sábado, 22 de abril de 2017

AMERICO GOLLO CHÁVEZ, SABIDURIA CONTRA EL TERROR

MITOMANIA

  En Venezuela, quiero decir con exactitud en estas ruina llamada RBV, no puede haber discusión sobre la condición, la especificad terrorista del régimen. Ya no se trata de una dictadura, llamémosla “normal”,   donde algunos de los valores humanos, de la vida misma se mantengan. Por ejemplo, ha habido dictaduras donde existen y aún son eficientes  los servicios públicos,  agua, electricidad, salud, trabajo, transporte,  calidad educativa y científica Y del mismo modo que se conocen formas de gobierno democráticas con severas deficiencias.  Venezuela, de ambos modos de concretase la política es un ejemplo particular. Los estudiosos saben que  el período  de Marcos Pérez Jiménez, salvo la ausencia de libertad política, casi en el sentido común de su significado,  el país alcanzó elevados niveles de progreso, su PIB era el más alto del continente, su capacidad de construcción y sus obras son perenne testimonio, así como y, de contrario modo, la decadencia de la democracia se convirtió  en el  expedido parque  donde pacer pudo el discurso del chavismo, que ahora, de no tan rigurosa manera, llaman  populismo. Yo prefiero cuidarme de esta banal y ubicua  “categoría” y recordar mejor al mesianismo, al cesarismo…

  Pero, el caso venezolano es único. Probablemente único en la historita del mundo. Pata hacer más evidente  la afirmación, el nazismo, el estalinismo, el maoísmo,  a pesar de sus inmensos crímenes, abominables,  a pesar de los holocaustos, (el holocausto no es patrimonio de los judíos)  dejaron huellas revisables e importantes más allá de sus crímenes, genocidios, etc.  

El desarrollo de la cohetería, la aeronáutica, la astrofísica, la cosmología etc…innegables de Rusia  tiene su base en los desarrollos matemáticos, físico, tecnológicos del oprobiosos régimen estaliniano. 

Y la China, cuanto debe a Mao y el régimen chino actual,  con el mayor PIB del mundo, gigantesco sistema financiero, etc…vive muy lejos de la democracia. Ha de quedar claro que es un hecho histórico, del mismo modo que es un  hecho histórico  que gran parte del pensamiento alemán apoyó a Hitler. 

Y es un hecho absolutamente empírico que la Inquisición hecha en nombre del amor, de la fe y la verdad es, probablemente, el periodo más largo y cruel que occidente conozca y ese reconocimiento no implica negar la cualidad  del cristianismo.  Hoy en España se interrogan en torno a los presuntos crímenes de Opus Dei,  e igual conocemos y vivimos hoy que el terrorismo religioso, con más propiedad el fundamentalismo, arrasó culturas, creencias, religiones distintas para imponer, a sangre y fuego, las suyas. La historia de América es vivo ejemplo y el Irán actual cuán lejos está de la democracia pero cree en el campo científico, y salvando formalidades,  no se puede ocultar a  Arabia Saudita.…

  Pues bien,  la RBV es un caso único. Nadie había podido destruir con mayor eficacia lo construido, teniéndolo todo, capital, ciencia tecnología, recursos humanos, arte, que bien pudo haber aprovechado esas conquistas, haber revisado y mejorado  lo inconcluso, para  crear y construir hoy el futuro. 

Cierto, teníamos una democracia  con muy graves limitaciones, para nuestra tragedia,  el cogollo había sustituido radicalmente al demos. Yo he probado que aún era peor,  la toma de decisiones quedó reducida en lo fundamental a dos jefes casi omnímodos, Betancourt y Caldera. Ellos, fueron primero caudillos, césares y luego verdugos y sepultureros, a la vez, de sus propios partidos y, por ende, fetiches, ídolos y no líderes de las masas; pero, cuan mezquino sería no reconocer que se abrieron las puertas al ascenso social mediante la educación, desarrollos científico, tecnológicos, del arte y la práctica política que si bien ajena de teoría y corroída por la inmoralidad,  había establecido el voto como la manera de sustituir al gobernante, reconocerlo, premiarlo, o demandarle. 

La descentralización  es un paso trascendental en nuestra historia.  Chávez llega al poder por vía electoral.  Chávez llega al poder con el apoyo abierto y poderoso de los medios; Chávez llega al poder con el apoyo abierto de parte fundamental del poder económico, político, religioso…en fin, y en pocas palabras, la realdad y práctica  de una sociedad abierta le permitieron a Chávez entrar a ella y, simultáneamente por carecer de fundamentos éticos y teóricos, le permitió a Chávez, al chavismo, cerrar toda ventana al pensamiento, a la verdad, a la crítica.

  Cada día el régimen se afianza mucho más en el terrorismo de estado, único en el mundo. Único. Ls cadenas de Maduro, “sin descalificación, sin límite de tiempo”  sin derecho  a  disentir, mucho menos a  réplica. La formalidad del voto, que ha sido una de las condiciones para la existencia de la democracia, desaparece. La justicia dejó paso absoluto a la arbitrariedad, ilegalidad, ilegitimidad y sumisión al poder. La razón a la fuerza.  

La mitomanía numen del discurso del régimen. Las persecuciones, encelamientos, inhabilitaciones, asesinatos…   son expresiones de la cotidianidad terrorista del régimen. Pero, decimos que es único, no por eso, que es el denominador común en todas partes donde el terrorismo impera  sino, mucho más grave, porque no existe un mínimum de ideología que le pudiera dar alguna “base” al logorreismo  de presidente, a la atiplada voz de Diosdado, especie  de loro  agarrado por el rabo. El régimen está en manos de “camaradas” cuyo nivel cultural, científico, jurídico,  es de muy  profunda, abismal ignorancia.  Ya no se trata de la ausencia gramatical de Maduro, su desconocimiento de la teoría política, de la geografía, en fin,  sino que sus secuaces no son menos desconocedores de cuanto dicen. Oír hablar a Diosdado de derecho, filosofía, política y moral es tan  aleccionador  como escuchar al “afrodescendiente” Aristóbulo, según   su orgullosa proclamación, de economía, filosofía, imperialismo, como   pintorescamente trágico es escuchar a Adán Chávez haciendo aclaraciones sobre física cuántica.

  Y entonces, ¿en qué creen, que los une? Como es imposible creer en lo que no sea mito o idilio o dios, creen en su único dios,  el poder.  Poder sin gloria (Graham Green) pero con oportunidades de desarrollar en él su verdadero amor: el dinero. La avaricia, la codicia insaciables para tomar todo cuanto cae a sus manos, (de cada  4$ que han recibido se han robado 3$, demuestran los expertos) porque conocen de la debilidad de sus propósitos y la  brevedad inevitable de permanecer  en el poder.   Esa cosa que llaman el Plan de la Patria, que según ellos  la “biblia” del dios Chávez, cuyo proceso de deificación he estudiado  ampliamente, pero que se resume en Chávez vive, el comandante  eterno, el redentor,  es de una exultante imbecilidad.  A Chávez tal vez lo recuerde la lengua en sus gritos, “fuera”, “exprópiese”  “huele a azufre”  etc.  La historia lo ubicará al lado de  Boves, Idi Amín, un Nerón sin Séneca, es decir, el muñeco del ventrílocuo Fidel.  La psicología, la psiquiatría, el psicoanálisis lo tomarán por siempre como un mitómano, un esquizofrénico.

  Pero, sería imposible negarle sus “méritos” Apoyado por una inmensidad de dólares, un discurso mesiánico de miles de años, bien asentado en el inconsciente colectivo occidental,…danos hoy el pan de cada día,  la culpabilidad del otro de mis deficiencias, soy pobre porque el rico, burgués... me despojó de lo que me correspondía, o me quitó  la riqueza o posibilidad de ser rico;  el odio de clase, en lugar de la lucha de clases stricto sensu, la redención etc… donde la pobreza las desigualdades, la miseria, pero también la envidia, tienen espacio para florecer. Y, envanecido,  por la habilísima manipulación que de él hizo Fidel, y sus comprados que elevaron su egolatría a cambio de dólares, petróleo, o a cambio de la independencia como hizo Guyana a quien le regaló el Esequibo y todo eso junto,  convirtió a este muñeco del ventrílocuo, en fetiche e ídolo.

  Al pueblo  llano fue fácil envenenar con ese discurso mesiánico, de redención, del odio,  como es fácil hoy en los países de alto niveles  económicos, sociales, culturales  culpar de los desaciertos e injusticias de sus modelos  democrático capitalistas a extranjeros, no importa su nacionalidad o asumir como verdad que el terrorismo del cual son víctimas, se puede exterminar por la fuerza y el chauvinismo exclusivamente y, en esa dirección,   culpar la tolerancia del crecimiento del islamismo y predicar el fascismo, el nacionalismo como legítima defensa u otras formas dantescas,  infernales,  como el  “aura” del  Ku Klux Klan   en los Estados Unidos.   Hay, pues un pueblo, allá y aquí, que requiere sustituir ese discurso ideológico, el discurso del nazismo, el discurso mesiánico, por el discurso de la razón y la ética. ¿Es difícil? Sí, muy, muy difícil.

  Allá hay corrientes que  están buscando salidas.  Está, en principio, por superar la concentración de poder y esto no se logra por quitárselo al otro, sino crear desde el frente un poder moral, ético, y de razón que supere las severas limitaciones  de las hegemonías actuales. Y no se es rico quitando la riqueza al otro sino creando riqueza nueva en manos nuevas. Sabio Cantinflas lo dijo hace largas décadas.  La pobreza se acaba cuando el pobre por sus medios alcance la riqueza. Pero dejemos a los de allá adelantar ese proceso, que están obligados a desarrollar  para evitar que  el populismo, ahora sí populismo, se adueñe del poder: Podemos en España. O que el nazismo se adueñe de Francia  con Marie Le Pen o un liberal Emmanuel Macron  lo evite.  El dilema es simple, pero complejo de solución, o la democracia supera sus severas injusticias o “volverán las obscenas golondrinas”, con el perdón del cambio que hago a Becker.

  Aquí, ¿qué hacer? El esfuerzo mayor es superar el chavismo  que se ha convertido en pandemia.  Chávez tuvo un único éxito, hacer de la violencia, del terrorismo de estado su arma de gobierno y del odio su “primer motor”, digo bien, la energía de ese mal. EL ODIO devino en pandemia. El justo antichavismo, en muchos casos, muchos,   se ha convertido en odio irracional.  En deseo de estrangulamiento al otro. Pero se ha multiplicado, en casos muchos también, en acusar a otros de la culpabilidad  de su propia inacción.  En el antichavismo se ha multiplicado en muchos casos, la difamación y la calumnia en arma de guerra,  del mismo modo que el chavismo “institucional” tenía y conserva su arma de “diálogo”.   Y aun peor, en estos dolorosos casos,  porque bajo estas condiciones,  tal rabia puede pasar a alienación total, donde la razón ya no tiene cabida.


  Y todo el esfuerzo espiritual, ético,  de quienes adversamos al régimen  tiene que asumir y llevar a la praxis que no es el antichavismo por anti la respuesta. Que al respuesta está por convencer al otro,  todos o la inmensa mayoría, chavistas  incluidos, al universo  de que no somos anti, sino PRO.  Que la Tarea de todos está en la reconstrucción de lo bueno hecho y, sobre todo la construcción de lo que falta por hacer. Dese luego, ello no puede implicar, ni siquiera suponer, impunidad. Pero  ha de tenerse muy claro que la justicia es enemiga del terror.  Que tenemos que asumir la verdad para ser libres, pero que la paz es el alma y núcleo de la libertad.

Americo Dario Gollo Chávez
americod@gmail.com
@americogollo
Zulia - Venezuela

No hay comentarios:

Publicar un comentario