lunes, 25 de abril de 2016

LEONARDO ALFREDO MONTILLA DELGADO, EL PEOR GOBIERNO DE LA HISTORIA EN VENEZUELA

(A propósito de unos diálogos, homenaje para algunos amigos de la izquierda fracasada)  
                                                                      
No hay Venezolano en este momento, sea de uno u otro bando, este ubicado donde esté ubicado, en cualquier extremo o en el medio de la polarización existente que no exprese esta frase, este definitivamente es “el peor gobierno que la historia republicana de la patria de Bolívar  haya conocido”.
El deterioro de la vida social del país tiene ahí precisamente su razón de ser; la ilegitimidad del presidente actual así como del régimen ideológico seudomilitar comunista que han pretendido vender, ha llevado a la destrucción de todo el Estado Venezolano que ve hundido en la decadencia sus instituciones, su territorio, la población y el alto desprestigio internacional.
Una elite militar cívico que utilizando la simbología de la reivindicación social y popular ha colocado al pueblo en la escalera ascenderte del sufrimiento y el padecimiento con una total perdida del contexto de bienestar y desarrollo individual y colectivo; mientras las elites y sus allegados disfrutan los mayores privilegios de los negocios hechos al tenor de los dineros públicos. La inmoralidad de este régimen presidido por Maduro no tiene comparación alguna con los dramas que se tenían en el pasado. Pobreza, exclusión, violencia, inseguridad ciudadana, incertidumbre, corrupción, deslegitimación de las instituciones, pérdida de valores, escasez, hambre, miseria, desempleo, mala educación, robos, asaltos, narcotráfico, frustración, odio, perdida de la calidad de vida, destrucción del aparato productivo, falta de comida, colapso  servicios públicos donde unos vivianes se robaron los dineros del mantenimiento y actualización de los servicios de distribución de energía eléctrica, es el balance del fracaso socialismo del siglo 21 y de una izquierda borbónica que se alió a lo peor del componente socio institucional para satisfacer su sed de poder a costa de la destrucción del país. Llevándose por delante, inclusive, hasta las buenas intenciones, si alguna vez las tuvo, de justicia social del fallecido y ya casi olvidado Hugo Chávez.
Existen algunos amigos, ex compañeros de militancia de esa izquierda fracasada y algunos que desde otras latitudes del pensamiento sucumbieron a este circo, que todavía defienden esta tragedia llamada pretensiosamente “Revolución Bolivariana”. Ahora a estas alturas, yo me pregunto, ¿qué será lo que defienden? La corrupción de algunos militares que en su condición de mando, porque los militares no saben gobernar, saben es mandar y una cosa es mandar y otra es gobernar, supuestamente tienen en todos los organismos e instituciones, desprestigiando y acabando con una de las más históricas y nobles fortalezas del Estado Venezolano como es su fuerza armada, o defenderán los negocitos que con la comida hacen los vivianes de turno; o defenderán el padecimiento de todos los estratos sociales en la búsqueda intensiva de comida, o el llanto de las madres por ver morir los hijos en manos de la violencia, o mejor dicho será que defienden la falta de medicinas para todo aquel que sufre así sea de una simple gripe, o la crisis hospitalaria, la falta de empleo, la exclusión, el abuso, ¿yo me pregunto será eso lo que se plantean como cambio social’? Este mis amigos es el peor gobierno que hemos tenido. Como decía Jorge Eliecer Gaitán, frase propia para este momento “Cercano está el momento en que veremos si el pueblo manda, si el pueblo ordena, si el pueblo es el pueblo y no una multitud anónima de siervos.”
Leonardo Alfredo Montilla Delgado
montillaleoa@gmail.com
@LeoMontilla
Trujillo - Venezuela

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada