miércoles, 20 de abril de 2016

EDDIE A. RAMÍREZ S., MENOS PETRÓLEO Y MÁS CORRUPCIÓN, LA ROJA PDVSA

La Pdvsa roja reconoció que cada mes produce menos petróleo, pero  niega la corrupción en la empresa. El número de barriles  que divulgó Rafael  Ramírez lo han ido sincerando gradualmente. No les quedaba otro remedio, ya que la producción de petróleo no se puede manipular como si fuese queso  llanero. El mundo petrolero y financiero se burlaba,  y se siguen burlando, de los informes de producción de Pdvsa. La corrupción era más fácil taparla, pero  ahora  está brotando   con más fuerza que el propio crudo.

Según el boletín mensual de la OPEP, Venezuela informó  que en marzo solo   extrajo  2.515.000 barriles por día (b/d), mientras que en el  2014 el promedio reportado fue de  2.683.000 b/d. Es decir que estamos produciendo 168.000 b/d menos  que el promedio del año pasado y 752.000 b/d menos que en el 2001.  Si se mantiene la producción actual,  este  año obtendremos 61.320.000 (sesenta y un millones trescientos veinte mil) barriles menos que el anterior y 274.480.000 (doscientos setenta y cuatro millones cuatrocientos ochenta  mil) barriles menos que en el 2001.  Cifras oficiales de Venezuela. Las que estima la OPEP  son más graves.
¿Cuál ha sido la evolución de los  otros cuatro países con los que constituimos inicialmente la OPEP? Irán está produciendo 3.385.000 b/d, Irak 4.775.000 b/d, Kuwait 3.000.000 b/d y Arabia Saudita 10.225.000 b/d. O sea que, con respecto a nuestros socios fundadores, solo estamos produciendo un 10,5%, mientras que cuando si inició la OPEP en 1960 nuestro aporte era del 36%.  Si el cálculo lo hacemos en base a los 32.310.000 b/d que producen los actuales 13  países que integran la organización, según reporta la misma en base a fuentes secundarias de información, nuestra contribución es de solo 7,2%.
No solo disminuye nuestro peso dentro de la OPEP, sino que cada trabajador nuestro `produce menos barriles por día. En el 2001 la Pdvsa meritocrática produjo 3.267.000 b/d con un fuerza laboral de 69.284 trabajadores (40.955 propios y 28.329 contratados), mientras que el último Informe de Pdvsa ( 2014) reportó una fuerza laboral de 172.824 trabajadores ( 116.806 propios en Venezuela, 25.698 contratados  en actividades petroleras y 30.320 también nómina Pdvsa en actividades no petroleras). 
Mientras la producción petrolera  desciende, la corrupción en Pdvsa  aumenta.  Ya no son los  800.000 dólares que llevó Antoniní a la campaña de la Kichner, ni los más de 300 millones de dólares del Fondo de Pensiones de los trabajadores que dilapidó  Illaramendi  contratado por la directiva de Rafael Ramírez y Eudomario Carruyo, con la complicidad de Juan Montes, ejecutivo de la Pdvsa roja,  tampoco el sobreprecio con el que se contrató la gabarra  Aban Pearl que se hundió antes de perforar un centímetro. 
Ahora son miles de millones de dólares  que han aflorado con las confesiones de   Roberto Rincón y Abraham Sheira de haber pagado  comisiones, así como las  de los exempleados de Pdvsa Servicios  Ramos Castillo, Christian Maldonado y Gravina Muñoz, quienes favorecieron a contratistas. Desde luego estos empleados de menor nivel no tienen toda la responsabilidad en el otorgamiento a dedo de las licitaciones.    Necesariamente hay comprometidos ejecutivos a los que alguien protege. No es un secreto la corrupción en las compras   de Bariven  y en las operaciones de producción. En Estados Unidos hay investigaciones y detenidos por violaciones a sus leyes. En Venezuela solo alcahuetería.
Recientemente los Panama Papers destaparon otra olla. No es un delito tener cuentas o registrar compañías en los llamados ¨paraisos fiscales¨, el delito  está en el  origen ilegal de algunos  fondos, en evadir  impuestos y en no consignar la  declaración jurada de bienes obligatoria para  empleados   públicos y para quienes laboran en   empresas del Estado. Nuevamente suenan nombres conocidos de altos funcionarios o exfuncionarios de la Pdvsa roja.  La Contraloría, la Fiscalía y la directiva de Pdvsa se siguen haciendo de la vista gorda.  Para que haya mayor producción de petróleo y menos corrupción es requisito necesario, aunque no suficiente, que Maduro abandone Miraflores.
Como (había) en botica: El Padrino rojo ahora quiere que también los soldados se unan a la Guardia Nacional para reprimir las protestas del pueblo. Paralelamente, ordenó realizar una campaña escolar para elevar la imagen del soldado mediante la formación  de  ¨ un nuevo ciudadano con conciencia socialista¨. Solo ganarán respeto cuando cumplan y hagan cumplir la Constitución. Se acentúa la militarización del régimen.  La elección de gobernadores es importante y por ello los partidos deben seleccionar candidatos no quemados,  pero lo urgente es salir del régimen ¡  No más prisioneros políticos, ni exiliados!
Eddie A. Ramírez S.
eddiearamirez@hotmail.com
@eddieAramirez
Miranda - Venezuela

No hay comentarios:

Publicar un comentario