viernes, 28 de abril de 2017

MILOS ALCALAY, VISITA DE RAJOY A BRASIL Y URUGUAY

 BRÚJULA DIPLOMÁTICA

  No son estos momentos muy positivos para enmarcar la presencia de las empresas españolas en América Latina: las denuncias de corrupción en uno y otro lado el Atlántico, se unen a acciones de profundo odio anti hispánico de gobiernos de "izquierda"  como Venezuela con expropiaciones tipo Agrisleña o  acusaciones absurdas como las recientemente expresadas por el propio Presidente Maduro al acusar a Movistar de estar auspiciando un supuesto Golpe de Estado. Como si esto fuera poco, en nuestro caso hay que resaltar la preocupante fuga de talentos empresariales, comerciales y profesionales de hijos y nietos de inmigrantes Castellanos que "retornan" a la tierra de sus antepasados por estar acosados por un empobrecimiento creciente.

 Es por ello que debemos destacar que la llegada del Jefe de Gobierno de España Mariano Rajoy a Brasil y Uruguay, marcan un importante giro ya que el dirigente de la Moncloa no se dejo acomplejar por la ola de escándalos que como la punta del iceberg, parecían frenar todo tipo de compromisos empresariales. Pero Rajoy aceptó el reto de demostrar que otra forma de hacer negocios, es posible, al poner el acento de su visita en el aspecto económico, y con ello trata de demostrar que hay formas sanas y constructivas que permiten que las relaciones comerciales, industriales y de inversiones extranjeras, pueden orientar una nueva forma de desarrollo sostenible.

 Esa vía de asignarle prioridad a las relaciones económicas sigue las conclusiones que los  Jefes de Estado de la ONU reunidos en la Cumbre de Monterrey en el año 2004 resaltaron. Era necesario reunirse con los empresarios para fijar una hoja de ruta constructiva, en la que la cooperación entre el sector público y el sector privado; de las empresas nacionales y las internacionales, marcaran un compromiso ineludible siempre y cuando estas relaciones se consoliden de manera transparente y beneficiosa para el desarrollo equilibrado de todos.

 Ese mismo es el reto que asume el propio Presidente Michel Temer, al resaltar en un artículo especialmente publicado en "El País" el 22 de Abril intitulado: "Brasil-España: Viejos amigos"  en el que resalta que nos encontramos "en un momento de recuperación, colaboración y oportunidades entre ambos países", dejando superados los enfrentamientos ideológicos que impulso una Dilma Rousseff negada a profundizar las relaciones con España y con Europa.


 Además de las relaciones bilaterales, esta visita muestra dos aspectos fundamentales adicionales: volver a reconstruir la integración Iberoamericana que los defensores de la "leyenda negra" trataron de destruir al aislar a Madrid en su proyecto de consolidar la causa común que nos anima en la cultura, la historia y el destino futuro; y por otra parte, impulsar la firma del Acuerdo MERCOSUR-UNION EUROPEA, que adelantara en su viaje a Uruguay -sede del Mercado Común del Sur- gracias al hecho de que el Presidente Tabaré Vasquez ve con lucidez la importancia de acabar con un enfrentamiento ideológico primitivo, sustituyéndolo por proyectos prácticos que faciliten el desarrollo económico. BIENVENIDO RAJOY. BIENVENIDA ESPAÑA A AMÉRICA LATINA

Milos Alcalay
milosalcalay@yahoo.com
@MilosAlcalaym
Internacionalista
Miranda - Venezuela 

No hay comentarios:

Publicar un comentario