miércoles, 15 de marzo de 2017

DANIEL CHALBAUD LANGE, ¿POR QUÉ EL SILENCIO DURANTE UN MINUTO?

ALIRIO DÍAZ

Recientemente asistí a una maravillosa tertulia como homenaje y recuerdo al virtuoso de la guitarra, el caroreño Alirio Díaz, a quien con tan pequeño nombre y gran humildad, lo acompañó la grandeza de ser uno de los mejores guitarristas del mundo. Merecido homenaje al cual se le dio comienzo con el acostumbrado “Minuto de Silencio”.

 Al oír las previas y acostumbradas palabras: “Amigos, se da comienzo al minuto de silencio”, comencé esta reflexión con el primero de los sesenta segundos y me preguntaba, recordando a Andrés Eloy Blanco, el porqué los asistentes debíamos quedarnos callados, unos seguramente pensando en Alirio Díaz, otros llevando en mente la secuencia numérica de los segundos, otros de reojo mirando su reloj y, nunca falta al que se le olvidó apagar el celular…

Al regreso a mi residencia busqué y encontré la frase que me hizo recordar a Andrés Eloy Blanco:   “… nosotros hemos abusado de los minutos de silencio y acaso, con un poco de remordimiento histórico, vamos pagando, poco a poco, a los grandes muertos, el siglo de silencio que tuvimos para los grandes vivos”, y pensé, cuanta verdad en tan pocas palabras.

La reflexión me obligó a pensar con qué sustituir el largo tiempo en el que se encierran los sesenta segundos de ése obligado Minuto de Silencio.

Pienso, y reviviendo la escena, oigo nuevas palabras: Amigos, su atención por favor.  Recemos el Padre Nuestro, como agradecimiento a Dios por habernos dado, como regalo a los venezolanos, la vida y las obras de Alirio Díaz, rogándole le conceda, en su Reino, todo lo que bien se merece según su juicio y voluntad.

Fueron sesenta segundos que se convirtieron en cincuenta minutos de voces al compás de la guitarra, que magistralmente, desde el Cielo, tocaba Alirio Díaz.

Ahora, con más razón pregunto... ¿Por qué el silencio durante un minuto? Reviso lo escrito y siento una voz que me dice… es mejor el silencio que el olvido.

Daniel E. Chalbaud Lange.                                                  
vonlange1939@gmail.com
@danielchalbaudl
Carabobo – Venezuela   

No hay comentarios:

Publicar un comentario