martes, 17 de enero de 2017

MANUEL CORAO, NICOLÁS MADURO NEGOCIA FIRMAS POR HAMBRE, DESDE ESTADOS UNIDOS

SENTENCIAS SIN SENTIDO

El “Comando anti golpe” designado por  Maduro como respuesta a la decisión de la Asamblea Nacional, institución que políticamente lo separó del cargo de presidente de la república de Venezuela, no es más  que un maquillaje dado a viejas y reiterados operaciones  de persecución policial puestas en práctica en Venezuela desde la época del extinto mandatario  Hugo Chávez Frías desde mil novecientos noventa y nueve.

Destaco este operativo por cuanto dicha  facción es una comedia  de antiguo guion expuesta al dictamen común  con gran parecido  ca  la NKVD en la Unión Soviética de  Lósif Stalin  en la primera mitad del siglo XX y la Gestapo de Adolf Hitler en la década de los cuarenta.

Nada diferente nos presenta los primeros resultados de la operación patrocinada  por el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional- SEBIN. Aun cuando el joven Tareck El Aissami refresca la cara de la jefatura no menos tenebroso  ha sido su proceder.

El conocido cuento de haber conseguido en posesión del Diputado  a la Asamblea Nacional Gilber Caro una lista de incursos en un supuesto plan de desestabilización, ya nadie lo cree.

El dirigente venezolano José Antonio Colina presidente de VEPPEX desde el exilio denuncia la detención arbitraria de los dirigentes Caro en  el céntrico estado de Carabobo y los jóvenes concejales de Primero Justicia Jorge Luis Gonzales y Rosnier Farías en la sureña jurisdicción de Bolívar. Igual suerte correrán otros cabecillas  de base, cuando vemos aumentar la enumeración  de la acción policial, con  instrucciones administrativos que intentan inhabilitar a  presidenciables.

Colina no duda en puntear traiciones dentro de las filas de la oposición: “Avanzada Progresista, Un Nuevo Tiempo y algunos dirigentes de Primero Justicia le hacen el juego al gobierno”. Destaca el hoy extrañado de su terruño la gestión adversa al comunismo de Voluntad Popular.

Ello queda expuesto cuando observamos al gobernador del estado Miranda Henrique Capriles Radonsky, como en efecto intentaron  sin éxito, se le tiende una trampa en la Contraloría General de la República para imponerle de hechos violatorios  en su administración que arrojan penas que lo sustraen de sus funciones públicas para los cual no podría ejercer posiciones de estado.

Capriles evita la intentona al rechazar el encuentro administrativo en privado aduciendo deber ser pública la misma conforme a la ley de la materia contralora.

Igual circunstancia aplicaron  al valeroso Leopoldo López Mendoza, hoy sentenciado a más de diez años en pretendidos  inciertos delitos que conforme a las actas del expediente en cuestión, no pudieron ser probados por los fiscales acusadores.

La sentencia fue amañada ya que temen verlo militando en las calles.

Ahora el momento violatorio de la ley  le corresponde a la valiente mujer, madre, esposa, hija Lilian Tintori a quien luego de prefabricada pieza  auditiva tratan de inculparla en planes desestabilizadores. Uno a uno tratarán de  eliminar sus aspiraciones de avanzada.

Aunado a los procedimientos coercitivos, el régimen de  Maduro Moro oferta alimentos a cambio de firmar una petición para ilegalizar  la Asamblea Nacional .Esto es llevado a cabo bajo la oferta engañosa  del “Carnet de la patria”  un plástico emulador de libreta de racionamiento  a la cubana contentivo de ochenta mil bolívares.

La  táctica consiste en citar a las personas a un establecimiento municipal de la tendencia comunista gubernamental. Luego de largas colas, cuando el ciudadano se ubica frente al responsable este le pide rubricar en dos impresos.  El  primero  corresponde a la solicitud ante el Tribunal Supremo de Justicia para eliminar la actual asamblea, para luego rellenar  los formularios
de la tarjeta para debitar el monto.

De no aceptar apoyar la iniciativa política   el padre o madre de  familia no recibirá el prometido importe. Denunciantes indican sentirse  timados.

La estrategia gubernamental para justificar el establecimiento de un régimen de fuerza  en su desesperación  intenta   presentar internacionalmente un documento suscrito  por miles de venezolanos, ya que la sala constitucional y el máximo tribunal de la nación no gozan, como por igual los otros poderes, de respetabilidad en  el mundo libre.


 Nada es más poderoso que la voluntad de un pueblo querer  ser libre. Los venezolanos están venciendo la adversidad junto a miembros de la Fuerza Armada Nacional.

Manuel Corao
manuelcorao@yahoo.com
@manuelcorao
Exilio Venezolano
Director de VeneNoticias
Estados Unidos

No hay comentarios:

Publicar un comentario