miércoles, 15 de marzo de 2017

JESÚS ALBERTO BARRIOS R., ESO ES LO QUE NOS UNE

ASÍ  LO  CREO…

Es un momento para orientar nuestra acción a la elaboración de un mensaje con claridad de objetivos. Somos cristianos y  demócratas. Para los socialcristianos, la Encíclica “Rerum Novarum” promulgada por el Papa León XIII, apareció como punto de llegada de las ideas católicas sociales de la primera mitad del siglo XIX y de la extensión del catolicismo social. 

También un punto de partida para elaborar nuestra mejor enseñanza: “La doctrina social de la Iglesia”, que hasta nuestros días ha servido de luz y esperanza en la problemática social de la humanidad. 

Que nos sirva hoy a los Demócratas Cristianos de luz para alumbrar el camino escabroso que transitamos. Nacimos a la vida política con un mensaje de respeto a la dignidad del ser humano; la dignidad se irrespeta cuando se desconocen sus derechos fundamentales, con actuaciones como las encarcelaciones arbitrarias e injustas, la tortura física o moral, las condiciones de pobreza. 

La dignidad se respeta cuando el gobernante ejerce su autoridad para servir a la sociedad dirigiéndola hacia el Bien Común. No es tarea fácil conceptualizar el Bien Común, sin embargo, si lo buscamos en la afirmación del Papa Pío XII, quien aseveró que el Bien Común se determina en última instancia por el desarrollo de la persona humana. 

De ahí que el Bien Común sea el bien propio de toda la sociedad. Coincidimos los socialcristianos con la Doctrina Social de la Iglesia en cuanto a que recoge una rica tradición humanista consagrada en valores éticos y forma parte del pensamiento socialcristiano en cuanto al cuerpo de ideas. 

Creo que el mejor homenaje que los socialcristianos le podemos hacer a nuestro partido es definir quién es el enemigo o adversario.  Nuestra gran diferencia con el régimen es de valores, de doctrina. La Doctrina es como la sangre de la ideología, y por lo tanto de todo el conjunto, porque impulsa a las personas respetar la moral, las buenas costumbres y a cumplir sus deberes. La Doctrina es lo que da contenido a Copei. 

La ideología es la aplicación de la Doctrina a los casos concretos para realizar el proyecto de Copei. La estructura es la forma como se organiza el partido. Asi las cosas tienen su asiento para fraguar. 

Tales son, a grandes rasgos, algunos de los elementos que podrían servir para una conversación fecunda y coherente, sin necesidad de descréditos, buscando todos los aspectos que nos unen. Eso es, lo que nos une.

Jesús Alberto Barrios R.,
jesusalbertob@hotmail.com
@jesus_albertob
Instagram/twitter: @jesusalbertob
Carabobo - Venezuela

No hay comentarios:

Publicar un comentario