viernes, 19 de febrero de 2016

JESÚS ALBERTO BARRIOS R., CONSECUENCIA CON LOS PRINCIPIOS

La misión  que tenemos por delante, algunos de cuyos propósitos hemos diseñado, es una tarea para una generación que tenga fe en las posibilidades de cambio y esperanza en un destino mejor. Lo fundamental es tener claras las ideas, convocar las más honestas voluntades cultivando una virtud básica para el éxito de cualquier proyecto político: “consecuencia con los principios”. El hecho evidente ante nuestros ojos es que los venezolanos queremos un cambio, para avanzar hacia una verdadera democracia. 

Ningún sistema puede arrebatarnos la fe que genera la libertad en democracia. Ser libres es la fuerza creadora que nos da el pluralismo, al nutrirse de las diferencias y enriquecerse con la diversidad. La confrontación como estrategia política del gobierno, ha socavado las bases de la estabilidad democrática, la seguridad y la paz en Venezuela. 

Los Demócratas-Cristianos entendemos que la persona humana está dotada de voluntad, inteligencia y razón, por eso creemos y repudiamos el brutal atropello a la dignidad del ser humano. Nuestro compromiso como decía el maestro, Dr. Arístides Calvani, es “una actitud ante la vida”, es decir, una convicción que nos lleva a combatir la opresión, derrotar  la corrupción, revelarnos contra la injusticia, el abuso de poder y la fuerza bruta de un modelo fracasado. 

El modelo del “Socialismo del siglo XXI”, según el propio Fidel Castro: “socialismo es comunismo”, más claro no canta un gallo. Además agregó: “El socialismo no nos funcionó ni a nosotros”. 

Los Castro sabían que el colapso económico era inevitable, producto de la imposición del modelo “socialista-comunista”. Es importante recordar las cosas que se   dicen, porque somos muy olvidadizos. 

Retomando el tema, la Democracia Cristiana es la expresión, en la política, del pensamiento socialcristiano y, los Partidos Demócrata Cristianos como COPEI, están constituidos por organizaciones que nos enseñan que el poder político es un medio para el logro del Bien Común, que significa el desarrollo integral del ser humano, tanto en las necesidades materiales como espirituales. 

El fin y razón del Estado deben ser garantizar el Bien Común, que además tiene a la Justicia Social como instrumento para alcanzarlo. Todo el devenir de nuestra vida política, militando en nuestro Partido COPEI, ha sido una constante y consecuente lucha por hacer prevalecer esos principios.

Jesús Alberto Barrios R.,
jesusalbertob@hotmail.com
@jesus_albertob
Copei

Carabobo – Venezuela

No hay comentarios:

Publicar un comentario