lunes, 21 de marzo de 2016

SUSANA MORFFE, ORIGEN DE LA PARTIDA (ENTRE CIELO Y TIERRA)

No deja de ser importante y necesaria la investigación del origen natal del mandatario nacional. Sin embargo hay una partida de nacimiento tan importante o más, como  la de la crisis que estamos enfrentando todos los venezolanos. Cómo, quién y por qué surgió toda esta debacle económica que se vive en Venezuela, es la verdadera tragedia a la que hay que buscarle solución urgente.

Los venezolanos que suscribieron la partida de nacimiento de esta crisis votaron hace 17 años para darle paso al desmoronamiento progresivo de la nación y hoy estamos enfrentando la equivocación de cambiar de un modelo “democrático perfectible”  a otro que “moviera el desgaste político del siglo pasado”. En el fondo se sospechaba el deslastre que se avecinaba.
Ahora estamos en el punto de sobrevivir a toda costa con las carencias que obligan a buscar y encontrar lo necesario para mantener la vida de los ciudadanos, hombres, mujeres, niños, jóvenes y ancianos. Se aceptó la copia del modelo cubano y en la isla centroamericana comenzaron el despegue, apoyados por el bastón norteamericano para entrar en una supuesta bonanza. Venezuela quedó a la zaga.
RODEADOS DE SAL
Nada más observar cómo va la situación de carencias en la Isla de Margarita, es pertinente prestar atención a los graves problemas que se destaparon como consecuencia del insólito recorte de suministro de agua potable.  Los 11 municipios que integran la región insular van día a día aumentando la incomodidad de sostener a la familia neoespartana sin el vital líquido por largos días de sequía.
Dejamos atrás por un momento lo que ocurrió con la quiebra del Puerto Libre y las fallas en repuestos para los camiones y embarcaciones marítimas que trasladan alimentos para la población regional, un asunto que tiene paralizado a los jefes de familias.  A esta hora el problema es mayúsculo, sin agua un ser humano puede vivir una semana, pero más allá es imposible mantenerse.  Los grifos de las  viviendas se han endurecido por la sequía hidrológica.
Todo esto va acompañado del brote sanitario que se viene produciendo con focos de escabiosis (sarna) y otros tipos de enfermedades de piel por la inexistente protección y falla de medicamentos para enfermos en hospitales, clínicas y ambulatorios. Con esta tragedia encima, hay quienes consideran que hay que dar un paso, claro que los pasos se están dando, todo el pueblo va peregrinando buscando solución a sus problemas. Ese es el gran paso que va dando cada uno acompañado de fe para evitar caer en el foso a donde nos llevaron los que buscaron anteponer su interés personal en desmedro del colectivo. Son unos verdaderos cazadores de incautos en medio de la crisis.
La crisis de salud en el estado Nueva Esparta es un calvario y mantiene a la región como un estado enfermizo,  y un estado enfermo no es productivo. Tanto como la pobreza, la corrupción y los malos servicios, uno de los peores males que enfrenta hoy la sociedad neoespartana, es la falta de salud pública que pone en riesgo la vida de todos.
Si tenemos que investigar donde nació el mandatario nacional, vamos a mostrar también la partida de nacimiento de la palpable situación que enfrenta la isla de Margarita, sin agua y adornada por la crisis de desabastecimiento, con un patético turismo que en lugar de acercar, aleja a los visitantes por el estado deplorable de la Perla del Caribe.
Susana Morffe
susana.morffe@gmail.com
@susanamorffe
www.susanamorffe.blogspot.com
Nueva Esparta - Venezuela

No hay comentarios:

Publicar un comentario