lunes, 27 de marzo de 2017

MARÍA FERNANDA PAREDES GRATEROL, VENEZUELA ¿PAÍS DE EMIGRANTES?

BUEN VIAJE, PRODUCTIVA ESTANCIA Y PRONTO REGRESO

En los últimos diecisiete años Venezuela se ha enfrentado a una gran pérdida de población joven y profesional, ciudadanos con sueños truncados, sin oportunidades de empleo, y mucho menos de poder formar una familia como es el deber ser o como muchos lo sueñan.  Existe un problema de raíz. Hoy en día tenemos una población joven que piensa que  estudiar no vale la pena, que quizás es preferible ser oportunista, ya que se vive  en un país donde no se respetan las leyes.

Ahora bien, a qué se debe esta situación de emigración masiva de venezolanos. Una gran parte de la población joven, emigra porque actualmente no tiene igualdad de oportunidades para lograr sus metas y objetivos, perseguir sueños  en el país sin tener que irse en búsqueda de nuevas oportunidades. Otros se sienten incómodos al vivir en un país donde el gobierno exige afiliación a su partido político. Mientras tanto hay otros que emigran buscando mejores expectativas de vida económica, ya que en Venezuela el porcentaje de empleo industrial, cayó de 24% a 21%, según cifras del Banco Mundial para el año2016. Pero más allá de la quiebra económica, también ocurre en simultáneo una quiebra social y de convivencia que conduce a la decisión de tener que emigrar a otros países.

En los  últimos años el actual gobierno  ha llevado  a un brutal incremento de la inseguridad ciudadana: entre 1998 y 2015, la cifra anual de asesinatos se multiplicó por nueve y pasó de 3.200 a 28.000 al año, lo que deja ver el nivel de inseguridad al está expuesto el ciudadano día a día.

Llegó el momento de cambiar esta situación.  Hay que rechazar el mal manejo de las políticas gubernamentales. No podemos esperar más, es necesario construir una Venezuela donde exista el pluralismo, la buena economía y una estructura social estable. 

Hoy en día hay una gran cantidad de  jóvenes profesionales con potencial  capaces de multiplicar valores y luchar por un país libre, lleno de oportunidades, donde pueda lograrse alcanzar  la mejor economía del mundo como lo fue Venezuela entre 1950 y 1978. Para entonces, el país tenía  el mayor crecimiento económico per cápita  en el mundo. 

Venezuela tiene las reservas de petróleo más grandes del mundo y aún así, el actual gobierno ha sido incapaz de armar un esquema societario con empresas que tengan conocimiento para poder facilitar la extracción de esa riqueza. Se tiene un importante sector privado, que ha sido exportador de petroquímica, hierro, laminas, cabillas, aceros, pulpa de papel, de botellas, vidrio, dichas  exportaciones no requieren un alto grado de conocimiento y sirven de base para desarrollar  otros sectores de la economía nacional.

Ante esta realidad, no tiene mayor sentido culpar a los jóvenes que  se han ido. Por lo contrario, invito a estudiar, a prepararse, adquirir experiencia. Y cuando sea el tiempo de regresar, el país todo los recibirá pues sus conocimientos serán útiles para el desarrollo de la nación. No debe olvidarse que la riqueza de un país  está en la gente, por ello cada uno de nosotros s el futuro de Venezuela.

Maria Fernanda Paredes Graterol
mafer_0514@hotmail.com
@danigrate
Merida- Venezuela

No hay comentarios:

Publicar un comentario