sábado, 26 de marzo de 2016

HUGO MACHÍN FAJARDO, PRIMEROS CIEN DÍAS DE OPOSICIÓN EN VENEZUELA, DESDE URUGUAY

Pasado el primer impacto del chavismo ante el revés electoral, desde la cúpula gubernamental se diseñó una estrategia de oposición y atasco a toda iniciativa que pudiera provenir de la mayoría parlamentaria obtenida por la MUD en las urnas

Transcurridos ya 100 días desde el 6D en que la ciudadanía venezolana votó por un cambio en la conducción del país caribeño, el balance no ofrece modificaciones a la difícil situación económica que generó la caída del precio internacional del petróleo; a la casi inexistencia de un aparato productivo; a la escasez de productos básicos y medicamentos; ni modificaciones en la situación de los derechos humanos.

La Mesa de Unidad Democrática (MUD), una coalición de 18 partidos, que abarca desde el centro derecha a sectores de izquierda, duplicó en número de diputados al gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), lo que significa contar con dos tercios del Poder Legislativo.

Institucionalidad

Pasado el primer impacto del chavismo ante el revés electoral, desde la cúpula gubernamental se diseñó una estrategia de oposición y atasco a toda iniciativa que pudiera provenir de la mayoría parlamentaria obtenida por la MUD en las urnas: impugnación de diputados electos, promoción de un plan de emergencia económica rechazado por la MUD al considerarlo más de lo mismo, y utilización del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), como un apéndice del Poder Ejecutivo para frenar iniciativas del Parlamento, son hasta el presente los instrumentos del presidente Nicolás Maduro para maniatar a la oposición.

No menor en esta distorsión institucional fue entregarle al sector militar la producción de petróleo, según consta en la Gaceta Oficial N° 40.845, del 10/02/2016, paralela a Pdvsa, a cargo de la Compañía Anónima Militar de Industrias Mineras, Petrolíferas y de Gas (Camimpeg). El experto en petróleo José Toro Hardy -citado por el periódico Tal cual– sostiene que Petróleos de Venezuela (Pdvsa), “fue descerebrada, politizada, burocratizada. Nada de extraño tiene la gravísima situación que atraviesa. Cuando Hugo Chávez despidió con un pito a 20 mil trabajadores de Pdvsa, lanzó a la basura 300 mil años de experiencia y conocimiento. El expresidente expropió a 1500 empresas y 4 millones de hectáreas que hoy están improductivas”, en un diagnostico que pone en duda la reactivación buscada por el Gobierno.

El 8 de marzo, la MUD dio a conocer su hoja de ruta para enfrentar al Gobierno y un punto clave anunciado fue “iniciar el proceso para el Referendo Revocatorio y, para garantizar su convocatoria y realización eficiente, aprobar la Ley de Referendos con el objeto de impedir el bloqueo o retardo de este mecanismo constitucional que es un derecho ciudadano”.

Henrique Capriles, el principal dirigente opositor venezolano, dos veces candidato presidencial y gobernador del estado de Miranda, dijo el jueves 17 de marzo que el Consejo Nacional Electoral (CNE) demora en responder sobre la propuesta del referendo revocatorio que la oposición espera se realice en julio con la finalidad de sustituir el gobierno que encabeza Maduro.

Economía

Luego de un fugaz pasaje del sociólogo Luis Salas por el Ministerio de Economía, quien dijo que la inflación no existía como tal, Maduro designó a Miguel Pérez Abad -vinculado al gremio de la pequeña y mediana empresa- para conducir la economía venezolana. El nombramiento fue recibido con buen talante por industriales y comerciantes.

Pérez Abad afirmó que el sistema de precios instaurado en las últimas semanas por el Gobierno busca frenar “la guerra económica”, que en su opinión, afecta los costos de producción y el valor final de los productos. Esto despertó criticas del sector productivo tras sus afirmaciones de que el sistema diseñado por el gobierno garantiza “márgenes justos para que la producción pueda ser sostenible, pueda haber inversiones y reinversión”.

En Venezuela hoy los aumentos de salario mínimo no llegan a niveles promedio de inflación. “El alza de precios va por el ascensor y salarios por la escalera”, se dice en Caracas. Un estudio de Venebalómetro demuestra que “el 87% de los encuestados están comprando mucho menos comida que antes”. Los ciudadanos visitan entre tres y cuatro supermercados en el día, las colas se multiplicaron por tres y hoy las filas se arman días antes de que llegue el producto y la gente compra lo que llegue, porque no tiene certeza de volver a encontrar pronto ese artículo, se informó por la emisora colombiana Blue Radio, en un completo informe emitido desde Caracas a fines de febrero.

El panorama en la salud no es menos desalentador: el 90% de desabastecimiento incluye productos básicos como losartan potásico o lotadarina, y la Federación Farmacéutica Venezolana anuncia una inminente crisis humanitaria ante la falta de anticonceptivos o antibióticos pediátricos, entre otros medicamentos.

Agro

Antonio Pestana, presidente de Fedeagro, gremial de los productores agroindustriales sostiene que las políticas públicas no han favorecido al sector primario, no solo ahora, sino que históricamente en Venezuela el petróleo fue destruyendo otros sectores. “El petróleo daba para importar todos los alimentos y no se oyeron los reclamos de toda la cadena agroalimentaria y llegó un momento en que el petróleo ya no puede aguantar con todo”.

Los productores del agro tradicionalmente han advertido sobre la necesidad de diversificar la producción. “Los aparatos productivos se vinieron abajo y hoy se paga con esas colas para conseguir alimentos”, agrega Pestana, quien detalla que el costo de producir un kilo de arroz supone 51 bolívares y el productor arrocero recibe 16 bolívares por ese kilo.

Venezuela tiene altísimo consumo de soja. Se importan 2 millones 500 mil toneladas y en el país solamente se cultiva el 0.004% de ese volumen. Asimismo, la producción nacional de girasol es de un 8.7%, según Fedeagro.

No muy diferente es la opinión del investigador estadounidense James Petras, de conocida posición de izquierda, quien el miércoles 16 afirmó para la emisora uruguaya CX36 Radio Centenario, que el chavismo, pese a estar hace 17 años en el poder, no realizó “las transformaciones económicas que podían debilitar a la derecha, facilitar las inversiones y el desarrollo económico del país”.

Petras atribuye a intereses “golpistas” e injerencia estadounidense la crisis que vive Venezuela, pero, no obstante, reconoce que “el gobierno no toma medidas suficientemente fuertes para erradicar la incompetencia y corrupción de sus propios oficiales”.

Petras parecería ir alineándose con su colega, el sociólogo marxista alemán, Heinz Dieterich, autor en 2005 del libro “Hugo Chávez y el Socialismo del Siglo XXI”, por entonces asesor de Chávez -con quien rompió en 2011- y que en junio, siete meses antes del 6D, escribió que ”el gobierno de Maduro está en crisis terminal”.

El día que Evo Morales perdió su referendo reeleccionista, 21 de febrero, dijo en referencia a Venezuela: “cuando no garantizas el alimento, a la mayoría no le importa el asunto ideológico. Yo le dije muchas veces a Chávez: “Cambia la economía, no puedes seguir subvencionando tanto (…) Para mantener la ideología hay que garantizar el alimento. Que no falte el agua, la luz, la base”, agregó.

Comunidad Madrid ofreció esta imagen en solidaridad con los presos políticos venezolanos.

El lunes 14 la fachada de la Presidencia de la Comunidad Madrid ofreció esta imagen en solidaridad con los presos políticos venezolanos.

 Fuente: antena3.com

Derechos Humanos

Lilian Tintori, esposa del dirigente opositor en prisión Leopoldo López, presentó el miércoles 16 en el Congreso de los Diputados de España el proyecto de ley de amnistía y reconciliación- al que se opone férreamente el chavismo - y pidió apoyo internacional para la aprobación de esta iniciativa. Esta ley, no es olvido, no es perdón, no es impunidad, es justicia, afirmó Tintori, quien también se reunió con el presidente del Congreso, el socialista Patxi López a quien entregó un ejemplar del libro – “Preso pero libre” -escrito en prisión por su esposo detenido desde 2014.

Durante la visita de Tinrori a Madrid, dos enormes fotografías de Leopoldo López cubrieron el frente del edificio sede del gobierno de izquierda de Madrid.

Hugo Machin Fagardo
hugomachinfajardo@gmail.com
@CADAL
Uruguay 

No hay comentarios:

Publicar un comentario