jueves, 31 de marzo de 2016

RAFAEL GARCÍA MARVEZ, HABRÁ UN DESENLACE EN VENEZUELA.

El país y junto con él, el Gobierno nacional, viven una situación desesperada. Aquel por sobrevivir ante el apocalipsis presente en escasez, corrupción e inflación, aparte de otras maldiciones de igual calibre. El presidente Maduro, ministros, gobernadores de Estado y alcaldes del desvencijado chavismo deciden actos proselitistas aburridos y atacan con furia contra los medios de comunicación social tratando de esconder irracionalmente la tragedia griega, obra de estilo trágico, y la autoría del caos suficientemente conocida por el pueblo venezolano.

Dentro de tan solo dos días entramos en el cuarto mes del año de este 2016 que es un nuevo año electoral de probables elecciones de gobernadores y factibles sufragios para una enmienda constitucional, referendo revocatorio y en última instancia se piensa en una posible constituyente. Todas estas acciones contempladas en la Carta Magna están entendidas entre grandes signo de interrogación y sustentables  dudas.

Lo cierto del caso es que Vicente Bello coordinator National de Asuntos Electorales y representante ante el Consejo Nacional Electoral de la Mesa de la Unidad Democrática, aseguró que las elecciones de gobernadores planteadas para este año y el referéndum revocatorio no se pueden ejecutar en un mismo proceso electoral, además, indicó que es el CNE  quien decide en cuál orden se hace cada proceso electoral.

Está perfectamente claro entonces que técnicamente no dan los tiempos para ambos procesos electorales por lo tanto le corresponderá a la oposición fijar sin demora cuál camino tomar, que sin mayores dudas debe ser el que el pueblo y la sociedad civil organizada clama en silencio, donde están puestas todas sus esperanzas para la salida de Nicolás Maduro del Gobierno y un cambio asimismo del sistema que por 17 años ha logrado con pasmosa efectividad la destrucción absoluta del país.

En conclusion, el Gobierno se encuentra en unas condiciones deplorables. Anémico, con un hambre insasiable de dinero, autoconvencido que no podrá sostenerse asido al poder mucho tiempos más.

Por otra parte una oposición que le es complicado saltar las barreras que le atraviesan el Tribunal Supremo de Justicia y la Sala Constitucional. Al extremo, para nombrar un solo hecho, que hasta la fecha la AN no ha logrado la aparobación de la Ley de Amnistía que fue una de sus banderas en la pasada elección parlamentaria del 6 de diciembre.

Un Gobierno que viene en caída libre, que no parará en su vertiginoso descenso y una oposición que no logra zafarse de las garras TSJ, es probable, solo probable, repito, que en los copitos de la dirigencia política se esté buscando un acuerdo para la al salida de Maduro del poder aunque parezca todo esto un canto cándido.

Lo cierto es que habrá este mismo año un desenlace en el país porque todas esas teorías cubano marxista eran efectivas cuando las comunicaciones se llevaban a cabo a través de señales de humo, los tiempos son otros y las sociedades mutan.

Rafael García Marvez
garciamarvez@gmail.com
@RGarciaMarvez
Carabobo - Venezuela

No hay comentarios:

Publicar un comentario