martes, 26 de febrero de 2019

ACTUALIZACIÓN, DE "EL REPUBLICANO LIBERAL II”, DEL MARTES 26-02-2019,

LEANDRO AREA PEREIRA, COLOMBIA Y VENEZUELA: IDEAS PARA LA TRANSICIÓN

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 17 minutos
Se cumplen en estos días complejos, difíciles pero promisorios de cara al futuro para la relación colombo-venezolana, 30 años de una experiencia cardinal que duró una década y que puede ser considerada como un hito destacado, si no el mayor, de lo más fértil, próspero, sincero y ejemplar de nuestra vida en común. Ese esfuerzo monumental, convertido en modelo por tantas naciones, se inicia en febrero de 1989 con el gobierno de Carlos Andrés Pérez y sucumbe definitivamente, aunque en teoría siga hoy vigente, en 1998 con la llegada al poder de Hugo Chávez. Los tiempos, los personajes... más »

JESÚS ALEXIS GONZÁLEZ P., INJERENCIA HUMANITARIA EN TRÁNSITO A LA CPI

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 35 minutos
Iniciemos por identificar un marco de definiciones: Ayuda Humanitaria: Hace referencia a una asistencia diseñada para salvar vidas, aliviar el sufrimiento y mantener y proteger la dignidad humana, en prevención o en situaciones de emergencia y/o rehabilitación. Es de acotar, que para la ONU una ayuda se clasifica como humanitaria cuando cumple con los principios de humanidad (el sufrimiento humano debe ser atendido dondequiera que se encuentre, teniendo como objetivo proteger la vida y la salud de los seres humanos), imparcialidad, independencia operativa y de neutralidad; bajo tre... más »

RUBÉN CONTRERAS, EL DESTRUCTOR DEL PATRIMONIO VARGUENSE

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 54 minutos
Los varguenses residentes en esta franja costera del norte de Venezuela, hemos apreciado las obras de infraestructura realizadas por el trisoleado gobernador de la entidad. No se pueden ocultar el terminal de pasajeros de Catia La Mar, así como el inconcluso de la Guayra, el cual contribuirá al caos citadino por estar ubicado dentro de la ciudad porteña, así como tampoco las dos plazas Bolívar, en Catia La Mar y también en La Guayra. De igual manera esa portentosa cinta costera desde Punta de Mulatos a Macuto, que se enlaza con el estadio que debió ser inaugurado para la temporada... más »

JORGE V. ORDENES-LAVADENZ, EMERGE LA DERECHA EN ESPAÑA

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
El gobierno de centro izquierda está en picada, el sistema bipartidista está en crisis y la extrema derecha asciende… como en otros países. El independentismo catalán ha debilitado la unión de España regida por la Constitución de 1978 aunque todavía sigue algunas tendencias políticas del Franquismo. El sábado, febrero 16, se inició la campaña electoral en la que posibles candidatos atacan al PM Pedro Sánchez Pérez-Castejón por conversar con catalanes separatistas. A los dos meses de la votación, las partes se polarizan entre los que favorecen reconciliación con Cataluña, y los que ... más »

PEDRO ELÍAS HERNÁNDEZ, ATRACCIÓN FATAL

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
¿Qué es el socialismo? En 1922, Ludwig von Mises lo definió como “destruccionismo” porque nada produce; se limita a dilapidar lo creado por la sociedad que se fundamenta sobre la propiedad privada de los medios de producción. En 1936, Arturo Uslar Pietri, conocedor e influenciado sin duda de la obra de Mises, en su artículo “sembrar el petróleo, lo define, sin mencionarlo, como “economía destructiva”, en una preclara aproximación de lo que décadas después sería la característica central de las políticas públicas en materia económica cuyos desaciertos dilapidaron en 40 años tres bon... más »

JOSE LOMBARDI, POR AHORA…Y PARA SIEMPRE.

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
Los venezolanos tenemos más de 200 años intentando hacer una República, el balance al 2019 es que aún estamos lejos de ella, pretender en una cuartilla explicar las razones del fracaso es atrevido, sin embargo me atrevo a decir que la falta de unidad sobre proyectos comunes y la ausencia de formación cívica han sido causas determinantes, un repaso de nuestra historia, será suficiente para darle sentido a esta hipótesis, contrario a corregir, enmendar o reformar, preferimos borrarlo todo y comenzar de nuevo, trajes a la medida de las elites de turno. A través de sus 26 cartas magnas... más »




LEANDRO AREA PEREIRA, COLOMBIA Y VENEZUELA: IDEAS PARA LA TRANSICIÓN


Se cumplen en estos días complejos, difíciles pero promisorios de cara al futuro para la relación colombo-venezolana, 30 años de una experiencia cardinal que duró una década y que puede ser considerada como un hito destacado, si no el mayor, de lo más fértil, próspero, sincero y ejemplar de nuestra vida en común.

Ese esfuerzo monumental, convertido en modelo por tantas naciones, se inicia en febrero de 1989 con el gobierno de Carlos Andrés Pérez y sucumbe definitivamente, aunque en teoría siga hoy vigente, en 1998 con la llegada al poder de Hugo Chávez.

Los tiempos, los personajes y sus biografías, las circunstancias históricas, habían cambiado drásticamente de curso; los eventos y las influencias políticas, las agendas, la voluntad de los protagonistas y sus intereses, dieron un vuelco traumático a una relación de por si dramática, atormentada e inconclusa, epiléptica, que para sorpresa de muchos transitaba una luna de miel fecunda y sostenida.

A brincos de carreta cargada de prejuicios, sobre caminos empedrados propicios al asalto y a la demagogia, transcurre la narrativa más llamativa, explotada y vendida, de nuestra relación bilateral desde el momento en que en 1830, y desde antes también, roto ya hace tiempo el cordón umbilical con la Madre Patria, desterrado y muerto El Libertador Simón Bolívar terminaba el sueño de La Gran Colombia.

Comienza con ese peso en las alforjas nuestro andar de adolescentes huérfanos en búsqueda de un borroso destino que nombran “libertad”, definiendo difusos territorios y calculando y dividiendo entre tres, deudas acumuladas en un pasado de herencias ganadas o perdidas en ese trajinar de epopeya polvorienta que dejó la guerra por la Independencia.

Y así, matrimonio que se divorcia con bienes, apuros y descendencia acumulada, con el fin de aclaratorias, definiciones y dictámenes, Colombia y Venezuela, discuten sin cesar y no pudiendo precisar soluciones por sí mismas, acuden a jueces de España (1891) y de Suiza (1922), quienes en definitiva deciden a su real saber y entender sobre bienes y asuntos de repercusión tan íntima para nosotros y de significado tan distante para ellos, dejando herida abierta, sensación de despojo en una de las partes, en una relación que desamparada de progenitores y de hospicio, anduvo luego al garete en mano de caudillos militares entre tensiones y acercamientos inconstantes. Nada permanente; todo transitorio.

Por fin, después de más de un siglo de intensa controversia, se firma en Cúcuta, el Tratado entre Venezuela y Colombia sobre Demarcación de Fronteras y Navegación de Ríos Comunes, el 5 de abril de 1941, como si eso fuera definitivo y suficiente, asestando trunco desenlace al litigio y dejando de este lado de la frontera un sabor amargo que aún no se quita. Habrá que ver. Pendientes.

Pero los tiempos cambian, para mal, para bien, y es así que ambos países a través de sus gobiernos inician una etapa, un paréntesis optimista, que dura hasta bien entrados los años 60, en el que la preocupación central es ahora el descubrimiento y reconocimiento de la realidad binacional fronteriza en toda su diversidad y riqueza, que se dispersa entre lo sublime, lo mezquino y lo terrible que ocurre en esa inmensidad de gentes y geografías que se concentran y multiplican en esos 2.219 kilómetros que miden nuestros límites.

A manera de ejemplo nada más, téngase en cuenta el Informe de la Misión del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que aún guarda vigencia, ordenado por los Presidentes democráticos de Venezuela y Colombia, Rómulo Betancourt y Guillermo León Valencia, a través del Acta de San Cristóbal, el 7 de agosto de 1963, producto de la reunión que sostuvieran en esa importante ciudad venezolana.

Y vuelven a variar las brújulas en nuestra relación y surge en una nueva etapa, otro paréntesis: el de la riqueza petrolera ubicada en el Golfo de Venezuela como polo de atención prioritario del interés colombiano sobre Venezuela. Detrás del ángel de la pretendida soberanía se esconden y actúan oscuros intereses. El desarrollo y la atención de los pueblos de la frontera queda nuevamente al garete.

Ahora la política partidista invade el antiguo papel de los negociadores y las conversaciones secretas o privadas sobre el tema de la delimitación de las áreas marinas y submarinas ocupa ahora espacio de primera página en todos los medios de comunicación. El Golfo de Venezuela se convierte, aquí y allá, en tema electoral, en asunto de política interna, de opinión pública. Las cancillerías enfrentan perplejas nuevos retos.

Luego de jornadas inconclusas, que duran casi 30 años, por definir de común acuerdo áreas marinas y sub marinas colindantes al norte de la península de La Guajira, es que Colombia intenta, no pudiendo llevar a Venezuela a terceras instancias, por la fuerza, imponer una posición testaruda e inaceptable y por mano propia, segunda herida abierta, sobre la soberanía venezolana ahora en su Golfo histórico y vital. En ejercicio de esas peligrosas arremetidas en áreas sobre las cuales Venezuela ha ejercido inmemorial y definitiva soberanía, conocida con el nombre del “Incidente de la Corbeta Caldas”, es que estuvimos a punto de una guerra en agosto de 1987. En este sentido, el nombre del Presidente Jaime Lusinchi, debe ser recordado con orgullo y el de Virgilio Barco también pues al borde del abismo decidió a tiempo, dar marcha atrás.

Así, pasaron dos años y sorpresivamente, luego de un largo silencio, Colombia y Venezuela con la firma del Acuerdo de Caracas, el 4 de febrero de 1989, a través de sus Presidentes Barco y Pérez, hombres de frontera, escogen el camino de la paz y de la integración e inician una nueva etapa de construcción con propósito en común a través de un modelo decisional, el de las Comisiones Presidenciales Binacionales de Negociación y de Integración Fronteriza, aún puesto en práctica en muchos países de la región por los éxitos alcanzados.

Bajo los principios de “Conversaciones Directas” y “Globalidad” nunca antes desde 1830 y por tanto tiempo sostenido, habíamos producido tanto en común, intercambiado sueños, energías, comercio, ideas, proyectos, vuelos; diluido conflictos, involucrado a tanta gente y oído sus necesidades, salud, educación, cuencas hidrográficas, negocios, puentes, caminos, fe en el porvenir, debate, participación, democracia.

Los problemas existían, sí, pero tenían solución, tenía que haberla y se la buscaba y ejecutaba coordinadamente. La política y los políticos de ambas naciones acompañados por sus fuerzas armadas y sus fuerzas desarmadas, la diplomacia y la cultura entre ellas, estaban allí y se resolvían las tensiones, se lograban acuerdos, se abrían caminos. Todo aquello, para los que tuvimos el honor y la suerte de vivirlo en carne propia, sigue siendo inspirador y llena de esperanzas.

Pero con la llegada de Chávez al poder todo cambió para mal y en Colombia le siguieron el juego a sus tropelías. El foco de nuestras atenciones se desvió, se desvirtuó, por salir como fuera, a no importa qué precio, de un estigma que atraviesa la garganta de Colombia y no la deja respirar tranquila desde hace más de medio siglo: La Violencia, la guerra, la guerrilla y sus vínculos con el narcotráfico.

Allí comienza una rutina de chantaje bilateral. “Yo me hago de la vista gorda con tus tropelías a cambio de que me ayudes y te conviertas en comodín y cómplice de mi juego, acercándome a los hermanos Castro para que las FARC inicien, concluyan y firmen unos diálogos de paz allá en La Habana, bajo la sombra paternal de Fidel Castro, que es tu mentor, padre ideológico y con quien compartes el líquido amniótico común del mar de la felicidad. Para ello te nombro “mi nuevo mejor amigo”.

La paz se firmó, se recibieron honores, reconocimientos, murió Chávez, se despidió Santos. La guerra sigue por otros vericuetos y realidades, ahora también es nuestra, vecinos internos. El post conflicto nos invade.1998-2019: Veinte años funestos.

Pero hoy se asoman luces que hacen ver que el péndulo que marca el tiempo de nuestras relaciones está llegando al fin de una etapa, cruda, ruin, perdida. Aires de renovación y cambio se expresan, se asoman, se requieren y acompasan sobre todo en lo político, y si todo ello se concreta, como parece ser, la relación colombo-venezolana deberá asumir su reto y su responsabilidad que tendrá por necesidad que tener un alto contenido humano y social incontestable.

Aunque ya no seamos los mismos, el instrumento de aquellas Comisiones Presidenciales de Negociación y de Integración Fronteriza, debe ser renovado por supuesto a la luz de nuevas realidades que son críticas, prioridades humanitarias que son nuevas, actores necesarios, circunstancias políticas distintas, tendenciias económicas, peligros evidentes y carencias de toda índole que constituyen el campo de cultivo de nuestros adversarios más próximos: Los enemigos de la Democracia.

Su capacidad estructural, su modelaje, sigue vigente, y el mecanismo debe ser reactivado, ampliado, aprovechado nuevamente, incorporando angustias, necesidades y propuestas que este nefasto paréntesis de oprobio hizo retroceder en siglos lo que era y volverá a ser una ambición con logros de progreso con ciudadanía, de democracia con derechos humanos y crecimiento económico, temas que están en el tapete de nuestras voluntades, compromisos y deudas. La transición ya comenzó, promovamos juntos y desde ya el nuevo desafío colombo-venezolano.

Leandro Area Pereira
@leandroarea

JESÚS ALEXIS GONZÁLEZ P., INJERENCIA HUMANITARIA EN TRÁNSITO A LA CPI


Iniciemos por identificar un marco de definiciones: Ayuda Humanitaria: Hace referencia a una asistencia diseñada para salvar vidas, aliviar el sufrimiento y mantener y proteger la dignidad humana, en prevención o en situaciones de emergencia y/o rehabilitación. Es de acotar, que para la ONU una ayuda se clasifica como humanitaria cuando cumple con los principios de humanidad (el sufrimiento humano debe ser atendido dondequiera que se encuentre, teniendo como objetivo proteger la vida y la salud de los seres humanos), imparcialidad, independencia operativa y de neutralidad; bajo tres grandes categorías: emergencia, reconstrucción y prevención de desastres. Injerencia Humanitaria: Hace referencia a la intervención en un Estado soberano por uno o varios Estados u organizaciones internacionales mediante la fuerza armada y sin su consentimiento, con el objetivo de proporcionar a la población civil protección ante la violación masiva y sistemática de sus derechos humanos, o bien ante situaciones de emergencia derivadas de hambrunas, entre otras causas. 

Sea pertinente resaltar, que la Intervención Militar Humanitaria se refiere específicamente a las acciones armadas. En tal contexto, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) consagra la realización de la cooperación internacional en la solución de problemas internacionales de carácter económico, social, cultural o humanitario, y en el desarrollo y estimulo del respeto a los derechos humanos y libertades fundamentales; y a tales fines asumió el denominado “Derecho de Injerencia Humanitaria” mediante el cual la Comunidad Internacional por medio de organizaciones o un Estado (s), puede asumir en determinadas circunstancias la defensa de los derechos humanos por encima de la soberanía de los Estados, sin que los gobiernos de esos países puedan ampararse en la excusa de que se trata de asuntos internos. En fin, la Injerencia Humanitaria facilita la protección de la población civil en conflictos internos, violaciones sistemáticas de derechos humanos, hambruna y en conflictos armados.

En lo atinente al caso venezolano, el Portal Web de la ONU ( Centro de Noticias ONU) del 09/Feb/2018, ya mencionaba lo relativo a que “Las alarmantes condiciones de vida en Venezuela se agravan cada día”; razón por la cual un grupo de expertos que trabajan con dicha organización de forma independiente pidieron al gobierno de Venezuela que tomara medidas urgentes para remediar esas alarmantes condiciones que experimentaba la población a causa de la crisis política, económica y social; enfatizando al propio tiempo que “Millones de personas están padeciendo la falta de alimentos esenciales, la carestía de bienes de primera necesidad, incluyendo de higiene personal, cortes de electricidad y condiciones de vivienda inadecuadas; las condiciones siguen empeorando día a día poniendo muchas vidas en riesgo”.

Tal y como se desprende de lo antes expuesto, desde hace ya un año los expertos de la ONU determinaron que la población de Venezuela estaba sufriendo múltiples violaciones a sus derechos humanos, y que muchas personas se encontraban en situación de desnutrición al extremo de estar afectando a unas 1,3 millones de personas contexto donde en promedio cinco o seis niños morían cada semana por desnutrición (datos que para el presente 2019 son alarmantemente superiores). Igualmente, sostuvieron que además de la falta de comida, el desabastecimiento crónico de medicinas y equipos médicos estaba provocando muertes que se podrían prevenir. 

En tal sentido, el Relator Especial sobre el derecho a la salud señaló que “Las restricciones financieras no eximen a los Estados de sus obligaciones básicas”; lo cual complementó indicando que “Los Estados deben garantizar, como mínimo, la atención primaria básica de salud para todas las personas y el suministro de medicamentos esenciales, en particular para los grupos que se encuentran en una situación médica vulnerable; e instó al gobierno a tomar medidas para enfrentar las graves condiciones de vida y la crisis en alimentación. 

En diciembre de 2017, luego que el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos solicitara una investigación internacional sobre las violaciones de los derechos humanos en Venezuela, se concluyó que en efecto existía la posibilidad de haberse cometido crímenes contra la humanidad; al tiempo de recordar que Venezuela es un Estado Miembro del Consejo y como tal tiene el deber de “Mantener los más altos estándares en la promoción y protección de los derechos humanos”. A la luz de ello, varios expertos de la ONU enviaron una carta al gobierno venezolano donde manifestaron su preocupación sobre la situación de extrema pobreza y de varios derechos económicos, sociales y culturales, señalando que “si hiciera falta el gobierno debería solicitar cooperación internacional para garantizar la protección de los derechos humanos de la población”; lo cual complementaron con una exhortación a re-examinar las políticas y decisiones que han llevado a Venezuela, un país rico, a esta crítica situación de derechos humanos. Afirmando, de igual modo, que las violaciones de derechos humanos suceden en un contexto de “debilitamiento de las instituciones democráticas, de persecución de opositores políticos y de una falta de respeto de los derechos civiles y políticos en el país”.

Reflexión final: La actuación criminal del régimen usurpador, este 23/02/19 al momento de la entrega de la Ayuda Humanitaria con un saldo, según la OEA, de 14 muertos, casi 300 heridos y el incendio intencional de tres (3) camiones que transportaban dicha ayuda; son sin duda crímenes de lesa humanidad y por ende han de ser juzgados en la Corte Penal Internacional.

Jesús Alexis González P.
@jesusalexis_gon

RUBÉN CONTRERAS, EL DESTRUCTOR DEL PATRIMONIO VARGUENSE


Los varguenses residentes en esta franja costera del norte de Venezuela, hemos apreciado las obras de infraestructura realizadas por el trisoleado gobernador de la entidad. No se pueden ocultar el terminal de pasajeros de Catia La Mar, así como el inconcluso de la
Guayra, el cual contribuirá al caos citadino por estar ubicado dentro de la ciudad porteña, así como tampoco las dos plazas Bolívar, en Catia La Mar y también en La Guayra. 

De igual manera esa portentosa cinta costera desde Punta de Mulatos a Macuto, que se enlaza con el estadio que debió ser inaugurado para la temporada del 2013, como lo prometió el citado general y menos se pueden ocultar las jardineras revestidas de piedras, las cuales han resultado uno de los negocios más lucrativos de su gestión.

Las inversiones efectuadas en dichas obras son mil millonarias y es posible que lleguen al billón de bolívares, circunstancia que tiene al militar gobernador solazado por las excelentes comisiones devengadas por sus familiares que actúan como gestores comisionistas, ante los constructores de las mismas. 

Dichas obras mejoran el ornato litoralense tan golpeado, pero no podemos decir lo mismo en relación a la atención que dicho funcionario le debe prestar a los servicios públicos, ya que la carencia de agua cada día que transcurre escasea más debido a la negativa del régimen a construir nuevas instalaciones para el acopio del vital líquido, así como la intermitencia de la energía eléctrica y de la escasez de gas para cocinar los alimentos y de los centros dispensadores de salud al igual que el problema del transporte, el rosario de problemas, llega prácticamente hasta el infinito. 

A esta situación planteada con relación a los servicios, quiero agregar la sostenida destrucción llevada a cabo por el gobernador varguense del patrimonio en la región, cuestión que no comulga con su fervor, abnegación e idolatría que siempre manifiesta, posiblemente bajo el sopor etílico, del héroe pre independentista José María España, llegando a expresar que fue un olvidado durante la época republicana y él lo va a reivindicar, tal como lo expresó cuando inauguró la plaza José María España en la entrada de la urbanización La Llanada el 28 de febrero de 2012.

Si, inauguró una plaza con el nombre del prócer, pero la casa del mismo ubicada en la calle
San Francisco de La Guayra, fue entregada por Alexis Toledo a un colectivo y está totalmente destruida, dejando entrever que esa idolatría pareciese ser ficticia o estimulada por elementos alucigénicos, ya que la plaza Gual y España construida durante la gestión de  la prefecto Mireya Ochoa de Fernández, inaugurada en 1991, frente a la prefectura la destruyó el general, al igual que el monumento inaugurado por el presidente Rafael Caldera el 25 de octubre de 1997, también en La Guayra, en la esquina de Pachano en homenaje al bicentenario de la Conspiración de los dos próceres, lo acaba de destruir también el general trisoleado, porque lo va a remodelar con criterios y comisiones socialistas.

Destruir es fácil, especialmente cuando se pretende reconstruirlo midiendo los parámetros
de los porcentajes que dejan las suculentas comisiones de dichas obras. 

Ha sido muy taimado y perverso el general gobernador con el patrimonio histórico de los varguenses, ya que en otro negocio, después que inauguró el elevado de Pariata y colocó el adorno de la llave de agua al lado del elevado, decidió destruir la plaza Diego de Osorio en Punta de Mulatos y trasladar dicha llave de agua para el sitio en que estaba Osorio, lo que demuestra que son más importantes los negocios que la planificación, porque cuanto costó el traslado del adorno de la llave de agua, claro son los recursos del estado y de alguna forma hay que esquilmarlos.

También en La Guayra destruyó la famosa plantica, símbolo del progreso cuando se construyó la edificación de la electricidad de Caracas, y que formaba parte de la memoria urbana de la parroquia, pero había que eliminarla porque según el criterio primitivo y pretoriano del citado general desentonaba con la imagen del intergaláctico colocada en La Plaza Bolívar.

Y pudiéramos decir que La Guayra, capital del estado Vargas, con su centro histórico, el cual tiene 17 monumentos históricos nacionales, ha sido testigo fiel de la indolencia y maltrato del nefasto gobernador, ya que la parroquia no ha tenido la fortuna de que le brinden una mirada de bondad y le restauren sus monumentos. Ya citamos la casa de José María España, pero es que la Casa Guipuzcoana presenta su peor cara por el abandono a que la tiene sometida la gobernación varguense, basta entrar a ella o pasar por la calle Bolívar y ver sus techos destruidos ante la indolente mirada del gobernador empresario, o continuar hasta la plaza Vargas y ver la edificación de los servicios portuarios, la antigua corporación del puerto, adornada por una pancarta rota del citado funcionario, que demuestra y ratifica su preocupación por los monumentos nacionales.

De igual manera dejó a La Soublette, en Catia La Mar sin su plaza Bolívar, ya que eliminó el busto de Simón Bolívar, ubicado frente a la escuela Alfredo Machado.

Hay otros elementos patrimoniales como son el cementerio de los ingleses en Guanape, destruido, Los Cilindros de Inducción Cromática que fue la denominación que le dio el maestro Carlos Cruz Diez a la pintura cinética de los silos trigueros de La Guayra totalmente abandonados.

Otros casos de destrucción patrimonial son la desaparición del busto de Francisco Fajardo en Caraballeda y del cementerio indígena en la bajada del Playón, después del teleférico en Macuto. Hay otros que en otro escrito detallaremos.

Obviamente que podemos decir que el general ha hecho algunas cosas, pero eso no le da
patente de corzo para destruir las cosas más sencillas, porque estas también forman parte
de la memoria urbana de los ciudadanos varguenses y estos recuerdan con reminiscencias
y añoranzas estas plazas y monumentos, porque en algún momento tuvieron momentos de
placidez y solaz que quedaron impregnados en la memoria de sus vivencias.

Rubén Contreras
@RubenContreras‏

JORGE V. ORDENES-LAVADENZ, EMERGE LA DERECHA EN ESPAÑA


El gobierno de centro izquierda está en picada, el sistema bipartidista está en crisis y la extrema derecha asciende… como  en otros países. El independentismo catalán ha debilitado la unión de España regida por la Constitución de 1978 aunque todavía sigue algunas tendencias políticas del Franquismo. El sábado, febrero 16, se inició la campaña electoral en la que posibles candidatos atacan al PM Pedro Sánchez Pérez-Castejón por conversar con catalanes separatistas. A los dos meses de la votación, las partes se polarizan entre los que favorecen reconciliación con Cataluña, y los que prefieren castigarla.

Según el NYT, lo de Cataluña más la inmigración en aumento han despertado a la ultra derecha que brota en España siguiendo pautas foráneas. Así, Santiago Abascal funda VOX a finales de 2013, y es admirador de Trump y Bolsonaro. VOX es una agrupación política al parecer en crecimiento, amiga de muros, opuesta a la inmigración y al separatismo catalán, católica, rescatadora de la simbología franquista, afín a los derechismos de Hungría, Italia y Polonia. Hace poco, miles de derechistas se manifiestan en Madrid demandando la salida de Pedro Sánchez. Abascal, que dejó el Partido Popular (PP) en 2013, estaba en primera fila junto a los líderes del PP y Ciudadanos. En Andalucía los socialistas perdieron la elección por primera vez en 40 años.

Por el momento, VOX surge en la provincia de Almería del sur del país, Andalucía, y es la primera desde que el dictador Francisco Franco pasó a la historia en 1975. En las elecciones de diciembre en Andalucía, VOX ganó el 11 % del voto. En El Ejido, de 90.000 habitantes, ganó con el 30% y fue la primera en enarbolar el estandarte de la ultra derecha europea en España después de que ésta lo resistiese.

Para VOX, el independentismo catalán es un intento de dar la espalda a los pobres del sur de España, dice Juan Fernando Rojas, presidente de VOX en Almería. Que 14,000 africanos han llegado el año pasado a España, a tiempo que el gobierno populista de Italia cierra sus fronteras, se dice que es anómalo. Lo que afecta a una parte de España la afecta toda por lo que VOX busca garantizar que nadie amenace la unidad del país. Casi toda España muestra oposición a la secesión de Cataluña, pero pocos hablan de la inmigración.

¿Crecerá el mensaje de VOX? Habrá que ver, aunque con las décadas de dictadura de F. Franco, el terreno puede que esté fértil. Abascal está seguro de que cuenta con la simpatía de la populista francesa Marine Le Pen… a la que ayudó en su campaña presidencial de 2017. El NYT dice que Abascal presta atención a Stephen K. Bannon, ex asesor de Trump. VOX simpatiza con la idea de construir muros alrededor de Ceuta y Melilla. Algunos signos de antaño han aparecido en torno al conflicto catalán pero VOX no los ha adoptado, hasta el momento. VOX ha prometido hacer abolir la ley de la memoria histórica de 2007… que prohibe la exibición de alusiones franquistas en lugares públicos, y dice que hará cerrar mezquitas que prediquen el islamismo radical

El LFT dice que el senador italiano en ejercicio Matteo Renzi comentó que los políticos populistas, como Luigi Di Maio y Matteo Salvini, caerán tan rápidamente como ascendieron, “Es fácil ser populista en la oposición, pero cuando se llega al gobierno el enemigo es la realidad. El populismo puede que salga victorioso una vez pero la realidad lo derrotará. Ahora las elecciones en España son el 28 de abril de 2019.

Jorge V. Ordenes-Lavadenz
@JvordenesV

PEDRO ELÍAS HERNÁNDEZ, ATRACCIÓN FATAL


¿Qué es el socialismo? En 1922, Ludwig von Mises lo definió como “destruccionismo” porque nada produce; se limita a dilapidar lo creado por la sociedad que se fundamenta sobre la propiedad privada de los medios de producción. En 1936, Arturo Uslar Pietri, conocedor e influenciado sin duda de la obra de Mises, en su artículo “sembrar el petróleo, lo define, sin mencionarlo, como “economía destructiva”, en una preclara aproximación de lo que décadas después sería la característica central de las políticas públicas en materia económica cuyos desaciertos dilapidaron en 40 años tres bonanzas petroleras de más de un billón y medio de dólares que seguro serán irrepetibles. Además ya en 1984, Carlos Rangel alertó sobre este fenómeno cuando dijo que la combinación de petróleo y socialismo era un cóctel explosivo.

El socialismo, de cualquier signo, siglo o nacionalidad, ha hecho daño, cuando no estragos, donde quiera que se ha instrumentalizado, con menor o mayor intensidad. En Venezuela sin duda hemos tenido una sobredosis de esta receta. Una atracción fatal que fue irresistible. Su versión relativamente moderada puesto en ejecución desde 1974 hasta 1998 en nuestro país, creó las condiciones para que sobreviniera otra versión más agresiva y virulenta de esta corriente ideológica. La democracia desde 1958 en adelante se desarrolla bajo la influencia del clima intelectual dominante para la época que no era otro que el de las ideas marxistas. Nuestra sociedad tuvo poca capacidad de resistencia respecto a esta ideología que muy rápidamente adquirió las dimensiones de un inmenso consenso, casi en un pensamiento único hasta sol de hoy. En ese sentido llamó la atención, por ejemplo, que Donald Trump hiciera énfasis en caracterizar como socialista, y no como otra cosa, al régimen de Nicolás Maduro durante su reciente discurso en Miami ante la comunidad de venezolanos residentes en esa nación, diciendo la verdad sobre la naturaleza de esta ideología que nunca le hemos oído decir en 20 años a ningún líder importante de la coalición opositora en Venezuela.

Alexander Guerrero, en un interesante trabajo donde expone la necesidad de un nuevo pacto de gobernabilidad para el país, nos indica que el sector privado venezolano, de constituir el 65% del tamaño total de nuestra economía en 1998, pasó a ser sólo el 25% en el año 2014, confirmando que el socialismo es en todo lugar y en todo momento la destrucción del sistema de precios y el aplastamiento de la economía privada. Desde luego las causas para que tal cosa ocurriera sin demasiado sobresalto las encontramos en el hecho precedente que nos expone Asdrúbal Baptista en su obra “Bases Cuantitativas de la Economía Venezolana” cuando afirma que desde 1976 en adelante, medido en dólares, el Estado venezolano es el poseedor y dueño del 75% de la propiedad no residencial existente.

Después de los efectos de la sobredosis de ideas socialistas que hemos experimentado, no cabe duda que la fuente de nuestra ruina material está allí. Tal cosa será sin duda el punto de partida del nuevo gran consenso nacional de reemplazo basado en los fundamentos del libre mercado. Y decimos nuevo consenso, no pensamiento único, ya que a las malas estas ideas hay que combatirlas culturalmente con determinación y no darles cuartel, no proscribirlas. Las exclusiones del presente son las guerras del futuro. La libertad y la tolerancia serán aspectos cruciales para la reconstrucción material y moral del país en el momento en que sea posible. El chavismo, como corriente política, si le llega el tiempo de abandonar el poder y pasar a la oposición, debe existir al amparo del sistema de libertades públicas que es menester relanzar en Venezuela. Para su escrutinio histórico estará el juicio de la gente a la luz de lo obrado, lo que hoy luce evidente, pero también de lo que hagan quienes eventualmente venga después.

"El socialismo es inviable, a mediano plazo mutará en algo cada vez menos socialista o colapsará." Esa es la lógica que comprueba la evidencia empírica, según lo afirma muy lúcidamente el economista venezolano Guillermo Rodríguez. Por eso, si se quiere, la transición económica ya empezó en Venezuela. Una sentencia reciente del TSJ le da legalidad al pago de las remuneraciones laborales por medio de dólares lo que terminaría de consumar la dolarización de la economía venezolana, la unificación cambiaria se ha materializado con el reconocimiento oficial del dólar paralelo, las casas de cambio fueron autorizadas a vender y comprar divisas con cierta libertad ,el control de cambio ha queda de hecho casi eliminado, los controles de precios como consecuencia de la terquedad de la economía han quedado reducidos a mera tinta sobre papel, al tiempo que se anuncia que las empresas públicas se abrirán a la inversión de capital privado nacional y extranjero. No obstante la economía sigue contrayéndose. Sin plena confianza sobre el respeto a los derechos de propiedad, los contratos voluntarios y a las formas y reglas de jugo de naturaleza capitalista, la recuperación será imposible y los efectos diferidos de esa atracción fatal que nos atrapó como sociedad seguirán ocurriendo.

Pedro Elías Hernández
@pedroeliashb

JOSE LOMBARDI, POR AHORA…Y PARA SIEMPRE.


Los venezolanos tenemos más de 200 años intentando hacer una República, el balance al 2019 es que aún estamos lejos de ella, pretender en una cuartilla explicar las razones del fracaso es atrevido, sin embargo me atrevo a decir que la falta de unidad sobre proyectos comunes y la ausencia de formación cívica han sido causas determinantes, un repaso de nuestra historia, será suficiente para darle sentido a esta hipótesis, contrario a corregir, enmendar o reformar, preferimos borrarlo todo y comenzar de nuevo, trajes a la medida de las elites de turno.

A través de sus 26 cartas magnas, los venezolanos hemos intentado en 26 oportunidades construir una República, en promedio lo intentamos cada 8 años, lo que evidentemente hace inviable un proyecto exitoso y sustentable a largo plazo.

El progreso y bienestar colectivo, lo que algunos definimos como Bien Común, no se decreta, por el contrario, debe construirse con mucho sacrificio y paciencia, es una obra común de quienes participan en ella, en el caso venezolano es responsabilidad indelegable, es y serán los venezolanos los únicos capaces de construirlo, pero para ello será necesario reivindicar un pacto social trascedente, inclusivo, democrático con un alto sentido de patria.

Hoy, Venezuela vuelve a vivir el resquebrajamiento de su tejido social, otro intento político fracasado y testarudo, incapaz de reconocer sus fracasos se aferran al poder entregando al país a intereses extranjeros, arrastrando a los venezolanos a un escenario de confrontación geopolítico internacional innecesario, cuyas consecuencias hoy son impredecibles.

La política debe servir como herramienta de la civilización para resguardar y garantizar la vida, la guerra es el atraso y el rostro negativo de ella, sin acuerdos la política no tiene sentido, es quizás, la declaración de los derechos humanos una de las obras políticas más hermosa de la humanidad, cuidarla y cumplirla es un deber sagrado de todas las naciones del mundo.

La confrontación bélica debe evitarse en Venezuela, los venezolanos debemos ser capaces de superar esta crisis en paz, sin exclusiones, los actores políticos deben ponerse de acuerdo en resguardar la integridad del pueblo, al final de cuentas, es este quien tiene el poder de legitimar los destinos de la nación y elegir sus gobernantes.

Estamos cerrando las puertas de otra etapa de nuestra historia, aquel “por ahora…”  expresado por Chavez en el año 1992 debe quedar enterrado para siempre y sus palabras de rendición: “es tiempo de evitar más derramamiento de sangre, es tiempo de reflexionar y vendrán nuevas situaciones, el país tiene que enrumbarse hacia un destino mejor…depongan las armas porque los objetivos es imposible que los logremos” sirvan de reflexión para quienes aun equivocadamente pretenden sostener algo insostenible.

Son buenos tiempos de reflexión y encuentro para reivindicar nuestro espíritu republicano y democrático, sirva entonces estos difíciles años de nuestra historia como aprendizaje para el presente y el futuro. Es buen momento para recordar a Abraham Lincoln cuando en uno de sus extraordinarios discursos dijo: "Una casa dividida contra sí misma no puede sostenerse." Esto es el principio básico y fundamental de toda aquella nación que aspire progreso y bienestar para sus nacionales, sino partimos de este principio la Republica será inalcanzable.

Jose Lombardi
jjlombardiboscan@gmail.com
@lombardijose