sábado, 23 de abril de 2016

JUAN DE DIOS RIVAS VELÁSQUEZ, ¡LAS PRÓXIMAS GENERACIONES SERÁN POBRES Y DESPOSEÍDAS!

Los informes especializados sobre los números del desastre económico, financiero, al borde la quiebra de empresas estadales “PDVESA, SIDOR, etc.”. Los números de la corrupción y pobreza en nuestra arruinada Venezuela son trágicos y pavorosos. Hemos fracasado y destrozado en los últimos 30 años al país “Más rico de América Latina”. Lo que es peor “fue este socialismo del SXXI y la conchupancia PSUV/MUD” que se han encargado de dejar sin futuro y desposeídos por lo menos a las dos próximas generaciones de venezolanos. ¿Saben cuántos niños y ancianos morirán a causa de la pobreza en Venezuela?

Es un hecho sentido y palpable que ahora el 82% de los venezolanos “Trabajadores, Profesionales, Clase Media, Pequeños Empresarios y Productores” somos pobres y no tenemos conque costear la canasta básica y la alimentaria se nos pone ya inaccesible. Toda la bonanza petrolera “petrodólares” se fueron a parar a manos de corruptos de la V República, pero también a los guisos de elites (G3/MUD) y IV Republica, que se las han ingeniado para chupar y prevaricar. Millardos de dólares están en Cuba y paraísos fiscales “corriendo el riesgo que nunca recuperemos esos dólares que son de los venezolanos”. Resultado, los desposeídos son y somos los ciudadanos que creímos en cuentos de sirena y de camino, de los unos y los otros “PSUV/MUD”. Somos los tontos útiles que aun damos nuestra vida por SALVAR A VENEZUELA.

La pobreza es uno de los problemas actuales más graves por los que está pasando Venezuela “sin explicación lógica” salvo la corrupción. En Latinoamérica el socialismo trajo corrupción y ruina, y en el mundo el totalitarismo y la hipocresía de los gobiernos de Países ricos, han permitido saqueos de materias primas en países del tercer mundo y dejado una millonada de pobres y desposeídos ¿Qué tenemos?  más de tres cuartos del planeta se encuentra en esta situación, además la pobreza desencadena unas consecuencias negativas a nivel global, ya no solo afecta a nivel individual y personal o incluso político a nivel del país, es algo que concierne a todo el mundo, sobre todo para hacer algo en busca de una solución. Los políticos “responsables” debemos estar claros que en Venezuela no debemos y podemos permitir que vagabundos e inmorales se sigan apoderando de medios de comunicación, empresas quebradas, bienes y raíces, bancos y empresas de seguros. El no permitir que los corruptos y sus testaferros disfruten del dinero mal habido, es y será un reto moral, humano y cristiano, para así poder reparar en algo el daño causado a las futuras generaciones. Todo el dinero que se recupere debe de ser invertido en educación y desarrollo.

Las mayores consecuencias de la pobreza son la falta de recursos, los recursos no solo se basan en falta de transporte, medicinas y alimento, faltan 2 millones de vivienda en Venezuela, los hospitales no sirven y la salud privada esta cara, colapsada y de mala calidad, la educación en su peor momento, los niños, estudiantes, maestros y docentes se mueren de hambre y necesidades. Los servicios públicos son recursos que en los países desarrollados vemos como normales, esto en los países pobres ni existen y donde existía algo se está deteriorando por el mal gobierno.

Es un derecho humano natural tener acceso a la sanidad, medicina y educación. Cosas que en Europa, Canadá y EEUU se ve indispensables y obvias, aquí en Venezuela son imposible y forma parte de la politiquería y la demagogia. Los servicios de salud son infernales y con una burocracia ineficiente, lo bueno es algo que no ocurren a menudo y solo tienen acceso a ellas un porcentaje muy reducido de la población, los enchufados y los que tienen contactos.

Otra de las peores consecuencias de la pobreza es la falta de alimento, electricidad y agua, esto desencadena la malnutrición e incluso el desarrollo de enfermedades que luego después tampoco se pueden curar ya que no disponen de medicinas ni acceso a hospitales.

Todo esto incide en que el país (en especial en Venezuela) nunca se llegue a desarrollar adecuadamente ya que muchos de los pobladores “hermanos venezolanos” no llegan ni siquiera a sobrevivir debido a las enfermedades y a la falta de alimentos, agua y medicina, y los que lo consiguen no tienen los medios educativos para salir adelante y progresar. La pobreza es una herramienta de los socialistas para aferrarse al poder y la corrupción.

Para evitar esto, muchos países conceden ayudas, pero es un proceso lento que de aquí a 2020 pretenden que esté erradicado es una mentira y más si siguen gobernando en Venezuela y Latinoamérica socialistas y neoliberales del corte del PSUV y MUD.

Se considera “pobre” a aquellos individuos que carezcan de recursos o necesidades básicas, tales como una vivienda digna, buena alimentación y educación, entre otras. No solo atañen aspectos económicos, sino que también incluye aspectos no materiales y ambientales. Implican no tener la oportunidad de vivir una vida larga, sana, creativa y disfrutar de libertad, dignidad, respeto por sí mismo y de los demás. Dentro de los pobres se halla un grupo más afectado, los indigentes, niños de la calle, aborígenes, drogadictos y ancianos. Estos son individuos que no pueden satisfacer sus necesidades básicas y alimentarias, se despersonalizan y se entregan a la muerte lenta.

El umbral entre los que son pobres y los que no lo son, va a variar en las distintas sociedades, dado que este, es determinado por el contexto social (si esta la sociedad “el ciudadano” organizado o no) y económico de cada país. Los Países en pobreza y necesidades necesitan de fundaciones y organizaciones sociales que se preocupen, ocupen y gerencien, administren y operen Instituciones Sociales para buscar soluciones colectivas, gremiales y solidarias para el bien común de afiliados, familiares y pobladores. Es el caso de La Fundación Instituto de Previsión Social del Jubilados y Pensionados de Venezuela. La cual preparo e introdujo el 29 de febrero de este año 2016, el proyecto de Ley del Sistema de Seguridad Social de Jubilados, Pensionados y Adultos Mayores. Se espera que la Asamblea Nacional de una demostración de responsabilidad humana, social y solidaria con los forjadores de Patria en los últimos 100 años. De aprobarse esta ley, sería un gran paso para combatir la pobreza y el abandono de este sector social tan vulnerable y dejarles a las generaciones futuras en posesión de una protección y seguridad social integral.

La pobreza es la resultante de distinto factores socioeconómicos. Entre ellos, se pueden destacar los siguientes: Problemas políticos; Crisis de los mercados financieros; Desastres naturales; Utilización inadecuada de los recursos naturales.
Y sus principales consecuencias son: Desempleo; Desnutrición; Deficiencias educativas y analfabetismo; Aumento de la delincuencia y mayor corrupción con los programas “misiones” de populismo o contenido social mal gobernado y gerenciado.

Hay que insistir “La última decisión para la acción moral es de los individuos” solo así SALVAREMOS A VENEZUELA. Acabar la pobreza es el verdadero reto humano y patriótico, y eso solo se lograría en un gobierno de UNIDAD NACIONA con gobernantes responsables y decentes.

Juan de Dios Rivas Velásquez
rvjuandedios@gmail.com
inpresjubiladosypensionados@gmail.com
@rvjuandedios
Solidaridad Independiente
Caracas - Venezuela  

No hay comentarios:

Publicar un comentario