lunes, 25 de abril de 2016

CESAR GUILLEN CITTERIO, LA DESVIACION DEL DESCONTENTO A LO ELECTORAL.

Somos una sociedad agotada y en franco deterioro, ni esta enorme crisis ha producido cierto despertar. El límite de la humillación no tiene dimensiones, todo el país salvo la burocracia del PSUV y los enchufados, sobreviven deambulando para buscar los ya escasos alimentos y medicinas. Sin embargo, los  voceros políticos en quien se confió para impulsar la transición, adormecen al pueblo con firmas, elecciones y hasta hablan del 2019 como la solución final. Cambiaron el discurso.

Enorme desengaño al creer que Obama y el Papa Francisco nos solucionarían el problema sin que hiciéramos lo necesario. Que el FBI, La CIA y el Pentágono vendrían a buscar a los Narco Soles, mientras mandábamos chistes por las redes. Con su cinismo burlón los vemos a diario en la televisión y su arrogante afrenta nos recuerda que siguen estando al mando.

Hay una tendencia interesada en buscar en el pasado político la solución de nuestro presente, se debe recordar que ello fue el caldo de cultivo para lo que hoy padecemos. No es cierto que aquello estaba bien y esto es peor, que de hecho lo es. Aquello no andaba nada bien y todos lo sabemos, buscamos la solución en políticas del pasado, para no enfrentarnos con firmeza con este incierto presente.

En política poco importan las cosas buenas, son las malas las que traen consecuencias. Los actuales dirigentes del gobierno  son producto de ese esquema solo que con ideas más dañinas como lo son el nacionalismo redentor y el socialismo Cubano.  Los corruptos de entonces igual que los Boliburgueses, tienen bienes en Miami, España, Francia y Panamá. No hay patria, solo interés, lo demuestra el hecho de que a la fecha aún no se ha llamado al prometido gran acuerdo nacional.

Igual al pasado todas las clases sin excepción han desarrollado una particular forma de adaptarse. Esto obedece a que seguimos necesidades particulares, bien sea en las licorerías esperando “Cuadrar un Bachaqueo” o en lujosos restaurantes invirtiendo en futuras elecciones o cerrando un contrato con los robolucionarios. Con el atropello evidente del TSJ, ante cualquier intento legal de detener esta locura, qué nos hace  pensar que será diferente con las firmas y las elecciones. Hasta cuando tanta idiotez.

Mientras, se sigue financiando  el socialismo en américa y al régimen Cubano con el dinero de los venezolanos. Ahora pagamos las consecuencias de tamaña cabronería e irresponsabilidad. Es por ello que al Intentar forzar soluciones negociadas para cohabitar hasta el 2019, se apuesta a un cruento desenlace que puede acabar con familias enteras. No se confíen en que nada pasará.

Cesar guillen Citterio
cesarguillencittrerio@gmail.com

"Adhuc Stantes"
Caracas - Venezuela

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada