sábado, 26 de marzo de 2016

NESTOR SOLANO, MADURO ES CASO PERDIDO

Con Maduro gobernando a Venezuela se perdió la decencia, el mérito, la moral y las buenas costumbres. Ahora influyen son los incondicionales, los vivos, los cómplices, los comprometidos con el proyecto para destruir la moral de la República y los fundamentos ideológicos que dieron origen a nuestra democracia.

La palabra en boca de Maduro a perdido seriedad y el no termina de entender que a los seguidores que heredó del presidente Chavez, ya les mató la ilusión con la cadena interminable de errores, que han destruido la economía y toda esperanza de progreso para la Nación, donde Gobierno, fuerzas armadas y poder judicial son cómplices de la crisis.

Ocho de cada diez venezolanos aseguran no tener dinero para comprar sus alimentos y medicinas, 646% aumentaron los precios de los alimentos este año en comparación con el 2015,existe un vacío de poder y se incrementa la parálisis nacional, el desenlace puede ser catastrófico, las fuerzas armadas tienen un rechazo del 81%, por su complicidad.

El descontento popular se extiende con mucha fuerza, ante la impaciencia y desesperación que se apodera de quienes tenemos que soportar al Tribunal Supremo de Justicia y las Fuerzas Armadas Nacionales, que están de espaldas a un pueblo que padece por falta de alimento, medicinas y seguridad, frente a una delincuencia cada vez mayor en las calles y en el gobierno.

Se perdió este año para los ganaderos y agricultores, porque no tienen insumos y los pocos que hay los asignan a la agricultura urbana, para balcones, botellas, peroles, latas y materos y no para las fincas y potreros y ante tamaño desabastecimiento, el precio de la canasta familiar se ha disparado en 200.000 bolívares en este mes.

Ahora después de acabar con la producción nacional, nos viene con un sistema popular de distribución de alimentos como en Cuba y de los 14 motores chimbos para resolver la crisis, ninguno funciona y el motor de arranque se le quemó el día en que asumió el poder, los cuatro millones de hectáreas de tierra de las que se apropiaron de manera ilegal y las 1.200 empresas que expropiaron, lamentablemente no están produciendo nada. Maduro y sus compinches son caso perdido.

Nestor Solano
solano.nestorep@gmail.com
@SolanoNestorep
Tachira - Venezuela

No hay comentarios:

Publicar un comentario