viernes, 22 de abril de 2016

ARTÍCULO JESÚS ALBERTO BARRIOS R., ¡NO HAY!,

Mientras el régimen aplica el guión comunista diseñado en Cuba de enredar el panorama político, haciendo atrocidades para desviar la atención del evidente fracaso de las políticas públicas producto del modelo ideológico,  y  cambiar el tema del debate; trata de evitar  que se hable de la falta de comida, la inseguridad y reporte de mortalidad infantil que se agudizó desde noviembre de 2014. El panorama es gris, se vive una situación dramática que ha cobrado la vida de un sinnúmero de bebés recién nacidos. 

La prioridad es Cuba y sus negocios que permiten tercerear la gran mayoría de medicamentos y equipos para nuestros hospitales, que brillan por su ausencia o llegan vencidos, producto de los chanchullos. 

En todo el país no hay insumos básicos como sonda de aspiración o para tomar muestras, tubos endotraqueales, en fin, instrumentos necesarios para atender alguna complicación del paciente. En conversación con algunos médicos amigos, me expresan con mucha preocupación  y un alto grado de decepción, que el Ministerio no suministra las fórmulas lácteas desde hace tiempo y los padres acuden a las farmacias y lo que encuentran es el repetitivo: “no hay”. 

No hay jabón para el lavado de manos, no hay suficiente personal de médicos y de enfermeras, no hay espacio para el número de pacientes ingresados. Un médico amigo me decía: mira Jesús Alberto, no hay material de limpieza para el lavado de las incubadoras y se necesita un estetoscopio por paciente para evitar la transmisión de infecciones. 

Toda esta situación es responsabilidad del régimen, que prefiere perdonarle la mitad de la deuda de 3.500 millones de dólares que le prestó a Nicaragua y continuar con el negocio millonario en dólares en importación de medicamentos con Cuba de intermediaria, ya conocidos por su baja calidad y, por las tramoyas y los guisos entre cubanos y el empalme con los mercaderes del gobierno. 

No hay dólares para la salud, pero para Cuba si aparecen dólares. ¿Entonces? El gobierno de Maduro ha firmado un convenio con los Castro por la cantidad de 1.428 millones de dólares para la explotación del llamado “Arco minero” que consiste en reservas de oro, diamante, cobre y otros minerales; además de los negocios relacionados con los medicamentos que no llegan al país, porque el reporte de mortalidad infantil en Venezuela da grima. Es insólito que después de más de una década de gran bonanza petrolera, ahora, comida, seguridad, agua, luz y medicinas NO HAY.

Jesús Alberto Barrios R.,
jesusalbertob@hotmail.com
@jesus_albertob
Carabobo - Venezuela

No hay comentarios:

Publicar un comentario