lunes, 10 de febrero de 2020

ARIEL PEÑA:¿CONFLICTO ARMADO EN COLOMBIA?

Política, histórica e ideológicamente no tiene ningún sentido negar el conflicto armado en Colombia de los últimos 60 años, la clave es saber quién es el responsable, y eso no tiene discusión, así la mamerteria  meta alaridos buscando entelequias para torcer la verdad, porque ya sabemos del carácter criminal y genocida del marxismo durante su tenebrosa existencia, resaltando que  bandas terroristas en el país han abrazado esa doctrina perversa, por ello no hay necesidad de empantanarse con disquisiciones sobre el tema, recordando que en un documento presentado al  gobierno de los EE.UU  a principio de 1989 llamado “Santa Fe ll”, reconocía que en Colombia se vivía un conflicto de baja intensidad y agregaba que el país tenía una doble amenaza a su seguridad y a sus instituciones democráticas fundamentales, siendo  ellas la insurgencia comunista y los carteles de la droga; más claro no podía ser el documento.  

Un organización  fantasma denominada “ Coalición Internacional de Sitos de Conciencia” sacó como miembro al Centro Colombiano de Memoria Histórica que dirige el doctor Darío  Acevedo Carmona, por no estar de acuerdo  con las posiciones ideológicas de dicha entidad de dudosa procedencia, que quiere que el organismo nacional cuente la historia de acuerdo a las invenciones   comunistas, subrayando que los mamertos son ciegos ante lo que no quieren ver y sordos frente a lo que no quieren escuchar, cuando de lo que se trata es de dar el debate acerca del conflicto interno que ha vivido el país, en donde los sofismas comunista no tienen ningún asidero dentro de la rigurosidad histórica y por eso salen con excusas bastante peregrinas.  

La historia como madre y maestra,  sirve para comprender el presente, de ahí que no se puede pasar de agache acerca del único responsable del conflicto político militar en Colombia, que sin lugar a dudas es el comunismo totalitario que ha pretendido la toma del poder mediante la violencia que es un principio marxista, por lo que es necesario que la democracia impulse un amplio debate a ese respecto, ya que están de por medio millones de víctimas, entre los que se cuentan 250 mil asesinatos, 7 millones de desplazados y unas pérdidas económicas de más de 300 mil millones de dólares que hubieran servido para reducir la pobreza de manera sustantiva para que Colombia  no fuera un país tan desigual, entonces es hora de establecer responsabilidades, superando esa reverencia supersticiosa que algunas élites del país le han tenido al marxismo el cual usa diferentes tintes para engañar a los cándidos,  observando  sin lugar  a dudas que el marxismo leninismo ha sido el componente ideológico del conflicto, desprendiéndose de esa manera las desgracias y sufrimientos del pueblo colombiano.  

También sectores políticos han planteado que en Colombia no ha existido un conflicto armado,  sino una amenaza terrorista; olvidando,   que el marxismo es  intrínsecamente terrorista, de ahí que no podemos olvidar que las guerrillas creadas hace 6 décadas y otras que surgieron posteriormente,  se originaron orquestadas al amparo de la ideología marxista leninista.  

Cuando se habla de amenaza terrorista,  se puede pensar que el terrorismo solamente está al acecho para realizar sus acciones macabras, pero en Colombia por el contrario ha actuado con saña en contra de la sociedad y el Estado, luego el terrorismo que han practicado las bandas armadas comunistas en las ultimas 6 décadas, lo ha sentido la ciudadanía con todo su rigor, así que una cosa es la amenaza y otra la práctica del terrorismo.  

Se  ha dicho  que con el terrorismo no se negocia, y eso se ha visto a nivel internacional con grupos como el Isis o Al Qaeda, sin embargo en otras ocasiones han  habido diálogos como sucedió con la  OLP de Palestina y en   Afganistán hubo acercamiento con los  talibanes, también sin ir muy lejos en Colombia se ha negociado con grupos como el M-19 y EPL a principio de la década de los 90, y después con las Farc, todo ello de acuerdo a las condiciones peculiares de cada país que ha vivido el flagelo del terrorismo.  

No Vale la pena negar el conflicto armado en Colombia y, hay que ir a la esencia del mismo, que demuestra inequívocamente sobre quien recae la responsabilidad absoluta, pues al negarlo  directa o indirectamente se está exculpando al comunismo totalitario o marxismo, algo que no contribuye para nada  a la verdad histórica,  que tanto se necesita para no caer en los mismos errores.  

No solo en Colombia surgió un conflicto político militar que propició la doctrina marxista a principio de la década de los sesenta del siglo pasado, sino que ello también  tuvo ocurrencia en 13 países de Latinoamérica con 26 grupos guerrilleros, patrocinados por el régimen  cubano de Fidel Castro y con la anuencia de la URSS, quedando patentado que todas esas guerrillas seguían las orientaciones doctrinarias del totalitarismo comunista y buscaban igual que en Colombia tomarse el poder, demostrándose  que si ha existido un conflicto armado impulsado por un proyecto político absolutista.  

Se ha señalado que por el hecho de que la guerrilla comunista en Colombia cayó  en el narcotráfico, para financiar sus actividades criminales, dejó de tener objetivos políticos, lo cual es un argumento muy insólito, cuando indudablemente el delito  ha sido un medio para lograr  fines políticos(ello ocurre con el marxismo) como lo hacia el genocida de Stalin a principios del siglo XX en Rusia, en donde maneja casas de lenocinio, realizaba atracos a los bancos y secuestros con miras a la “revolución”. Entonces negar el conflicto en nuestro país crea confusiones, desconociendo la catadura criminal del marxismo con sus agrupaciones armadas, que ha tenido como estrategia la combinación de todas las formas de lucha.  

Eludir la existencia del conflicto armado en Colombia, no contribuye en nada a la autentica comprensión de la tragedia, por lo tanto lo que se debe de analizar sin atenuantes es ¿donde está la responsabilidad? Conociendo los resultados  calamitosos, porque no se puede olvidar que la organización genocida que más ha cometido crímenes en la historia de la humanidad es el marxismo leninismo, desde  donde surgieron las guerrillas comunistas en el país, que han utilizado el terrorismo como uno de sus métodos de lucha, para someter a  a la población a sus instintos infames, mediante una dictadura  perpetua. 

Ariel Peña
arielpena49@yahoo.com
@arielpenaG

No hay comentarios:

Publicar un comentario