miércoles, 22 de marzo de 2017

VICENTE BRITO, BAJOS PRECIOS DEL PETRÓLEO Y LIMITADAS RESERVAS VAN A CREAR MAYOR CRISIS SOCIAL. ¿QUÉ HACER?

RED POR LA DEFENSA
AL TRABAJO, LA PROPIEDAD Y LA CONSTITUCIÓN
                       
Cuando analizamos la drástica reducción de las reservas del Banco Central y la casi inexistencia de recursos en dólares en los distintos fondos de ahorro público, así como  las dificultades para que el petróleo alcance niveles de 70 u 80 dólares el barril en los próximos meses, lo cual es necesario para mejorar los ingresos en divisas, pero se dificulta debido a la complejidad de tener un mayor volumen de petróleo generado por los países productores que supera actualmente la demanda de los consumidores, cuya recuperación de precio se dificulta por la deceleración económica observada en algunos de los de mayor consumo.

Lo cual nos indica un evidente estancamiento de los ingresos en dólares por venta de petróleo que recibiremos este año.

Lo preocupante son los pagos que tenemos que realizar para cubrir las amortizaciones de intereses y capital que vencen en el 2017 por concepto de la deuda externa.

Siendo estas amortizaciones de carácter obligatorio, estas absorberán buena parte de los ingresos petroleros, así como de las reservas del Banco Central; lo cual nos indican que los recursos disponibles en dólares para importaciones, según estimaciones de analistas serán aproximadamente la mitad de los utilizados en el 2016.
                                                                                        
Esto nos muestra que aumentara nuestra crisis social, con mayor inflación y que se proyecta muy alta para el 2017. Sostenida por la política monetaria expansiva del Banco Central, siendo estos bolívares utilizados para cubrir déficit de PDVSA y la Tesorería Nacional. También como la sostenida y continua caída en el consumo de productos originada por los crecientes precios, nuestra mayor demanda y la imperiosa necesidad de adquirir lo esencial.

Todo esto unido a los bajos niveles de producción nacional que nos hace ser más dependientes de las importaciones, que necesitan ser realizadas en dólares.

Nos encontramos con preocupantes índices sociales negativos por la caída en la capacidad de consumo del venezolano; que para este año son las más bajas desde que se llevan estadísticas por parte de organismos públicos y privados.

Así lo demuestran las estimaciones de los primeros meses del año, sobretodo en alimentos esenciales como carne, pollo, pescado y leche.

Se estima que el consumo de carne se redujo por habitante anualmente de 30 kilos hace 20 años a 8 kilos actualmente; la leche igualmente demuestra en el mismo tiempo una caída preocupante de 100 litros por año a unos 30 litros. Sus efectos son visibles por la afectación física que observamos en gran parte de la población.

Los otros alimentos de mayor demanda como: Maíz, Arroz, Huevos, Azúcar, Margarinas, Caraotas, Aceite vegetal, Café, etc. También presentan drásticas caídas en el consumo de las familias Venezolanas.

¿QUE HACER? Urge aumentar producción nacional. Siendo indispensable incorporar a los empresarios privados en un programa de emergencia nacional que facilite el uso de la capacidad productiva de nuestras tierras y empresas paralizadas. Desmontar los controles que asfixian a las empresas y propiciar la confianza. Así como restablecer la seguridad jurídica para estimular inversiones masivas de capitales nacionales y extranjeros.

Lo contrario sería crear mayores limitaciones y seguir con la disminución del consumo en las familias, lo que para la gran mayoría de ellas ya está en graves limitaciones para obtener lo necesario y sostener las necesidades mínimas.

Verse obligados a reducir aún más sus necesidades de alimentos y medicinas se les hace imposible. Lo que puede causar consecuencias devastadoras en nuestra fortaleza física y salud de la mayoría de los venezolanos.

Vicente Brito
vicent.brito@gmail.com
redporladefensaaltrabajo@gmail.com 
@vicentejbrito
Presidente
Red por la defensa al Trabajo, la Propiedad y la Constitución

No hay comentarios:

Publicar un comentario