miércoles, 10 de febrero de 2016

MOISÉS CÁRDENAS, HAY QUE BUSCAR LA PAZ, CASO VENEZUELA, DESDE ARGENTINA

«y la paz de Dios que supera a todo pensamiento guardará sus corazones y sus facultades mentales mediante Cristo Jesús» (Filipenses 4:7)
Soñé con un grupo de estudiantes de bachillerato que salían de sus casas, y todos llevaban en sus manos: pistolas, armas, palos, tubos y entre otros objetos punzantes que en mi sueño no recuerdo. Contemplé que todos iban enfurecidos gritando al unísono: ¡ya no aguantamos más!

Todos se reunieron en una avenida y procedieron a caminar dándose apoyo entre sí. De pronto observé que se les acercó un Camión Militar, los estudiantes se asustaron mucho y sintieron miedo.  No obstante los uniformados que iban montados en el vehículo a verlos le dijeron que se quedaran tranquilos. Un gendarme de apariencia mayor como de unos cincuenta y picos años de edad, pronunció en voz de mando: ¡ sigan adelante que luego iremos nosotros!
Un joven entendió el mensaje y exhorto a los demás que había que continuar con el objetivo.
Entonces prosiguieron la marcha con entusiasmo, vi que cambiaban sus rostros de enojo a tranquilidad, aunque algunos llevaban caras opacas y inseguras. Pero irradiaban energía entre todos y siguieron caminado…
De pronto el sueño se enredó porque contemplé a un grupo de gente que estaba comiendo, pero sus platos estaban casi vacíos, lo que tenían no les alcanzaban y quedan con hambre.
Vi rostros amargados, apesadumbrados y melancólicos. Entre ellos apareció la figura de un hombre regordete de unos cincuenta años de edad que se reía a ver la masa hambrienta. Observé una nube que fue dando paso de nuevo a los estudiantes que estaban llegando a un Palacio agitaron sus brazos con fuerza, y detrás de ellos los ayudaban los milicianos  -¡esta vez ya no están solos!- les decían con voz animada. Abrí los ojos y sudé copiosamente. Había soñado.
Cuando me pasó lo que he relatado, me tomé un café y me pregunté para mí mismo: ¿podrá ocurrir algo así? ¿ o hay algo de cierto dentro de esas líneas?
Sea cual sea las respuestas que pueda descifrar el lector, el país está a un paso que pueda pasar algo al sueño contado. Aunque confieso que esa situación no me gusta, pues describe un paisaje lóbrego y radical. No sé si diera buenos resultados. Sé que hay jóvenes valientes y fuertes a realizar tal acción, pero ¿ayudaran las fuerzas armadas a los estudiantes? Realmente no lo creo, pues ha estado tan corrompida que es una mera quimera.
Si me preguntara que desearía yo para solucionar la situación del país. Comentaría todas mis ideas y proyectos para restablecer la «República Extraña de Venezuela». Entre ellas las siguientes:
Hay que buscar la paz. Esto es mediante la conservación de lo que se ha ganado. LA ASAMBLEA NACIONAL. Ya esto es un paso. Lo que hay que hacer es no seguir el lenguaje agresivo que ha cometido el gobierno, pues rebajarse a tal punto es perjudicial.
Es lamentable que durante estos quince años del gobierno la situación social haya cambiado, los valores se han ido perdiendo, por lo cual es oportuno mantener la cordura, hablarle con respeto al presidente, aunque no guste, peor hay que demostrar que se es diferente. Hay que dejar a un lado el egoísmo y de una vez por todas UNIRNOS, para consolidar la Republica, si es que verdaderamente se desea y quiere que cambie. Hay que recordar a Octavio PAZ: «las masas humanas más peligrosas son aquellas en cuyas venas ha sido inyectado el veneno del miedo, del miedo al cambio».
Cuanta razón tenía el bardo, realmente es así las masas que tienen miedo es lo más peligroso, con miedo a un cambio no se podrá cambiar al gobierno. Unas de las peores cosas para una nación es la mentalidad conformista, esto es laméntale, la masa conformista es una masa latente de ser manipulada, y en eso muchos gobiernos populistas son grandes en la  estrategia de la manipulación, de ahí se debe sus años de poder. ¿Pero se podrá cambiar a ese poder por perder el poder?
Queda la mentalidad cultural e intelectual de excelentes líderes políticos inteligentes.  Que sean los que den el paso al frente para lograr el cambio. Para ello deben dejar de ser  ingenuos y trazar un objetivo común, llegarle a la masa que adoraba al ex presidente de la Republica y que aún sigue colgándolo, hay que buscar un discurso que les llegue a ellos y les toque el corazón para llevarlos a la conducción deseada.
A la parte que ha sido objeto de desprecio, ira, y que sin duda alguna es trabajadora y es la más dolida por las infamias del gobierno, debe estimularse, quererla y cuidarla, para que sus acciones sean ejemplos.
Sé muy bien que los políticos no son súper héroes, son administradores y ciudadanos que tienen puestos públicos, entonces deben ser buenos administradores y cuidar todos los bienes públicos y preservar al estado.
Hay tantas cosas por hacer que son innumerables ya que la Republica hay que transformarla desde el principio. Pero hay un camino y ese camino es cambiar de tipo de gobierno, de otro gobierno distinto al que se tiene en el país. Para empezar hacerlo es con paz, proyección mental, soñarlo, desearlo y concretarlo.
Moises Roberto Cardenas Chacon
viajesideral2@hotmail.com
@viajesideral
Argentina

No hay comentarios:

Publicar un comentario