martes, 26 de abril de 2016

HUMBERTO MARCANO RODRÍGUEZ, INDEPENDENCIA, REFLEXIONES DEMOCRÁTICAS

El ser más  despreciable  del mundo es  aquel  que traiciona su patria, pero si es un militar que ha jurado defenderla hasta con la vida es doblemente despreciable. Charles de Gaulle.
En la frase anterior englobamos  el don más apreciado de un ser humano, su libertad, su libre albedrío, la razón existencial por la cual se ha derramado tanta sangre  en el mundo, es un algo divino  que va implícito  en nuestra propia  concepción natural, si no hay independencia no hay libertad, ni justicia  y sin esta no existe  democracia, por eso los  antiguos  Griegos basaban su existencia  en la búsqueda  de la libertad y de allí  todas las  escuelas filosóficas siempre   se  encaminaban a la larga, a un solo fin, la libertad del hombre que era  la esencia  de la democracia, fueron  esos  conocimientos los  que encaminaron  con vehemencia a nuestros próceres hasta  llegar  aquel glorioso amanecer día del 19 de abril de l.810, que  separó  en la mentalidad de ellos lo  que había  sido hasta ese momento y lo que iba a  ser a partir  de esa fecha la naciente patria.

De todos los países Hispanoamericanos, el más  sacrificado  fue precisamente Venezuela, trece años  de cruenta lucha, donde  se derramó más  sangre, donde  se  asolaron los campos, donde más  ciudades y pueblos  fueron destruidos y fue  Venezuela la  que  ofreció  el mayor tributo de hombres  y mujeres a las piras funerarias de la vorágine de la guerra y aquellos hombres  que declararon la Independencia el 19 de abril, se  convirtieron en soldados,  en bravos guerreros, que no  solo sacrificaron  sus vidas  sino  que agotaron  sus caudales personales, uno de los más ricos  Simón Bolívar, cuando muere  la camisa con la cual lo amortajaron, no era  suya, la ofreció  el dueño de la quinta San Pedro Alejandrino, murió  en la total pobreza esperando una pensión que había  solicitado  al gobierno de la Gran Colombia y que nunca llegó. El Almirante Brión, no  solo gastó toda  su inmensa fortuna personal, sino  que murió arrastrando una  enorme  deuda  personal contraída para  la compra de buques y pertrechos  de guerra para  sostener el ritmo de la guerra  de independencia. de esa  dignidad y moral estaban hechos  esos  hombres. ¿Qué pensarían estos hombres, que forjaron nuestra patria, que todo lo sacrificaron con tanto heroísmo en una lucha  en la cual de verdad creían, la lucha por la independencia?, cuando  ven a  estos militares felones hablar de independencia y de libertad, de autodenominarse herederos  de las glorias  de nuestros Libertadores, calificando  al ejército  como forjador  de libertades, ¿Cuál libertad), o decir  que el honor  es  su divisa. (¿?).

Cuando este 19 de abril veíamos  al grupo de traidores a la patria civiles y militares (generales  con el pecho relleno de chapas y abalorios que  como decía el historiador Manuel Caballero en la Peste Militar, solo han olido la pólvora en las fiestas patronales  de sus pueblos), encabezados  por  el ilegítimo e ilegal detentador  de la presidencia, hablando de independencia  patria, cuando todos  sabemos que  estos militares son perjuros por traicionar  el sagrado juramento de  defender la Constitución y la soberanía nacional hasta con la vida y hacen todo lo contrario al entregar  nuestra  patria a la voracidad invasora de Cuba  que cada día  pisotea  más  nuestra  soberanía  con la total  anuencia  de  estos gánsteres uniformados, situación que los  convierte  en traidores  a la patria. Es un secreto  a voces  que  en el Comando Estratégico Operacional (CEO) quienes en realidad lo manejan y dan las instrucciones  que  se convierten en órdenes a los militares  son oficiales  cubanos invasores  allí incrustados que  solo reciben órdenes  de  los Castro, esto  se  ha  dicho  muchas veces  en las redes sociales y nunca ha sido desmentido.

Allí  radica la diferencia  entre los  hombres  del 19 de abril de l.810, civiles  que  se hicieron militares para defender con sus vidas la libertad y la independencia recién decretada y los  militares  de este 19 de  abril del 2016 que  se muestran públicamente mostrando  sonrientes  las  miserias  de  su traiciones, Madre Patria  que entregaste  a casi toda  tu juventud  en aquella terrible guerra de trece años y hoy contemplas con dolor a estos ingratos y pérfidos hijos  entregarte  a los patanes invasores cubanos, elocuente  ha  sido la fotografía que ha   circulado profusamente en las redes sociales  mostrando al  ministro para la defensa,  “un general en jefe” arrodillado  ante  el decrépito anciano y asesino Fidel Castro, como  el hijo  que  se arrodilla  ante el padre para  que lo bendiga  por  sus buenas acciones,  esto nos hace recordar el tiempo  cuando Isaías Baduel era ministro para la defensa  que viajaba cada dos o tres meses  a Cuba  a reunirse  con Fidel Castro, sin embargo  aún  solemos  oír ilusos que  dicen que hay  que  contar  con esta caterva  de traidores  a la patria  para  salir  de  este oprobioso régimen, señores no hay  que confundir  aquellas  Fuerzas Armadas de los  años  sesenta  con estas fuerzas armadas de  esta  época.

El 19 de  abril de 1.810  fue  un acto totalmente  civil, entre los hombres  que hicieron la Declaración de la Independencia, no figuró  ningún uniformado. En lo personal no  soy anti- militar,  solo  soy  anti-militarista, dos  cosas totalmente diferentes.

OTROS

A que  se debe  el empeño desmedido de la  MUD y en especial  de la gente de Primero Justicia en llevar adelante  el tal referendo revocatorio, el camino más largo y con más inconvenientes  para salir  de  este régimen, primero  tener las planillas  del CNE para recabar 192.000 firmas, entregarlas, para que  de nuevo  se  emitan las  planillas  para reunir casi 4 millones  de firmas, ( 3.899.673) que  deben ser acompañadas del nombre, la cédula de identidad y la huella digital  de cada solicitante, estas firmas  se han de recabar solo en los puntos  determinados  por  el CNE y en un lapso máximo sin prórroga de  tres   días, una vez  que  la oficina  electoral determine la validez de las firmas  se ha  de  fijar la fecha  para las  elecciones, donde el número de  votos  por  el sí, no han de  ser menos  de 8 millones  de votantes.

Ya  el CNE  determinó  que la lista  de los  solicitantes una vez  en su poder  quedan en libertad de publicarlas y como es  de  esperarse  han de  ser enviadas  a Miraflores, ante  todo esto ¿Por qué  no se profundiza en la  solicitud  de la partida de nacimiento de Nicolás Maduro?

Los  directivos  de Primero Justicia y de la MUD  están convocando  para el miércoles 27 de este mes a manifestaciones a fin de presionar  al CNE  que  emita las planillas para recabar las firmas  para el tal referendo revocatorio, esto está bien, pero  qué  bueno hubiera sido  si eso mismo lo hubieran hecho cuando nuestros  estudiantes  se lanzaron  hace  dos  años  a las protestas  contra  este régimen además  de  dejarlos  solos  se pusieron  al lado  del ejecutivo  para condenarlos, eso  no es cuento, es historia y  allí  está  documentado, si lo hubieran hecho quizás  se hubieran evitado tantas muertes, pero  los  dejaron solos.

Al  paso  que vamos la otrora flamante Asamblea Nacional va a  quedar  como un recuerdo  de algo  que pudo  ser pero  nunca fue, se ha venido  convirtiendo  en una  maquinita de hacer leyes  que aún sin salir  son declaradas  inconstitucionales por  el TSJ, ahora  en un último dictamen  han ordenado  que para  aprobar una  nueva ley o modificar alguna existente deben cumplir  primero  con hacerlo pública  de todos los venezolanos y  solicitar   al ejecutivo nacional su aprobación  si no infiere  en los  asuntos  económicos,  de igual  manera  les  queda  prohibido modificar  el orden del día una vez convocada las  sesiones, en resumidas cuentas cero total de  acciones.

Humberto Jesús Marcano Rodríguez
hjmrodriguez@gmail.com
@Hmarcanor
Caracas - Venezuela                    

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada