sábado, 2 de abril de 2016

MARÍA ANTONIETA ANGARITA SERGENT, RUTA PARA LA DECLARACIÓN DE LA EMERGENCIA EDUCATIVA, ASAMBLEA NACIONAL 2016, AIPOP

El proyecto educativo venezolano supone la definición de una visión, misión y valores sustentados en la Constitución Nacional. Hoy la educación venezolana está ahogada en incertidumbre, en la urgente necesidad de atender a la población escolar ofreciendo educación de calidad,  en la carencia de insumos básicos para la vida y  para la formación integral, en la violencia y la inseguridad, la deserción escolar, la discriminación política, la deficiencia de programas y bajo nivel académico, la  ideologización, el desmejoramiento de la calidad de vida del educador, la exclusión, el deterioro y cierre de instituciones educativas, las fallas en los programas de alimentación escolar.

Abordar la reconstrucción educativa, pasa por reconsiderar los valores y principios universales que sustentan el proyecto de la Nación: UNESCO 1999. Informe de la Comisión Internacional sobre la educación para el siglo XXI. Informe Delors (1999). La educación  o la utopía necesaria, las tensiones que han de superarse, pensar y edificar nuestro futuro común, implantar la educación durante toda la vida en el seno de la sociedad, reconsiderar y unir las distintas etapas de la educación, aplicar con éxito las estrategias de la reforma, extender la cooperación internacional en la aldea planetaria. Los cuatro pilares de la educación son: Aprender a ser, aprender a conocer, aprender a hacer y aprender a convivir.
Constitución de la República Bolivariana de Venezuela: Artículo 3. EL Estado tiene como fines esenciales la defensa y el desarrollo de la persona y el respeto a su dignidad. Artículo 103. Toda persona tiene derecho a una educación de calidad, permanente, en igualdad de condiciones y oportunidades sin más limitaciones que las derivadas de su aptitud, vocación y aspiraciones. El Estado creará y sostendrá instituciones y servicios suficientemente dotados para asegurara el acceso, permanencia y culminación en el sistema educativo.

Ley Orgánica de Educación: Artículo 14. La educación se fundamenta en la doctrina de Simón Bolívar, la doctrina de Simón Rodríguez, en el humanismo social y está abierta a todas las corrientes de pensamiento. Artículo 15. Numeral 4. Fines de la educación. Fomentar el respeto a la dignidad de la persona y la formación transversalizada por valores éticos de tolerancia, justicia, solidaridad, paz, respeto a los derechos humanos y la no discriminación.

Las estrategias diseñadas para cumplir las metas del milenio en Educación propuestas por la UNESCO en Dakar en el año 2000 se dirigen a construir compromisos políticos para aumentar la inversión en educación, eliminar la pobreza e impulsar estrategias de desarrollo sostenible en el área educativa, garantizando la participación plena de la sociedad con programas dirigidos a la paz, la tolerancia y la prevención de la violencia. Se pretende lograr el acceso pleno y equitativo a la educación de calidad y al aprendizaje de competencias para la vida.

En el informe presentado en el mes de marzo del 2015 por el profesor Luis Bravo Jáuregui,  describe el comportamiento del sistema educativo venezolano sobre escolaridad e inversión educativa 2010-2015,  se muestra a continuación rasgos sobre el comportamiento de la matrícula escolar y algunos datos sobre población incluida en el sistema educativo:





Desde el año 2012, desciende la matrícula oficial y asciende la matrícula en educación privada en todos los niveles educativos. De acuerdo Al Ministro del MPPPE, el 61% de la inversión social se destinó a las misiones, las cuales tienen una matrícula mínima en relación al sistema educativo nacional. Se deduce un claro desbalance en las decisiones sobre la inversión en educación, por cuanto las misiones cuentan con una mínima proporción porcentual de la educación venezolana, lo que genera una cadena de deficiencia gerencial en el ámbito de las políticas educativas, cuya consecuencia final se traduce en exclusión y baja calidad en el sistema educativo nacional.

Las cifras porcentuales de matrícula respecto a la población reflejan igualmente un claro descenso en los datos de inclusión. El año 2014 encuentra puntos de comparación con el año 1987, lo que significa un retroceso dramático que aleja por completo a Venezuela de las metas del milenio de aumentar la inversión en educación.

La educación venezolana enfrenta un crudo y comprobado escenario de exclusión: La matrícula estudiantil cae en 550.000 estudiantes desde el año 2012. De acuerdo al informe oficial del MPPPE en el año 2011-2012 era de 6.769.751 y se redujo a 6.220.682 en el 2014. En la matrícula de Maternal hay 39.414 menos de niños inscritos, en Secundaria la reducción es de 69.639 alumnos y en Educación Especial 32.109 estudiantes menos. De acuerdo al profesor Jáuregui, la cobertura de la matrícula con respecto al total de la población en el año 2006 fue de 51,5% y ahora es de 34,8% en el año 2014.

Es mortal y doloroso que niños y jóvenes venezolanos  estén excluidos del sistema educativo. Se les cercenan sus sueños de emancipación profesional a través del conocimiento y la formación para el trabajo y su consecuente incorporación al marco productivo de la Nación. La exclusión escolar desencadena inevitablemente en aumento de índices de violencia. El sistema educativo ha resistido al tornado destructor llamado socialismo del siglo XXI, la reconstrucción educativa nacional en espacios de inclusión y aceptación a la diversidad, es tópico de emergencia para el rescate del país junto a las decisiones económicas, políticas y sociales de mayor envergadura.

Con respecto a analfabetismo, en el año 2001 la población analfabeta era de 1.5960.000 de un total de 24.631.900 habitantes. El censo del 2011 contabiliza 1.418.385 analfabetas de una población de 28.946.101 habitantes.

AÑO POBLACIÓN      ANALFABETISMO
2001 24.631.900         1.596.000
2011 28.946.101         1.418.358

(Datos sustraídos de la Línea de investigación Memoria Educativa Venezolana. Centro de Investigaciones Educativas (CIES) Escuela de Educación. FHE-UCV)

Los datos desnudan el engaño de declarar a Venezuela libre de analfabetismo y 10 años después de la fecha del censo, la cifra se mantiene en el mismo rango con un descenso leve y un aumento poblacional significativo. Se deduce que tampoco en el ámbito de la alfabetización las políticas gubernamentales han respondido al compromiso de Dakar.

Las actuales cifras de inflación estimada para finales del 2015 en un 150% y los datos de pobreza crítica estimados en un 50%, el gobierno venezolano, desde ya está en serios problemas para responder ante el mundo sobre las metas del milenio en Educación definidas en la convención de Dakar. Las cifras en educación son elocuentes y anuncian por sí mismas las fallas cometidas y  se deberá rendir cuentas  por la inadecuada aplicación de políticas educativas.

De acuerdo a la memoria y cuenta del MPPPE correspondiente al año 2015, se construyeron 14 instituciones tecnológicas, se habilitaron 152, se adaptaron 5 como escuelas bolivarianas. Cifras que quedan en rezago con la necesidad urgente. Hoy tenemos 2432 escuelas menos que en el año 2005. En vez de construir, se están cerrando escuelas. Es necesario construir al menos 2500 escuelas y mantener las 27.000 existentes.

Igualmente, de acuerdo a la memoria y cuenta 2015, se registra que se ejecutó el proyecto de alimentación escolar PAE a 4273933 estudiantes, esto deja por fuera del programa a 400.000 estudiantes que componen la matrícula total aproximada. Se activó el programa Manos a la Siembra, se eligieron voceros estudiantiles a nivel nacional, se escogieron 3708 brigadistas de Derechos Humanos y se fortalecieron políticas educativas en el subsistema de educación básica en el marco del Plan Socialista 2013-2019, a través de convenios con Cuba. Observándose la utilización del término “Plan Socialista”, desvinculado del espíritu democrático de la Constitución Nacional. Lo antes expuesto obliga a plantear la urgencia de revocar el acuerdo del Plan de la Patria como principio justificador y ejecutor de todas las políticas educativas.
Al abordar limitaciones, el gobierno reconoce la debilidad en la participación social y la apatía, en la formación docente, en la adquisición de recursos de aprendizaje y en la masificación tecnológica y obvia por completo temas como violencia, inseguridad, deserción escolar producto de la necesidad de atender a las necesidades básicas para la vida en forma prioritaria,  inclusión escolar, sierre de instituciones educativas por falta de servicios, entre otros tópicos primordiales.

El Estado venezolano debe garantizar el derecho a la educación, es urgente proteger y mantener el sistema que pende de un hilo para que ningún niño y/o joven venezolano quede fuera del sistema escolar. Asumir el reto de la reconstrucción educativa nacional y posicionar a la educación venezolana como primer instrumento de inversión sostenible para el Estado a mediano y largo plazo, dentro de un marco democrático de participación, exige solicitar la declaración de la emergencia educativa para agilizar procesos, saltar la burocracia y acceder de inmediato a las acciones necesarias. Es deber  ineludible de la Asamblea legislar y  restituir el derecho a la educación para todos los venezolanos.

Ante lo expuesto, es inminente la necesidad de declarar la Emergencia Educativa en forma diligente e inmediata. Para ello se hace necesario que la Comisión de Educación recupere su condición de Comisión Permanente dentro de la Asamblea Nacional, cuyos primeros pasos se dirigirán a solicitar la Revocatoria de la Resolución que establece el Plan Socialista de la Patria como brazo ejecutor de las políticas educativas, re enmarcando así responsablemente el espíritu democrático de la gestión educativa del Estado, ya que la causa principal de la crisis educativa es la concepción no democrática  y excluyente asumida por el Gobierno nacional.

Habiendo cumplido con estas primeras decisiones logradas a través del consenso, la línea de acción de la comisión se dirigirá a concretar en seis áreas:
Marco Jurídico:
Revisión de la LOE y LU, LOCTI, Crear Ley de Comunidades educativas
Crear ley de escuelas, Revisión de Reglamento del Ejercicio de la Profesión Docente. Descentralización de la educación y empoderamiento de la gestión municipal.

Marco Educativo:
Contenidos y programas. Revisión curricular. Ideologización, TICS en Educación. Dotación de  recursos para el aprendizaje. Revisión e impulso de la educación técnica. Formación docente en todas las carreras de estudio.

Marco social: Salud, bienestar estudiantil, programas de alimentación y dotación escolar, misiones educativas. Programas de paz y Defensa de Derechos Humanos. Plan de protección y divulgación del hecho educativo.

Marco Laboral: beneficios, protección al ejercicio docente y al ejercicio del Gerente Educativo.

Infraestructura: Mega plan  nacional de construcción y mantenimiento de escuelas, universidades e institutos técnicos.

Marco Administrativo: Asignación presupuestaria, impulso a programas de becas y de apoyo a la investigación. Revisiones estadísticas en alfabetización, matrícula permanencia, prosecución y deserción.

La escuela es el segundo modelo de referencia sobre convivencia social, por lo que  es urgente e impostergable evitar el colapso del sistema. La declaración pertinente no es Manos a la Siembra, es Manos a la Obra y mirada  y acción firme para la reconstrucción nacional. Que se declare la emergencia educativa.

María Antonieta Angarita Sergent
antonieta05@gmail.com
@antoangarita
AIPOP. Asociación Integral de Políticas Públicas
Miranda – Venezuela

Lic María Antonieta Angarita Sergent

1 comentario:

  1. Usted habla de ideologización.
    ¿Hay alguna educación que no sea ideologizante?

    ResponderEliminar