viernes, 8 de abril de 2016

GUSTAVO PARDO, ¿UNA VIA AMERICANA PARA CUBA?

Indudablemente, que proponer una vía americana para Cuba, puede verse como algo absolutamente alejado de la realidad que marcan los nuevos tiempos que vivimos a partir del 17 de diciembre de 2015. Ello es confirmado por los recientes pronunciamientos efectuados por el presidente Obama en la Isla.

Creo que es conveniente aludir a dos de dichos enunciados:

“He dejado claro que Estados Unidos no tiene ni la capacidad ni la intención de imponer cambios en Cuba”.

“Lo que cambie dependerá del pueblo cubano”[i].

Por otra parte, recordemos que en el artículo anterior nos referíamos a la “necesidad de brindar a los cubanos de la calle la posibilidad de convertirse en auto gestores o empresarios realmente independientes, capaces de trascender los puestos de café, refrescos sintéticos, croquetas y pan con tortilla en cadenas de negocios altamente productivos”[ii].

Además, en el mismo artículo, reconocíamos las dificultades reales que dicho propósito enfrente, en un país “absolutamente controlado por la dinastía Castro”. Absolutamente cierto.

Es decir, como hemos visto, tenemos dos contundentes realidades que se oponen a la aplicación de una vía política americana para efectuar los cambios democráticos en Cuba: la política de la Casa Blanca hacia Cuba y las características tiranico-totolitarias de la dinastía Castrista.

Entonces, ¿Cómo empoderar a un pueblo desposeído de todos sus derechos con una vía americana?

Sin desconocer los innumerables obstáculos que se oponen a introducir en la Isla un mercado menos controlado por las diabólicas estructuras político-económicas en establecidas en Cuba, me parece factible que ello pueda ocurrir.

¿Cómo burlar el cúmulo de leyes, decretos y disposiciones de todo tipo establecidas por el régimen para conservar su control absoluto sobre todo cuanto acontece o puede ocurrir en Cuba? Con la misma creatividad y pragmatismo con la cual se han creado distintos software, para facilitar a los cubanos acceso al Internet; el último de ellos: Apretaste.

En este sentido, es necesario reconocer la creatividad comercial existente en este país, conocida como Marketing, que no busca otra cosa que tender puentes asequibles para la comunicación entre el productor, el comerciante y el consumidor. Uno de estos medios, aunque no el único, lo constituye las diversas estructuras comerciales de venta al por menor, de forma individual, constituidas de forma “piramidal”, tanto en EEUU, como en otros muchos países del Orbe. Algunos de estos sistemas empresariales son: AMWAY, B.ALIVE y MEDI-KAI.

Cada uno de ellos tiene sus propios productos y peculiaridades, no obstante, todos confluyen en proporcionar a sus participantes un la oportunidad de establecer su propio negocio con una inversión inicial razonable[iii].

En el caso específico que conozco (AMWAY), además de proporcionar a sus miembros los productos[iv],  facilita a los mismos amplios cursos y seminarios de marketing, asistencia al cliente y capacitación general.

Amway opera en más de 100 países y territorios en Asia, África, Australia, Europa y América. Además, cuenta con más de 3 millones de Empresarios en todo el mundo[v].

Pero bien, ¿Cómo podría introducirse éste y otros medios comerciales del mismo tipo en Cuba? Aquí comienza el trabajo de la creatividad.

Con una inversión inicial de unos $182.00 USD, cualquier cubano de “a pie” (que cuente con dicho peculio) podría iniciar los primeros pasos como empresario/emprendedor de AMWAY. Naturalmente, tendría que solicitar la licencia como vendedor ambulante al gobierno cubano y subsiguientemente pagar su costo. Hasta ahí, todo bien. Creo que hasta los familiares de menos recursos le pueden enviar uno $500.00 USD a un familiar para comenzar este tipo el negocio.

Por otra parte, para producir los productos naturales que la empresa utiliza en la confección de sus productos, se requiere de pequeñas fincas en las cuales cosechar dichos productos orgánicos. Eso, tampoco represente problema alguno. En la Isla existen numerosos campesinos a los cuales les sería altamente rentable involucrase en ese negocio.

Otro aspecto imprescindible para convertirse en un empresario exitoso, lo es la disposición, el liderazgo de comunicación para la promoción y venta de los productos y la composición de su propio eslabón o célula dentro de la cadena piramidal, No considero que ello constituya un problema para la idiosincrasia del cubano.

Entonces, ¿Dónde comienzan los obstáculos? Precisamente, con los dueños de la Castro-finca”

AMWAY, y las restantes compañías de este tipo, requieren hallarse establecidas o constituirse en un país. ¿Sería autorizada su entrada al mercado cubano por la familia Castro?

En la actualidad, las fincas agropecuarias deben producir según las necesidades establecidas por los organismos del gobierno.

La transportación de los productos de todo género se encuentra sometida riguroso control.

¿Cómo limitarían las ganancias de estos empresarios las leyes dirigidas al control de las ganancias obtenidas por los cuentapropistas?

Indudablemente que serán grandes y muy fuertes los obstáculos a enfrentarse en el propósito de empoderar al ciudadano común, no obstante, creo necesario probar todas y cada una de las formas y maneras posibles para impedir que el cubano residente en Cuba caiga en la condición de semi-esclavitud laboral que pretenden imponerle la inmoral asociación Castro-Capitalista.

[i] https://www.whitehouse.gov/the-press-office/2016/03/22/discurso-del-presidente-obama-al-pueblo-cubano

[ii] http://masonerialibertaria.com/2016/04/03/una-ruta-viable-para-cuba/

[iii] Mucho menor que la requerida para establecer un puesto de venta de alimentos ligeros, una peluquería o un taller de reparaciones.

[iv] Aproximadamente unos 450 productos exclusivos


Gustavo Pardo
masonhabana78@yahoo.es
@GustavoPardo18

Estados Unidos

No hay comentarios:

Publicar un comentario