sábado, 13 de febrero de 2016

ARTURO MOLINA, REGIMEN AL DESNUDO

El juego del régimen es perverso, persigue la confrontación. Quedaron desnudos ante el país; se robaron el dinero de los venezolanos; quebraron, saquearon y expropiaron al sector productivo. No tienen escrúpulos para ir en pro de su objetivo: arrodillar a los ciudadanos.

El secuestro de las instituciones y sus decisiones, ya no es cosa de que alguien lo anuncie tratando de prevenir a la sociedad de los posibles abusos que pudieran cometerse a nombre de la revolución, simplemente suceden en las narices de los propios incrédulos.

Las decisiones de los ciudadanos no tienen validez cuando son contrarios al objetivo del los dictadores (quien pasa por encima de la decisión ciudadana, no puede llamarse demócrata). El 6D arrojó un resultado plebiscitario, cuyo mandato era producir cambios en la administración económica y política nacional. Eso es desechado por el régimen tal cual lo vienen haciendo con otras disposiciones desde hace varios años.

El nombramiento apresurado de los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia, tenía como propósito lo que se está evidenciando: desconocer la voluntad popular, con la selección de la nueva Asamblea Nacional. Es el escudo para continuar con la corrupción y el despilfarro, y ya no lo disimulan, simplemente lo anuncian con carcajadas en sus aberrantes rostros.

La pretendida aplicación de un PAQUETAZO COMUNISTA-MILITARISTA-DICTATORIAL está a la vuelta de la esquina. El dialogo para los dictadores es una payasada; utilizan el teatro para fingir, mientras ganan tiempo y distraen, y luego aplican su estrategia: seguirse burlando de los ciudadanos.

El aumento de la gasolina, la aplicación de tasas impositivas, la restricción en el uso de la moneda (especie de corralito que ya se aplica disimuladamente), nuevas expropiaciones, aumento de la escasez generalizada y en consecuencia pobreza y más pobreza, es el subvenir del único plato que TAL VEZ en el día se pueda consumir la mayoría de los ciudadanos.

Es la receta de la Internacional Comunista- militarista-dictatorial contra las sociedades creyentes de la libertad y el sistema de propiedad. Es el ingrediente que faltaba para quedar al desnudo el propósito implantado desde hace 17 años. El Estado de derecho ha sido pisoteado. La impunidad es la reina.

Josue Arturo Molina Suarez
jarturomolina@gmail.com
@jarturoms1                                                                           

Tachira – Venezuela

No hay comentarios:

Publicar un comentario