sábado, 7 de septiembre de 2019

ACTUALIZACIÓN, EL REPUBLICANO LIBERAL II, SÁBADO 07-09-2019

MIBELIS ACEVEDO DONÍS: COHERENCIA

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 16 minutos
Cuán bueno sería no equivocarse. No tener que bregar con el costo de las reparaciones, exhibir al final de la vida una línea de pensamiento-acción tan estable que recuerde, por contraste, las sacudidas de las arritmias cardíacas. Ese quizás es furtivo anhelo de quienes viven de tomar decisiones que afectan a muchos, el de ganar en buena lid la reputación de estrategas imbatibles, oráculos cumplidores como hojilla. Ah, pero somos humanos, demasiado humanos, como diría un Nietzsche víctima de la enfermedad, en suerte de viaje interior que lo confronta con sus mazmorras y dudas, con l... más »

JESÚS ALEXIS GONZÁLEZ: DEUDA PÚBLICA Y ENCAJE BANCARIO EN LENGUAJE SENCILLO.

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 37 minutos
El pasado 14 de agosto 2019, el régimen madurista, según Decreto No 3. 958, incrementó el monto del endeudamiento público interno para el presente Ejercicio Fiscal en ¡36 billones de bolívares! sobre el monto de 500.000 millones de bolívares autorizados en el endeudamiento previsto en la Ley de Presupuesto 2019, aunado a tres emisiones de deuda pública por 23 billones de bolívares; tal endeudamiento, habrá de ser adquirido (casi en su totalidad) por la banca comercial mediante una liberación del encaje bancario depositado en el Banco Central de Venezuela (BCV) habida cuenta que dic... más »

ENRIQUE G. AVOGADRO: CANALLAS LENGUARACES

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 46 minutos
"Pondrá en pie, según la fórmula de Juan Claudio Lechín, 'un caudillismo mesiánico basado en la delincuencia', una dictadura narco-populista". Laurence Debray Las multitudinarias manifiestaciones del sábado encendieron luces rojas en el tablero de control del Frente de Todos, que esperaba un paseo tranquilo y triunfal hasta octubre. Rápidamente, el Instituto Patria ordenó a Alberto Fernández que dinamitara el tácito acuerdo que lo vinculaba a Mauricio Macri para mantener la calma en la economía hasta las elecciones; el candidato, obediente, dejó de lado su disfraz de estadista y s... más »

OSCAR ARNAL: PRESOS POLÍTICOS COMO ARROZ

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 57 minutos
En una democracia no existen los presos políticos o de conciencia. Según el Foro Penal hay 501 en Venezuela, siendo 137 militares, quienes por solo disentir, han sido arrestados, acusados por supuesta traición a la patria, terrorismo de estado, instigación a la rebelión, conspiración y falta al decoro militar. La mayoría permanece sin sentencia, sin pruebas concluyentes, con audiencias diferidas, hacinados, maltratados y hasta torturados. Son múltiples las violaciones que han sufrido antes y después de su cautiverio. Los grados y jerarquías de los procesados militares abarcan des... más »

JOSÉ LUÍS MÉNDEZ LA FUENTE: CON HAMBRE Y SIN DINERO CON CHÁVEZ …

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
Si pudiéramos resumir las últimas dos décadas de la historia político -social del país y de los venezolanos en una sola frase de esas que ha dejado el chavismo para la posteridad, a falta de algo mejor, que explicara al mismo tiempo donde estábamos ayer cuando Chávez era el presidente y donde estamos ahora con su sucesor Nicolas Maduro, nos parece que la más representativa sería la de: “Con hambre y sin empleo con Chávez me resteo”. Un eslogan que fue compartido como consigna política-electoral en las barriadas populares, junto con su variante: “Con hambre y sin dinero con Chávez m... más »

RONNY PADRÓN: MALAS COMPAÑÍAS DEL SOCIALISMO CRIOLLO

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
Porque en la praxis política, el socialismo en gobierno es sinónimo de criminalidad en sus más variadas expresiones. Así lo evidencia la reciente puesta en escena por parte de dos connotados terroristas colombianos miembros del otrora grupo FARC hoy devenido en partido político, anunciando su decisión de retomar la lucha terrorista, contando para ello con el apoyo público del usurpador socialista venezolano Nicolás Maduro Moros, quien no duda en definirlos como ¨líderes de paz¨. No podía ser de otra manera. La naturaleza criminal de esa pérfida ideología, la más asesina en la histo... más »

MIBELIS ACEVEDO DONÍS: COHERENCIA

Cuán bueno sería no equivocarse. No tener que bregar con el costo de las reparaciones, exhibir al final de la vida una línea de pensamiento-acción tan estable que recuerde, por contraste, las sacudidas de las arritmias cardíacas. Ese quizás es furtivo anhelo de quienes viven de tomar decisiones que afectan a muchos, el de ganar en buena lid la reputación de estrategas imbatibles, oráculos cumplidores como hojilla. Ah, pero somos humanos, demasiado humanos, como diría un Nietzsche víctima de la enfermedad, en suerte de viaje interior que lo confronta con sus mazmorras y dudas, con la tiranía del propio yo, con los pinchazos de una voluntad libre. “La bestia en nosotros quiere ser engañada”, sentencia, descarnado. Y cuesta desdecirlo. 

Debemos contar entonces con que los errores -y las mudanzas estratégicas- son parte ineludible de nuestra condición y tránsito en la vida. Que toca forcejear con eso responsablemente, sabiendo que habrá instantes en que reconsiderar una postura asumida con ardores y rumboso rasgado de vestiduras, será giro forzoso si un bien mayor lo reclama. 

Todo se mueve, nada permanece, susurra Heráclito, artífice de la idea de las abluciones irrepetibles en idéntico río. El ser humano no puede quedar al margen de esa movilidad propia de la existencia. Con tal certeza habría que mirar entonces el compromiso del político con la coherencia. Hablamos de la cohesión entre una cosa y otra, esa consecuencia lógica respecto a un antecedente, esa facultad de mantener en misma frecuencia los pensamientos, palabras y obras, el decir y hacer. Claro, dada la multiplicidad de variables que en este caso refutan la idea de la inconmovible “anatomía social”, la coherencia en política no supondría infalibilidad o casorio con posturas pétreas, y sí cuidar que un propósito superior -atado a un corpus ético y de valores, a un método, a la cualidad de un “cómo”- no sea desatendido por el atasco en la coyuntura. Sólo así se garantizaría evolución. 

En tiempos de prepolítica y desmesura, de infantilización por un lado y vanidad con atavíos de dignidad por otro, esa idea de la coherencia podría aparecer distorsionada. No faltan políticos –algunos ajenos al trajín real de la gestión de gobierno o a la militancia en partidos con estructura; no protopartidos, no cofradías- que la confunden con camisa de fuerza, con la sujeción a ideas fijas sobre el abordaje táctico de un problema, así las circunstancias cambien drásticamente. No advierten que eso sacrifica una cualidad de la gestión del liderazgo: la capacidad para adaptarse, para captar texturas en la “lógica de los hechos” y dar con estrategias que atajen el imprevisto. Maquiavelo habla de virtù, Isaiah Berlin de juicio político. En ambos casos la realidad es dato inobjetable. 

Podríamos decir que la percepción de coherencia en el político depende en buena medida de que este evite la tentación de hacer promesas imposibles de cumplir o del todo ajenas a sus coordenadas éticas. De no confundir ese legítimo deseo de transformar la realidad con el voluntarismo propio y nada pragmático (locura, diagnostica Barbara Tuchman) de quien ignora una y otra vez la evidencia. 

Eso tal vez explique por qué estudios como el de Datanálisis siguen registrando llamativos niveles de desconfianza respecto al liderazgo en Venezuela, escama por cierto bien estrujada por los paladines de la antipolítica. Aunque en principio la confianza pudiese implicar suspensión temporal de la incertidumbre, su reforzamiento -a diferencia de la fe incondicional en un dogma, propia de la religión- estriba en la constatación de resultados. Sin obras, no hay amores. Sin éxito tangible, la confianza y la esperanza caducan. 

De allí la importancia de ser consecuente con el decir-hacer, en especial cuando el político ha cultivado la impresión de contar con el ascendente y los recursos para modificar lo que perturba. Lo otro es demagogia, manosear la expectativa ajena como si se tratase de una liga irrompible, permitirse la veleidad de afirmar una cosa hoy y otra mañana, negar tozudamente lo que todos perciben o peor, no dar explicaciones mientras el peso de la evidencia sepulta la oferta original. Acá lo reprochable no será haberse equivocado, no, sino no darse por aludido cuando voces críticas advertían el estrago que eso implicaba. 


En país donde el poder fáctico sigue en manos de un régimen autoritario, donde la calidad de vida se desploma a ritmo de vértigo y nuevos retos electorales se asoman, la coherencia democrática de hombres y mujeres de acción es clave. Toca releer el momento con actitud amplia y sin prejuicios, de apelar a ese don para integrar “una enorme amalgama de datos en perpetuo cambio, intrincados, evanescentes, siempre superpuestos… demasiado entremezclados para atraparlos, clavarlos con un alfiler y etiquetarlos como si fueran mariposas”, según dice Berlin. Los cambios de timón que resulten de ese vidrioso examen no deberían pasar como “traición”, y sí como cabal ejercicio de juicio político. 


Mibelis Acevedo Donis
@Mibelis

JESÚS ALEXIS GONZÁLEZ: DEUDA PÚBLICA Y ENCAJE BANCARIO EN LENGUAJE SENCILLO.

El pasado 14 de agosto 2019, el régimen madurista, según Decreto No 3. 958, incrementó el monto del endeudamiento público interno para el presente Ejercicio Fiscal en ¡36 billones de bolívares! sobre el monto de 500.000 millones de bolívares autorizados en el endeudamiento previsto en la Ley de Presupuesto 2019, aunado a tres emisiones de deuda pública por 23 billones de bolívares; tal endeudamiento, habrá de ser adquirido (casi en su totalidad) por la banca comercial mediante una liberación del encaje bancario depositado en el Banco Central de Venezuela (BCV) habida cuenta que dicha banca no dispone de liquidez; lo cual constituye, en realidad, un financiamiento soterrado del gasto público.

Es una verdad evidente por sí misma, que el régimen chavista-madurista ha venido financiando el déficit y acelerando el gasto gubernamental a través de la deuda interna, entendida como la parte de la deuda pública cuyos acreedores son ciudadanos del país a diferencia de la deuda externa que es el monto de la deuda que tiene Venezuela con entidades extranjeras; según lo cual se genera una distorsión implícita ya que los bonos emitidos no serán adquiridos por agentes privados (como es lo ortodoxo) sino por la banca comercial mediante el subterfugio de liberarles el encaje bancario en poder del BCV. 

Vale recordar, que el encaje bancario es el porcentaje de los depósitos recibidos de cada entidad financiera que no puede ser utilizado para otorgar préstamos al público ni destinarlo a inversiones, siendo igualmente un instrumento de política restrictiva de la liquidez (no vinculado con el caso en comento). Tal “operación” le facilitará al régimen mantener un déficit sin hacer uso de unas reservas que no tiene ni aumentar la oferta monetaria, con la “bondad adicional” de disponer del encaje bancario y en lo sucesivo no pagar intereses por ese dinero.

Es de acotar, que la estrategia de utilizar el encaje bancario para financiar el déficit fiscal con un aumento de la deuda interna, así como para contener la presión inflacionaria ¿? sólo postergará, por corto tiempo, un nuevo impacto a la hiperinflación (actualmente supera el 666%); al tiempo que deteriorará (aún más) la relación entre deuda y PIB reflejando cuantitativamente que Venezuela no produce y vende bienes y servicios suficientes pagar sus deudas, en un contexto donde la deuda pública se situó para el cierre de 2018, según la Asamblea Nacional, en ¡US$ 130.633 millones! que en los últimos años se sextuplicó al pasar de US$ 22.586 millones hasta el monto antes citado. 

En tal sentido, Venezuela muestra el fenómeno de “sueldos y salarios retrasados” frente a la hiperinflación, lo cual constituye una caída de los ingresos fijos reales (el sueldo mínimo actual de 40.000 bolívares representa unos ¡2 US$ mensuales!) que los ciudadanos intentan enfrentar con una dolarización de facto (por la fuerza de los hechos) renunciando al uso de nuestro signo monetario, en un escenario que está induciendo inflación en dólares USA (en 2019 el US$ ha perdido un 57% de su poder de compra) imposible de ser causada por emisión monetaria de US$ (es de manifiesta obviedad que Venezuela no puede emitir US$) sino que el impacto inflacionario es propiciado por el “negocio” de la especulación adelantado por aquellos que tienen acceso a la moneda estadounidense lo cual está estimulado por la incertidumbre país, al extremo que en lo especifico del sector inmobiliario el precio de los inmuebles muestran una permanente caída ante el tenebroso panorama que representa la permanencia en el poder del chavismo-madurismo; o lo que es lo mismo, para el caso venezolano del presente no es la emisión monetaria, per se, la causa de la hiperinflación sino el decrecimiento económico al punto que el socialismo “revolucionario” con fachada capitalista mantiene la intención de eliminar el sistema de mercado y la propiedad privada de los medios de producción, al extremo que ha reducido hasta un tercio el tamaño de la economía; es decir ha desaparecido el 75% del potencial económico-productivo como consecuencia de un decrecimiento por ¡24 trimestres consecutivos! (6 años de contracción económica), en el entendido que a la luz de la ortodoxia de la ciencia económica una recesión por más de tres trimestres consecutivos da paso a una depresión que de continuar (como es predecible “por ahora” para el caso venezolano) se convierte en una ¡catástrofe económica! que cobra mayor intensidad cuando se está inmerso (caso Venezuela) en una desestabilidad nominal como consecuencia de un fuerte desajuste fiscal y monetario, que se traduce en la disponibilidad de menos bolívares para demandar US$ en el mercado paralelo, y por ende se desvía hacia el tipo de cambio oficial magnificando la corrupción.

Reflexión final: Vale destacar, que Venezuela muestra una catástrofe económica-social desde mucho antes del pequeño impulso marginal que imprimieron las recientes sanciones impuestas por EEUU; con el agravante de estar sumergida en una ingobernabilidad que dificulta observar signos de expansión económica. Siendo así, la reversión de la catástrofe será sólo posible luego del ¡cese de la usurpación!

Jesús Alexis González
@JesusAlexis_Gon 

ENRIQUE G. AVOGADRO: CANALLAS LENGUARACES

"Pondrá en pie, según la fórmula de Juan Claudio Lechín, 'un caudillismo  mesiánico basado en la delincuencia', una dictadura narco-populista". Laurence Debray

Las multitudinarias manifiestaciones del sábado encendieron luces rojas en el tablero de control del Frente de Todos, que esperaba un paseo tranquilo y triunfal hasta octubre. Rápidamente, el Instituto Patria ordenó a Alberto Fernández que dinamitara el tácito acuerdo que lo vinculaba a Mauricio Macri para mantener la calma en la economía hasta las elecciones; el candidato, obediente, dejó de lado su disfraz de estadista y salió a incendiar la pradera, aún a costa de dejar la tierra arrasada. 

Bastaron unas frases falsas suyas el lunes para que, otra vez en menos de quince días, todo volara por el aire. Con el sablazo que implicaron sus dichos acerca del interés del FMI en adelantar las elecciones expresado por sus funcionarios que nos visitaban, nuevamente nos hizo retroceder al mismo tembladeral que se produjo el 12 de agosto, cuando los mercados entraron en pánico por el triunfo de la fórmula Fernández² en las PASO. 

Esa repetida reacción negativa, que llevó a otra escalada del dólar -que repercute instantáneamente sobre la inflación- y del riesgo-país, muestra a las claras qué opina el mundo respecto a la posibilidad de un retorno kirchnerista al poder. Y, sobre todo, expone el enorme desprecio que esa banda de canallas siente por los sectores más pobres de la sociedad. 

La otra maniobra de pinzas sobre la Casa Rosada la constituyeron las masivas marchas, organizadas para conservar el abyecto dominio de la calle y comenzar la agitación -de manual revolucionario- en busca de la destitución del Gobierno. Gran cantidad de organizaciones movilizaron a una masa de pobres sodomizados por sus dirigentes, que lucran con subsidios y planes de todo tipo; fue patético escuchar a los asistentes entrevistados por canales de televisión, ya que todos dijeron ignorar para qué estaban allí. 

Se intenta repetir así lo sucedido en diciembre de 2001, cuando se ahogó financieramente a la administración de Fernando de la Rua, se ejecutó el "plan helicóptero" que costó tantos muertos y, poco después, se concretó la devaluación asimétrica que se llevó todos los ahorros de los argentinos. 

Conociendo muy bien a qué extremos de violencia está dispuesto a llegar el Foro de San Pablo para recuperar en América Latina el poder para el "socialismo del siglo XXI", y el apoyo militar y económico que recibe de China, Rusia e Irán, tal como sucede con Cuba, Nicaragua y Venezuela, me sorprendió la suave calificación de "autoritario" con que Alberto Fernández describió al genocida régimen de Nicolás Maduro, cuando ya sus crímenes se encuentran probados por el informe de Michelle Bachelet, la inobjetable responsable de los derechos humanos en la ONU. 

El Foro, el 28 de julio en Caracas, resolvió "apoyar al movimiento popular de Argentina, que ha logrado conformar una alianza unitaria en el Frente de Todos, . para enfrentar al macrismo .", el Nº 2 de la dictadura, (Diosdado Cabello) advirtió a Alberto que no se crea que el elegido será él puesto que los votos son de Cristina, y las FARC colombianas han publicado su propio documento apoyándola. 

Ambos temas -FMI y relaciones exteriores- se concatenan porque los mercados voluntarios de crédito internacional se encuentran cerrados, a cal y canto, para nosotros, defaulteadores seriales. ¿A quién recurrirá el candidato, si llegara a Presidente, para pedir dinero cuando necesite pagar las cuentas del populismo que pretende reinstalar? Las opciones serán escasas: al Fondo será inútil rogarle y ya sabe que su jefa y candidata a Vicepresidente no cuenta con la simpatía de nadie. Su amenaza al mundo occidental de recurrir a China, además de los conflictos que generará con nuestros actuales aliados, conlleva el enorme riesgo de mayores exigencias por parte de Xi Jimping en materia de bases militares y de materias primas, absolutamente indispensables para el gigante asiático en su actual situación de guerra comercial con Estados Unidos y de desaceleración de su economía. 

Cuando ya se ha comprobado que todos los activos argentinos (bancos, empresas, títulos, etc.) valen la mitad que de lo que valían el 9 de agosto, cuando está muy claro que serán Cristina Fernández y Carlos Zannini quienes gobiernen y nos lleven sin escalas hacia el peor infierno, cuando sabemos que será inevitable la impunidad de los ladrones, cuando un triunfo permitirá que los dueños del narcotráfico regresen al poder, cabe preguntarse: ¿están locos tantos argentinos?, ¿cómo no perciben esa realidad?, ¿cómo muchos, que han visto sus fortunas licuarse en pocos días, siguen financiando este demencial proyecto?, ¿cómo privilegian una imposible tranquilidad en sus bolsillos sobre su futuro y los de sus hijos y nietos? 



El sábado pasado, muchos dijimos que ¡sí, se puede! Se pueden conservar las instituciones de la República, se puede respetar la Constitución y no modificarla, se pueden garantizar la libertad de prensa y de cátedra, se puede mejorar el servicio de justicia sin convertirla en militante, se puede meter presos a los ladrones y a los corruptos, se pueden seguir combatiendo la droga y el delito, se pueden hacer obras públicas sin monstruosos sobreprecios, en fin, se puede vivir en libertad, ejerciendo nuestros derechos y respetando a ultranza los de los demás.



Nada está perdido, aún la batalla está por librarse. Pero, para triunfar, todos quienes pensamos así deberemos trabajar arduamente, explicando a nuestros amigos y vecinos qué se juega, exigiéndoles que vayan a votar, convenciendo a quienes ejercieron el "voto castigo" en las PASO, fiscalizando las elecciones para garantizar su transparencia. La Argentina que soñamos nos lo exige.



Enrique Guillermo Avogadro
ega1@avogadro.com.ar
@egavogadro

OSCAR ARNAL: PRESOS POLÍTICOS COMO ARROZ

En una democracia no existen los presos políticos o de conciencia. Según el Foro Penal hay 501 en Venezuela, siendo 137 militares, quienes por solo disentir, han sido arrestados, acusados por supuesta traición a la patria, terrorismo de estado, instigación a la rebelión, conspiración y falta al decoro militar. La mayoría permanece sin sentencia, sin pruebas concluyentes, con audiencias diferidas, hacinados, maltratados y hasta torturados. Son múltiples las violaciones que han sufrido antes y después de su cautiverio. Los  grados y jerarquías de los procesados militares abarcan  desde general en jefe hasta cabo segundo. Es posible que existan más oficiales y tropa profesional detenidos, pero los abogados y familiares por estrategias legales, por   miedo o retaliación no consideran prudente su inclusión en estas listas. 

 El número de los detenidos es muy dinámico y sujeto a cambios, y es muy importante para ellos que se visibilice ante la comunidad nacional e internacional, que también hay más de un centenar de presos políticos del mundo castrense. En días pasados tuvimos en mi programa radial, que se transmite a diario de lunes a viernes a las 5 de la tarde por radiofeyalegrianoticias.com en la 105.7 FM y 1.390 AM, al general (r) Juan Antonio Herrera Betancourt, quien no solo denunció los atropellos, sino que además resaltó las carencias económicas que viven los militares retirados, sus viudas e incluso los propios activos.  

 Entre los presos políticos civiles hay 12 que tienen documentos de excarcelación, firmados por jueces que han sentenciado que no son culpables de nada. Sin embargo, el servicio de inteligencia (Sebin) no acata las órdenes del poder judicial y permanecen privados de libertad. Hay casi 7000 ejecuciones extrajudiciales perpetradas por el régimen. Esta semana pasada los 
recluidos en Ramo Verde, recibieron una golpiza brutal durante una requisa, en el penal se vivió una noche de terror, fueron varios los presos atropellados, fue una requisa muy violenta, a cargo de funcionarios de la DGCIM.  

 Lo que está sucediendo debe anexarse al informe de la alta comisionada de los derechos humanos de la ONU, la presidenta Bachelet debe tomar medidas debido a que después de su partida y la expulsión de su equipo, se incrementó la represión. 

Oscar Arnal 
@OscarArnal 

JOSÉ LUÍS MÉNDEZ LA FUENTE: CON HAMBRE Y SIN DINERO CON CHÁVEZ …


Si pudiéramos resumir las últimas dos décadas de la historia político

-social del país y de los venezolanos en una sola frase de esas que ha dejado el chavismo para la posteridad, a falta de algo mejor, que explicara al mismo tiempo donde estábamos ayer cuando Chávez era el presidente y donde estamos ahora con su sucesor Nicolas Maduro, nos parece que la más representativa sería la de: “Con hambre y sin empleo con Chávez me resteo”. Un eslogan que fue compartido como consigna política-electoral en las barriadas populares, junto con su variante: “Con hambre y sin dinero con Chávez me resteo”; que para el caso es lo mismo.  

La frase, producto de la maquinaria propagandística de Chávez, ha venido siendo usada en todo este tiempo, aun durante el gobierno de Maduro con la correspondiente sustitución del nombre, como un grafiti sin pared; como el argumento implícito, más emocional que racional, de que Chávez encarna al colectivo y que serviría para demostrar, en una especie de reducción al absurdo, la fe ciega y absoluta por parte del pueblo, así como su grado de lealtad y sacrificio hacia Chávez. 

En ese lema “Con hambre y sin empleo con Chávez me resteo”, primo hermano de aquel otra posterior “Con Chávez todo, sin Chávez nada”, podemos encontrar dos mensajes principales, entre otros varios. El primero, encerrado en dicha versión original, va dirigido indirectamente a la oposición, a los “escuálidos” como Chávez solía llamar a todos sus integrantes, incapaces como eran de ganarle una elección. Su soporte estaría en el saber popular. En ese conocimiento profundo que tendría el pueblo, proveniente de su mala experiencia con esa oposición política de adecos y copeyanos durante cuarenta años, razón más que suficiente para no dejarlos volver. Un conocimiento, que le hace a ese pueblo proclamar en la calle una consigna como aquella; pues, aunque Chávez no lo esté haciendo bien, la oposición en todo caso lo haría peor y no hay confianza en ella. Chávez se puede equivocar y cometer errores; pero no engaña como lo hace la oposición.

El segundo mensaje de la frase, más subliminal si se quiere no obstante su lenguaje tan crudo y directo, va dirigido al pueblo mismo, es la consecuencia ya asumida, concretizada, de todo lo anterior. Una concientización del individuo concebido como masa, que lo conduce al extremo de aceptar cualquier circunstancia de carestía, estrechez económica o de penuria social y familiar como lo seria estar sin trabajo y pasando hambre, antes de reconocer que nadie puede gobernar mejor que Chávez, ni nadie puede reemplazarlo, porque el de Chávez es el único camino posible y su brújula la que marca el destino del país. 

Unos significados que quedaron patentizado en varias ocasiones, la última en el discurso de Chavez en Monagas, durante el cierre de su campaña presidencial del 2012, cuando delante de una gran concurrencia anunció que en la elección de ese próximo 7 de octubre no estaba en juego cualquier cosa. Que no se trataba de si me asfaltaron o no la calle, o me pusieron la luz, o de si no me dieron la casa que me prometieron, o si perdí el empleo. Que él asumía los errores cometidos, la autocrítica, comprometiéndose, eso sí, a que su nuevo gobierno sería mucho más eficiente. Pero que tuvieran en cuenta que lo verdaderamente importante, lo que estaba en juego en esta ocasión era mucho más que eso, era la vida de la patria lo que se arriesgaba ese próximo 7 de octubre y los venezolanos se la estaban jugando ese día.

La idea de dicha consigna, no es en sí misma original pues tiene algún antecedente, como ya ha sido señalado, en aquella otra del peronismo de los años cincuenta: "Puto o ladrón, queremos a Perón" y de la cual Cristina Kirchner también posee su propia adaptación. Sin embargo, funciona muy bien cuando se trata de utilizar el populismo como instrumento electoral y de manipular al pueblo. Su versión venezolana, mucho más idealista pues lo permitían las circunstancias del momento diferentes a las del líder argentino, fue echada a correr en las calles venezolanas por allá por el 2003, el mismo año en que Chávez pronunció aquel abigarrado discurso ante los miembros de la FAO, en Roma, en el cual refiriéndose al tema propio del evento como lo era la alimentación, llegó a decir que “Todo ser humano antes de ser parido, desde el momento en que es gestado en el vientre de una madre tiene derecho a la alimentación”. 

Palabras sin duda hermosas, sublimes, como aquellas otras comentadas hasta aquí, del “…con Chávez me resteo”, perfiladas a emocionar a los venezolanos y a quien no lo sea, incluso durante mucho tiempo; pero las emociones engañan, qué duda cabe, como le ocurrió a los de la FAO que en el 2015 le dieron un premio al gobierno de Maduro por haber eliminado prácticamente el hambre en Venezuela.

Después de veinte años e ido Chávez de este mundo, esas emociones han sido reemplazadas por otras más angustiantes, y aunque las palabras quedan ya no engañan a nadie, no al menos a los venezolanos en su gran mayoría que han visto como la frase en cuestión era en realidad una profecía que se hizo realidad antes sus ojos. Sin embargo, aunque ya nadie dice restearse, algunas de esas creencias, como resabios del pasado, permanecen en el subconsciente de algunos que parecieran conformarse con la situación actual de Venezuela cuando pregonan a los cuatro vientos que la oposición sigue no siendo confiable. 

De donde estábamos antes a donde nos encontramos ahora, da la impresión a veces de que nada ha cambiado; no al menos en el estado de confusión que sigue envolviendo al país en la búsqueda de una solución que solo tiene un final valedero: el cese de la usurpación y la erradicación del chavismo del poder.

José Luís Méndez La Fuente
@xlmlf1

RONNY PADRÓN: MALAS COMPAÑÍAS DEL SOCIALISMO CRIOLLO

Porque en la praxis política, el socialismo en gobierno es sinónimo de criminalidad en sus más variadas expresiones. Así lo evidencia la reciente puesta en escena por parte de dos connotados terroristas colombianos miembros del otrora grupo FARC hoy devenido en partido político, anunciando su decisión de retomar la lucha terrorista, contando para ello con el apoyo público del usurpador socialista venezolano Nicolás Maduro Moros, quien no duda en definirlos como ¨líderes de paz¨. No podía ser de otra manera.

La naturaleza criminal de esa pérfida ideología, la más asesina en la historia humana, impone a sus seguidores alianzas non sancta que aun ocultas terminan develándose en momentos inesperados. Tal es la situación referida. Durante el periodo más álgido en medio del genocidio venezolano, con el usurpador en real desventaja más allá del apoyo que le brinda la Organización Criminal Electoral tristemente liderada por el Presidente Encargado, lo que menos convenía a Nicolás Maduro Moros era un escándalo como el presente: La pública alianza de su Estado Criminal Socialista con el terrorismo colombiano. Pero resultaba inevitable vista las necesidades criminales del lado colombiano, todo lo cual exigía público apoyo del lado venezolano so pena de consecuencias mucho peores, conocida como fuere la costumbre del crimen organizado para castigar aquello que consideran traición.

Así entonces el escenario político se va despejando para la inmediata conformación de una gran coalición demócrata regional que de conformidad con el artículo 187 numeral 11 de la Carta Magna, y en cumplimiento de la Responsabilidad de Proteger, principio normativo de las Naciones Unidas, proceda de manera perentoria a coadyuvar al restablecimiento del orden constitucional en la República de Venezuela, empleando para ello todos los medios disponibles según el Derecho Internacional Público. Viva la República de Venezuela.

Ora y labora

Ronny Padrón
caballeropercivall@gmail.com
@caballeroperci