jueves, 7 de abril de 2016

CESAR GUILLEN CITTERIO, RUSIA, DEL COMUNISMO AL CAPITALISMO NO DIGERIDO.

A partir de las reformas orientadas por la nueva cúpula del Partido Comunista durante el mandato de Nikita Jrushchov (1953), se implementó un lento retorno al sistema capitalista. Las reformas elevaron el poder de los directores de los grandes sectores industriales para comerciar libremente con las mercancías. Los ministerios de planificación fueron reformados reduciendo también sus funciones.
El pensamiento de los economistas soviéticos por medio de estas reformas, se orientaba a la obtención de ganancias. Igualmente aumentó la escala de salarios a discrecionalidad de los directores de empresas, a quienes progresivamente se les concedió más autoridad sobre sus trabajadores. En suma, el proceso llevado a cabo sin planificación llevaría a la baja de la productividad de las empresas.
El poder dado a los directores de empresas y el mercado libre así generado, tanto de bienes, de medios de producción y fuerza de trabajo, daría origen a la corrupción en la administración y desmoralización en el trabajo. La anarquía de la producción en función de las ganancias originaria el fenómeno decreciente en las utilidades, el cual llevaría finalmente el sistema al colapso.
El carácter represivo de la dirección sobre la información, era dirigido por un reducido grupo del cogollo  comunista. Este giro en la producción manejada con tal discrecionalidad, fue un obstáculo para el desarrollo de las tecnologías de las comunicaciones, campo en el cual la economía soviética se  hizo incompetente frente a sus rivales, lo que sin duda contribuiría a su crisis terminal.
Esta debacle que barrió con el sistema comunista y la unión soviética, desmentía la predicción de que el crecimiento de la economía soviética era lo bastante rápido para predecir que el nivel de vida en la URSS habría superado el de los EEUU antes de 1970, y que el capitalismo sería "enterrado “antes de que acabara el siglo en curso. Triste desengaño y amargo resentimiento que todavía alberga su cúpula.

Cesar Guillen Citterio
cesarguillencittrerio@gmail.com
"Adhuc Stantes"
“Todavía en Pie”
Caracas- Venezuela

No hay comentarios:

Publicar un comentario