lunes, 24 de abril de 2017

JOSE EDUARDO GUZMAN PEREZ, UN COCTEL MORTAL

UNA VENTANA DESDE MIAMI
ALEA JACTA EST


 Para quienes estamos escribiendo  sobre el actual  proceso política militar   y  narrar  su posterior desencadenamiento luego de 17 años destrucción del país,  sobre  esta accidentada y dantesca aventura a  donde  Hugo Chávez involucro  a Venezuela    en su proyecto demoledor de la llamada     revolución   bolivariana.  La que hoy a todas luces   está en su    lento finiquito debido  a su   propia inercia  y al  agotamiento de la oferta del socialismo del siglo XXI,   todo indica que va a   tener   un final  impredecible.   

La marcha del  19 de abril 2017  tuvo una connotación enormemente  significativa  a diferencia de otras anteriores, por ello, esta si dejo   un saldo y  varias lecturas. 

Veamos la primera, y  es que en otroras  manifestaciones públicas es  la primera vez  en que una pequeña  porción del pueblo pueblo participo y  expreso su desacuerdo  con la actuación antinacional  de  una reducida cúpula cívico militar corrompida y comprometida con crímenes de estado y otras atrocidades,  tienen secuestrados a 28 venezolanos  bajo  el imperio de las armas  y el  engaño y la mentira y la mentira y el engaño  con que Hugo Chávez  por mandato de los Castro en un insólito contubernio falaz involucro al país y se lo entrego a  esos   criminales dictadores que terminaron saqueando las rentas de Venezuela, pisoteando grotescamente  la soberanía nacional y la dignidad de sus fuerzas armadas. 

En segundo lugar, se entendió  que   un componente del factor militar,  la Guardia Nacional, comandada  desde el Ministerio del Interior y Justicia y con el apoyo de la Vicepresidencia de la Republica esta puesta  al servicio de intereses perversos y  de unos pocos pecadores, demostró que  si puede  utilizar las armas militares  sin restricción alguna como lo hicieron criminalmente este 19 y 20 de abril   para reprimir y asesinar a gentes  y en especial a mujeres y jóvenes indefensos que solo reclamamos libertad.   

En  tercer lugar,  que la magnitud  de esa marcha evidencio que los venezolanos no los queremos  y es por ello que Castro les ordeno desde la Habana no ir a ningún tipo de elección porque perderían a todo evento cualquier elección. 

En cuarto Lugar, que dada la brutalidad con que reprimieron y mataron, eso demuestra que no se dejaran desalojar del poder que es lo que defienden  porque están claros  que de producirse  el derrumbamiento del actual tambaleante régimen sostenido por esa cúpula militare  comprometida que  solo sostienen su impunidad  de cara a  toda la clase de  fechorías, tendrían que purgar severas penas en el propio país y en el exterior. 

En quinto lugar, que mientras  el régimen cívico militar esté sostenido sobre la base del Pacto de la Habana suscrito entre Castro, Obama, el argentino Papa y el representante de las Fuerzas Armadas de Padrino, el 25 de septiembre en la Habana con motivo de la visita de Jorge Bergoglio a  Cuba,  lo sostendrán a costa de las penurias de los venezolanos  y  aquí no habrá salida política, ni electoral, ni por revocatoria sino por vías violentas, porque  Diosdado Cabello este 21 de abril lo ratifico  públicamente  nuevamente ya por tercera vez. 

Sexta, que ningún régimen de este corte dictatorial y criminal represivo  comunista no sale del poder por elecciones. Séptima, que en medio de un país desbastado, arruinado, quebrada sus rentas y reservas monetarias, pisoteada  la  soberanía  nacional por un país del tercer mundo como Cuba y   sobre sus ruinas, cenizas,  miserias,  el régimen solo opone represión, cárcel   y un coctel explosivo de balas y muertes. Y  octavo, lo más doloroso y lamentable, es que mientras el pueblo gritaba en esa mega marcha   entre el humo de los gases tóxicos  y las balas asesinas de los esbirros del régimen,  el pueblo  gritaba,  QUEREMOS LIBERTAD, y  la llamada dirigencia opositora  sin liderazgo alguno de nada, solo pedía elecciones  generales para ellos volver al poder. Por eso,  ellos, que son los mismos otros,  están en el poder. Dios salve a Venezuela. Alea jacta est.    

Jose Eduardo Guzman Perez
guarauno2000@gmail.com
Alea jacta est
@guzmanperez1
Anzoategui-Venezuela
Estados Unidos  

No hay comentarios:

Publicar un comentario