jueves, 28 de enero de 2016

AMERICO DARIO GOLLO CHÁVEZ, POR QUE SE DESPLOMA EL CHAVISMO. (II.FIN)

En el texto I, editado acá, se establecieron argumentos básicos para buscar las razones del desplome del chavismo.  

Buscamos ir más allá de las causas mas visibles, mas inmediatas, mas vividas también, entre las cuales se disputan el primer  lugar la inseguridad e impunidad, la escasez, la pauperización  extrema del casi todos, las casi absoluta ausencia de agua, medicinas, y, en fin, en una palabra, la socialización de la miseria, con la excepción de la boliburguesia, los “enchufados”. 

Esta socialización del hambre, la corrupción, del abuso del poder, es, en buena parte, responsable de la pérdida de significado, de sentido del modelo  binario del discurso buenos/malos, pobres/ricos, y su articulación de fondo, que es la orquestación  de ese discurso que hace culpables de su  la irresponsabilidad, del fracaso del régimen a otro (s), el imperio, los pelucones, la burguesía, la guerra económica…  y esa cadena de imbecilidades que son directamente proporcionales a la jerarquía  en las funciones de gobierno, establecida por Chávez, ejecutada con mas perversidad por Maduro, Diosdado,  se corona  con la destrucción de la lengua que está sometida a la arbitrariedad de su poder.  Del mismo modo en que se viola la constitución se viola, se ultraja  la gramática.

Estos mecanismos  de la manipulación que tienen en la mentira su argumento, que hace, por tanto de la promesa el alimento de la esperanza, que hace del odio un mecanismo  de unión para la agresión y de defensa contra un enemigo inventado por el régimen,  ha quedado al descubierto. Cuando el gobierno expropia, la propiedad no se traslada al desposeído, sino que enriquece y fortalece al régimen, valida la “tesis” de que ser pobre es una virtud  que garantiza los valores de la revolución, porque ser rico es malo.   Pongámosle   nombres para ilustrar, la gente toda sabe y sabemos que las expropiaciones de Agro Isleña, ahora   agro patria, de las haciendas de caña de azúcar, ganadería,… arruinaron la producción agrícola del país, como sabemos todos que las estatización de las empresas del hierro, cemento, etc...ha significado la ruina de esas  empresas y la tragedia de sus trabajadores. Todos saben y sabemos que si se estatiza La Polar se acaba lo poco que queda para comer y sabemos, hasta los ignaros de capirote como yo, que PDVSA y las Corporaciones son un turbio negocio como obscuro es el manejo del Banco Central.
Y todos sabemos, sin excepción,  que el mito Chávez se derrumbó y que su segunda muerte carece de resurrección. Hay quienes creemos que la primera muerte de Chávez estuvo en la muy deficiente cualidad científica de la medicina cubana y probablemente de otros intereses de la Realpolitik del “neoliberalismo” de Raúl Castro, cada vez mas distante de socialismo patria o muerte, y todo el mundo sabe que la segunda muerte de Chávez, está en manos de Maduro, Diosdado y la oligarquía del PSUV, por su necrofilia, macabra ignorancia y su muy mala fe. Por cierto, ya no es fe en Chávez,  Chávez  es retórica hueca, sino  fe en los dólares del imperio y en ejerció terrorista del poder. Un buen chavista de la cúpula no lo es sin un rolex, un auto de alta gama, una mansión con servidumbre revolucionaria, cuentas bancarias gordas, etc. y claro, guardaespaldas.
Pero, siempre quedan preguntas. La plutocracia de los jeques del chavismo, de sus jerarcas, de los boliburgueses, la única burguesía parasitaria conocida,  de los amantes y amos del poder, no tiene preguntas, ellos son la respuestas al porqué son chavistas. Lo son porque no lo son! Son los “dueños” de la dolce vita. Ellos viven del mito Chávez pero sobre todo, de la inmensa corrupción, perversión que los justifica en nombre del eterno, quien los ungió para hacer la revolución. Mas esos otros millones de personas que se proclaman, se y definen como chavista los unen  otros intereses y otra visión del mundo y de si mismos.
Los une la cultura mesiánica, los une la inexistencia de un cuerpo teórico que les permite una identificación, llamemos eufemísticamente, ideológica. Su “falsa consciencia”, por razones de historia, de cultura, de psiquis; los une  la redención, con la misma intensidad que une la resurrección de la carne a los mortales cristianos, empero, estos tienen salida, el miedo a la muerte lo sustituye el paso a la viva eterna.  
En aquellos, la esperanza de superar su miseria se hace terrenal. El mesías, propiamente, el redentor deja su puesto al chamán liberador.  Chávez se hace parte de las deidades  del culto a María Lionza, como también lo es José Gregorio, solo que  contra su voluntad y Chávez por su voluntad; de la santería  caribeña, de la irracionalidad del instinto religioso, de los discursos de sectas cristianas, tantas y tan bien alimentadas con dólares y otros beneficios por el régimen, que lo hizo, no por ellos, sino por el enfrentamiento con el cristianismo católico, que en el caso venezolano, ha sido muy crítico tanto en resguardo de su credo como del conjunto de derechos humanos y el bienestar moral, económico y social del país. 
Si desea la sustentación  amplia de esta síntesis,  escríbame. El justo espacio impone justas restricciones.
Americo Dario Gollo Chávez
americod@gmail.com
@americogollo

Zulia - Venezuela

No hay comentarios:

Publicar un comentario