sábado, 23 de abril de 2016

GERÓNIMO FIGUEROA FIGUERA, NUEVAS PAREJAS SIN OPORTUNIDADES DE VIVIENDAS

Según la Cámara Inmobiliaria Venezolana, un apartamento módico cuesta en el mercado unos 50 mil dólares, que de acuerdo al cambio oficial de 300 por cada dólar del imperio es una cifra cercana a los 15 millones de bolívares fuertes, lo cual está muy lejos de aspirar el 70% de los venezolanos que ganan salario mínimo que está en el orden del 70% de los trabajadores, que apenas les alcanza para medio comer. Tampoco el 27% de los que ganan hasta 100 mil bolívares mensuales pueden acceder a un crédito para la vivienda mas económica del mercado inmobiliario formal.

Solo el 02% de los trabajadores formales en nominas empresariales son privilegiados y ganan  por encima de 230 mil bolívares mensuales, lo cual por su propio estatus de vida, deben tener vivienda propia para ellos y sus hijos ya casados. Esta situación de empobrecimiento progresivo de los venezolanos que no pueden acceder al mercado formal de la vivienda, ha hecho que la cámara de la construcción paralice el desarrollo de nuevos proyectos habitacionales, con el agravante que esa industria es la que mas genera empleos en el país. 
Antes de la llegada de la mal llamada revolución bolivariana, los jóvenes universitarios cuando eran novios hacían planes para contraer matrimonio luego de recibir los títulos. Lo primero era conseguir empleos estables y alquilar un apartamento módico para vivir mientras tanto,  luego con mucho esfuerzo comenzar a ahorrar para la inicial y comprar uno propio. Después se pensaba en los hijos que traerían al mundo y como ayudar en su crecimiento y formación para enfrentar la vida. Por lo menos esa fue nuestra experiencia personal y sin duda la de muchos de nuestra generación y las demás hasta 1998.  
Hoy los jóvenes universitarios, con pocas excepciones, por la severa crisis económica, política  y social que se vive en nuestra Venezuela no piensan en contraer matrimonio, siempre están inmersos en graduarse y marcharse a otro país donde puedan tener mejor oportunidades de trabajo y bienestar, pero especialmente donde tengan seguridad personal. En estos momentos los pocos jóvenes que se atreven a contraer matrimonio no están pensando en cómo alquilar un apartamento para vivir como pareja independiente porque eso en nuestro país se acabó. En Venezuela no hay apartamentos en el mercado para alquilar y los pocos ofertados están en dólares, un pelo difícil para quienes ganan salario mínimo y en bolívares devaluaos.
Los jóvenes solo tiran una moneda al aire para ver en cual casa de los suegros se pueden “recostar”, y tener la suerte de ser aceptados. Es una triste realidad que se cuenta fuera de la frontera, y muchos no lo creen.  
Antes de 1998 un humilde maestro de cualquier pueblo o ciudad, por no hablar de los que para la época eran considerados los “doctores” como médicos, abogados, ingenieros y otras profesiones universitarias muy dignas, un pelo mas arriba en estatus social, con el salario que devengaba compraba casa, carro, ayudaba en la formación académica de los hijos, salía de vacaciones todos los años con la familia y siempre tenía un dinerito guardado para cualquier emergencia. Hoy todos esos profesionales, incluyendo los maestros, ganan salario mínimo devaluado que apenas les alcanza para comprar alimentos.

En contraste con el empobrecimiento extremo en el que hemos sido colocados la  inmensa mayoría de los venezolanos, hay un grupito de enchufaos con empresas de maletín que estafaron mas de 25 mil millones de dólares a través de Cadivi que celebran parrandas donde derrochan lo que a la mayoría de los venezolanos nos hace falta. Los 112 diputados de la MUD deben acelerar el mecanismo constitucional para acabar con este gobierno corrupto y ladrón, que mas del 90% de los venezolanos piden que lo cambien.
No pedimos que las cosas se solucionen de un dia para otro, solo aspiramos que se haga un trabajo para comenzar revertir el estado de pobreza donde el gobierno de Maduro metió a la mayoría de los venezolanos.

Gerónimo Figueroa Figuera
geron2ff@hotmail.com
@lodicetodo 
CNP:569

Monagas – Venezuela    

1 comentario: