domingo, 5 de marzo de 2017

FREDDY RIOS RIOS, TRUMP, CHAVEZ, NICOLAS Y THERESA.

DESDE MI ESCRITORIO
«¿Como afirma un hombre su poder sobre otro?» 
«Haciendo Sufrir» 
Orwell.

Estamos en la era 2.0, la manipulación de la nuevas tecnologías hizo posible el triunfo del Brexit y de Trump, Russell Baker en el prólogo de La Granja de Orwell, expresó equivocadamente que es posible para un político, «Burlarse de tanta gente por mucho tiempo para mantener el poder». Después de 18 años de mentiras reiteradas, se debe rescatar la verdad como virtud. Orwell mantenía que era necesario decir la verdad, aún cuando la verdad fuese inconveniente, porque no es problema de vela y viento, decirle a la gente lo que el hegemon cree que quiere oír, sino porque al ser moralmente insostenible, no es ético callar la gravedad de una crisis que debe ser denunciada para poder ser corregida. Pero el régimen es una pared. Trump termina siendo el Chávez del imperio. Pero en el norte existen contrapesos.

La Asamblea Nacional cercada por una FANB idelogizada y corrupta, con el apoyo de un TSJ presidido por un delincuente con prontuario, no tiene ni el espacio, ni la fuerza para desmontar el mito chavista que los llevo al poder. Está demostrado que un atajo de corruptos, incompetente, narcotraficantes y legitimadores de dinero negro, con vínculos con el terrorismo, pretende moldear la identidad nacional con obediencia cuartelera, al ritmo de diana y redoblante, en conjunción con la hegemonía comunicacional.

El 6D se ganó un round más, una batalla más, somos mayoría desde el 2011, cuando con más votos sacamos menos diputados. Esta vez el régimen del falangismo bolchevique, no pudo con su CNE imponer la victoria de los derrotados. Allí entró en juego el TSJ, sin el debido proceso desincorporo tres Diputados electos. Vale la pena volver al prologuista de Orwell, Baker ahora con razón, quien afirmó que el pesimista yerra al no tomar en cuenta los factores de la estupidez e incompetencia de la gente que manda en los estados totalitarios. El TSJ se saco de la manga el desacato, culminando el golpe de estado, que se inició con el nombramiento de Gauleiters en los Estados y municipios donde perdían elecciones.

La Dictadura Siglo XXI, al alimón con el TSJ y el CNE, el apoyo del miliquismo reptante, desde el TSJ nulifica y boicotea las competencias constitucionales de la AN de legislar, designar poderes y controlar. El TSJ la deconstruye. Es la post verdad oficiando. El oficialismo huye a las proposiciones, las interpelaciones y el debate, ya ni asiste a las sesiones. La meta es no permitir ni la función designate, ni la función contralora. Allí esta el trabajo más arduo, nombrar el TSJ y CNE de acuerdo a la normativa vigente.

Solo seguir la inmensa Huella Forense, dejada en sus latrocinios, con sus hedores y sangre. Amerita usar sierra y bisturí a fondo, sin grima. La labor de control es la base de la política decente. Desde PUDREVAL, pasando por la quiebra de las empresas del Estado, los Bolichicos, Los Chacón y Rodríguez y Ramírez, hasta Andorra y Los Papeles de Panamá, pasando por PDVSA y Odebrecht, hasta la importación de alimentos, todo ha sido un circo mafioso que evaporó 20.000MM de US$. Afortunadamente los delitos de corrupción y crimen organizado no prescriben. Los Niños Cantores de los Fiscales Federales de USA, desde Aponte Aponte, tienen a Los Pollos desplumados, aún cuando se cambien el apellido. Después de los narcosobrinos llegó la viralidad de los paraísos fiscales, los escándalos de la petrolera y las constructoras brasileñas con el PT de Lula. La raterías de los Kirchner son estrafalarias.

Al final podemos concluir que Chávez creo una cáfila de regímenes ladrones, que deja como niños de pecho a los Somoza. La MUD debe concretar en 2017 lo que por múltiples razones se ha quedado en buenas intenciones, es necesario definir una hoja de ruta mediante la cual la Unidad Nacional propone un camino para una estrategia compartida, para salir del chavismo y secar sus raíces. No es tiempo de realismo mágico, sino de un plan coherente. Ni comeflorismo de paz y amor, pero tampoco el extremismo sin munición. Tiempo de apuntar a la política. La Crisis es la suma infinita de los graves problemas nacionales, agudizados con una carga terrible de desabastecimiento, inflación, especulación e inseguridad que significan hambre y muerte. Más de un millón de compatriotas buscan comida en la basura y más de otro millón buscan el paraíso perdido ayende a la Patria.

Es necesario acabar con los mitos de la revolución y del socialismo chavista, el amor por los pobres y su superioridad moral, la realidad ha sido la destrucción del Estado, de las instituciones democráticas, de los poderes independientes. Ya es hora de terminar los sueños disparatados , como señalara Orwell: «Todos los animales son iguales, pero algunos más iguales que otros». Hay que llegar a la justicia, que no es perdón ni olvido, para que la pesadilla no se repita. Más allá de lo que él mismo llamara apropiadamente «un cuento de hadas», o Voltaire «El Cándido» , o las «Fábulas de Esopo» el futuro requiere el desmontaje del cinismo, la corrupción y el odio, que es el núcleo de la propaganda, predicamento y contrainformación chavista.

Estamos cruzando los últimos puentes, y es necesario una reingenieria para vigorizar y remozar el poder público a partir de la autonomía e independencia que señala la CRBV. Se deberá sin dudas reconstruir el Estado de Derecho. Sera el momento para sentar las bases de una reforma integral de la administración pública y de volver a la descentralización a partir de la promulgación de una Ley de la Administración Central, que desarrolle la normativa de la materia y acabe el disparatarío de la Ley de la Administración Pública. Es una obviedad insistir en la necesidad de evitar la decretomanía que ha desarticulado al Estado, para ponerlo al servicio del PSUV. Solo la gran tarea de reinventar la educación será faena comprometida, liberadora e indispensable. Al final del día es bueno acudir a Dr Google y ver los resultados referidos a Cambridge Analytics, porque lo «computadores, nunca dejan de aprender y tampoco de monitorear.»

Freddy Rios Rios
friosrios@gmail.com
@doserre
Miranda-Venezuela

No hay comentarios:

Publicar un comentario