sábado, 31 de octubre de 2015

JESUS ALBERTO BARRIOS, HAY PRESUPUESTO PERO NO HAY RESPONSABILIDAD

El pasado martes 27 de octubre  se aprobó en primera discusión el proyecto de Ley de Presupuesto para el ejercicio económico-financiero de la Nación 2016, en el que se estima un precio promedio del barril de petróleo a 40 dólares. Lo que se pudo apreciar en el debate fueron disparates políticos de los representantes del gobierno, tratando de explicar lo inexplicable.

El proyecto en cuestión carece de variables económicas-financieras, que son esenciales a cualquier proyecto de presupuesto. No hablaron con claridad al país en torno a la tasa de inflación y tasa de cambio, para comenzar.

La falta de visión para apreciar la realidad, la falta de aliento para asumir responsabilidades y de grandeza para liderizar al país hacia un cambio de fondo en su estructura económica, se puso de manifiesto en los escuálidos argumentos esgrimidos por el gobierno en el debate.

El presupuesto 2016 alcanza la cantidad de 1 billón  574 mil millones de bolívares, mientras que el proyecto de Ley Especial de Endeudamiento Anual para el ejercicio económico-financiero del próximo año ascendió a 195 mil 213 millones de bolívares. Estas cifras destacan que el monto del presupuesto 2016 representan más del doble del asignado en 2015.

Nadie entiende como el gobierno, después de haber manejado los ingresos petroleros más altos de toda la historia, el presidente anda mendingando dólares y endeudando al país hasta límites desconocidos.

El país no entiende como el Banco Central de Venezuela financia el déficit de PDVSA; además, financia empresas estatizadas que solo producen pérdidas. Imprime billetes y más billetes (dinero inorgánico) para transferir reservas públicas a los “fondos” públicos para gastos extra-presupuestarios. Sin control. El resultado de estas políticas es el desastre que vivimos en el contexto de un esquema institucional de control político.

Y para colmo de males, el diputado Sanguino al inicio del debate expresa con cinismo que la oposición nunca ha votado por los presupuestos presentados, agregando que estos están en sintonía con el “plan de la patria”, además hacen énfasis en lo social.

Lo que no dice el diputado, es que el gobierno no rinde cuentas. Qué el presupuesto es “deficitario e irresponsable”. No hay control de la administración pública nacional. Hay presupuesto pero no hay responsabilidad para asumir la realidad.

Jesús Alberto Barrios R.,
jesusalbertob@hotmail.com
@jesus_albertob

Carabobo – Venezuela

No hay comentarios:

Publicar un comentario