martes, 2 de mayo de 2017

CESAR YEGRES M., DOS GRANDES EX PRESIDENTES

LUCHA POR LOS DERECHOS HUMANOS

En Noviembre se cumplieron  52 años del asesinato del Presidente Kennedy. 

Fue un día aciago para la democracia y la libertad en el mundo. Los disparos que cegaron la vida del estadista norteamericano, aún resuenan en la memoria de los pueblos amantes de la paz y el entendimiento entre las naciones. En el breve tiempo de su presidencia – tres años – visitó varios países de América, demostrando su buena voluntad y poniendo en práctica una política de acercamiento y comprensión para los pueblos del sur del Río Grande. Rómulo Betancourt, entonces primer magistrado de Venezuela, lo recibió en momentos álgidos de la Guerra Fría y del envalentonamiento de los hermanos Castro, quienes exportaban la revolución comunista, con invasiones armadas. Era una época de amenazas constantes de los sectores más ultra de la izquierda y de la derecha.

    Ambos Presidentes se hicieron buenos amigos y establecieron acuerdos comunes en la ONU y la OEA en su lucha por los Derechos Humanos. Betancourt apoyó con entusiasmo el programa Alianza para el Progreso, que buscaba el progreso económico, social e institucional de América Latina. Pero Betancourt nunca fue un incondicional, fue un aliado con autonomía y criterio propio. Criticó la política intervencionista y la amistad americana con dictadores como Somoza, Trujillo y otros. Fue una relación de mucha cordialidad y firmeza, sin desplantes ni sumisión. Kennedy no atendió el pedido del nuestro de adoptar una postura de no relación con las
Dictaduras. En su visita a Venezuela, asistió a la puesta en marcha de un proyecto agrícola en el Estado Aragua. Era el asentamiento campesino de LA MORITA  y allí ambos mandatarios desarrollaron tesis de cooperación y avance social.
   Betancourt viajó a EEUU  su vista fue de mucho provecho para las relaciones de ambos países. Kennedy lo calificó como “campeón de la democracia latinoamericana y continental”. Esa relación madura y mutuo respeto entre dos democracias, es la que ahora añoramos y requerimos con urgencia.

César Augusto Yegres Morales
caym343@hotmail.com
@cayegresm

Sucre-Venezuela

No hay comentarios:

Publicar un comentario