miércoles, 25 de diciembre de 2019

ACTUALIZACIÓN, EL REPUBLICANO LIBERAL II, MIERCOLES 25/12/2019

JURATE ROSALES: LOS CEROS A LA DERECHA

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 6 minutos
Hace un año, la Navidad 2018 ha sido sin duda una de las más tristes jamás vividas en Venezuela. Las para entonces ya mal llamadas “fiestas” fueron días en que la mayoría de los venezolanos ni siquiera probaron una hallaca, menos el pan de jamón o el pernil. Fue la época en que la separación de las familias cortaba como un cuchillo cualquier intento de revivir el tradicional ambiente navideño. Ahora, con apenas un año de distancia, muchas cosas han cambiado – temo que nos acercamos a lo que será decisivo. La Navidad del año 2019 se ve como el momento de la mayor diferencia jamás vi... más »

CORINA YORIS-VILLASANA: EL NIÑO JESÚS, METÁFORA DE LA ESPERANZA

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 9 minutos
A mis hijos y nietos Hoy, 24 de diciembre, quiero hacer una pausa en los artículos dedicados a los dioses griegos. Voy a escribir la tradicional carta venezolana al Niño Jesús. Ayer, ante la imagen del Nacimiento que adorna la entrada de mi casa, elevé una plegaria pidiendo paz para Venezuela, y, acto seguido, tomó cuerpo mi idea de convertir esa oración en la peculiar carta que en Venezuela se le envía al Dios recién nacido. Niño Jesús, que naces donde no hay expectativa de vida; que ese acto de entrar al mundo terrenal está impregnado de la metáfora de la esperanza, extiende tu... más »

AIXA LÓPEZ: EL AÑO 2019 FUE UN AÑO NEGRO Y EL 2020 SE AVIZORA PEOR. ANALICEMOS JUNTOS

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 11 minutos
En materia eléctrica es triste tener que afirmar que el año 2019 fue un año oscuro, terrible y agobiante para los usuarios a nivel nacional. Este año, a tan solo 15 días para despedir el año 2019, se han contabilizado 80.700 fallas eléctricas a escala nacional, lo que significa que se quintuplicó al año anterior. El sistema eléctrico nacional no mejora, pese a la cantidad de dinero aprobado para su recuperación. El Estado que se ha visto más afectado es el Zulia con 40.877 fallas. A esta entidad le siguen Táchira, Mérida, Trujillo y Miranda. Es impostergable que el gobierno convoq... más »

CARLOS E. AGUILERA: LIBERTAD DE EXPRESIÓN Y DERECHO A LA INFORMACIÓN

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 13 minutos
“La primera de todas las fuerzas es la opinión pública”. Simón Bolívar La libertad de expresión es el más humano, intelectual y público de todos los derechos del hombre; sin embargo, es el más asediado por la ley en algunos países del mundo, entre otros el nuestro. La trascendencia de la libertad de expresión, cuyas normas se concretan en tratados, acuerdos, conferencias, congresos y otras, señalan pautas con absoluta prescindencia de toda discriminación, al extremo de que la Constitución de muchos países la establece. La nuestra, llamada Constitución de la República Bolivariana d... más »

ORLANDO VIERA-BLANCO: UNA NOVIA Y UNA IDENTIDAD...

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 18 minutos
Siempre por estos días nos atrapa la nostalgia. Tres episodios en un dia me hicieron aliviar las cargas sobre los hombros que son ansiedades acumuladas de paz y de libertad. Quiero compartirlas con ustedes. Es mi regalo de navidad…. 49 cuartos vacíos… María Julia Baccino es una amiga de toda la vida. Estudiamos Derecho en la UCAB. Escribió el libro 49 cuartos vacíos. Historias vivas de arraigo costumbrista, que acompañadas de una fotografía de cada cuarto vacío por cada migrante, cuentan lo vivido y adonde nos llevó la vida…. 49 cuartos vacíos es la representación sublime de la Ve... más »

DOMINGO A. RANGEL: LA ESTÉTICA

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 21 minutos
Recuerdo cuando la MUD pretendía monopolizar, sin ningún mérito, el vasto mundo opositor y los directivos de la alianza se habían reunido con el gobierno incluyendo al presidente Maduro. En esos días por las calles se escuchaban testimonios que señalaban a esos directivos como hipócritas que mantenían pingues negocios con funcionarios nacionales. Aclarado el panorama explico que en aquella oportunidad la MUD impidió, ejerciendo su veto contra los grupos liberales, acercarnos siquiera a los sitios donde se escenificaban los diálogos entre el gobierno y la oposición. Los del veto emu... más »


JURATE ROSALES: LOS CEROS A LA DERECHA

Hace un año, la Navidad 2018 ha sido sin duda una de las más tristes jamás vividas en Venezuela. Las para entonces ya mal llamadas “fiestas” fueron días en que la mayoría de los venezolanos ni siquiera probaron una hallaca, menos el pan de jamón o el pernil. Fue la época en que la separación de las familias cortaba como un cuchillo cualquier intento de revivir el tradicional ambiente navideño.

Ahora, con apenas un año de distancia, muchas cosas han cambiado – temo que nos acercamos a lo que será decisivo. La Navidad del año 2019 se ve como el momento de la mayor diferencia jamás vivida en Venezuela entre ricos y pobres, algo que el año pasado no hubiéramos podido imaginar. Es que en apenas un año lo que parecía que no puede empeorar todavía más, ha tomado un giro que uno ni sabe cómo calificarlo.

Primera diferencia: las colas que eran rutina en todos estos últimos años cuando aparecía el azúcar, la harina o las pastas – ya no existen. Absolutamente todos los alimentos llenan los anaqueles exhibiendo sus marcas norteamericanas, si bien las vemos provenientes de los más diversos los países del mundo … para todo cliente que tenga dólares. Razón por la que la mercancía apareció como por arte de magia y también por la que sólo los privilegiados que tengan como pagar los precios exigidos, o que tengan dólares, pueden adquirirla.

Los alimentos que en los años anteriores venían en paquetes a domicilio enviados desde EE.UU. a la familia en Venezuela –son cosas del pasado. Ahora basta encontrar en el exterior al agente de cambio que hará llegar a la familia en Venezuela la suma que el hijo, o la hermana, o el primo envían a sus parientes cotizando la remesa a la tasa diaria en dólares, la que en esta semana de diciembre ronda los 47.400 Bs. por 1 dólar. También sirve recibir los dólares en efectivo, porque el billete verde es ahora en Venezuela moneda de uso corriente, hasta para compras en la calle a un buhonero.

Toda reparación –fuese del vehículo, de la lavadora o simplemente de cualquier artefacto de uso diario – se cotiza  en dólares. Saquen la cuenta en bolívares de cada compra y traten de no desmayarse por la cantidad de números a la derecha que deben cifrar. De todos modos, los precios de cualquier servicio, reparación, compra o renovación, se cotizan en dólares. (Sorpresivamente, no parece haber arraigado el cálculo en euros – aquí, definitivamente, estamos en el reino del tío Sam).

En un país que en menos de un año saltó de la más absoluta indigencia a una economía dolarizada, surgen múltiples preguntas. ¿Será posible que todo ese movimiento, donde de pronto todo se cotiza en dólares, esté abastecido únicamente con las divisas de las remesas familiares? En todos los países bajo sistema comunista, esas remesas son la salvación de las familias que tienen parientes en el exterior –así era en los países de Europa oriental bajo el comunismo, así es en Cuba y ahora en Venezuela. Sin embargo, es difícil imaginar que todo ese caudal que de pronto pasa de manos en manos en Venezuela, tenga como única fuente a las remesas familiares.

Otra pregunta. Lo grueso de la diáspora venezolana es muy reciente. Son cerca de 5 millones de personas que emigraron en estos dos últimos años, muchos de ellos sin otro medio de transporte que el de sus piernas para caminar durante cientos de kilómetros al borde de las carreteras.  Las remesas son de los que emigraron antes, se fueron con la visa, el pasaje en avión y un proyecto para subsistir. Son los que envían ahora las ayudas en dólares. En cambio hay millones de desarraigados que apenas comienzan su vida de refugiados y lo hacen en condiciones de enorme precariedad.

El problema de fondo, el más cruel e irónico, es que el resultado del chavismo que prometía la felicidad a los más humildes, ha creado tras 20 años de incompetencia y destrucción, la mayor desigualdad jamás vista en Venezuela, que ahora no es entre ricos y pobres, sino entre quienes cobran en dólares y quienes deben vivir con un sueldo en bolívares. Mayor desigualdad imposible, cuando el sueldo mensual en bolívares es igual a dos dólares mensuales… en un país donde todos los precios se han dolarizado. Esta es la verdadera razón de quienes huyen para no morir de hambre. Razón de mucho peso: si no recibo dólares, todo el sueldo mensual no sirve ni para comer un día. Mucho menos para alimentar a una familia.

Otra consecuencia de esta situación son los miles de viviendas cerradas y vacías –desde ranchos hasta apartamentos, desde lo más humilde hasta lo más lujoso. El anuncio oficial de un censo de la población debe preocupar a muchos que se han ido y poseen su vivienda permanente en Venezuela. Todos ellos partieron con la esperanza de volver pronto “cuando se acabe esa pesadilla”. Una vivienda cerrada y vacía empieza a oler a ocupación legalizada. Ojalá, en eso me equivoque. Sin embargo, lo vi ocurrir en los años del comunismo en Europa oriental, también en Cuba, y no veo cómo se podría evitar en la Venezuela de Maduro.

Finalmente, de todos los dramas vividos por  cada familia -porque en Venezuela ya no queda ninguna familia que de una u otra manera no haya sido afectada por el desastre general- están los niños. Muchos padres emigraron dejando a los hijos pequeños a los abuelos, con la intención de mandarles la alimentación y tan pronto como les sea posible volver a reunir a la familia –sea regresando, o estableciéndose en el país huésped.

De hecho, en el actual momento, casi no hay familia venezolana que haya podido sostener un ritmo de vida familiar sin ausencias de alguno de sus miembros, sin traumas dejados por la situación económica y sin añorar los tiempos “cuando éramos felices y no lo sabíamos”.

En esta Navidad, la penuria general que afectó a toda la población en los años anteriores recibió un vuelco cada vez más trágico, porque nunca antes –en toda la historia de Venezuela– se había vivido con la ausencia casi total de producción de cualquier tipo, con la desaparición absoluta del maná petrolero y por ende, con graves problemas de transporte. Mientras Caracas es casi una burbuja mantenida artificialmente al precio de sacrificar al resto del país, la provincia, –repito, todo lo demás de Venezuela entera- está sometido a largos cortes de luz eléctrica, escasez de gasolina para transporte y desmembramiento de familias.

Lo que se vislumbra para el año venidero es la rebatiña entre chinos, rusos y americanos, a ver quién agarra más de un país que hace dos décadas estaba soberano y podía decidir su propio destino. Este es el legado que Chávez prometió a los venezolanos llamándolo “el mar de la felicidad” calcado en Cuba.

Esperemos entonces que Juan Guaidó tenga éxito en este año venidero, para iniciar una recuperación que será el principio de la reconstrucción sobre el montón de deshechos dejados por el chavismo.

Jurate Rosales
Diario de Jurate 
@RevistaZeta
@enpaiszeta
Directora de la Revista Zeta, columnista en El Nuevo País con la sección Ventana al Mundo. Miembro del Grupo Editorial Poleo.

CORINA YORIS-VILLASANA: EL NIÑO JESÚS, METÁFORA DE LA ESPERANZA

A mis hijos y nietos

Hoy, 24 de diciembre, quiero hacer una pausa en los artículos dedicados a los dioses griegos. Voy a escribir la tradicional carta venezolana al Niño Jesús.

Ayer, ante la imagen del Nacimiento que adorna la entrada de mi casa, elevé una plegaria pidiendo paz para Venezuela, y, acto seguido, tomó cuerpo mi idea de convertir esa oración en la peculiar carta que en Venezuela se le envía al Dios recién nacido.

Niño Jesús, que naces donde no hay expectativa de vida; que ese acto de entrar al mundo terrenal está impregnado de la metáfora de la esperanza, extiende tu manita y deja caer en esta Tierra de Gracia una lluvia de bendiciones, que fertilicen los labrantíos y nuestras tierras vuelvan a ser productivas. Que esas bendiciones fructifiquen en cada corazón de millones de venezolanos en fuerza para continuar y labrar esas campiñas para dar de comer a tantos compatriotas hambrientos.

Niño Jesús, esa apetencia no es solo de alimentos, es hambre de justicia, hambre de paz, hambre de libertad.

En esta nación devastada, como si hubiese vivido una guerra, hay niños famélicos que extienden sus manos pidiendo pan; es un país donde la desesperación de un padre lo llevó a cometer asesinato y suicidio; esta nación, repito, fue llamada Tierra de Gracia por Cristóbal Colón en su carta a los reyes católicos, en la que exclamó: “Yo muy asentado tengo en mi ánima que allí donde dije, en Tierra de Gracia, se halla el Paraíso Terrenal”; este país te pide, Niño Jesús, que con un beso de amor limpies la pesadilla de nuestros sueños, concretando el reinado de la fraternidad, el reinado de la justicia.

Que las disidencias, las discrepancias sean dirimidas en el ámbito de la razón, no en la sinrazón, esta tan solo conduce al terrible estado de naturaleza hobbesiano que tanto daño nos ha causado, convirtiéndonos en Homo homini lupus (el hombre es un lobo para el hombre). Necesitamos el reinado de la paz.

Dice el Salmo, “justicia y paz se abrazan”; ¿cómo se pueden abrazar, si a diario vemos muertes por falta de medicinas? ¿Puede un país seguir adelante cuando al lado de los harapientos que buscan alimentos en la basura, hay mascotas famélicas, tristes, abandonadas que luchan con ellos por las migajas?  Para que haya paz, hay que vivir una vida coherente, se nos dice en las Sagradas Escrituras.


El reinado de la paz necesita de la justicia y ya desde tiempos inmemoriales, decía Isaías que “un rey reinará según la justicia, y los magistrados gobernarán según el derecho”. ¡Niño Jesús, que se haga realidad esa profecía! ¡Que no haya un solo preso más por diferencias de opinión, de creencias!

Tu nacimiento, Niño Jesús, es el símbolo de la vida familiar. En Venezuela, se oyen villancicos en los que se invoca esa unión de familias. Hoy, la tristeza empaña nuestra celebración, porque tradicionalmente hemos centrado esa reunión en la conjunción de los dos extremos de la familia: nietos y abuelos. Estas navidades, nosotros, los abuelos estamos solos, sin los hijos y sin los nietos, porque una diáspora, difícil de entender y menos de explicar, se los ha llevado de nuestros hogares. Por eso, te pido, Niño Jesús, que les lleves mi voz dándole fuerzas y coraje para continuar en la lucha que culminará en un maravilloso reencuentro en esta tierra de la libertad.

Abre tus manitas, Niño Jesús, y rocía sobre nuestro país las flores de la Guadalupe, que simbolizan la verdad llevada por Juan Diego al obispo y que quedan en la Tilma con la imagen de la Guadalupana, símbolo de unidad, símbolo de plenitud.

Abre tus manitas y esparce perlas como las que el pescador margariteño encontró con la imagen de su pierna, y le llevó a la Virgen del Valle. ¡Así esas perlas sanarían las fuertes heridas que nuestra ciudadanía tiene con peligro de gangrenarse!

Niño Jesús, dile a la Virgen de Coromoto, nuestra advocación de tu Santa Madre, que la saludamos diciendo ”Salve, Virgen de los Llanos, /siempreviva del amor. /cautivas Tú el corazón de cada venezolano. /Flores de nieve en los Andes, /olas de azul en el mar, /todo me dice un cantar, /para rimar tus bondades”.

Que la razón se imponga, que la sabiduría nos señale los senderos transitables, que la civilidad triunfe; sobre todo, Niño Jesús, que cada gota de agua salida de tus manos confluya en un río de paz, que cada vertiente de ese río contenga las sabias enseñanzas que parecen haberse olvidado.

Permite que aquella inefable Carta Encíclica, Pacem in Terris, de su Santidad Juan XXIII, se concrete: “El hombre exige, además, por derecho natural el debido respeto a su persona, la buena reputación social, la posibilidad de buscar la verdad libremente y, dentro de los límites del orden moral y del bien común, manifestar y difundir sus opiniones y ejercer una profesión cualquiera, y, finalmente, disponer de una información objetiva de los sucesos públicos (…) También es un derecho natural del hombre el acceso a los bienes de la cultura. Por ello, es igualmente necesario que reciba una instrucción fundamental común y una formación técnica o profesional de acuerdo con el progreso de la cultura en su propio país. Con este fin hay que esforzarse para que los ciudadanos puedan subir, si su capacidad intelectual lo permite, a los más altos grados de los estudios, de tal forma que, dentro de lo posible, alcancen en la sociedad los cargos y responsabilidades adecuados a su talento y a la experiencia que hayan adquirido”.

Y ya que cité a Juan XXIII, hago mías también las palabras de su predecesor, su santidad Pío XII, quien exclamaba vehementemente en su alocución a los trabajadores italianos en la fiesta de Pentecostés, 1943: “No en la revolución, sino en una evolución concorde, están la salvación y la justicia. La violencia jamás ha hecho otra cosa que destruir, no edificar; encender las pasiones, no calmarlas; acumular odio y escombros, no hacer fraternizar a los contendientes, y ha precipitado a los hombres y a los partidos a la dura necesidad de reconstruir lentamente, después de pruebas dolorosas, sobre los destrozos de la discordia”.

Niño Jesús, tú también eres venezolano, como dice uno de nuestros villancicos, escucha nuestro clamor, y como buena venezolana, caraqueña para más señas, finalizo ¡pidiéndote la bendición!

Corina Yoris-Villasana
cyoris@gmail.com  
@yorisvillasana
@ElNacionalWeb

AIXA LÓPEZ: EL AÑO 2019 FUE UN AÑO NEGRO Y EL 2020 SE AVIZORA PEOR. ANALICEMOS JUNTOS

En materia eléctrica es triste tener que afirmar que el año 2019 fue un año oscuro, terrible y agobiante para los usuarios a nivel nacional. Este año, a tan solo 15 días para despedir el año 2019, se han contabilizado 80.700 fallas eléctricas a escala nacional, lo que significa que se quintuplicó al año anterior.

El sistema eléctrico nacional no mejora, pese a la cantidad de dinero aprobado para su recuperación. El Estado que se ha visto más afectado es el Zulia con 40.877 fallas. A esta entidad le siguen Táchira, Mérida, Trujillo y Miranda.

Es impostergable que el gobierno convoque a los expertos en materia eléctrica para buscar soluciones al problema y dejar de señalar culpables aduciendo la tesis del sabotaje. Ya está bueno. El año 2020, en materia eléctrica, no se avizora muy bueno.

“Hay un proyecto de ley redactado por diputados de los grandes partidos de oposición que busca un préstamo por la cantidad de 350 millones de dólares. Lo dirigirá la CAF y la ONU  para ayudar el fortalecimiento del sistema eléctrico y los estados que se van a ayudar son el Zulia, Táchira, Mérida, Nueva Esparta, Carabobo, Distrito Capital y Miranda. Esta aprobación no se ha hecho todavía por parte de la Asamblea Nacional por falta de consenso entre las fracciones de la oposición que hacen mayoría en la Asamblea Nacional, ya que para un sector se trata de lanzarle un salvavidas al gobierno, que en estos momentos afronta dificultades económicas por las sanciones de Estados Unidos.

Esa ayuda que ofrece la ONU y la CAF es necesaria para solventar parte de crisis eléctrica; pero la duda es quién administrará ese dinero, por eso hacemos votos para que la administración sea por parte de la CAF y la ONU a través del PNUD. De lo contrario se perderían esos reales. Para estabilizar el sistema eléctrico se necesita más o menos la cantidad de 2 millones de dólares.

Aixa López   
@aixacaracas 
@enpaiszeta

CARLOS E. AGUILERA: LIBERTAD DE EXPRESIÓN Y DERECHO A LA INFORMACIÓN


“La primera de todas las fuerzas es la opinión pública”. Simón Bolívar

La libertad de expresión es el más humano, intelectual y público de todos los derechos del hombre; sin embargo, es el más asediado por la ley en algunos países del mundo, entre otros el nuestro.

La trascendencia de la libertad de expresión, cuyas normas se concretan en tratados, acuerdos, conferencias, congresos y otras, señalan pautas con absoluta prescindencia de toda discriminación, al extremo de que la Constitución de muchos países la establece. La nuestra, llamada Constitución de la República Bolivariana de Venezuela refiere en su artículo 57: “Toda persona tiene derecho a expresar libremente sus pensamientos, sus ideas u opiniones de viva voz, por escrito o mediante cualquier otra forma de expresión, y de hacer uso para ello de cualquier medio de comunicación y difusión, sin que pueda establecerse censura. Quien haga uso de este derecho asume plena responsabilidad por todo lo expresado”.

Pero en este texto existe una gran contradicción, si de libertad de prensa hablamos, pues una coletilla final del mismo artículo refiere textualmente: “Se prohíbe la censura a los funcionarios o funcionarias para dar cuenta de los asuntos bajo su responsabilidad”. Cosas de esta revolución socialista del siglo XXI que contradicen el mismo espíritu del referido artículo.

La libertad de prensa está garantizada en todas las cartas constitucionales y también concebida en el artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos del Hombre en las Naciones Unidas, el cual reza textualmente: “Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión, lo que implica el derecho de no ser inquietado por sus opiniones, así como el de buscar, recibir y difundir, sin consideración de fronteras, las informaciones, las ideas de cualquier medio de expresión que sea”.

La declaración anteriormente referida hace ostensibles dos elementos fundamentales de la libertad de pensamiento, que son: el derecho de información, para y por la prensa y la autonomía de opinión, es decir, libre valoración crítica, sujeta a responsabilidad por delito y derecho de réplica.

No debemos olvidar que toda la historia del periodismo del pasado y presente siglo se resume en una desgarradora y dramática insurgencia contra la violencia opresiva, que va más allá de las agresiones físicas a los periodistas, tal como ha venido ocurriendo en los últimos días, hechos recurrentes que ponen en tela de juicio el talante democrático del que presume el gobierno socialista, marxista y mal llamado bolivariano.

El ejercicio periodístico tiene un conocido fundamento constitucional que penetra en las demás formas de la ciencia jurídica. Pero el ordenamiento que la regula tiene más bien carácter penal, punitivo y poco se ocupa de garantizarla, protegerla y hacerla eficaz.

El derecho a la información implica libertad de acceso a todas las fuentes de la noticia. El derecho a la información presume también una fluidez de las relaciones humanas que haga posible una fiel y exacta transmisión de las noticias.

La libertad de prensa no solo es un derecho sino también un poder del hombre. La censura del pensamiento es un artificio contra la propia naturaleza humana. Luis Sanoja –eminente periodista y abogado, fundador de nuestro primer periódico jurídico– decía que “no puede haber gobierno popular sin libertad de prensa”.

Basado en ello y por la experiencia adquirida a través de largos años de ejercicio, desde que egresamos de la Escuela de Periodismo de la Universidad Central de Venezuela en el año 1963, y por los sucesivos ordenamientos que han regido el derecho a la información, podemos señalar que el límite entre la libertad y el abuso solo es posible a posteriori y nunca a priori, en otras palabras, que la censura previa a la publicación es ilegal y moralmente intolerable.

Nos encontramos con que el drama de la prensa en nuestro país, no es sino la expresión de nuestra  crisis de la democracia. En los últimos años y concretamente con el presente régimen no hemos logrado disfrutar de una holgada parcela de libertad, que hubiera sido suficiente para crear esos hábitos de democracia, que tanto afirman la dignidad de la vida y aseguran la respetuosa convivencia humana.

Llegamos a una valiosa conclusión que se desprende de nuestro proceso histórico sobre la legislación en esta materia y es que no debemos tolerar ninguna censura previa. Ya lo dijo Albert Camus en su filosofía del absurdo: “No existen culpables ni inocentes, solo existen responsables”.

A las nuevas generaciones de periodistas nos permitimos recordarles una significativa frase de Giner de los Ríos, quien concebía la universidad como una “potencia ética de la vida” y Ramón Cajal, como “la escultura de su propio cerebro”. Entre ambas ideas oscila un fundamento que fue expuesto en las propias actas del nacimiento de nuestra primera Escuela de Periodismo, bajo la dirección de Miguel Acosta Saignes y después con Gustavo Díaz Solís, cuando en el año 1947 se recibieron con el título de Periodistas Titulares dos años después 1949, integrando la Promoción Leoncio Martínez, ductora del periodismo nacional.

Se dijo entonces, que el propósito básico de la Escuela de Periodismo debía ser “una contribución concreta al desarrollo de la democracia de Venezuela”, que debía impartir enseñanza técnica periodística y “ampliar el fundamento cultural y ético de los alumnos, en tal forma que garantice la aplicación de esos conocimientos del progreso democrático de la comunidad venezolana”.

Así pues jóvenes colegas  demuestren la fecunda enseñanza que recibieron en sus aulas y ahora como profesionales del periodismo al servicio del colectivo, ávido de un necesario espacio con verdadera autonomía expresiva. No olviden que “el periódico es el único documento humano capaz de recoger la memoria integral del hombre”.  Y que por nada en el mundo debemos claudicar, o entregarnos en las fauces de un régimen comunista, que nada le importa cerrar medios de comunicación impresos y radioeléctricos, críticos de las felonías que a diario perpetra Maduro y sus conmilitones enchufados en el gobierno. Una de sus últimas víctimas, el colega Elides Rojas, vicepresidente de Información del diario El Universal, sometido a juicio penal por “instigación al odio”. ¿Cuál odio, acaso sus propios conmilitones que hacen uso de las pantallas de la televisora del Estado, no ofenden. Insultan, agravian y exponen al escarnio público a  quienes adversan al régimen, hasta con vulgares expresiones que ofenden a los venezolanos? La salsa que es buena para el pavo, también lo es para la pava.

Es dignificante nuestro derecho histórico de la información, y por ello es menester que las nuevas generaciones de periodistas, tengan clara conciencia del dolor y la sangre que la ha costado a Venezuela, conservarla humana e irrenunciablemente, por lo tanto no debemos tolerar ninguna censura previa, pues esta siempre será obstáculo para el ejercicio de nuestra actividad profesional.

A nuestros amables lectores les deseamos una feliz Navidad y Próspero Año 2020

(*) Miembro fundador del Colegio Nacional de Periodistas (CNP-122)

Carlos E. Aguilera
careduagui@yahoo.com 
@_toquedediana

ORLANDO VIERA-BLANCO: UNA NOVIA Y UNA IDENTIDAD...

Siempre por estos días nos atrapa la nostalgia. Tres episodios en un dia me hicieron aliviar las cargas sobre los hombros que son ansiedades acumuladas de paz y de libertad. Quiero compartirlas con ustedes. Es mi regalo de navidad….

49 cuartos vacíos…

María Julia Baccino es una amiga de toda la vida. Estudiamos Derecho en la UCAB. Escribió el libro 49 cuartos vacíos. Historias vivas de arraigo costumbrista, que acompañadas de una fotografía de cada cuarto vacío por cada migrante, cuentan lo vivido y adonde nos llevó la vida….

49 cuartos vacíos es la representación sublime de la Venezuela pujante, menesterosa y sana que en esas recámaras se iba a la cama con un sueño y se levantaba con una canción, un emprendimiento, un libro que escribir, un madrugar a trabajar o estudiar. 49 cuartos vacíos es la historia de nuestros padres y nuestros hijos. Aquellos que nos educaron en una Venezuela entre los próceres y el parque del este, entre el lago de Maracaibo y el puente de Angostura, entre sabanas y llanos, playas y montañas…Nuestros hijos a quienes tratamos de darle lo mismo.

Padres que nos enseñaron que cada cuarto donde crecimos, es valor, amor, sudor, orgullo y esperanza. Grandes historias en «pequeños rincones» donde soñamos lo que somos, sembramos lo que hicimos, cantamos rock, trova y bolero e hicimos nuestras primeras promesas a nuestra primera novia. Cuartos que guardan la esencia de nuestra vida, nuestros secretos, nuestros estudios, amores y pesares. Nuestros libros y muñecos. Nuestros recuerdos...Cada fotografía de 49 cuartos vacíos es un cuarto humilde, cálido y decente, limpio y colorido, abundante en gentilicio, en memorias, hábitos y desafíos. 49 cuartos vacíos son vivencias llenas de Venezuela que refuerzan un cantar y una bandera tricolor que llevamos en el pecho por cada calle del planeta.

Pero cada “cuarto vacío” es también un estruendoso silencio de alegrías, dolor y desprendimiento, que hablan o callan la grandeza de cada corazón que se ha ido. Una nube andante y gitana que no se evapora, una luz que no se apaga. Dios te recompense a Maria Julia esa bella dedicación a la vida del migrante y del vibrante luchador. Una hermosa pausa en el andar, porque en la fatiga, el reposo es mi cuarto vacío de Caracas…

Noche de paz, noche de humor

Wilmer Ramirez, ese estupendo actor, productor y animador venezolano, nos invitó a ver su obra de teatro, Noche de paz, noche de humor, acompañado de Joselyn Rodriguez y el Sr. Carlos Acosta, bajo la producción de Giandry Alfonzo. Fue un melodiso paseo por nuestra infancia. Como decía Wilmer, los venezolanos crecimos con la TV. Imágenes de las bellas producciones navideñas de Venevisión y de RCTV, donde al son de villancicos y gaitas los actores de planta nos regalaron un trozo de tierra de gracia. La obra desliza con inteligencia y fino humor nuestras costumbres navideñas. Nuestra madre que nos decía al montar su mesa de pascuas [entre velas, perniles, ensaladas, hallacas, pan de jamón, sopa de gallina y sopón de pavo], “¡cuidadito y me tocas esa mesa que está así para la foto!"...Una pieza ligera y ocurrente donde vi con gracia, la Venezuela que iba al CCCT y le alcanzaban sus aguinaldos para comprar el niño Jesús, que exhibía con orgullo su tarjeta del Banco Unión o disfrutaba su pan de jamón Plumrose...

Noche de paz, noche de humor es la demostración del tesón y talento Venezolano que no se deja, que sigue adelante y que con poco o nada, vuelve a comenzar porque le sobra ímpetu y voluntad. Así Josselyn, Wilmer y el Sr. Acosta, con un equipo de producción todos compatriotas, nos hicieron pasar un rato realmente nostálgico y alegórico a la vez. El cierre fue no menos adecuado: "Vemos cerca un nuevo futuro que nos llevará a nuestro hermoso pasado, pero con el aprendizaje y dolor de vuelta en la maleta, para que esta v… no se vuelva a repetir y no nos vuelvan a arrebatar a nuestra linda Venezuela".

Soy extranjero... no soy de aquí no soy de allá

Tuve el honor de estar con Luis Enrique desprendido de tarimas, luces y protocolos. Una sencilla tenida en honor a su amigo y compositor venezolano, el gran Fernando Osorio. “Dice su prosa: “Hoy tengo un hijo y no quisiera verlo pasar esa experiencia si un día no hubiera frontera, creo que mi historia no se repitiera...crecí en las sombras del silencio fui un ilegal con miedo sin papeles y sin dirección". La historia del inmigrante cantada por un poeta y músico consagrado, eleva inmensamente la grandeza de sus esfuerzos, penas y silencios. Lo he vivido y trato de sujetarme cada día al último nudo de la cuerda que son mis reminiscencias de Venezuela. El café de la abuela en la trinidad, la quincalla del abuelo en Campo Claro, mi escuela de béisbol en la ciudadela, nuestros hurras y león en el universitario o mis andares por Venezuela en carro o a caballo...

Y cierra la prosa del trovador: Desde los quince años soy el extranjero, no soy de aqui ni soy de allá, entre mi gente soy la voz que vive lejos, pero jamás voy a olvidar esos amaneceres bellos de Somoto, los juegos en la calle real, mi primera novia y mi identidad.."

Volveremos a llenar el cuarto vacío, con lo aprendido y sufrido en la maleta. No te olvido Venezuela, soy tu voz que vive lejos, fuiste mi primera novia que jamás olvido...y mi única identidad. !Feliz Navidad!

Embajador designado de Venezuela en Canadá.

Orlando Viera-Blanco
ovierablanco@vierablanco.com 
@ovierablanco

DOMINGO A. RANGEL: LA ESTÉTICA

Recuerdo cuando la MUD pretendía monopolizar, sin ningún mérito, el vasto mundo opositor y los directivos de la alianza se habían reunido con el gobierno incluyendo al presidente Maduro. En esos días por las calles se escuchaban testimonios que señalaban a esos directivos como hipócritas que mantenían pingues negocios con funcionarios nacionales.

Aclarado el panorama explico que en aquella oportunidad la MUD impidió, ejerciendo su veto contra los grupos liberales, acercarnos siquiera a los sitios donde se escenificaban los diálogos entre el gobierno y la oposición.

Los del veto emulaban las hermanastras de Cenicienta que inútilmente intentaron invisibilizar a quien era mejor que ellas. Dijeron que aquí no habían liberales y que los pocos existentes carecíamos de propuestas propias.

De esos diálogos convertidos en circo de arrogancia inútil, no recuerdo haber escuchado una solución a los tantos problemas que tenemos.

Duro pero es la verdad y en esas condiciones sobresalía el Secretario General de AD a quien se le podía aplicar aquello del tuerto en el reino de los ciegos.

Así las cosas la Presidencia tomó la iniciativa y se convocó una reunión en Miraflores… sin televisión… con partidos de la oposición vetados por la MUD.

En esa reunión muchos participantes desaprovecharon la ocasión… y dedicaron sus intervenciones a señalar problemas conocidos hasta por las piedras… sin aportar ninguna solución.

Hubo un asistente que señaló como criminales a los integrantes de la Fanb… mención que al ser rebatida airadamente por el gobierno… ocasionó un vergonzoso retracto.

Cuando me tocó el turno preferí explicar cómo veíamos los liberales la pugna política… le agradecí a la Primera Dama el buen estado del palacio… y ante la cara de sorpresa de algunos presentes que se negaban a admitir lo que estaba a la vista… dije… “La estética es un valor”.

Recuerdo que en un papelito Cilia Flores escribió “estética” porque a diferencia del resto de los compañeros opositores me despedí con apretón de manos: Lo cortés no quita lo valiente… decía mi abuela.

Y estética es lo que se está haciendo con las calles y autopistas… eso no está mal… y menos en Navidad… pero faltan cosas más importantes.

Feliz Navidad… Janucá… o lo que sea.

Domingo Alberto Rangel
doalra@yahoo.com
@DomingoAlbertoR
@UNoticias