jueves, 21 de abril de 2016

MAXIMILIANO DONAT, POLARIZAR, EMPOBRECER Y CONTROLAR

La receta castrista puesta en marcha en Venezuela desde 1999 está en su tercera etapa : Controlar.

Tristemente una receta que ha sido exitosa en la isla cubana con los hermanos Castro, quienes desde hace más de cincuenta años vienen ejerciendo el control sobre toda la población cubana, confinada  a conformarse al límite de sus necesidades biológicas, en otras palabras alimentos suficientes para estar al límite  de una anemia con una tarjeta de racionamiento muy bien calculada para ello, cosa que no sufre la nomenclatura.
Desde que Chavez apareció en público inicio el proceso de la polarización, dividiendo a los venezolanos entre pobres y oligarcas, más tarde en patriotas y apátridas, burgueses y pobres y toda una rica variedad de epítetos polarizantes que les dieron victorias electorales a medida que avanzaba en la segunda fase : empobrecimiento.
Una vez afianzada la polarización mediante un ataque al parque productivo e industrial a través de expropiaciones se dio inicio al empobrecimiento, destruyendo la capacidad productiva de Venezuela, apoyado en una enorme cantidad de petrodólares, el régimen importo todo lo que pudo para quebrar la industria privada venezolana, preparando el camino del empobrecimiento de la clase media, única fuerza capaz de oponerse al control total de la población.
Hoy en día los mal llamados “bachaqueros” son la punta de lanza para empobrecer a la golpeada clase media, obligándola a buscar productos de primera necesidad, desaparecidos de los anaqueles, a precios que oscilan entre 1000% y 2000 % de su costo.
Los venezolanos, ejerciendo su derecho constitucional debe responder con inteligencia y fuerza para evitar la última etapa : Controlar.
Si no hay lideres capaces de dirigir esta fuerza, entonces los ciudadanos debemos generar o crear un liderazgo colectivo y comenzar actuar. En la Ong DeCiDo propusimos después del 6D se organizara la población para ir por una constituyente, no aceptada esa opción, propusimos inmediatamente hacer una nueva ley para aumentar el número de magistrados en el TSJ, pues veíamos con preocupación la intensión de bloquear a la AN, cosa que lamentablemente pasa.  
Hoy la salida es el revocatorio, y allí las fuerzas cívicas organizadas debemos aportar toda nuestra potencia organizativa para llevar a cabo con éxito todas las fases pre y pos revocatorio.
Culminare con una frase anónima “Un deseo no cambia nada, una Decisión lo Cambia Todo”.
Maximiliano Donat
maximilianodonat@gmail.com
@maxidonat
Ong DECIDO
Miranda - Venezuela                                                                                                                                                     

No hay comentarios:

Publicar un comentario