lunes, 11 de abril de 2016

ALEXIS ORTIZ, CANALLAS, CRÒNICAS DE MIAMI

Muchos de los dèspotas que la humanidad sufriò en estos tiempos contemporàneos, tuvieron sus esbirros implacables y obsecuentes. Algunas veces eran fanáticos ideologizados, otras policías alevosos y, también, aunque cueste entenderlo, intelectuales pusilánimes y/o trepadores.

          Vemos entonces como Stalin tuvo al siniestro Lavrenti Beria; Hitler al amoral genio de la propaganda, el doctor Goebbels; Peròn al mañoso Apold; Marcos Pèrez Jimènez al elegante chacal, Pedro Estrada; Chapita Trujillo al sàdico Johnny Abbey; Fujimori al corrupto Montesinos; Daniel Ortega al delirante Tomàs Borge; y Fidel Castro al llamado carnicero de Artemisa, Ramiro Valdès.

          Y Hugo Chàvez y Maduro han tenido a Josè Vicente Rangel, un abogado y columnista que en los años de la Democracia Civil impostò de defensor de los derechos humanos y denunciador de venales y, en estos días ruinosos del castrochavismo, se afana en la adulancia bien pagada.

          El prestigioso comunicador  venezolano Cèsar Miguel Rondòn, en su reciente libro “PAIS DE SALIDA, bitácora de la debacle”, nos dibuja  al Josè Vicente Rangel del 2013:

          “Sin duda, uno de los personajes màs oscuros, siniestros y nefastos, de todos estos casi 15 años de régimen chavista es el periodista y abogado Josè Vicente Rangel. Hombre destacado en tiempos de la república civil, siempre estuvo aliado a la izquierda y en varias oportunidades fue candidato presidencial. Luego, de la mano de Luis Miquilena, se incorpora plenamente al régimen. Recuerdo haberlo entrevistado –cuando todavía lo entrevistaba-, poco después de la victoria de Chàvez en el año 99. Le preguntè si irìa al gobierno y me dijo: “No, nada màs alejado del poder que yo, nada màs alejado del gobierno que yo”. Sin embargo, par de semanas después de haberme declarado eso, estaba allì estrenándose como canciller y entrando en el poder que nunca abandonarìa por el resto de estos lustros”.   

Alexis Ortiz
jalexisortiz@gmail.com
@alexisortizb

Estados Unidos

No hay comentarios:

Publicar un comentario