Guaidó es el actual presidente de la república, Venezuela necesita concilio.

EL SERVIDOR PÚBLICO

Guaidó siempre estuvo al servició de la “causa” o de las causas, no de personas o de grupos. En ese sentido encarna como ningún otro la noción del “servidor público”, de hecho, la rescata. Ese “deber ser” del político al servicio de su país, que no aspira al poder sino a servir, a hacer, a ayudar, a conciliar posturas manteniendo inalterablemente los principios y el coraje, que entiende que uno le debe a la patria y no la patria a uno, y que la patria se hace corpórea en el pueblo, en la cultura, en los símbolos, en el lenguaje, en el arte y en la política.

La historia gira por completo con el ascenso de Juan Guaidó a la presidencia de la República de Venezuela, la misma que en su momento presidieron Bolívar o Miranda, Vargas o Páez, Gallegos o Betancourt. Para mí y espero que para muchos otros esto es un aprendizaje y un ejemplo: el servidor público, al fin, en nuestra historia contemporánea, queda reivindicado. Lo celebró infinitamente.

LA BUENA EDUCACIÓN DE CASA Y EL BUEN HOMBRE

El padre de Maickel Melamed (otro líder fundador del movimiento estudiantil) es uno de los hombres que silenciosamente más me ha formado en la vida. Ese señor, su paciencia, su dedicación, su entrega, me hicieron entender lo que la palabra “amor” y la palabra “disciplina” pueden ofrecerle a la civilización. Mucho de lo que hoy es ese ser alado –que no camina sino que flota, nuestro queridísimo Melamed– se lo debe a la educación de su padre, a los principios, a la formación intelectual, a la conciencia del esfuerzo y la disciplina que siempre le exigió. Cuando veo a un joven capaz de ofrecerle al mundo bondad, nobleza, una ayuda generosa, una simple mejoría, interpreto inmediatamente un hogar donde hay buenos y disciplinados padres, buenos hombres.

En ese orden de ideas, Juan Guaidó, lo certifico, es ante todo un buen hombre, un venezolano educado y con principios, cuyos padres le exigieron buena educación, disciplina y respeto, cuya madre –bella venezolana al fin– se ha sacrificado porque su hijo sea un ciudadano de bien, moral y espiritualmente integro.

¿QUIÉN ES JUAN GUAIDÓ?

Un buen hombre, ni nuevo ni viejo, simplemente bueno. Un venezolano decente dispuesto a servir a su país y que, en este momento crítico, ha ejercido su liderazgo con coraje para iniciar la transición de la dictadura a la democracia. Sabe, porque tiene mucha experiencia en ello, cómo hacerlo. Y lo hará porque entiende que un líder encarna y ejecuta las ideas que profesa.

En la era chavista, cualquiera que sea un “buen hombre” –un venezolano decente– es un enemigo acérrimo, hay que perseguirlo, encarcelarlo o asesinarlo.

Juan Guaidó ha decidido ponerse al servicio de los venezolanos decentes en la conquista su sueño de libertad. Por eso es un enemigo de la tiranía, como lo somos la mayoría de los venezolanos.

No lo dejemos solo, no nos dejemos solos, luchemos unidos: el destino está cerca, el destino es la libertad…

Gustavo Tovar-Arroyo
@tovarr

OMAR ÁVILA, DETRÁS CÁMARA DE #GUAIDÓCHALLENGE


Esta última semana ha sido muy movida, las cosas han pasado tan rápido que no ha dado tiempo de reaccionar ni de un lado, ni del otro. Y es que con el paso de los días continúa aumentando la presión exterior contra el gobierno, aunque a lo interno cuente con el apoyo militar. Lo cierto es que en apenas unas horas renació la confianza y con ella la esperanza ante un colega poco conocido en la política nacional, al punto de que en las primeras de cambio, el régimen –de manera peyorativa- lo calificó de “muchacho”. 

Uno de los eventos más resaltantes, y que ha mantenido a la gente con ánimos, fue la juramentación de Juan Guaidó ante miles de personas que se volcaron a las calles, no solo de Caracas, sino de todo el territorio nacional e incluso en más de 200 ciudades del mundo.

Otro hecho noticioso, fue la ruptura de las relaciones diplomáticas y políticas de Nicolás Maduro con el gobierno de Donald Trump, cuando Nicolás, en medio de su desespero, osó pedirle a los funcionarios de la embajada de Estados Unidos que abandonaran el país en 72 horas; plazo que extendió por 24 horas más, y recién le dio 30 días en total, para que se vayan a su tierra de origen. Todo parece indicar que Maduro se terminó de poner la soga  al cuello. 

Uno de los eventos que más ha gustado a los venezolanos, fueron las supuestas pruebas que mostró Jorge Rodríguez acerca de una presunta reunión entre Guaidó con Diosdado Cabello y Freddy Bernal en un hotel capitalino. De ser cierto este encuentro, debo admitir que lo correcto en estos casos es la negociación y diálogo para llegar a acuerdos. Esto no sería un pecado, ni es nada nuevo, solo que muchos han satanizado estas  conversaciones entre factores del gobierno y de la oposición.

Tampoco juzgo a los “incrédulos”, pues el régimen siempre se valió de esto para dar a entender que la oposición se “vendía” al gobierno; pero en esta oportunidad, los vacilados fueron de aquel lado, ya que la maldad se le revirtió y se convirtieron en motivo de burla nacional e internacional.

La lectura que le dieron los ciudadanos a este evento, fue que de haber sido verdad, a Guaidó no le tembló el pulso para hacer ante miles de personas lo que le dictaba su conciencia, ni le temblaron las piernas ante aquel que se creía “invencible”.

Otro punto importante, es que el propio Diosdado Cabello reconoció -luego de los descalificativos a Juan Guaidó- la ascendencia del representante de una institución que supuestamente está inhabilitada por desacato; cuando recientemente, durante la apertura del nuevo año judicial, Maikel Moreno también hizo un llamado a la Asamblea Nacional para sentarnos a resolver el supuesto desacato. En fin, todo parece indicar que el gobierno quiere negociar y, ahora sí, “cumplir”. 

Lo cierto es que el régimen se encuentra gravemente herido, en terapia intensiva, sin medicinas, ni dinero ni comida para revivir; así como han venido padeciendo millones de venezolanos a causa de las malas políticas de Maduro. El pueblo se cansó y salió a la calle; ya el chantaje de una mísera caja con comida importada de México, y los míseros bonos esporádicos que le llegan a unos cuantos a través de un carnet regulador, no los mantiene callados, ya el pernil no es motivo, los argumentos son mayores, el pueblo quiere libertad.
     
Omar A. Ávila H.
Diputado a la Asamblea Nacional
@OmarAvilaVzla

GONZALO VILLAMIZAR ADARME, EL REGIMEN CHAVEZ MADURO


Casi la mitad de los médicos venezolanos se ha exiliado en búsqueda de trabajo

En veinte años este gobierno ha destruido a Venezuela,  crimen que Hugo Chávez, por su odio a la propiedad privada, inició gritando “exprópiese”, imitando a Stalin, para abatir 600 haciendas de agricultura y ganadería entregándolas a delincuentes, acabando con la Soberanía Alimentaria; cierre de 4.500 empresas grandes y pequeñas que elaboraban medicamentos y todo tipo de utensilios; agresión a un país de treinta millones de habitantes, en este momento de 26 amillones porque cuatro salieron en vergonzoso éxodo  por el hambre y demás miserias impuestas por un gobierno enemigo de la Democracia. Es el mayor desastre socio económico de nuestra historia. La ineficacia administrativa se observa al ir por las carreteras comprobando el abandono de muchas obras dejadas inconclusas: vías casi  destruidas, hospitales, institutos educacionales, obras para electricidad, gas, aguas, viviendas, porque los presupuestos fueron al bolsillo de corruptos; impresionante  es la presencia de torres sobre el río Orinoco que sostendrían otro puente; lo mismo sobre el lago de Maracaibo, por doquier obras inconclusas debido a presupuestos robados.

                La tragedia de PDVSA causa dolor y avergüenza. La OPEP, fundada por eminente  venezolano, pone a un lado a nuestra gran empresa convertida en pulpería  después de ser una de las más importantes compañías petroleras del mundo; antes de 1.999 producía tres millones diarios de barriles de petróleo, ahora apenas se acerca al llón, los técnicos afirman que para el 2020 será de 700.000. ¿De qué viviremos?       

           Compraron el alto mando militar, la perversión ha orientado a algunos oficiales  en la protección por el sur del país del transporte aéreo de grandes paquetes de droga elaborados en Colombia;  diversas dependencias civiles están ocupadas por oficiales ignorantes del cargo que desempeñan, se agrega la multitud de empleos en oficinas que no pueden cumplir sus funciones por la dirección de civiles incapaces, generando inoperancia  total en la administración pública, ruina para la salud, la educación, economía, de toda institución del Estado, daño a la moral. Figura emblemática de los favorecidos por el  saqueo a la nación es la hija mayor de Hugo Chávez, quien “heredó” de su padre 4.500 millones dólares.

                  Nos han convertido en Colonia Cubana, siete mil militares cubanos espiando nuestra Fuerza Armada con métodos propios del nazismo y policía soviética  para evitar alzamientos. Causa estupor y rechazo la conducta del Alto Mando militar que se exhibe en conjunto para respaldar y casi venerar a Maduro con su oferta de protección, con un palabreo que ofende al Libertador, y causa estupor e incredulidad al comprobar que esas reuniones son presididas por  las figuras de Simón Bolívar y de Hugo Chávez de  igual tamaño,  fingiendo que ignoran la grandeza del Padre de la Patria  para colocarlo en igualdad con un sujeto ignorante y perverso que tanto daño le ha hecho al país y a toda Latinoamérica.  Se hace urgente recuperar la dignidad del Ejercito Libertador.

                El saqueo del dinero público realizado por el régimen de Chávez y Maduro es único en la historia nuestra, durante todo el ejercicio y aprovechando  altos precios petroleros, saciaron su instinto de ladrones de la cosa pública, enriqueciendo indebidamente a un grupo de privilegiados, dejando en ruinas el erario nacional; se evidencia cómo en manos de ladrones, por el mundo muestran sin pudor grandes edificios, costosísimas viviendas principescas propias de grandes millonarios, yates, aviones privados, costosas  celebraciones.  

               El repudio mundial y del 90% de los venezolanos pronto nos rescatará la Democracia, con la ayuda de Dios y del Padre de la Patria.

Gonzalo Villamizar Adarme
gonvillan1924@gmail.com
@GonzaloVillami2

LUIS FUENMAYOR TORO, LA LUCHA POR EL PODER


Los últimos 20 años del modelo instalado en 1959 fueron de gran deterioro de las condiciones de vida de los venezolanos. A muchos les disgusta que se les recuerde esta verdad, pues estuvieron entre sus causantes o sus cómplices, o incluso entre quienes la “disfrutaron”, como hoy son muchos quienes disfrutan de la miseria y necesidades de sus compatriotas. Pero fue así, y aquella situación de descomposición fue la que permitió ocurrieran todos los hechos políticos de finales de siglo, desde el caracazo en 1989 hasta la victoria electoral de Chávez en 1998, pasando por las movilizaciones diarias de calle de 1990 y 1991, el golpe de Estado de 1992, la destitución de Carlos Andrés Pérez en 1993 y la victoria de Caldera contra el bipartidismo en 1994, en una alianza con fuerzas de izquierda.

El gobierno de Chávez, que se inicia en 1999, va logrando paulatinamente el control hegemónico del país, no sin antes tropezar con muchísimos escollos y superar conspiraciones de todo tipo. Recordemos el paro general de 2001, el golpe de estado de 2002 y el “lockout” petrolero de 2003-2004, eventos todos organizados contra un régimen electo democráticamente, con respaldo popular mayoritario y que había actuado dentro de la nueva Constitución aprobada en referéndum en diciembre de 1999. Y hago este preciso señalamiento no para hacer un juicio moral de sus autores y participantes, sino para dejar claro que, en la política, la confrontación tiene como objetivo la lucha por el poder político, por lo que se hace al margen de razones legales, constitucionales o morales y sin limitaciones de otro tipo. 

Las razones legales, constitucionales, éticas y morales se utilizan para tratar de convalidar lo actuado y las decisiones tomadas. Y es así como deberíamos tratar los actuales acontecimientos. Quienes acaban de declarar a Guaidó como Presidente son prácticamente los mismos que dieron el golpe de Estado de abril de 2002. En aquel momento hablaron de vacío de poder, sin importarles que ellos mismos eran los causantes del supuesto vacío, que en realidad no era tal, pues ya se había juramentado ante el órgano competente el Presidente encargado. Era una simple justificación leguleya de la acción política tomada. Hoy, aunque no les guste a muchos, estamos en una situación similar. También se declara un vacío de poder inexistente y se procede a llenarlo en la forma menos legal y constitucional posible, dando una serie de justificaciones que son sólo eso, justificaciones de decisiones políticas tomadas para hacerse con el poder.

De ahí que no tenga mucho sentido la discusión legal ni constitucional del asunto, pues repito no es lo que determina las actuaciones. Estamos en presencia de una lucha por el poder: unos por mantenerlo y otros por tomarlo.

Si fuéramos a los aspectos legales y constitucionales, Maduro era más ilegítimo ayer que hoy, pues hace 6 años fue candidato presidencial violando la norma constitucional, que expresamente prohíbe al Vicepresidente Ejecutivo ser candidato a la Presidencia de la República. Sin embargo, se lo dejó gobernar sin hacer de esta violación mayores problemas. Y se hizo de esta manera, porque la oposición no tenía suficientes fuerzas para asumir esa lucha. O sea, dicho de otra forma para que los fanáticos entiendan, si es que eso es posible, no tenían con qué enfrentarlo. El asunto entonces es de poder y no de quién tiene la razón o cree que la tiene.

Esto no significa que estar asistido, o creer estarlo, por la razón y las leyes no sea importante. Lo es en relación con la unidad de quienes combaten y los apoyos, externos e internos, que puedan obtener. La confrontación actual en Venezuela parece irreversible en su desenlace: Maduro sale, son muy poderosas las fuerzas mundiales que lo adversan, y es rechazado mayoritariamente por una población hambrienta, desesperada y arruinada, por 20 años de desatinos, corrupción y conchupancia. Lo que se discute es cómo sale, si obligado internamente por las mismas fuerzas militares que hoy lo apoyan o a través de una invasión militar extranjera, escenario este último de mayor gravedad para la patria y su existencia futura, por la destrucción material y moral que conlleva.  

Luis Fuenmayor Toro
@LFuenmayorToro

GUILLERMO RODRÍGUEZ GONZÁLEZ, ¿QUÉ ES EL SOCIALISMO EN SENTIDO AMPLIO Y POR QUÉ ES TAN DESTRUCTIVO?


Para refutar los dogmas socialistas, es menester conocer, sin romanticismos, sus postulados.

Comenta la periodista Vanessa Novoa, que mientras observaba cómo del cubo de basura de un puesto callejero de comida una persona lamía escasos restos de comida, pensó en todas las personas que morirán hoy en Venezuela: asesinados por bandas armadas, por la falta de medicinas e insumos médicos en los hospitales, enfermos por epidemias que ya habían sido erradicadas, vencidos por el hambre. Víctimas de un régimen comunista. Explica que los líderes del socialismo opositor no quieren ver la dimensión real de la tragedia. Y tiene razón.

Tanto los políticos que pretenden encabezar al poco más de 80% de venezolanos (que rechazan al desastroso gobierno socialista revolucionario) como los que se aferran al poder (y la teoría aristocrática del dogma religioso marxista ,con poco menos de 20% de apoyo real, mientras hunden en la miseria hasta a sus esbirros, en nombre del  igualitarismo socialista) son un gigantesco fracaso para sus gobernados –no para ellos mismos, todo hay que decirlo. Pero exigen apoyo incondicional de gente que, por acción u omisión, han hundido en la miseria. Unos y otros. No es de extrañar, porque son socialistas todos. O casi todos. Al igual que la inmensa mayoría de los empobrecidos ciudadanos. Estos últimos en un autodestructivo sentido amplio que nos condena a todos.

Mises consideraba que “el socialismo es el paso de los medios de producción de la propiedad privada a la propiedad de la sociedad organizada, el Estado” y aclaró que “si el Estado se asegura una influencia cada vez más importante sobre el objeto y los métodos de la producción, si exige una parte cada vez mayor del beneficio (…) al propietario (…) sólo le queda (…) la palabra propiedad, vacía de sentido, pues la propiedad misma ha pasado enteramente a manos del Estado”. Todo socialista con el poder necesario impondría lo que Mises define como socialismo. Pero ese es el fin de un camino. Y es prudente recordar que el socialismo comienza en cuanto logra ponernos en una ruta que llevará a ese fin. Mucho antes de llegar ahí.

Huerta de Soto define socialismo “como todo sistema de agresión institucional al libre ejercicio de la función empresarial”. Definición económica de socialismo en sentido amplio que identifica en el libre ejercicio de la función empresarial una condición sine qua non para la tendencia al equilibrio dinámico del mercado. Una definición que no toma por dado el marco normativo armónico necesario para el funcionamiento del proceso de mercado, pues están implícitos necesariamente los efectos nocivos de la distorsión de dicho marco en el concepto mismo de agresión institucional.

Guillermo Rodríguez González 
@grgdesdevzla
@PanAmPost_es