martes, 21 de marzo de 2017

DANIEL HERNÁNDEZ LUENGO, MANIFIESTO A LA INDIGNACIÓN

OTRO GALLO CANTARÍA 

En Venezuela se instauró un bochornoso sistema de gobierno anárquico, donde sus habitantes son víctimas constantes, de la violación flagrante de los derechos humanos, y por ende, de las garantías constitucionales, que sólo tienen validez teórica, en una mohosa publicación denominada: Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Sus instituciones están plagadas de súbditos que apadrinan la corrupción y tropelías de ese forajido Estado.

Los conflictos civiles han ido en incremento, pues no existe una verdadera intención de buscar solución a la caprichosa crisis económica generada por el mismo gobierno, cuya finalidad radica, en la dependencia absoluta de la sociedad al obtuso sistema, para así mantener un dominio total de la población.
Debido a esta patética realidad, decido compartir estas consideraciones reflexivas, las cuales exponen la marcada diferencia de lo que seríamos como país, si decidiéramos finalmente accionar en contra del régimen totalitario:

·      Si comenzáramos a producir en todas las áreas, dejando atrás el hostigamiento a la empresa privada para activar la economía…

·      Si el Estado diera prioridad, participación y apoyo; “dólares” tanto a las pequeñas como a las grandes empresas nacionales...

·      Si se ofreciera a los empresarios extranjeros, la seguridad jurídica necesaria para realizar inversiones, donde a corto, mediano o largo plazo, la mayor parte de las ganancias sean a favor del país…

·      Si ofreciéramos productos de excelente calidad, que ayuden a fortalecer el mercado interno, como también el externo, a través de las exportaciones como sucedía en la cuarta república…

·      Si no dependiéramos únicamente del petróleo, como elemento sustentable de la economía…

·      Si se repartieran equitativamente los recursos a los estados y municipios…

·      Si se creyera realmente en el potencial de los ciudadanos, y se estableciera la meritocracia como alternativa de ascenso, ocupación de cargos públicos y método de reinserción social, pues una persona con conocimientos y experiencia en un área específica, es más competente y contribuye al desarrollo de su patria…

·      Si se creara un sistema educativo pragmático, que esté al alcance de todos, y se exija mantener el nivel académico del estudiante y la capacitación constante de sus profesores…

·      Si se establecieran objetivos y metas concretas, que permitan ofrecer a la nación proyectos ejecutables de desarrollo continuo...

·      Si se invirtiera más en la salud y la cultura…

·      Si no se esperara un cambio por factores extranjeros…

·      Si no se dependiera de la opinión de la MUD, Asamblea Nacional, OEA, ONU…

·      Si latiera en nuestro pecho el patriotismo para oprimir al invasor, en defensa de la democracia…

·      Si el pueblo comprendiera que Bolívar no independizó solo varias naciones, pues dependió de otros aguerridos hombres, quienes también dieron sus vidas por la libertad de los pueblos de América; siendo Miranda el auténtico precursor, de originarias ideas, y más rango, al que luego secundó con su astucia…

·         Si entendiéramos que no le debemos nada a Cuba, Fidel y el Che…

·         Si hiciéramos más y habláramos menos…

       …Otro gallo cantaría.

Daniel Hernández Luengo
dahlpahg@gmail.com
@danielovtsky
Zulia - Venezuela

No hay comentarios:

Publicar un comentario