sábado, 22 de abril de 2017

PEDRO SEGUNDO BLANCO, SENTENCIAS BOOMERANG

APUNTES

Si alguien en Venezuela o en algún País de América y el mundo tenía alguna duda sobre el régimen que gobierna en este país y su marcada vocación y talante autoritario, hegemónico y dictatorial, la sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, con las sentencias 155 y 156 de la Semana pasada, que se tradujeron en una especie de Genocidio Constitucional, les dejó suficientemente esclarecido, que estamos en presencia de un Presidente y un Poder Judicial, incondicionalmente casados, en la idea de mantener secuestrada la nación y de imponer a todo evento una dictadura, barnizada con visos de constitucionalidad por los siete magistrados del TSJ, que conforman la horrorosa sala, que desde el mes de diciembre de 2015 se han encargado de reformar y derogar la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Estos "señores" magistrados, nombrados inconstitucionalmente por cierto, con la mamarrachada que terminó de disolver el Parlamento y con ello desconocer la voluntad soberana de 14 Millones de venezolanos que sufragamos el pasado seis de diciembre del año 2015, le han hecho un favor a la dirigencia democrática, que por fin han decidido enfrentar UNIDOS y con coraje la dictadura de Maduro y el chavismo y lo más importante en mi opinión, pasar de la sostenida, preocupante y hasta complaciente defensiva de todos estos meses, a la ofensiva política, que no es otra cosa que asumir que estamos en un régimen tiránico y que para salir de él y restituir la Constitución derogada y restituir el orden Constitucional, es menester activar y organizar al pueblo, para que este en uso de sus derechos y obligaciones constitucionales, presione con la fuerza y la valentía que sea necesaria, hasta torcer a los opresores y usurpadores del poder y ponerlos a derecho con nuestra carta fundamental.

Los 112 Diputados vuelven a tener la gran oportunidad de cumplir el mandato que le dimos los electores en las últimas elecciones parlamentarias, los acontecimientos provocados por las sentencias Boomerang dictadas por la tiranía a través de la Sala Constitucional y las bondades que siempre depara la historia los colocan nuevamente en el primer plano del protagonismo y el liderazgo de la Nación, para cumplir con sus responsabilidades de conducir a nuestro pueblo al reencuentro con la Democracia y nosotros los ciudadanos estamos obligados a

acompañarlos, por supuesto si esa dirección se compadece con las difíciles y retadoras exigencias que el crucial momento reclama, que no es otra que dar una lucha cívica y de protesta popular, con mayor fuerza, sin ambages ni claudicaciones, porque cuando se trata de la patria no puede haber rendición ni transacción que valga, estamos otra vez en una etapa crucial, que si la entendemos y manejamos con acierto y arrojo, nos llevará a la fase final de este oscuro y perverso accidente histórico, que en mala hora llegó a nuestro país desde 1998, para destruir nuestra otrora Gran Venezuela, que fue construida con tanto esfuerzo, dedicación, capacidad, planificación y entereza de los hombres que fundaron la Democracia hace varias décadas.

"Quienes defienden el derecho a la vida de asesinos, avalan la pena de muerte de ciudadanos inocentes"

Pedro Segundo Blanco
petersecond1@hotmail.com
@pedrosegundoABP
Sucre - Venezuela

No hay comentarios:

Publicar un comentario