sábado, 21 de septiembre de 2019

CARLOS PADILLA: UNA DISTRIBUCIÓN NORMAL. LA REVELADORA CAMPANA DE GAUSS.

En estadística y probabilidad se llama distribución normal, distribución de Gauss, distribución gaussiana o distribución de Laplace-Gauss, a una de las distribuciones de probabilidad de variable continua que con más frecuencia aparece en estadística y en la teoría de probabilidades.   

La Campana de Gauss es una representación gráfica de la distribución normal de un grupo de datos. Éstos se reparten en valores bajos, medios y altos, creando un gráfico de forma acampanada y simétrica con respecto a un determinado parámetro. Se conoce como curva o campana de Gauss o distribución normal. 

En lo que se refiere a las posiciones políticas de la población venezolana es innegable que esa distribución indica dos colas minoritarias y un centro que va tomando forma de campana hasta alcanzar una cúpula.  

En los extremos están dos minorías:  

Por un lado, la minoría que todavía acompaña a la oligarquía de los quinientos maduristas que se reparten el presupuesto nacional a su leal y particular interés, conjuntamente con sus transitorios y circunstanciales aliados. .  

Al otro extremo están los guerreristas que son partidarios de la salida violenta de la crisis que maltrata a la población que aún se queda en el país.  

En el centro de la Distribución Normal se ubica una innegable mayoría: 

Se aglomeran en el centro gradualidades de quienes son partidarios de una salida pacífica, democrática, constitucional y electoral para liberar al país de los males que lo acogotan.  

Esa es la realidad venezolana desde el punto de vista político que refleja la verdad sobre cualquier especulación que pueda hacerse. No desechamos cualquier intento de hacer mermar cualitativa y cuantitativamente los extremos que se polarizan. Unos por mantenerse en el disfrute del poder y la otra de desbancarlos violentamente sin importar otras consecuencias adversas.  

Los que nos ubicamos en las gradualidades del centro debemos hacer esfuerzos por presentar unitarias propuestas consensuadas para evitar la consumación del apocalipsis que nos envuelve con el galopar de los cuatro jinetes que sentimos ya presentes: guerra, hambruna, enfermedades y muerte. 

Por ahora los labios de la realidad parecen están cerrados para quienes no quieren oír las verdades o se niegan a aceptarlas.

Carlos Padilla
@carpa1301

Para la realización del presente trabajo hemos recurrido a varias fuentes de información que validan las afirmaciones que aquí se hacen. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario