lunes, 16 de enero de 2017

LUIS ALFREDO RAPOZO, LA CULPA ES DE OBAMA

DESDE QUE EXISTEN LAS TAPAS NO SE MOJAN LA CARGAS

Un cristiano queriendo salvarle la pata del barro al gobierno de tantos problemas que presentan los servicios públicos, se ha atrevido a explicar que debido a ciertas razones externas como son el decreto de Obama; la guerra mediática que se percibe en los diarios españoles “El País”, “ABC” y  "El Mundo” contra Venezuela, la caída de los precios del petróleo, la prostituida guerra económica, y otros dos elementos que se me escapan en este momento, pues Maduro y su tren ejecutivo, tienen sobradas  excusas que dar, para justificar la incidencia de la crisis sobre la población.

Yo le explicaba a mi estimado “cristiano”, que nuestro país petrolero, ha vivido en el pasado varias crisis en el precio de su principal producto de exportación y sobre el cual se sustenta la economía, pero nunca en mucho tiempo se había vivido los efectos de la misma de una manera tan cruda y sensible en la vida de cualquier ciudadano de a pié; en los huesos de cualquier Juan Bimba que sufre, padece y muere-inclusive-, bajo el mal vivir de estos tiempos.

Recientemente, me pude enterar que varias personas han fallecido en nuestros hospitales de mengua por no tener los medicamentos necesarios para atenderlos- Les cuento que a uno de ellos, le dijeron que por favor se fuera a su casa a morir en familia. ¿Eso no es penoso? ¿Es que acaso El Aissami o cualquier líder rojo rojito, se atrevería a ingresar a su madrecita en el Hospital Vargas?

Yo escribía en estos días algunas crónicas citadinas y pude referenciar la proliferación de ventas de artículos usados en plena calle y cuyos vendedores son una nueva clase social que seguramente será G o H, porque son tam pobres, pero tan pobres que debería establecerse una nueva categoría, que falta que vendan los clavos que tienen en la pared.

Yo no acepto semejante tumulto de planteamientos que desconocen la corrupción, las malas políticas económicas del gobierno “madurista” a pesar que digan “…que tienen más de un 70 % de inversión social”; su manifiesta incapacidad al no tener cuadros probos al frente de carteras, evidenciando  su torpeza y ninguna experiencia que pueda avalar exitosamente una gestión.ntonces, ¿Es que acaso debemos decir que gracias a Obama y a todas las mencionadas justificaciones debemos aceptar el mal estado en los hospitales, el incremento de la delincuencia, la carencia de fiscales de tránsito, el aumento de la desnutrición, el denigrante incremento de la prostitución adolescente, el deterioro de las infraestructuras, los botes de agua, la mala calidad del agua, el exilio y desesperanza de la juventud y un etcétera tan largo como un chorizo?-pregunto-.

No mi estimado “cristiano” –le dije-, la patria debe demandar a tanto ministro negligente que no ha sabido administrar bien los recursos disponibles y generar políticas para enfrentar esta situación negativa novedosa, coyuntural y dramática.


Yo les pregunto estimados lectores ¿Con esta situación tan desesperada económicamente que vive la familia venezolana; que vive el empleo, la producción y las empresas; se justifica en estos momentos esos gastos extraordinarios tan grandes en armamentos?

Luis Alfredo Rapozo
luisalfredorapozo@gmail.com
@luisrapozo
Anzoategui - Venezuela

No hay comentarios:

Publicar un comentario