martes, 31 de enero de 2017

MILOS ALCALAY, VENEZUELA AUSENTE DE LA AGENDA REGIONAL EDUCACIÓN 2030

BRÚJULA DIPLOMÁTICA

En Buenos Aires volvieron  a  evidenciarse los alcances de la contradictoria  “Diplomacia de Confrontación” que adelanta el Gobierno de Maduro en su carrera hacia el aislamiento del país en el escenario mundial.  En la misma sede en la que la Canciller Rodríguez trató de imponer de manera violenta su presencia aun no estando invitada debido a que fue suspendida de la Reunión de Mercosur por los incumplimientos a las reglas del organismo, el nuevo Ministro de Educación Elías Jaua que sí estaba invitado a participar en  la Cumbre Regional de Ministros de Educación de América Latina y el Caribe reunidos en la capital Argentina los días 24 y 25 de Enero bajo los auspicios de la UNESCO, fue el único ausente de un evento trascendental destinado a  fijar la Agenda Regional de Educación para el año 2030 en base a los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS) y en especial el objetivo 4 en el que los Ministros se comprometen a “garantizar una educación de calidad, inclusiva y equitativa, y promover las oportunidades de aprendizaje  permanente para todos”.

Es necesario reconocer que no debe ser fácil para el “Protector de Miranda” estar presente en una reunión de trabajo con sus nuevos colegas, no solo por su falta de preparación, sino porque debe recordar que Argentina  hace algunos años, le negó el beneplácito como Embajador por sus vínculos con los Montoneros o la incomodidad de que su aliada Kirchner fuera vencida en las elecciones; o tantas páginas incomodas como su visita escandalosa al Brasil durante las elecciones en la que la niñera fue encontrada con su maletín que contenía un arma no declarada.  Pero a pesar de toda esa incomodidad, es inadecuado  que el responsable de fijar los lineamientos de la educación en Venezuela,  no estuviera presente o representado para acordar los compromisos de un programa ambicioso, deseable y necesario para erradicar la pobreza, particularmente por la crisis educativa que vive Venezuela, que se suma a otros índices colapsados como parte de una crisis humanitaria sin precedentes ni en el país ni en la región.

En la nueva agenda se extiende el reto del aprendizaje no solo a la educación primaria y secundaria, sino que contempla igualmente  la formación de jóvenes y adultos, privilegiando  la adquisición de habilidades para trabajar. Otro tema es el de adoptar la educación para TODOS los sectores en una dinámica de inclusión de ciudadanos en un espacio común plural e independiente, en el que se destaca la protección de los derechos humanos, y la Educación para la Paz, objetivos alejados de una educación excluyente marcada por una ideologización inaceptable como la actual. 


Otro de los avances alcanzados en Buenos Aires fue el de lograr la participación de los Actores Sociales con el fin de asegurar el cumplimiento de las metas educativas de la Agenda 2030 en América Latina y el Caribe, principio  contemplado expresamente en la Constitución Bolivariana cuando se refiere a la Democracia Participativa de TODOS, con TODOS. Es lamentable constatar que el Gobierno está donde no debe estar, y no está en un evento al que debe estar como invitado,  perdiendo oportunidades para incorporarse a la Agenda Educativa Común del Mañana

Milos Alcalay
milosalcalay@yahoo.com
@MilosAlcalaym
Internacionalista
Miranda - Venezuela

No hay comentarios:

Publicar un comentario