martes, 25 de abril de 2017

JUAN DE DIOS RIVAS V., LOS SAQUEOS SON PERVERSIONES DEL MAL GOBIERNO

LÓGICAS Y UTOPÍAS

SIMULACIÓN SIN LÍMITES

La conchupancía corrupta y perversa son la causa originaria de los saqueos financieros y ahora del pueblo mal acostumbrado por los malos ejemplos del poder (nacional, estadal y municipal) violador de la constitución, leyes, principios y valores democráticos y civilizados. Se ha preferido una simulación politiquera (es una de las aberraciones puesta de moda por el socialismo PSUV/MUD) que una ejemplar conducta institucional y lógica contractiva social. Esta inmoralidad perversa engaña a militantes, a nini e independientes, le hace creer o percibir “falsos positivos”, con ello se busca que nazcan esperanzas y se consuelen los espíritus con espejismos de próximas salidas de este mal gobierno y sistema económico, político y social corrompido.  Nada de eso es verdad, todo es un pacto diabólico para repartirse el poder entre el régimen Cívico-militar y MUD. Esa es la realidad cruel y descarnada.

  Cuando en el pasado la gente se movilizó, dio abundantes cacerolazos y respaldo con alma, corazón y coraje a la Coordinadora Democrática y a la MUD nada se logró porque siempre hubo un acuerdo y pacto con muchos dólares, bolívares, contratos, presupuestos y negociados que llevaron a sacar del País doscientos cincuenta y nueve (259) millardos de dólares y que han hecho inmensamente ricos a los conchupados del PSUV/MUD. Hoy la inmensa mayoría de venezolanos son pobres, no tiene como lograr ingresos aceptables y están en precarias condiciones de sobrevivencia y sin futuro optimista a corto y mediano plazo. Aquí todo es un pote de humo (guerra económica, el imperialismo, peligro en la frontera, bla, bla, bla…) la politiquería en cadena y micrófono demagogo es la respuesta gubernamental y polarizada al desastre económico y social ¿hasta cuándo?

  La simulación política del gobierno “PSUV” y la oposición “MUD” (se han hecho una realidad común) se ha convirtiendo en una aberración de práctica política pervertida. La alarma se prende cundo el régimen comienza hablar de guerra económica y dialogo “mal concebido y excluyente de la mayoría de los partidos políticos”, lo cual es una simulación perversa, con el propósito de distorsionar los orígenes de la realidad económica y social; con lo cual se pretende torcer la responsabilidad total y absoluta del gobierno nacional, sin exonerar a los Poderes Públicos y gobernadores, alcaldes, etc. El usuario “pueblo” no define las políticas económicas y la estructura del sistema socialista con que se está castigando al ciudadano, el pueblo y el empresarios no puede definir una tasa de cambio, un mercado paralelo, una escasez, el precio del producto,  servicio y no generan las mafias en BCV, CENCOEX, CVG, PDVSA, TSJ, GNB y Policías. El ciudadano quiere soluciones y reconciliación nacional tangible, con valores y principios, paz verdadera, trabajo digno y bienestar social humano; el ciudadano no quiere que lo explote el estado o el capital, quiere oportunidades humanistas para el buen vivir.

Por lo cual repudiamos los saqueos de hoy y que el gobierno simule o mienta de esta forma tan cínica, su actitud es un hecho comprobado y recurrente, lo cual trae malas consecuencias y muy desbastadoras realidades en lo económico y social. Es hora que se hable claro, sin cortapisas y sin nada oculto. Venezuela necesita una unidad nacional superior, una tercera vía humanista POR VENEZUELA, con un programa de gobierno de economía creativa “Gobiernos fructificadores y emprendedores”.

  El Cambio debe ser ético, moral y productivo sin corrupción, sectarismos y populismo. Hoy una corrida del programa de simulación correspondiente en una computadora, nos dice cuál será el comportamiento dinámico de su empresa productiva o de la máquina que está diseñada para una industria. El cogobierno social debe organizarse y educarse para el bien común. Así podemos ver los pronósticos para la demanda y utilidad de nuestro producto, o ver cuando un mecanismo pueda fallar en las condiciones adversas del ambiente donde funcionará. Pero una computadora no toma las decisiones del gabinete económico. Tampoco el empresario y el consumidor controlan la seguridad personal, jurídica y constitucional, menos las policías, las aduanas y la administración pública; esa estructura de poder y administración la controla el Gobierno del Presidente. Por lo tanto la “mal llamada guerra económica” no puede existir, no ha existido y no existe; el desastre económico es consecuencia del mal gobierno. Esto es una “Simulación Política”, orquestada con componendas, políticas, legislativas, de poderes públicos, con asesores cubanos y extranjeros que consideran bobos y gafos a los venezolanos, en fin es una insolencia y una afrenta a nuestros ciudadanos y dignidad política constitucional.

  Las aplicaciones de la simulación parecen no tener límites. Actualmente se simulan los comportamientos hasta las partes más pequeñas de un mecanismo, el desarrollo de las epidemias, el sistema inmunológico humano, las plantas productivas, sucursales bancarias, el sistema de repartición de pizzas en la ciudad, crecimiento de poblaciones de especies de animales, partidos y torneos de fútbol, movimiento de los planetas y la evolución del universo, para mencionar unos pocos ejemplos de las aplicaciones de esta herramienta. Cabe mencionar la creciente importancia de la simulación en la Investigación de operaciones y en sus aplicaciones industriales. En los países altamente desarrollados la simulación es una herramienta principal en los procesos de toma de decisiones, en el manejo de empresas y el planeación de la producción. Además, la Simulación científica es cada vez más “amigable” para el usuario, que no tiene que ser un especialista en computación. Los socialistas, fascistas y totalitarios han convertido la simulación en su gerencia para prevaricar “plan de apropiación indebida masificada” para el bienestar de la oligarquía dominante y los corruptos saqueadores. Por lo cual simulan que el populismo acaba con la pobreza, que la Patria sustituye el emprendimiento y la libertad; que la franelita y la gorrita roja permiten al hombre nuevo vivir mejor y para cada realidad se inventa una simulación, incluso se buscan (pagan en especie y con cargos) a opositores (caso MUD/G7) para que simulen discursos, enfrentamientos, antagonismos, abstenerse de votar y posturas en diálogos de sordos y tarifados. El fin mayor es representar un polo y cogobernar y administrar recursos. Evitando hasta el máximo “posible” que el descontento popular se exprese y se salga de control represivo y político.

  Hay que poner fin a la política de saqueo de Venezuela y pactar un Plan de Emergencia Nacional con transparencia y control del Cogobierno social.

Juan de Dios Rivas Velásquez
rvjuandedios@gmail.com
inpresjubiladosypensionados@gmail.com
@rvjuandedios
Lógicas y Utopías 
Solidaridad Independiente
Caracas - Venezuela 

No hay comentarios:

Publicar un comentario