jueves, 31 de marzo de 2016

ANGÉLICA MORA, LA SEGUNDA BOFETADA, APUNTES DE UNA PERIODISTA, DESDE NUEVA YORK ESTADOS UNIDOS

Se demoró pero llegó,  la segunda bofetada en el rostro para Barack Obama por parte del régimen cubano.

La primera fue la humillación que se le deparó al Presidente de los Estado Unidos al no ser recibido con honores de estado a su llegada a Cuba; y recibir la bienvenida solo  por parte del canciller Bruno Rodríguez, en vez de Raúl Castro, como se hace con los dignatarios ilustres
El que escribe los mensajes, supuestamente atribuidos a Fidel Castro, recibió esta vez órdenes de ser lo más irónico posible en el texto.
Además el gobierno cubano tenía que salvar la cara, ante el posible daño que los discursos de Obama pudieran haber hecho en la ciudadanía cubana.
Raúl Castro no salió bien parado en la mental comparación que se hicieron los cubanos frente al visitante, que aunque debería haber dicho más, no podía malograr lo que ha logrado hasta ahora en el acercamiento, que ha beneficiado abiertamente al régimen castrista, pero que lo ha proyectado a él a la Historia.
El gobernante de Cuba no tiene buenos reflejos, ya se vio en la conferencia de prensa conjunta con Obama, en la que salió mal parado ante la simple pregunta de los presos políticos. El general actúa lento, pero al fin  reacciona...
A Raúl Castro le tomó una semana rumiar lo acontecido con el viaje de Obama a Cuba y vió que tenía que decir algo para salvar las apariencias del daño ocasionado por las palabras libertad y derechos humanos sugeridas por el visitante.
Lo único verdadero en el mensaje, supuestamente escrito por Fidel Castro, es la parte en que dice que el discurso de Obama" podría provocar un infarto".
Y así es, más de un ataque al corazón. Y existe el temor que ese discurso de Obama se mantenga en el ambiente y en la mente del pueblo, dando vueltas y vueltas... como esos asados que los cubanos tienen prohibidos paladear
Por eso Raúl Castro ordenó al que redacta los mensajes, supuestamente escritos por su hermano Fidel, ser irónico e hiriente en el que se le envió públicamente al mandatario estadounidense,
Desde el encabezamiento, "Hermano Obama", la burla está ya está concebida. Y en el texto especificar, para salvar las apariencias  que "no se necesita que el Imperio nos regale nada... " (Ya se los ha regalado casi todo lo que necesitan para sobrevivir la hecatombe de la falta de ayuda proveniente de Venezuela).
 Desgraciadamente para Raúl Castro, el mundo ya conoce como se dan las cosas por la Isla de la Felicidad y han tomado este mensaje como un elemento de despecho, proveniente de la tierra gobernada  por los hermanos dictadores Raúl y Fidel Castro.
Angelica Mora
angelicamorabeals@yahoo.com
@copihueblanco
Nueva York - Estado Unidos

No hay comentarios:

Publicar un comentario