domingo, 23 de abril de 2017

NELSON CASTELLANO-HERNÁNDEZ, EL ENEMIGO

VENEZUELA FUTURA

Ya los conocemos, pero como en Venezuela no hay memoria… mejor apuntalo. El proceso de destrucción que vivimos comenzó con Chávez, quien ejecutó el plan trazado en la Habana. Sin importarle Venezuela, destruyó todo el aparato productivo, acabó con las fuentes de trabajo y permitió que soldados cubanos, extremistas islámicos, narcotraficantes, corruptos, etarras y guerrilleros colombianos se adueñaran del país.

Corrompió las Fuerzas Armadas. Se robaron el ingreso nacional entre miembros del PSUVE, uniformados, pedigüeños latinoamericanos y mucho enchufado, nos pusieron a pasar hambre y colas y dejó multimillonarias a sus hijas. He allí su legado.

Cuando los cubanos lo creyeron conveniente impusieron su ficha, el títere Maduro, la mayoría de la banda ya estaba organizada, solo necesitaban que la mantuviera “aceitada”.

Una banda que no es más que un puñado de personas, apoyada por una minoría de fanáticos y con el control de las armas, cuentan también con colectivos integrados por asesinos y delincuentes y un grupo de funcionarios, colocados allí solo para cumplir órdenes.

Son el enemigo, se encuentran en acción, echándonos “gas del bueno”, como decía el cínico, atropellando nuestros derechos constitucionales y violando los derechos humanos de los venezolanos… representan una vulgar dictadura.

Los escuchamos hace poco, “no entraran en Caracas”, desde sus tribunas protegidas por la guardia nacional, nos insultan, nos amenazan con tomar un kalashnikov, con bañarnos en sangre. Han desconocido la voluntad popular, han violentado el estado de derecho y son culpables de asesinatos de jóvenes, decenas de arrestos y atropellos físico y psíquicos de nuestro pueblo.

Que su palabra vaya adelante, se quitaron la careta, el mundo entero vio el rostro del Dictador. De nuestra parte ya sabemos lo que tenemos que hacer, no pueden tener paz… a costa de la nuestra… el pueblo decidió, se van, su lugar no es un cargo público… es una celda.

Hagamos memoria y apuntemos, en orden según su grado de responsabilidad, iniciamos con Nicolás Maduro y Cilia Flores, culpables de traición a la patria, corrupción, narcotráfico, nepotismo, violación de derechos humanos, asesinatos y persecución. Maduro sabe que la única manera de escapar al juicio que le espera es asilarse en Cuba.

Diosdado Cabello: Corrupto especializado en el narcotráfico y el levado de divisas, Denunciado por un banco alemán en 2006, por poseer una cuenta de 21,5 millones de dolares. La contraloría venezolana oculta un expediente que lo señala del manejo indebido de 230 millones de dólares.

Su antiguo edecán lo colocó en CADIVI y a su hermano en el SENIAT, sufre del mismo mal de Cilia: “el nepotismo”, cuenta con una red de seguidores y familiares colocados en puestos “donde hay”. Es responsable de violaciones constitucionales. A manera emblemática recordamos los nombramientos nocturnos de los sumisos miembros del TSJ, violando procedimientos y requisitos.

Rafael Ramírez, el gran experto petrolero de la revolución, logró lo inimaginable arruinar PDVSA, guisa en familia con su esposa, suegra y cuñado, señalado como el testaferro de las infantas, se sabe intocable por que posee secretos de la corrupción chavista. Se mantiene de bajo perfil desde que le descubrieron las cuentas millonarias en Europa.

El ministro de la Defensa Vladimir Padrino López y el de Interior y Justicia, Néstor Reverol, ambos militares, son los responsables de los atentados contra la integridad de los miembros de la oposición, de los estudiantes y demás manifestantes civiles. De permitir la injerencia cubana en los asuntos de seguridad del Estado y del deterioro institucional de las Fuerzas Armadas Venezolanas.

El Defensor del Pueblo, Tarek William Saab, protector de terroristas, ha puesto al poder moral al servicio del régimen dictatorial.

El contralor general de la República, Manuel Enrique Galindo Ballesteros, deberá comparecer ante los tribunales por usurpación de funciones y asociación para delinquir. No fue electo ni designado de acuerdo a los procedimientos constitucionales, es responsable del delito de omisión al permitir la violación constitucional.

Delcy Rodríguez, la imitación de Canciller será cómplice de las violaciones de derechos humanos, que se realizan en Venezuela y que ella se empeña en ocultar en el ámbito internacional. Representa perfectamente el tipo de Diplomacia propia al chavismo, con una cancillería formada no por diplomáticos sino por agentes.

Es responsable de la pérdida de credibilidad del país y de la destrucción de todas las alianzas geopolíticas indispensables al desarrollo y a la seguridad de la Patria.

Cuatro verdaderas enemigas del pueblo venezolano, son las comadres del CNE, Tibisay Lucena, Sandra Oblitas, Socorro Hernández y Tania D’ Amelio, cómplices de todos los asesinatos que se están produciendo. Son responsables de conducir al país a un atolladero y al caos actual, todo por servir a los fines del oprobioso régimen; se mantienen a la cabeza del CNE de manera anticonstitucional.

El presidente del Tribunal Supremo, que es un reo de la justicia venezolana, Maikel Moreno asesino condenado, se encuentra impedido por ley para ocupar el cargo que ostenta, junta a su camarilla de la sala constitucional, violan cínicamente y con el mayor descaro la ley, comparten la misma responsabilidad que de las del CNE, en el origen del caos.

Tarek el Aissami, otro protector del terrorismo, acusado por los EEUU de narco y corrupto. Bernal y sus colectivos, Aristóbulo, la “Almiranta” Carmen Teresa Meléndez, integran también esta lista de enemigos de la primera línea. A la que tendríamos que agregar a Iris Varela y sus pranes y a muchos guardias nacionales que hemos visto asesinar, patear y golpear con sus cascos a inocentes venezolanos.

El espacio impide colocar todos los nombres, la lista de enemigos no es exhaustiva. Pero están identificados, llegó la hora de exigirles cuentas y aplicar justicia. Sus manos desde atrás han disparado las balas que están asesinando al pueblo venezolano.

Una gran mayoría de los delitos que han cometido no prescriben, si no aceptan un acuerdo para renunciar ahora y terminar con esta pesadilla. Tendrán que asumir completamente su responsabilidad y se les aplicará todo el peso de la ley.

La lista de autores que se encuentran en primera línea es importante, pero no por ello debemos olvidar a toda esa fauna que a escondidas ha saqueado al país. Como la mano derecha de Hugo Chávez: el teniente Andrade, jefe del Tesoro nacional, hoy en día rico y tranquilo en Estados Unidos, al igual que una extensa lista de enchufados, marchantes de la miseria, del tráfico, el contrabando y las comisiones.

Gobernadores de estado, como el de Anzoátegui, Nelson Moreno o Rafael Isea en Aragua, aduladores como Escarrá o Isaías Rodríguez, artistas como Roque Valero o el presidente de Tves, Winston Vallenilla, el presentador de Zurda conducta, el ex ministro de Ciencia y Tecnología, Jesse Chacón o el testaferro boliburgués Pedro Torres Ciliberto. Son un ejemplo de lo que “floreció” detrás de la mafia chavista.

No los olvides, tendrán que pagar por cada dólar robado, por cada preso político, por cada joven muerto, por un pueblo humillado sumido en la miseria y con hambre… sin medicina ni hospitales… en el país de las grandes reservas pétroleras

Nelson Castellano-Hernandez
nelsoncastellano@hotmail.com
@VFutura
Venezuela-Futura,  
Francia

No hay comentarios:

Publicar un comentario