lunes, 1 de mayo de 2017

JOSÉ ANGEL BORREGO, ¿QUÉ ES LO QUE QUIERE EL NEGRO?

REFLEXIONES

Si se trata de una estrategia para imponer mayor presión a la situación ya de por sí harto crítica que vive el país, podríamos decir que la respetamos si sus resultados pudieran conocerse -positivamente- en el corto plazo. Nos referimos a la reticencia de los líderes opositores a la realización de elecciones para gobernadores y alcaldes este año y la presidencial en el 2018. 

No es que seamos contrarios a que se realicen elecciones generales, presidenciales incluidas, pero si se critica la violación por el Gobierno de la Constitución Nacional en cuanto a no convocar en el 2016 lo pautado en la Carta Magna, no podemos ahora exigir algo que no aparece en esa misma Constitución como lo es el adelanto de las elecciones presidenciales.

¿Estrategia?

Es posible que se trate de una forma de pedir lo máximo para lograr lo que en realidad se busca. Si la oposición centra su discurso en las elecciones pendientes lo más factible será que el Gobierno le ordene al CNE mantener congeladas las mismas; pero si se mete mayor bulla en la solicitud exigiendo la salida del Presidente, es probable que, aun contrariando la posición de los radicales con Diosdado a la cabeza, Maduro acepte honrar sus palabras sobre estar “ansioso de que se hagan las elecciones”, lo cual no se lo cree ni él mismo. Pero, alguien le habrá susurrado que por esa vía es posible negociar su salida con mayor decoro y en la casi seguridad de que no será perseguido por tribunales venezolanos, porque nuestro país no tiene incidencia en la decisión judicial de otras naciones, en especial en el Derecho Internacional consagrado para castigar tratos crueles e inhumanos.

¿Puede resultar?

No nos atrevemos a asegurar nada porque la turbulencia priva en exceso en las aguas que corren en Miraflores. Hoy, pese a los discursos edulcorados de Diosdado, es inocultable la crisis de posiciones que se sucede en los intestinos del oficialismo. Cuyo motivo no se debe a cuestiones doctrinarias o de algún principio ético y ni siquiera de preservación del “legado de Chávez” traducido en el PSUV, sino, única y exclusivamente, en la protección de las fortunas en dólares que han amasado los generales y algunos civiles convirtiendo en harina al resto del país. Esto último podría impedirle a Maduro consensuar alguna vía en aras propias en función de su futuro inmediato. Porque si de algo podemos estar seguros es que una vez ido del poder, Cuba no lo aceptará bajo condición alguna. Se convierte en un estorbo para mantener algún estatus en la nueva relación con Estados Unidos. De tal forma que Maduro debe tener ya la vista ubicada en otro destino.

Guerra a muerte.

Entendemos que los adobes del oficialismo se están desmoronando y que la tesis mediática que opera en los medios, en especial gubernamentales, no permea hacia derroteros externos. Prueba de ello fue la rueda de prensa convocada en fecha muy reciente por el ministro Villegas (Minci) intentando que los periodistas de medios extranjeros suavicen sus notas, pero cometiendo el error de tratar de convencerlos que de que en Venezuela no existe el estado de caos que “se intenta vender”. Uno de los periodistas (BBC Mundo) le recordó a Villegas que él hace su trabajo en Venezuela, en cada lugar de los hechos y que no los recibe por vía de terceros. Es decir, que no se le puede exigir que transmitan versiones suavizadas o distintas a la realidad que ellos ven, viven y padecen. Más de un corresponsal de medios de otros países ha sentido en carne propia la agresión de la incivilización oficial.

Sin embargo…


Creemos prudente que la oposición marque un lindero que permita algún sosiego en esta encarnizada batalla, absolutamente desigual, que libra contra un enemigo (porque adversario no lo es) que hace uso de las armas de la república para asesinar a los ciudadanos de esa misma república. Digamos que la gota que llena al vaso está muy próxima y es preciso encontrar un interlocutor capacitado para llamar a la reflexión a Maduro y permitir una mínima negociación con la MUD.

José Angel Borrego
periodistaborrego@gmail.com
@periodistaborr1
Anzoategui . Venezuela

No hay comentarios:

Publicar un comentario