martes, 12 de abril de 2016

LUIS "BALO" FARIAS, LA DEMOCRACIA PARLAMENTARIA, ¿UNA SOLUCIÓN PARA VENEZUELA?

Después de muchas lecturas, oraciones, discusiones, consultas e interpretaciones, afirmo que la causa estructural más importante de la crisis venezolana, es la centralización de funciones, que nuestras constituciones le asignan al poder central, por lo que este, siempre ha estado en muy pocas manos, y muy lejos del ciudadano, lo que ha devenido en corrupción, injusticia, exclusión social y malversación.

Los Venezolanos reclamamos un cambio radical de nuestra precaria calidad de vida , por tanto, no es solo el cambio de un gobierno por otro, ni de un presidente por otro; este clamor nacional va mas allá, y por eso queremos soñar con otra Venezuela, más moderna, incluyente y desarrollada y entonces nos preguntamos, ¿Qué es lo que han hecho otros países del mundo que han pasado por situaciones similares o mas caóticas que la Venezolana y han logrado superarlas?

La respuesta es sencilla. cambiaron la distribución del poder en sus sociedades; se reunieron, debatieron, discutieron, se empaparon del tema, y finalmente redactaron pactos sociales modernos, primermundistas, y se acerco el poder de tomar decisiones, lo más posible al ciudadano.

Eso no es posible actualmente, porque nuestras ancestrales constituciones, legadas por años de caudillismo y militarismo, mantienen anclado nuestro país en el tercer mundo, entre los países mas subdesarrollados del continente americano.

El Presidente de turno es hegemónico, y la economía y federación de 23 estados y 335 municipios dependen de su voluntad; Así está plasmado en el contrato suscrito en la constitución, y por eso nuestra impotencia; Como poder desarrollarnos si estamos amarrados y anclados al pasado.

El presidente de turno hace lo que le viene en gana y no rinde cuentas ante nadie, lo de memoria y cuenta a la asamblea nacional es solo un ritornelo de discursos y programas o desarrollos que no se ven por ninguna parte y los parlamentos están limitados en sus funciones, al no poder reducir, ni las funciones, ni las acciones del primer mandatario, porque ese poder se lo asigno, "al mesías de turno" la constitución.

La propuesta de transformar nuestra obsoleta democracia presidencialista, tiene como punto de partida, un tema que ha sido suficientemente plasmado en nuestros escritos, referente "al agotamiento del presidencialismo (Estado Federal de Poder Centralizado, EFC) como régimen político en Venezuela" y la necesidad entonces de plantear la "tesis del parlamentarismo" como estrategia para, a través de ella descentralizar el poder en Venezuela (Estado Federal de Poder descentralizado, EFD) y así, no solo reconstruir el país , sino en el camino también reconciliar a los Venezolanos.

Recordemos que en la Venezuela de los años 80, ya se discutieron estos temas, primero en el seno de la Comisión presidencial para la reforma del estado (COPRE) y después por parte de la doctrina social, desde la perspectiva de una "Crisis del presidencialismo" que ya hoy día está en una etapa posterior, y se encuentra en fase terminal agonizante, por lo que creo al igual que muchos, que tenemos que poner nuevamente el tema en el debate político del país y buscar entonces, la sustitución del presidencialismo Venezolano (el cual ya no tiene posibilidades de ser reformado), por la democracia parlamentaria.

Este tema lo planteo en 1960, Jovito Villalba, en 1976, Ramón J. Velázquez, en 1991 Arturo Uslar Pietri y en 1989 el Dr. Enrique Tejera Paris, en la doctrina por Carlos Ayala Corao, además de la COPRE y la comisión bicameral para la reforma del estado.

Si tenemos como referencia todas esta iniciativas, de estos ilustres venezolanos y comisiones creadas a tal fin, concluimos con estupor que bien tenía razón Pablo Freiri cuando expreso "El problema de América latina es que, mientras la sabiduría duda la ignorancia actúa"

No podemos seguir con la falsa premisa, de que "primero salgamos de esto" y después lo hacemos; Venezuela se nos está deshaciendo en nuestras manos, mientras seguimos dudando, y esperando que un nuevo mesías o sucesor después que "se entrone" vaya voluntariamente a llamar a los venezolanos a una Asamblea constituyente, para distribuir los tres poderes que rigen la sociedad 1) El poder Político (autonomías regionales, municipios fuertes, descentralizar la salud, la educación, la justicia, la seguridad, la vivienda etc.) 2) El poder económico (para generar riqueza, sin depender solo de la renta petrolera) y 3) El poder Educativo e investigativo (para generar conocimiento en las regiones y explotar las materias primas allí sembradas por Dios).

Creo lo contrario, y así, nos estamos constituyendo en el único planteamiento serio y coherente que se ha hecho a Venezuela en los últimos años, donde no solamente analizamos la causa estructural de la crisis, (Leer Crisis Venezolana https://drive.google.com/file/d/0B6yI0gUROWzDcHk2LXVoZzU5YVk/edit?usp=sharing … ) sino también estamos ofreciendo una hoja de ruta (perfectible 100%) para una solución definitiva a la misma, como es la descentralización del poder en Venezuela. Leer: Proyecto País Venezuela Reconciliada ... Vía constituyente https://drive.google.com/file/d/0B6yI0gUROWzDR29KUFBDQ0JPa2c/edit?usp=sharing … …

El cambio de régimen político Venezolano, puede constituirse en el proyecto que nos hace falta, para llenar el vacío de mensaje, que tanto está afectando la credibilidad de los partidos políticos, y así ofrecer sin temor, un cambio radical que solo "la tesis del parlamentarismo" puede ofrecer y que sin duda nos conducirá por la senda de la modernidad y desarrollo tan ansiada por el pueblo Venezolano. Así lo visualizo y escribió un ex presidente en su oportunidad: " ... El ejemplo de Europa es un tesoro para América Latina, ojala no seamos ingenuos para menospreciarlo (El Universal 26/05/04 Pág. 1/07)

Este inicio del camino, de una transición a la democracia parlamentaria, puede transformarse en el tiempo perfecto para que la enemistad manifiesta en las bancadas en pugna, puedan sentarse o podamos sentarnos, TODOS, partidos políticos (AD, COPEI, PSUV, PJ, VENTE, VP MAS, etc., etc.), y sociedad civil organizada, no partidista (Gremios, Colegios de profesionales, Sindicatos, Amas de casa, Estudiantes, Iglesia etc. etc.) a buscar un camino, que nos permita discutir sobre una realidad que nos puede servir como una tabla de salvación y de participación que tanta falta nos está haciendo.

En los EFDescentralizado parlamentarios, el ciudadano vota por la asamblea legislativa nacional, (ALN) y estos parlamentos, genuinamente representativos del pueblo, deben elegir al Presidente de la república, (jefe del estado), a un primer ministro, (jefe del gobierno). las asambleas legislativas estadales (ALE), designan a los gobernadores de cada estado, y las cámaras municipales a los alcaldes de cada municipio, y estos al alcalde mayor.

Así los parlamentos pasan a ser los dueños de todo, y dictan las leyes y ordenanzas bien concebidas y analizadas en cada uno de sus ámbitos (nacional, regional, y municipal) así pasan a evaluar y controlar todo: y si es necesario revocan los mandatos de los funcionarios que designaron. (Es similar, a como una asamblea de propietarios de un conjunto residencial o edificio hace, con una junta de condominio que no cumple con sus funciones)

 No es, como nos sucede actualmente en la democracia presidencialista en que todo pertenece al "mesías de turno" que somete todo a su voluntad; y nadie puede (a pesar que se consigne en leyes) evaluar, controlar, ni obligarlo a rendir cuentas y menos aun soñar siquiera con destituirlos si se portan mal (caso venezolano que nos ocupa desde hace muchas décadas atrás).

¿Que como lo hacemos? solo prestémosle especial atención a los artículos 347, 348, y 349 de nuestra actual carta magna ... allí esta la solución del país.

Los invito a debatir el tema

Luis Balo Farias
balofarias@gmail.com
@balofarias
Tachira - Venezuela

No hay comentarios:

Publicar un comentario