jueves, 31 de marzo de 2016

EDUARDO GUZMAN PÉREZ , LOS CHISTES SOCIALISTAS DE PEREZ ABAD

Tras 16 años de este  macabro disparate que vivimos, los anzoatiguenses no perdemos nuestra capacidad de asombro  a medida que avanza el tiempo y van apareciendo  sujetos designados en altos  cargos en este “régimen cívico militar  y revolucionario”.   Son personajillos de todas las estirpes,  de esos que  pululaban y siguen pululando aun  algunos matizados de rojo, que deambulan  como cadáveres insepultos en el escenario político del eje Barcelona, Lechería y Pto. La Cruz.   Revestidos de cualidades que no  tienen, sino una enorme  habilidad y audacia para cambiar de disfraz político,  y van   ocupando tal como hoy,  así como de repente   cargos de ministros  en esta etapa revolucionaria-castrista, socialistas y antiimperialistas.

Son   personajillos que en la vieja y “maluca”  IV república eran muy  afectos y hasta militantes cortesanos   públicos  en  “el partido del pueblo, por el pueblo y para el pueblo”, Acción Democrática.  Y por supuesto,  eran beneficiaros y se lucraban de   negocillos, favores económicos  y prebendas que  los gobernantes locales les concedían.  Eran  pues,  “compañeros”  que  se hacían pasar  por empresarios de Anzoátegui, cualidad  que nunca  tuvieron como tales, solo  eran simple mercaderes y contratistas y  testaferros a la sombra del poder local.

A diferencia del estado Monagas en donde si hay, y aún quedan restos de un empresariado  organizado, emprendedor y generador de riqueza. Los de Anzoátegui  eran pseudo empresarios que solo hacían lucrativos negocios   favorecidos por los gobernantes de Anzoátegui, durante aquella tan vituperada, corrupta, imperialista y  escarnecida “olvidada IV  república  maluca,” repito,   pero de la que si obtuvieron jugosos negocios y prebendas, como  el caso de  aquel evento-negocillo anual “Anzoátegui Productivo”  por citar nada más que uno, etc.  Eran  tiempos de los gobernadores  Álvarez Bajares, Otto Padrón Guevara, Olvidio Gonzales y  Dennis Balza. Ohoo!!! Dennis.  Gobernantes conocidos por la plebe y  la que no es la plebe, ya de ingrata  recordación  para muchos, pero para  otros, de añoranzas que no volverán.

 Y llego de repente, una crónica anunciada, la revolución socialista, bolivariana-castrista  y antiimperialista,  cosa que jamás se imaginaron, y,  lentamente, esos audaces   personajillos pseudo empresarios-mercaderes y contrateros beneficiarios de esa “maluca IV república adeca-copeyeca,” se ocultaron temporal y   hábilmente. Muchos de ellos, quedaron  resentidos porque   solo recibieron migajas de la torta que repartían los gobernadores locales, pero las recibían. Entonces, llegada la “revolución”  optaron por ponerse fuera de escena por un tiempo y  pasar al anonimato, a  la vez que  se fueron  despojando de ese “dañino” disfraz adeco,  que para el momento era una raya ser adeco. Y terminaron  con  la habilidad que les caracteriza  vendiendo su nueva  imagen. Y, al fin, muchos de ellos, como es el de este caso,  terminaron  montándose en el ferrocarril de la  mega corrupción socialista del régimen cívico militar, que tanto ansiaban,  y  terminaron   hipócritamente revolucionarios y socialistas.

Pero el asunto de este escrito es otro, es comentar lo que me informo desde Venezuela por teléfono un  familiar  mío adeco  de la vieja guardia, alto ex jerarca,  que me dijo: “Eduardo,  ¿sabes de las declaraciones del  nuevo ministro de Economía Productiva, Miguel Pérez Abad,  al que ayude tanto, sobre que vamos a exportar 100 mil carros y 4 millones de motos en 5 años, Cuando las ensambladora  del país, de  las seis que hay todas  están quebradas.   Escucha Eduardo esto:   De 70 mil carros que se ensamblaban a inicios del año 2000 hoy apenas se ensamblan unos 6 mil y tantos? Yo le respondí otra cosa, le dije: “No, a mí  no me preocupa eso, eso  convirtió en lo que dice la prensa de allá de Venezuela y de aquí de Miami, que lo califico, de “chiste el socialista”  del ahora “revolucionario y socialista”  ministro Pérez Abad.  Lo que me asombra, es  la declaración  reciente de nuestro común amigo  Pérez Abad  que tantos jugosos beneficios recibió de la “maluca IV”,  cuando dijo  que: “Estoy comprometido con la Venezuela potencia y de justicia social del socialismo productivo”. Diría un cubano: “Óyeme caballero   el tipo se las trae, bueno que salió el pollo”

 Y el  Quijote  a Sancho Panza: “Cosas veredes Sancho que harán fablar las piedras” Alea jacta est.

Jose Eduardo Guzman Perez
guarauno2000@gmail.com
@guzmanperez1
Estados Unidos

No hay comentarios:

Publicar un comentario